Páginas vistas en total

lunes, 31 de enero de 2011

hasta ahora no existe otro modo de sentir la presencia divina que orando. invocar a Dios en toda circunstancia es una actitud de humildad, y de Fe

Oración para cada día

Que arda siempre, como la lamparilla del Sagrario, sin consumirse. Que tenga fe! y que la tenga en abundancia. Ay!, cómo cuesta tener fe! Creer sin ver y sin embargo creer Que tenga amor, capaz de dar sin esperar nada! Un renunciamiento total, en que sólo importe el interés del alma, de las cosas de Dios.
Que tenga caridad, para poder entender a mis seres queridos, amarlos como son, con todas sus cualidades y todos sus defectos. A mi prójimo, sin despreciarlo jamás, aunque el prójimo haga nada por ser simpático y menos pesado.
Que sea diligente en tu servicio, sin olvidarlo nada, cumpliendo con fidelidad y alegría mis deberes. Que no pierda jamás la esperanza de un mundo mejor! Que persevere y tenga paciencia para soportar el frío, el hambre, la falta de amor, la ingratitud y el olvido.
Que sea constructivo. Capaz de ver en todas las cosas la voluntad de Dios y sacar del mal el bien y convirtiendo cada acontecimiento de mi vida en un ofrecimiento de fe a mi Señor! Mauricio Aira

viernes, 28 de enero de 2011

vea ustedes el refrescante esplendor del altar mayor del templo de San Xavier en la Chiquitanía levantada por los jesuítas del Siglo XVI


las misiones jesuítas se van restaurando de a poco en el Oriente Boliviano. ha costado decenas de años gran esfuerzo y dedicación, inversiones en talentosos valores humanos y económicos para lograr que por ejemplo los aproximadamente 20 templos católicos retomen el lucimiento que tuvieron antes de la expulsión de los jesuítas en que quedaron poco menos que abandonadas, decimos mal "abandonadas" porque quedaron laicos, católicos originarios que de padres a hijos y en un trabajo comunitario admirable mantuvieron la Fe, el Culto, las Canciones y los templos con los pocos medios de que disponían. el sitio: www.chiquitania.com es un sitio admirable está en inglés y en sueco y se lo puede ir leyendo de a poco para entender el enorme, inconmensurable trabajo que realizaron los religiosos por su Amor a Cristo y su espíritu apostólico. Aquí la Iglesia de San Xavier que se puede apreciar en todo su esplendor!

miércoles, 26 de enero de 2011

la hermana Conchi García nos dedica unas palabras para aprender a amar porque poder amar es un don de Dios.

No hay nada que permanezca para siempre sino somos capaces de cuidarlo, mimarlo, protegerlo, interesarnos por ello, es decir, hacerlo nuestro. Leía estos días unas palabras sobre el amor, eran de Thomas Merton. Afirma que el don del amor es un don de la fuerza y de la capacidad de amar. Por consiguiente, el amor sólo puede conservarse dándolo, y sólo puede dársele perfectamente cuando también se le recibe.

Dando lo que tenemos, por poco que nos parezca, es toda una vida, todo un esfuerzo, toda una riqueza que no deja de sorprendernos. Es gracias al amor que somos capaces de lograr lo que no hubiésemos ni imaginado con nuestras propias fuerzas, porque hay algo que nos empuja, alienta y recorre toda nuestra vida. Ese amor nos hace crecer y ser nosotros mismos. Nos lleva a olvidarnos de nuestros propios intereses para pensar en los de mi hermano, y no es que el amor prefiera el bien del otro al de sí mismo, sino que ni siquiera compara los dos bienes… sólo hay un bien, el del amado, que es, al mismo tiempo, el suyo.

Existe un aspecto muy importante en referencia al tema, y es que si no está basado en la verdad, no puede existir, es algo falso. El amor, el cariño no está basado únicamente en sentir aprecio por una persona, en experimentar simpatía por ella o simplemente por el deseo de verle contenta… sino que, lo que nos ha de mover ha de ser que Dios la ama infinitamente, es decir, la verdad que hemos de amar en nuestros hermanos es Dios mismo, viviente en ellos, y sólo lo podremos discernir por la acción del Espíritu Santo que habita en lo profundo de nuestro corