Páginas vistas en total

lunes, 28 de diciembre de 2015

el autor a la vez poeta y escritor expresa estos pensamientos tan llenor de fondo y de fraternidad relacionados con el Nacimiento de Jesús. susreflexiones llegan a los corazones en el silencio y la humildad de los buscadores de la paz verdadera.

Mucho hablamos de futuro y, sin embargo, apenas adquirimos compromiso colectivo alguno mostrando, en ocasiones, una insolidaridad manifiesta a través de los mismos poderes públicos, provocando humillación y menoscabo en el propio ser humano.
Precisamente, en estos días el mundo cristiano celebra la Natividad del Señor, la cita con Dios que toma vida humana en la pobreza de la gruta de Belén. Verdadera luz, o si quieren verdadera enseñanza de humildad, que debe hacernos cuando menos recapacitar para poder bajarnos de la soberbia, del orgullo, de la vanidad...; de tantas riadas de altivez en definitiva, que entre todos hemos provocado.
Ojalá reencontráramos esa fiesta, no de gente selecta, sino de espíritu humano fraternizado. Entonces sí que sería la verdadera reconciliación, la efectiva fiesta de la paz, el auténtico festín de la luz en comunión con los demás,  en vivencia y en convivencia con todos. Esto sí que sería un genuino poder armónico, en el que los extraños dejen de temer ser rehusados, en el que las lágrimas reflejen alegría y no desconsuelo, en el que las sonrisas  sean un gesto de esperanza para todos, sin ninguna discriminación. Un germen que hemos de empezar a buscar con respeto y gratitud al semejante, con la llaneza necesaria de sentirnos todos servidores de un espacio que es de todos y de nadie en particular.
El nacimiento de Jesús nos trajo la franqueza y el candor, la confianza envuelta por el amor.  Con ella vino, la paz, herencia de este sosiego del Niño, vinculada a la dependencia amorosa y filial de sus progenitores, que en la gruta de Belén toma aliento social, como soplo reconstituyente que despeja nuestra falta de oxígeno. Desde luego, será en la medida en que nos sintamos pertenecer a una única familia, como frenaremos el instinto de dominar a los demás, causa de las muchas contrariedades y contiendas sembradas. Sin duda, el intercambio de augurios navideños entre nosotros es ante todo un propósito de acción, de buenos deseos para conversar familiarmente todos con todos. Por consiguiente, esta evocación de anuncio de la Navidad, en todo caso es una bella sinfonía de creación y recreación a la sencillez, mediante la autenticidad de un obrar compartiendo, dejándose impregnar de la bondad más sublime, justo en el momento de nacer, o sea de comenzar el camino, de vivir que significa recorrer, cada día, cada momento, un tramo de experiencias que nos unen como familia.
Dios estará siempre conduciéndonos nuestra historia, pero sin grandes pedestales, sin promesas que no son, pues es en el silencio y en la oscuridad de la noche, cuando la luz se hizo poema y poema de esperanza. Que se lo digan a la multitud de migrantes, buscadores de los mejores versos de paz, vestidos con sueños saltan todas las barreras, alguno no encuentra cobijo que llevarse a los labios como caricia, a pesar de que cada uno de ellos tiene un nombre, una historia detrás y una ilusión en busca de mejores oportunidades y de una mayor protección.
En esta Navidad, como en otras Navidades nuestros corazones andan preocupados e inquietos por la persistencia de atmósferas injustas, que nos impiden amasar la verdad. Sin embargo, confesaré que me llenó de alegría que, cuando se aprobó la histórica Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, todos los dirigentes del planeta, hubiesen expresado su determinación de buscar la prosperidad y el progreso compartidos en un espíritu de solidaridad mundial. El mismo Acuerdo de París sobre el cambio climático ha constituido, a mi manera de ver, otro hito importante para nuestros pueblos. Estos logros, verdaderamente tranquilizadores, fueron impulsados por dos objetivos complementarios: no dejar a nadie atrás y construir una vida digna para todos.
El autor es escritor.

sábado, 26 de diciembre de 2015

seguro estoy que el Cardenal, de conocer este horripilante texto suscrito por Drina Ergueta, no se habría molestado, es que Julio ha estado siempre por encima de esas mezquindades e injurias que intentaron mellar su honor. esta "diatriba" sobre el Pastor reciente ido, que cita Pedro Shimose nos ayuda entender hasta dónde puede llegar el fanatismo del feminismo como doctrina

Las campanas de la catedral de Santa Cruz de la Sierra doblaban en los funerales del cardenal Julio Terrazas, cuando una periodista llamada Drina Ergueta escribía un artículo que titularía Si se hubiera llamado Julia Terrazas (sic) [Página Siete (15.12.15), Los Tiempos (15.12.15) y La Prensa (16.12.15)], furioso alegato feminista y, ante todo, una invectiva contra el difunto cardenal Julio Terrazas. La moraleja es que si Terrazas hubiera nacido mujer, se llamaría Julia y no habría llegado a ser cardenal. Lo sorprendente es que Ergueta –según sus propias palabras– trabajó como redactora en el desaparecido diario católico Presencia, de La Paz. 

Ergueta relata que, en Presencia, “el cardenal Terrazas (sin que él lo supiera) solía ser llamado ‘comandante’, por su perfil más progresista dentro del ‘alto mando’ clerical boliviano, de eso hace muchos años. De alguna manera, Terrazas varón (sic) formó parte de esa Iglesia más cercana al pueblo (sic) en momentos difíciles, protegiendo a dirigentes sindicales perseguidos en (sic) la dictadura, aunque no dejó de ser parte del sistema (sic) y, por supuesto, se mantuvo lejos de asuntos como el derecho al aborto o el matrimonio entre personas del mismo sexo (sic)”. 

El párrafo transcrito me permite reflexionar sobre varias cuestiones: 1) ¿qué hacía Drina Ergueta en la Redacción de un diario católico?; 2) ¿en la Redacción de Presencia se burlaban de la Conferencia Episcopal comparándola con un alto mando militar?; 3) ¿el entonces obispo Terrazas se merecía, acaso, el mote de ‘comandante’ solo por proteger a dirigentes sindicales perseguidos por la dictadura?; 4) veo que Ergueta sigue sin comprender que la Iglesia católica es una institución religiosa y no una oenegé dedicada a defender “el derecho al aborto” (sic) y “al matrimonio (sic) entre personas del mismo sexo”; 5) ¿sabe Ergueta que la doctrina católica considera que el aborto no es un derecho y no admite el ‘matrimonio gay’, porque no lo considera un matrimonio?, y 6) todos formamos parte del ‘sistema’, incluida Drina Ergueta, que, por injuriar al cardenal Terrazas, no ha dejado de ser parte del ‘sistema’. 

Drina Ergueta ha publicado su columna en nombre de la libertad de expresión, pero sucede que, en libertad, los periodistas no estamos exentos de cumplir ciertas normas elementales de cortesía y convivencia. Una de esas normas es el respeto a los muertos. No vale todo. // Madrid, 25.12.2015.

viernes, 18 de diciembre de 2015

servidor de todos. en efecto Julio Terrazas se distinguió por su vocación de servicio sin diferencia algna. al pobre y al rico, al indio y al blanco, al patrón y al obrero, a los más humiles y perseguidos. el Cardenal no olvidó a ningún boliviano que hubiese recurrido buscando su protección en unos casos y su ayuda concreta en otros. Pedro Shimose que lo conoció mucho desde Presencia. nos brinda un testimonio único. de aplaudir.

Ha muerto un servidor de todos, como él pidió ser recordado. El cardenal Julio Terrazas (Vallegrande, 07.03.1936 – Santa Cruz de la Sierra, 09.12.2015) predicaba que todo poder es nada, si no tenemos caridad, es decir, si no fundamentamos nuestro amor al prójimo en el amor a Dios, expresión de la auténtica fraternidad. Él encarnó la fe, la esperanza y la caridad en un pueblo desmoralizado y descreído por la traición continua de sus gobernantes. Cargó sobre sus espaldas la cruz de la incomprensión y la ingratitud. Se enfrentó a quienes hacen la historia y defendió a quienes la padecen: mineros, indígenas, mujeres, niños, ancianos, minusválidos, drogadictos, perseguidos políticos de todos los pelajes, enfermos abandonados a su suerte, presidiarios hacinados en cárceles inmundas y sin amparo legal… Los dictadores lo tildaron de “comunista”, siendo obispo auxiliar de La Paz; los demócratas, de “agitador social”, siendo obispo de Oruro; los conservadores, de “izquierdista”, siendo arzobispo de Santa Cruz, y los masistas, de “hacer política” cuando –ya designado cardenal– lo acusaron de ser “representante de la derecha separatista” por haber censurado (en sus homilías) el abuso de poder, el narcotráfico, la justicia corrupta y la agresión a los indígenas del Tipnis. 

Mientras él sufría en silencio las diatribas de la sinrazón, circulaban comentarios ruines sobre este “líder del sindicato católico”. Unos decían que era “un camba comecollas”, mientras otros se alegraban de sus infortunios porque “cosechaba lo que había sembrado”, después de haber defendido y socorrido a indigenistas y sindicalistas de toda laya. Muchos de sus ofensores no eran precisamente ateos militantes, sino católicos de misa dominical. Pero no todo ha sido ingratitud. Citaré el caso de Domitila Chungara (+), que, en el siglo XX, luchó contra las dictaduras y acabó, en el siglo XXI, enfrentada a las ‘bartolinas’ del MAS, cuando estas atacaban al cardenal. Mujer de carácter, Domitila fue ninguneada y vivió pobre y sola hasta su muerte, en Cochabamba, según testimonio del líder minero Simón Reyes (+).

El cardenal fue un apóstol de las causas justas, un hombre tranquilo que sufría por dentro, un católico dialogante en un mundo desesperado. Así transcurrió su rica existencia. Murió rezando por la redención de su Iglesia extraviada en el pecado, pidiendo perdón por los errores cometidos y predicando, con valentía y audacia, un cristianismo auténtico. Enfermo, soportó el via crucis de sus múltiples dolencias con la dignidad y la fortaleza de un santo. El cardenal Terrazas ha muerto, pero su magisterio sigue vivo. Muerte, ¿dónde está tu victoria? // Madrid, 18.12.2015
.

martes, 15 de diciembre de 2015

un amigo Príncipe de Verdad. se refiere Paulovich a Julio Terrazas el cardenal boliviano que acaba de dejar este mundo. ha sido sepultado en la Catedral de SC, en una cripta especial donde podrá ser venerado por el pueblo católico en forma permanente. Paz en su tumba.

Mi corresponsal en el  Palacio Real de la plaza Murillo, la periodista cochabambina que se encarga de salpimentar esta columna a la que yo pretendo imprimir un fondo de seriedad en medio de tanto “hualaycherío” que impera en nuestro país, jamás ocultó su orgullo de alternar en los pasillos y oficinas con personajes importantes que vanidosamente creen ser descendientes de la Reina de Saba y descendientes del Rey Salomón, célebre por su sabiduría y su riqueza.
Sin el ánimo de apagar su vanidad tan humana, le solté uno de mis latinajos preferidos: “vánitas vanitatem, et omnia vánitas” que quiere decir “vanidad de vanidades y todo es vanidad”, sentencia que asimiló inmediatamente la cholita periodista para situar mejor, o calibrar mejor la realeza de quienes hoy mantienen la supremacía  del mandamás en el Estado Plurinacional, Multilingüe y Folklórico donde vivimos.
Sin mayores preámbulos dije a mi comadre: – Quiero contarle que yo conocí de verdad a un auténtico Príncipe nacido en Vallegrande y que se llamaba Julio Terrazas Sandoval.
La cholita valluna abrió más aún sus chaskañawis y me manifestó que había escuchado hablar de este personaje en el Palacio Real de la plaza Murillo aunque se dio cuenta inmediatamente que el cardenal Terrazas no era muy querido entre los dialogantes palaciegos.
Inmediatamente traté de explicar a mi dependiente periodística, haciéndole conocer que la Asociación Nacional de la Prensa concedió por vez primera el Premio “Libertad” al Cardenal Julio Terrazas, una distinción nacional que se otorga a ciudadanos que defienden ese preciado don divino y humano.
La cholita preguntona me pidió que le explicase la razón por la cual yo sostenía que el Cardenal Julio Terrazas, nacido en Vallegrande, era un Príncipe, explicándole que nuestra Santa Madre Iglesia es gobernada por el Papa, pero quienes eligen a este son los cardenales, quienes por ese alto honor reciben el noble título de Príncipes de la Iglesia.
La humilde cholita cochabambina nacida en Quillacollo se santiguó y me dijo humildemente que el cardenal Julio Terrazas Sandoval era un auténtico Príncipe, defensor de nuestra Libertad, mientras que los varios reyezuelos que conoce en medio de sus quehaceres periodísticos son reyezuelos de Pacotilla, con excepción de Evo que sigue siendo su ídolo, lo cual no le impedirá invocar con devoción al insigne Cardenal vallegrandino cuyos restos reposan en un altar de la Catedral de Santa Cruz.
Descanse en paz mi único amigo Príncipe de verdad.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

ha muerto el Cardenal Terrazas. Príncipe de la Iglesia Católica

sentida condolencia a la Iglesia Católica Boliviana.

A la familia del Cardenal en Vallegrande y Santa Cruz. 

a todos los bolivianos que siendo o no creyentes, que

siguieron de cerca el andar de este luchador por los 

Derechos Humanos y por la Libertad y la Justicia. 


Que Dios lo tenga en su gloria!

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Los Tiempos comenta la Conferencia Episcopal que acaba de cerrar su Asamblea número 100 recordando la visita de Francisco y las enseñanzas que ha dejado en Bolivia, reflexiona sobre gastos insulsos no imprescindibles del Gobierno olvida la austeridad, la violencia y en narcotráfico están en el mensaje que protesta por el trato impositivo y el trato igual con empresas que ganan dinero como a las obras sociales de servicio

Como se ha hecho tradición, al concluir la centésima Asamblea General de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) los Obispos han emitido un mensaje en el que, por un lado, destacan los acontecimientos internos en 2015, fundamentalmente la visita del Papa Francisco y sus orientadores mensajes, la realización del V Congreso Eucarístico y el anuncio de la celebración desde el próximo mes del “Jubileo de la Misericordia” instituido por el Sumo Pontífice.
Sobre la visita papal sostienen que Francisco ha dejado “tantos gestos y palabras para alimentar nuestro compromiso de discípulos al servicio del Padre en la construcción del Reino y la búsqueda de progreso en unidad y libertad”. El Congreso Eucarístico permite ratificar la obligación de poner “a los más pobres en el centro de nuestras preocupaciones”. Y el Año Jubilar de la Misericordia “será una oportunidad extraordinaria para poner el perdón de Dios en el primer lugar de nuestra vivencia cristiana (...)” y ser capaces de superar aquello que “empaña las relaciones humanas”.
Así, todos esos acontecimientos, sostienen los pastores de la Iglesia Católica, consolidan su presencia en el país y, sobre todo, abren nuevas experiencias de encuentro espiritual para profundizar el servicio y el compromiso con los más pobres, “los descartados en nuestro país”.
A partir de esas reflexiones, los Obispos, que han renovado su directiva,  denuncian “la capciosa interpretación de las normas para imponer como obligatorias las excepciones del aborto impune, propiciando así la muerte de tantos inocentes (...) y el legítimo derecho a la objeción de conciencia de los operadores de salud”.
Expresan su preocupación por “la exaltación de las ideologías que no dejan ver la realidad de los más necesitados ni escuchar su voz. Muchos tienen miedo a expresar una opinión diferente del pensamiento ideológico dominante que se pretende imponer a toda costa, amedrentando y descalificando al que piensa distinto” y critican que se haga “gastos en obras no esenciales, descuidando la salud y la educación e ignorando las prudentes llamadas a asumir políticas de austeridad”. La violencia, que crece y genera inseguridad ciudadana; el narcotráfico y la adicción a la droga, que van ganando terreno en el país; la corrupción, que “quita a los que siguen marginados la oportunidad de un justo rescate”; el acoso y la impunidad políticas, son también temas que los Obispos denuncian, fenómenos que esperan no roben “la esperanza de lograr un verdadero cambio”.
Insisten, una vez más, en que “se hace más difícil realizar la labor de promoción humana para los más necesitados de la sociedad a través de los centros de asistencia social” porque “se trata impositiva y económicamente con las mismas exigencias a las obras sociales de servicio y sin fines de lucro que a las empresas que generan ganancias. Todo esto es desigualdad social y provoca una mayor injusticia”.
Se trata, una vez más, de un nuevo llamado de atención a la sociedad, tanto a gobernantes como gobernados, y bien nos hará escuchar y atender, pues al margen de si se pertenece o no a esta  Iglesia, sus autores tienen una autoridad moral que emerge de su cercanía a la gente.

domingo, 8 de noviembre de 2015

Francesco Zaratti escribe con pluma galana sobre "las mujeres de Francisco", el de Asís, su madre Pica, Clara quién ingresó al convento y fundó "las clarisas" y una tercera Jácopa que siendo rica asistía al santo con medicinas y vituallas para los pobres. admirables los detalles biográficos que Francosco nos relata.

Retorno en la órbita del  “Satélite de la Luna” después de un largo viaje en el cual he vuelto a comprobar que un lugar turístico-histórico se comprende y gusta mucho más a través de la guía de un amigo del lugar.
Esa experiencia la viví en Asís, la tierra de San Francisco, que suelo visitar infaltablemente cada vez que retorno a Italia, no solo por mi sintonía espiritual con el Santo cuyo nombre llevo sino por la presencia, en sus cercanías, de amigos con quienes he compartido ideales y experiencias de toda una vida. Cada visita es una fuente de descubrimientos y esta vez no ha sido la excepción, debido a la profundización de aspectos poco conocidos u olvidados de la vida de Francisco.
Como en la vida de Jesús, también en la de Francisco hubo mujeres que desempeñaron un rol relevante: dos de ellas bien conocidas (su madre y la discípula Clara) y otra probablemente desconocida  para la mayoría de mis 25 lectores.
La madre de Francisco, Pica de Bourlemont, era originaria de la Provenza francesa. Su esposo Pietro, admirador de Francia, impuso el cambio del nombre con que había sido bautizado en su ausencia su primogénito (Giovanni) por Francesco, raro nombre en esa época. Pietro era un hombre extremadamente rico, que hoy podía haber comprado, sin ninguna sospecha, un par de canales de televisión. Prueba de aquello son sus frecuentes viajes a Francia para traer telas y paños muy costosos al grado que  estaba obligado a contratar un pequeño ejército que garantizara la seguridad de su mercancía. Debido a las prolongadas ausencias del padre, la educación de Francisco estuvo a cargo de su madre, a quien el hijo brindó respeto y admiración durante toda su vida.
Al contrario de lo que muestra la meliflua película de Franco Zeffirelli (“Hermano Sol, Hermana Luna”) los encuentros entre Clara y Francisco, quien era 12 años  mayor que ella,  se circunscribieron a la protección otorgada a Clara después de la fuga de su hogar para practicar la espiritualidad franciscana y a los buenos oficios de Francisco para que encontrara un morada donde vivir en clausura con sus hermanas, las Damas de la Pobreza. Clara volvió a ver a Francisco ya muerto, cuando el cortejo fúnebre pasó delante del Convento de San Damián.
En la cripta de la Basílica Inferior, frente a la tumba de San Francisco, se encuentra, casi desapercibida y poco iluminada, la tumba de Jácopa de Settesoli, una noble y acaudalada mujer romana conquistada por la predicación de Francisco en sus viajes a Roma y convertida en su seguidora, protectora y amiga piadosa. Tanto era el aprecio y el cariño que le tenía Francisco y tan fuerte el carácter de ella que recibió el nombre de “Fray Jácopa”, como si fuera un hermano más de su orden.  Después de quedar viuda, Jácopa se despojó de muchas de sus posesiones para viajar con más frecuencia a Asís llevando remedios contra las enfermedades que afligían al Santo y los tradicionales “mostaccioli”, unos biscochos romanos apetecidos por Francisco.
Pocos antes de la muerte del Santo, Fray Jácopa llegó a Asís y, por voluntad expresa de Francisco, fue admitida a presenciar su tránsito y a enjuagarle el sudor de su rostro. Jácopa le trajo, junto a los infaltables mostaccioli, el vestido para la sepultura y su velo de novia con el que cubrió el cuerpo sin vida del Santo.
En un castillo romano que perteneció a la ahora “Beata” Jácopa se han encontrado documentos que revelan la consecuencia espiritual de esa extraordinaria mujer en el trato y derechos, revolucionarios para sus tiempos, que otorgaba a sus campesinos.  En fin, reconforta descubrir en la Iglesia hermosas figuras de mujeres, que brillan a pesar del dominante machismo que aún hoy  la asfixia.

sábado, 10 de octubre de 2015

el Nuncio (Embajador de la Santa Sede en La Paz) participará representando al Estado del Vaticano, en la llamada Cumbre sobre el Cambio Climático y la Defensa de la Vida en la ciudad provincial de Tiquipaya. el texto es el mensaje explicando su presencia en dicho evento.

A partir de hoy se realiza en Cochabamba–Tiquipaya, la “Segunda Conferencia Mundial de los pueblos sobre el Cambio Climático y la Defensa de la Vida”. Parecería que los dos temas de la Conferencia no van juntos, pero el papa Francisco nos hace recordar que están íntimamente unidos entre sí. Aunque la Iglesia Católica siempre enseñó e inculcó la necesidad de proteger el ambiente, el Papa, siguiendo los ejemplos de sus últimos predecesores, explica que “la actividad descontrolada del ser humano” (Laudato Si’, 4) en los últimos tiempos necesita una respuesta urgente de parte de todos, especialmente de los que gobiernan, para proteger el ambiente y, en consecuencia, la vida humana.
En su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el pasado 25 de septiembre, el Papa ha notado que cuando abusamos y destruimos el ambiente, nuestra casa común, no sólo dañamos nuestra capacidad de sobrevivir y desarrollarnos como una especie, sino también perpetuamos el proceso de exclusión de los débiles y los menos hábiles. Al respecto, el Papa dice: “Cualquier daño al ambiente, por tanto, es un daño a la humanidad” (Discurso ante la Asamblea General). Por desgracia, este proceso de exclusión tiene su fundamento en el pensamiento erróneo de que somos los propietarios y dominadores del ambiente sin limitaciones, del cual resulta un afán egoísta e ilimitado de poder y de bienestar material, que intenta justificar cualquier acción que abusa de los recursos materiales disponibles.
Si queremos verdaderamente proteger el ambiente y defender la vida, el papa Francisco nos hace recordar las dos columnas sobre las cuales nuestra casa común debe ser construida. La primera es “una recta comprensión de la fraternidad universal”, que está fundada sobre “el respeto de la sacralidad de cada vida humana”, y la segunda es “la comprensión de una cierta sacralidad de la naturaleza creada”.
Estas dos columnas no vienen solamente del pensamiento personal del Papa, sino que hacen parte de una ley moral inscrita en la propia naturaleza humana. En conclusión, cualquier obra común o política gobernativa que intenta proteger el ambiente, y al mismo tiempo, defender la vida debe encontrar su inspiración y dirección en estas columnas.
En atención al pensamiento del papa Francisco y la dedicación de la Iglesia Católica a la protección del ambiente, una delegación de la Santa Sede participa en la Segunda Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y la Defensa de la Vida.
El autor es  Nuncio Apostólico.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

les habló en inglés, penetró en el corazón de muchos parlamentarios estadounidenses, no fue fácil, aunque el Espíritu Santo habrá inspirado su verbo, lo evidente es que Francisco caló hondo según lo explica Raúl Pino-Ichazo en su columna de OPINION

El papa Francisco emocionó a los imperturbables miembros del Congreso de los EEUU; les expuso, con un lenguaje fraterno asaz penetrante y una semántica simple pero interrogativa en su intelección, y en su idioma, los principales problemas sin solución actual de la humanidad.

Relevante su tono de preocupación por la imparable fabricación de armas y su inmoral comercialización, sin considerar la naturaleza de la mismas que es cegar vidas humanas. Se refirió al ominoso problema de los refugiados, un fenómeno que lastima a la humanidad, cuya causa es precisamente la venta y la entrega de armas por transnacionales y gobiernos comprometidos. Ahora cuando el desastre irrumpió y es casi incontenible, solo queda la constante de la solidaridad. Hizo una analogía pertinente de los refugiados con Jesús, quien fue el primero en conocer y sentir en propia carne lo que es no tener casa, por ello acentuó la necesidad de una mejor distribución de la riqueza, la preservación de la naturaleza y el medio ambiente y sobre todo la conservación de la familia.

El Papa habló en inglés con toque latinoamericano e inequívoca fuerza de penetración en los espíritus sensibles, causó impacto porque aún con la dificultad natural que representa expresarse en un idioma que no es el suyo pudo, con frases y palabras seleccionadas, generar la inmediata reflexión en los congresales. Produjo emotividad, la genuina, sin cursilería, aquella que hace pensar y realizar de inmediato un examen de conciencia, por el cual cada persona repasa en segundos sus actos.

El Papa tuvo en el Congreso norteamericano la iluminación de introducirse, con su peculiar modo de expresión, al cual le asigna, cuando necesita, hipérboles y epímones. Solo un hombre elegido por Dios puede producir la recepción cristalina de su mensaje en los espíritus, que al oír palabras significativas con profundo contenido se despojan del egoísmo y dogmatismo políticos, religiosos y mercantiles. 

Debe considerarse que el Papa se dirigía a la totalidad congresal de la primera potencia económica y política del mundo, en el cual es una impronta la prevalencia de los intereses personales, comerciales y hasta religiosos que sobrepujan al sentimiento de solidaridad inclusión e igualdad, además del cuidado de la población, tal lo prescribían los sabios de las polis griegas. Recordó que el fundamental deber de un congresal es la satisfacción de las necesidades de la población, además de los espirituales.

La oración, dijo, es uno de los medios mas efectivos que disponemos los humanos, porque todos decimos Padre y, cuando decimos Padre, nos encontramos como humanos, debido a que en la oración no hay clases, no hay hijos del Padre de primera o de segunda clase, en la oración nos encontramos con Dios… “y por favor no se olviden de rezar por mí”.

domingo, 27 de septiembre de 2015

nueve días con la palabra de Dios trasmitida por Francisco en Cuba, Estados Unidos, la ONU, el Capitolio, Filadelfia y por radio y TV mundiales. qué dijo?

Durante nueve días, el papa Francisco ha sacudido las conciencias y los corazones de Cuba y Estados Unidos. En el que se considera el viaje más político y más difícil de su pontificado, el primer pontífice latinoamericano ha levantado la voz sobre los temas más acuciantes de la agenda internacional. En Cuba, el prelado católico remarcó el valor del perdón y la reconciliación como elementos fundamentales para la construcción de las sociedades. Él mismo fue un actor clave en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, lo que marcó el fin de la Guerra Fría en la región.

Dio en Cuba un fuerte respaldo a la Iglesia católica, que debe cumplir su misión en condiciones adversas debido a las restricciones impuestas por el régimen cubano, en un país que adolece por la falta de libertad de expresión y de prensa. Y remarcó que el servicio a los demás debe estar libre de toda idolatría por las ideologías, en un claro mensaje hacia el régimen encabezado por Raúl Castro. Miles de cubanos se volcaron a las calles para expresar su cariño por el pontífice, lo que señala el fervor religioso que existe en el pueblo cubano. Se extrañó, eso sí, que Francisco no se haya reunido con las organizaciones de disidentes políticos cubanos que habían reclamado su atención para denunciar las graves violaciones a los derechos humanos que todavía se cometen en la isla.

Definitivamente impactantes fueron los discursos de Francisco ante el Congreso de Estados Unidos y ante la Asamblea General de la ONU, donde reclamó a las principales potencias que terminen con los abusos que se cometen contra los países menos desarrollados y demandó una agenda efectiva contra la pobreza, el cambio climático y las migraciones. También habló duro con los sacerdotes y obispos estadounidenses, a los cuales demandó un “nunca más” a los abusos contra menores de edad, tal como se registraron en la Iglesia católica en los últimos años.

Cientos de miles de personas saludaron a Francisco en su paso por las calles y avenidas de Washington, Nueva York y Filadelfia, confirmando el liderazgo moral del pontífice en un momento en que el mundo enfrenta una enorme incertidumbre por la expansión de la guerra, el narcotráfico y las violaciones a los derechos humanos. Con poder de la palabra y la sencillez, Francisco ha sacudido a la principal potencia del mundo. Ojalá su mensaje cale en los corazones de los líderes globales, que hoy tienen responsabilidades sustanciales para garantizar el futuro de miles de millones de personas

viernes, 25 de septiembre de 2015

dura condena al narcotráfico efectuó Francisco en el seno de la ONU. es la quinta vez que el Jefe de la Cristiandad acude a la ONU. abordó otros temas, la crisis de los inmigrantes, las armas destructoras, el medioambiente, cosechó grandes aplausos ante cientos de representantes de todo el mundo.

El papa Francisco llamó el viernes a evitar el "abuso" de los países en desarrollo a través de su "sumisión asfixiante" en el sistema financiero mundial y denunció el narcotráfico que "silenciosamente" mata a millones de personas, en un histórico discurso ante la Asamblea General de la ONU.
Ante el pleno de Naciones Unidas en Nueva York, el sumo pontífice argentino pidió además un acuerdo "eficaz" sobre cambio climático e instó a respetar la "ley moral" de la distinción natural entre hombre y mujer".
Francisco, de gira en Estados Unidos desde el miércoles y que habló en español, dio además su apoyo al acuerdo sellado entre Irán y las grandes potencias sobre el programa nuclear de Teherán, calificándolo de "prueba de buena voluntad y derecho".
Se trató de la quinta visita de un papa a la sede de Naciones Unidas, luego de las de Pablo VI en 1965, Juan Pablo II en 1979 y 1995 y Benedicto XVI en 2008.
En medio de la crisis de la deuda externa que afecta a Grecia y las medidas draconianas de austeridad que sus acreedores exigen para sostener al país, Francisco pidió a los "organismos financieros internacionales velar por el desarrollo sostenible de los países y la no sumisión asfixiante de éstos a sistemas crediticios".
"Lejos de promover el progreso, someten a las poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusión y dependencia", recalcó.
Primer Papa del continente americano, Francisco cargó con fuerza contra un flagelo que afecta principalmente a su región, el narcotráfico, que "silenciosamente viene cobrando la muerte de millones de personas".
"Otra clase de guerra viven muchas de nuestras sociedades con el fenómeno del narcotráfico. Una guerra 'asumida' y pobremente combatida", señaló, en referencia a la tragedia que sufren países de América Central y México pero también cada vez naciones del Cono Sur.
Como era de esperar, el papa pidió que la conferencia mundial sobre cambio climático de diciembre próximo en París llegue a "acuerdos fundamentales y eficaces".
"Confío también que la Conferencia de París sobre cambio climático logre acuerdos fundamentales y eficaces", señaló, y agregó que existe un "verdadero 'derecho del ambiente'".
Francisco marcó así el tono antes de una cumbre sobre el desarrollo que se abrió inmediatamente después en la ONU, y en la cual se espera que más de 150 dirigentes mundiales adopten un ambicioso plan de acción para los próximos 15 años en materia de pobreza, salud, educación y medio ambiente.
Por último, y en un tema que genera mucha polémica, denunció la "colonización ideológica" que impone a los pueblos "modelos de vidas anormales e irresponsables", en una alusión implícita al casamiento homosexual y la transexualidad.
Algunos buscan "promover una colonización ideológica a través de la imposición de modelos y estilos de vida anómalos, extraños a la identidad de los pueblos y, en último término, irresponsables", criticó el papa Francisco.
En ese marco, pidió a la ONU "el reconocimiento de una ley moral inscrita en la propia naturaleza humana, que comprende la distinción natural entre hombre y mujer".

sábado, 19 de septiembre de 2015

explaya El Deber el real significado del viaje de Francisco hoy a Cuba luego a los Estados Unidos. el fin de la fuerra fría entre Cuba y el coloso del Norte para lograr la paz y la concordia entre dos pueblo separados durante más de medio siglo.

 El papa Francisco iniciará este sábado un histórico viaje a Cuba, el mismo que continuará después a EEUU, en lo que se considera la visita más política del pontificado que el primer pontífice latinoamericano inició en marzo de 2013. Cuando pise el suelo cubano, Francisco encontrará una isla en pleno proceso de apertura económica y con fuertes tensiones internas por el deterioro de los derechos humanos y la falta de libertades. 

Gracias a su decidida participación, Cuba y EEUU acaban de restablecer relaciones diplomáticas con una agenda pendiente para lograr la plena normalización de sus vínculos, todavía afectados por el embargo comercial estadounidense, los reclamos por los disidentes políticos cubanos y la situación de la base militar de Guantánamo. Francisco irá a la isla más rebelde del continente y a la potencia más influyente del mundo para bendecir este acuerdo que terminó con la Guerra Fría en la región y que estableció un punto de inflexión fundamental para lograr la paz y la concordia entre dos pueblos que vivieron durante cinco décadas de espaldas uno del otro por causa de las diferencias ideológicas.

Siguiendo la línea de Juan Pablo II y Benedicto XVI, que también visitaron la isla, Francisco levantará la voz contra un sistema político que nítidamente conculca los derechos de las minorías que no comulgan con el régimen comunista vigente en Cuba desde los años 60. Pero también rescatará, sin duda, los enormes logros sociales que ha tenido la Revolución Cubana, especialmente en materia de educación y salud, que han beneficiado a la mayoría de la población.

En este sentido, los mensajes del papa en Cuba serán un correlato de los discursos que pronunció en julio en Ecuador, Bolivia y Paraguay, donde resaltó la necesidad del diálogo como único medio para resolver los conflictos sociales, remarcó el valor de la libertad y la democracia, y señaló con claridad las brutales exclusiones del sistema capitalista. No serán menos importantes los mensajes que brinde en EEUU, especialmente, ante el Congreso de este país, en el que se anticipa una dura crítica a la globalización de las exclusiones y la guerra, donde Washington tiene una inocultable responsabilidad.

Francisco no regresa para halagar a los poderosos de ningún signo político. Su misión pastoral, claramente, se coloca al lado de los humildes, los privados de libertad y los que sufren por las violaciones a los derechos fundamentales. Ojalá los gobernantes de ambos países escuchen los clamores del papa 

domingo, 9 de agosto de 2015

como lo habíamos predicho. Evo utilizó la visita de Francisco para mostar "su sagacidad, inteligencia, perspicacia" y salir ganando. ahora las encuestas que manda a realizar ratifican la intención. "se ha fortalecido con la visita del Papa" lamentable uso político de la imagen del Pontífice.



Una encuesta de la empresa Mercados y Muestra para Página Siete reveló el domingo que el 54% de los bolivianos cree que las palabras del papa Francisco ayudan a la demanda marítima boliviana instaurada contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por una salida soberana al mar.



"Las opiniones del papa Francisco sobre el mar ayudarán a Bolivia en la demanda marítima que planteó contra Chile ante la CIJ, afirma un 54% de la población que fue consultada por la empresa Mercados y Muestra para Página Siete", reveló el estudio publicado este domingo por ese periódico.

Según la noticia que ofrece Página Siete, el estudio reveló también que la visita del papa Francisco favoreció políticamente al presidente Evo Morales.

La encuesta fue realizada a personas mayores de 18 años de todo el país, de quienes el 36% cree que las palabras del Papa no ayudarán a Bolivia y el 10% no sabe o no responde.

El 8 de julio, en su visita a Bolivia, en la Catedral Metropolitana de La Paz, el Sumo Pontífice pidió un diálogo "franco y abierto" sobre la demanda marítima y recomendó construir puentes en lugar de muros.

Asimismo, al concluir su gira por Latinoamérica, el 13 de julio, Francisco afirmó que "no es injusto" el reclamo que hace Bolivia por una salida soberana a las costas del océano Pacífico.

"Siempre hay una base de justicia cuando hay cambio de límites territoriales y, sobre todo, después de una guerra. Yo diría que no es injusto plantearse una cosa de ese tipo", manifestó el Papa.

Al respecto, el ex cónsul de Bolivia en Chile, Walker San Miguel, siempre según Página Siete, dijo que "Las palabras del Papa de por sí son importantes, por varias razones, la principal es que es jefe de la religión católica, que en América Latina tiene mucha relevancia. Francisco también es una figura notable por ser latinoamericano y jefe de Estado del Vaticano".

A juicio del diplomático, las palabras del Sumo Pontífice "de alguna manera influyen y resuenan en el contexto internacional".

Sin embargo, dijo que en el caso de los jueces de La Haya, son más neutros y "se enmarcarán en los documentos y argumentos".

En ese caso, dijo que las palabras del Papa "servirán en lo futuro", porque después de La Haya, Bolivia considera que va a entrar a una negociación eficiente y eficaz con Chile y las palabras de Francisco en ese momento influirán.

Chile invadió suelo boliviano en febrero de 1879 y desató una contienda bélica que terminó cercenando 400 kilómetros de playa y 120.000 kilómetros de territorio.

Desde entonces, Bolivia reivindica en diferentes foros internacionales el derecho de recuperar su cualidad marítima y tras presentar una demanda ante la Corte de La Haya, en 2013, el respaldo que recibió fue creciendo paulatinamente.

martes, 21 de julio de 2015

suma Alvaro Riveros su protesta a otras ya publicadas. "grotesco espantajo obsequiado a Francisco" para significar que comunismo y catolicismoson compatibles. al papa lo han venido atosigando con símbolos para que se pronuncie. Francisco eludió por ej., el caso de la coca, que no se llevó a la boca, como los masista insinuaron....

Jesús crucificado sobre la Hoz y el martillo, símbolo inequívoco del comunismo ateo,es un grotesco espantajo que al ser obsequiado al Papa Francisco ha debido impactarsobre sus sentidos con la misma fuerza que el epígrafe de este artículo, ocasionándole un desconcierto tal, que sólo se limitó a decir: “no está bien eso”.

De ahí que tratar de explicar dicho acto, involucrando en su elaboración al finado sacerdote jesuita Espinal, más que una impostura, constituye una afrenta a la inteligencia de los bolivianos, pues dicha excusa simplista se traduce, como si un rabino judío se diese a la tarea de esculpir una estrella de David sobre una esvástica. 

De la misma manera la explicación brindada por un ministro, de que la imagen del obsequio de marras significa que el comunismo y la iglesia son compatibles, al margen de anacrónica esincongruente y Marx, Lenino Stalin se estarían retorciendo en sus tumbas,al oír semejantedisparate.

Desconocer o ignorar el significado de los símbolos es contravenir las leyes de la Semiótica, que es la ciencia que trata precisamente del estudio de éstos, como la expresión tangible de una ideay el poder que éstosejercen sobre lospueblos. Los gobiernos populistas que rigen sobre las sociedades que los eligieron, suelen echar mano frecuentemente a los símbolos para aglutinar adeptos en torno a ellos y tratar de sustituir aquellos que la religión ha aplicado desde hace miles de años atrás.

Desde su llegada a El Alto de La Paz, el Papafue agasajado con innumerables presentes que tenían fines determinados, como la chuspita de coca colgada a su cuello, no bien hubo descendido de las escaleras de la aeronave que lo trajo a Bolivia. Pese a las reiteradas e intencionadas proposiciones de que se lleve a los dientes la hoja sagrada, acto que habría simbolizado una suerte de comunión con esa costumbre ancestral, él no lo hizo, posiblemente advertido por quienes llevan la política del Vaticano, por la simple razón de que con ello echaba por la borda los convenios de Viena y los esfuerzos de las Naciones Unidas defrenar el tráfico de drogas, a través de la reducción del acullicu y el cultivo de esta planta.

En lo referente al crucifijo de marras, pese al revuelo mundial que se armó por ese acto tan chabacano, ha tenido que suceder algo muy similar. Como lo cortés no quita lo valiente, la decisión fue meter el espantajo dentro de la chuspitay llevarse a Roma al Cristo comunista.

lunes, 20 de julio de 2015

Julio Terrazas el primer cardenal boliviano de la historia, antes hubo otro, quien fuera su maestro, redentorista como él mismo, Clemente Maurer, alemán. Julio es vallegrandinode cepa como le califica El Deber, que le inspira ánimo y voluntad para superar sus dolencias y recuperarse en su quebrantada salud. Sursum Corda!

El cardenal Julio Terrazas Sandóval enfrenta un duro trance por su delicado estado de salud y, pese a ello, ha resistido con verdadero estoicismo y enorme entusiasmo la maratónica visita del papa Francisco a nuestro país la semana pasada. Desde diversos sectores sociales y políticos, el prelado católico ha recibido muestras de apoyo para su pronta mejoría. El mismo Santo Padre lo ha visitado durante su sacrificada internación y ha valorado el aporte de monseñor Terrazas a la grey católica.

Ha sido significativa, incluso, la visita del presidente Evo Morales, que le expresó sus buenos deseos de recuperación tras un prolongado enfrentamiento que los había separado durante los últimos años.

Terrazas no es un líder más de la abigarrada y compleja realidad boliviana. Su testimonio como pastor de la Iglesia católica, su compromiso con los más débiles de nuestra sociedad y su valentía para defender la causa autonómica de Santa Cruz son apenas tres hitos de su prolífica carrera como líder de los católicos de nuestra región.
El pueblo boliviano en general, y el cruceño en particular, tienen un especial aprecio y gratitud con monseñor Terrazas, un vallegrandino de ley, cuya honestidad, entrega y sabiduría están fuera de toda duda.
Desde esta palestra enviamos a Terrazas nuestros mejores deseos para su pronta recuperación. Mucho ha sembrado don Julio para esta tierra que sabe valorar a los hijos que la han hecho próspera y solidaria con millones de bolivianos.

Su palabra siempre justa, siempre amorosa, siempre firme y valiente para denunciar las innumerables injusticias que sufre el pueblo boliviano en su conjunto. Su lucha contra todo tipo de autoritarismo es parte de esa destacada carrera.

No por nada la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) otorgó a Julio Terrazas el premio Libertad. Buena parte de la recuperación y la consolidación de la democracia boliviana tienen en Terrazas un aporte que ha sido fundamental.

Ojalá los diversos estamentos que integran la Iglesia católica y los sectores sociales y políticos del país que lo han visto actuar durante las últimas décadas, sepan valorar en la justa medida a un hombre que ha dado su vida por la justicia, la solidaridad y la libertad de todos los bolivianos.
Adelante cardenal Julio Terrazas. Que Dios bendiga sus pasos siempre y se recupere pronto para bien de todo el pueblo boliviano.

viernes, 17 de julio de 2015

postrado en una cama por sus dolencias el Cardenal Julio no estuvo físicamente presente en el ritual de Francisco aún cuando éste lo visitó en la clínica..."mira dónde te encuentro" le dijo ya que son amigos de siempre. relato de Pedro Shimose.

Mi paisano, amigo y colega Harold Olmos atinó al escribir, con la profesionalidad que le caracteriza, un artículo brillante titulado Francisco y Julio (EL DEBER, 29.06.2015), nueve días antes de la llegada del papa Francisco a nuestro país, procedente de Ecuador. Fue el único columnista boliviano que se acordó del cardenal enfermo, internado en la clínica Incor, de Santa Cruz de la Sierra. Harold visitó al cardenal, postrado en cama y bajo vigilancia médica. Sus múltiples dolencias le impidieron acompañar, en calidad de anfitrión, a su amigo, el papa Francisco. El equipo médico del cardenal prescribió reposo absoluto. La excepción de la regla fue una brevísima escapada –el viernes 10, al mediodía– a la parroquia de La Santa Cruz, para asistir al cónclave con el papa Francisco y los obispos de Bolivia. Antes, el jueves 9, el papa lo visitó en la clínica. “Mira dónde vengo a verte”, le dijo el papa, según Olmos. Y el cardenal le contestó que, a través de la tele, estaba pendiente de tan egregia visita. 

Entre Jorge Bergoglio y Julio Terrazas puede trazarse un parangón, al modo de las Vidas paralelas, de Plutarco. Ambos son sudamericanos, ambos nacieron el mismo año, 1936; ambos pertenecen a familias numerosas y ambos fueron proclamados cardenales en 2001 por el mismo papa Juan Pablo II. Quizás difieran en las formas de vivir y predicar el Evangelio: uno es redentorista (Congregación del Santísimo Redentor), el otro es jesuita (Compañía de Jesús); uno es más humilde y callado, el otro es más canchero y polémico; uno es más sufrido y reflexivo como Paulo VI, el otro más campechano y sociable como Juan XXIII; uno sigue al teólogo Henri de Lubac, me parece; el otro, a Urs von Balthasar, quizá.

La salud precaria del cardenal Terrazas me conduce a otro jesuita notable: Teilhard de Chardin. El autor de El fenómeno humano pronunció, el 1 de abril de 1933, una conferencia titulada La significación y el valor constructivo del sufrimiento (v. La energía humana. Madrid, Taurus Ediciones, 1963). Dijo, entonces: “La resignación cristiana es, justamente, lo contrario de la capitulación. Pero una vez asegurada esta parte de resistencia al mal, el enfermo debe comprender que, en la medida en que está enfermo, tiene una función especial que cumplir, en la cual nadie puede remplazarle: la de cooperar a la transformación (podríamos decir a la conversión) del sufrimiento humano (en energía)”. “Toda la cuestión es liberarla”, dice Teilhard. Creo que en esa lucha está nuestro cardenal, el gran ausente de la fiesta que vivió Bolivia con la visita de Francisco. ¿Pero estuvo realmente ausente? // Madrid, 17.07.2015.

analiza el triple rol de Francisco. como el Pastor, como Pontífice y como Jefe de Estado lo aplica la reciente visita a Ecuador, Bolivia y Paraguay concluyendo que fue extraordinario, eficiente y prudente y que pueden mostrar resultados variables y hasta diferentes. autor Carlos Sánchez desde USA.

El Papa, el líder mundial, el padre espiritual de los católicos, el Vicario de Cristo, el Sumo Pontífice romano, el sucesor de San Pedro en el Gobierno universal de la Iglesia Católica, es su cabeza visible y el Jefe del Estado Vaticano. Sus homilías, mensajes, discursos, viajes,  encíclicas, comunicaciones, generan impresiones y efectos diferenciados, dependiendo de la posición o el interés del público. Esta posición de extraordinario poder e influencia representa el ejercicio de por lo menos tres funciones o condiciones: el pastor, el Pontífice y el Jefe del Estado.
Papa “es la voz para llamar al padre”, en el latín clásico representa “tutor o padre”. Es la denominación exclusiva del Romano Pontífice desde el siglo XI. También se le da el significado de un acrónimo del latín “Petri Apostoli Potestatem Accipiens: el que sucede al Apóstol Pedro”, recordando que en el Evangelio de Mateo, luego que Pedro afirma que Jesús es el Cristo, éste lo instituye como “la piedra sobre la que edificaré mi iglesia”.
El Papa como PASTOR es reconocido como el padre espiritual de los fieles católicos, la máxima autoridad que cuida la congregación de creyentes. Este rol está fundado en la fe que es “el conjunto de creencias de una religión”, y que en el catolicismo es “la primera de las tres virtudes teologales, asentimiento a la revelación de Dios propuesta por la iglesia”. Es el “siervo de los siervos de Dios” y sin duda, ésta es la principal función que genera y refleja la confianza, creencia y seguridad de los católicos en su líder máximo.
El Papa como PONTÍFICE es “el prelado supremo de la Iglesia Católica Romana”, el Jefe Supremo de la estructura eclesiástica que comprende a todos los ordenados y la congregación de fieles.  El Sumo Pontífice es el “jefe del Gobierno eclesiástico general”, en un sistema que determina la organización y jerarquías de la religión. Es el jefe “infalible” de una organización con capacidad legal, patrimonio e intereses, que se relaciona con otros sujetos sociales, políticos, civiles, privados y estatales en todo el mundo. Ejerce en la Santa Sede que “es la expresión con la que se alude a la posición del Papa como cabeza suprema de la Iglesia Católica”.
El Papa como JEFE DE ESTADO, es la autoridad máxima del Estado de la Ciudad del Vaticano, “el estado independiente más pequeño del mundo”, que nació con el Tratado de Letrán firmado entre la Santa Sede e Italia el año 1929. Su forma de gobierno es la “Monarquía Absoluta” y el Papa “como Jefe de Estado tiene plenos poderes legislativo, ejecutivo y judicial”, que puede delegar. Ejerce la representación y relaciones con los demás Estados y organismos internacionales.
Recordando esta “trinidad” tenemos herramientas para el análisis, con las que podremos establecer si los mensajes son pastorales, pontificios, estatales, o una mezcla de ellos; observar quién, con qué interés o propósito actúa, a quién y por qué dirige tal o cual señal. Si estamos en el campo solamente de la fe, como católicos, escucharemos al Pastor sin objeciones e incluso con obediencia; si interesa analizar las relaciones de la Iglesia Católica y de sus intereses con gobiernos y organizaciones, veremos acciones del Sumo Pontífice; y si reparamos en las relaciones y política internacionales observaremos al Jefe de Estado.
Las concentraciones y misas multitudinarias en Ecuador, Bolivia y Paraguay demostraron que la popularidad del Papa Francisco supera en mucho la de los gobernantes visitados y fueron el escenario para el Pastor. En sus homilías en Ecuador destacan: la invocación papal a favor de “la familia como la gran riqueza social que otras instituciones no pueden sustituir”; la “educación como una herramienta de responsabilidad social”;  y la notable “alerta sobre los sectarismos” y la “tentación de dictaduras y liderazgos únicos”.
Las reuniones privadas con los jefes de gobierno son el escenario del Pontífice y del Jefe de Estado. Evo Morales declaró el año 2009 que “la Iglesia Católica es un símbolo del colonialismo europeo y por lo tanto debe desaparecer de Bolivia”, suplantó la constitución y borró a la religión católica; suprimió licencias de radiodifusión, acotó convenios de educación y salud a la Iglesia Católica; se confronta con obispos y sacerdotes que defienden la libertad; impulsa el cobro de impuestos a los templos y limosnas a la Iglesia… planteando desafíos para el Sumo Pontífice, lo mismo que el resto de las dictaduras del socialismo del siglo XXI, Ecuador, Cuba, Venezuela… donde violan los derechos humanos y acosan a la Iglesia Católica cuando los defiende. Conflictos entre gobierno y la Iglesia por la realidad que muestra perseguidos, presos y exiliados políticos.
El Papa pidió en Paraguay “que nunca más existan guerras como la de la triple alianza”. En Bolivia mencionó el tema del mar aunque en el vuelo de retorno a Roma, explicando su condición de Jefe de Estado, dijo que no intervendría al estar pendiente una acción del tribunal internacional. En los tres países los gobernantes llenaron de regalos al Jefe de Estado, incluido el “crucifijo comunista” que le dio Morales.
Los hechos indican que en el viaje que terminó, el Pastor fue extraordinario, el Pontífice eficiente y el Jefe de Estado prudente. Las acciones del Papa analizadas en sus funciones de Pastor, Pontífice y Jefe de Estado, pueden mostrar resultados y efectos variables y hasta diferentes.
*Abogado y Politólogo. Director del Interamerican Institute for Democracy.

jueves, 16 de julio de 2015

jesuíta Alvaro Puente y no pongo "ex-sacerdote" porque una vez ordenado se es sacerdos in aeternum...escribe lo que vió triste porque "se la hicieron a Francisco" y no permitieron que llegase a la Bolivia profunda...demasiadas barreras para llegar al pueblo mismo como Francisco lo hace, lo desea, lo pide...

No sabemos cómo, pero apareció elegido papa un hombre diferente. No es el típico personaje que pontifica, ni el que manda con un báculo de oro ni el que se siente jefe del Estado más antiguo del mundo. El nuevo papa, al que no acabamos de acostumbrarnos, tuvo la ocurrencia de venir a visitarnos. Y vino. Vino un hombre bueno, un hombre sencillo, transparente. No parecía papa.

Como venía el sumo pontífice, pasamos meses de grandes preparativos de toda índole. Se prepararon rituales y condecoraciones. Se construyeron grandes escenarios para cada uno de sus pasos. Se hicieron largas listas de invitados y se estudiaron complicados protocolos. 

Vimos simulacros policiales y no vimos los simulacros escondidos de discursos solemnes y de saludos almidonados. Disimularon lo que pudieron en la cárcel. Pintaron y barrieron. Escondieron lo que podía desentonar. Luego tuvieron que volverlo a su sitio. Era tanta la ilusión de unos y tanto el desconcierto de otros, que faltó en todas partes realismo y razón para entender lo que pasaba.

Para un hombre que no necesita nada y que nada atesora, prepararon miles de regalos, alguno inoportuno, incomprensible. Para un personaje que había huido de la magnificencia del Vaticano, prepararon altares y tronos soberbios y caros. Para el que vino en búsqueda de la gente y tendía la mano a todos, le armaron vallas, barreras y seguridades absurdas, incómodas, que lo aislaban de la vida y de su gente. 
No acertaron una. No entendieron nada. A pesar de que lo invitaron ellos mismos, Iglesia y autoridades, no comprendieron quién era el que venía.

Estuvieron tan lejos de la realidad que no se dieron cuenta de cuál era el pueblo que lo esperaba, el que él vino a buscar. El altar que Francisco se antojaba en medio de la gente sencilla lo rodearon con un círculo de cuadras y cuadras de miles de sillas que acapararon ellos. En sus sillas cercaron al papa los engolados, los que se sienten autoridades. Bien sentados lo acapararon los poderosos, los soberbios, con sus amigos. 

El pueblo que Francisco buscaba, con sus enfermos y sus ancianos, quedó lejos, a kilómetros, donde no llegaron claras las imágenes que debían llegar, ni las palabras que nuestro visitante dijo para ellos.

Menos mal que Francisco y sus pobres tienen espaldas para sobrellevar esa experiencia y mil golpes más

domingo, 5 de julio de 2015

tras llegar a Quito, cuatro de la tarde de domingo, Francisco invitó a fomentar el diálogo y la participación, "afrontar desafíos, valorar las diferencias, para que los logros beneficien a todos"

El papa Francisco instó hoy a los ecuatorianos a fomentar el diálogo y la participación sin exclusiones en su discurso en el aeropuerto de Quito, primera etapa del viaje que le llevará también a Bolivia y Paraguay.

Tras citar a algunos santos del país, Francisco instó al país “a afrontar los desafíos actuales, valorando las diferencias, fomentando el dialogo y la participación sin exclusiones para que los logros en progreso y desarrollo que se están consiguiendo garanticen un futuro mejor para todos”.
Y aseguró al presidente de Ecuador, Rafael Correa, que para todo ello “podrá contar con el compromiso y la colaboración de la Iglesia”.
El papa Francisco pidió en Ecuador atender a los más frágiles y las minorías, labor que calificó como la gran deuda pendiente de América Latina.
Tras citar a algunos santos del país, Francisco instó al país “a afrontar los desafíos actuales, valorando las diferencias, fomentando el dialogo y la participación sin exclusiones para que los logros en progreso y desarrollo que se están consiguiendo garanticen un futuro mejor para todos”.
El jefe de la Iglesia católica volvió a romper el protocolo al saludar, uno por uno, a un grupo de niños de la comitiva de recepción, cuando se dirigía al estrado instalado en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito. Se estima que dos millones de personas se volcaron a las calles de la capital ecuatoriana para acompañar al pontífice.
“El trabajo por los más frágiles y las minorías es la gran deuda de América Latina”, observó el papa Francisco, cuya gira por Sudamérica continuará en Bolivia y Paraguay.
Antes, el presidente Rafael Correa pronunció un discurso en el que citó reflexiones del pontífice en su reciente encíclica Laudato si acerca del medio ambiente.

jueves, 2 de julio de 2015

más de mil músicos dejarán oir "lo barroco" de las misiones jesuítas cuando el 9 próximo celebre Francisco la solemne misa pontifical y nos deje oir su voz en Santa Cruz

Cerca de 1.150 músicos acompañarán al papa Francisco en la misa que oficiará el próximo 9 de julio en Santa Cruz de la Sierra. 

Así lo dio a conocer Piotr Nawrot, director artístico del Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana Misiones de Chiquitos y encargado de la selección de grupos corales y de las orquestas que participarán de esta celebración católica. Una tarea que la realiza de manera conjunta con la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC).



“La Conferencia Episcopal Boliviana pidió que me encargue de preparar todo. Los grupos y orquestas me enviaron sus solicitudes y yo dije: ¿Por qué no unir a todos ellos para tener un gran coro y orquesta Chiquitana?”, comentó Nawrot. Actualmente los grupos están ensayando en sus propias localidades. “¡Hay tanto interés!”, mencionó el musicólogo, a tiempo de resaltar que la producción musical para la misa del papa será la más grande que se haya hecho en Bolivia.

Preparativos

Dentro del repertorio de cánticos se contempla, por ejemplo, la ejecución de dos sonatas barrocas que tocarán cuando el santo padre llegue en el papamóvil al Cristo. 

El miércoles 8 de julio, bajo la batuta del maestro Antoine Duhamel, se realizará el único ensayo general en la Uagrm.

Culminando su participación en la festividad de San Pedro y San Pablo, el Coro y Orquesta Misional de San Javier se despidió de su público para ultimar los detalles de su presentación en la misa del papa.

Así como ellos, más de 1.000 músicos llegarán de diversas partes del departamento para sumarse a la orquesta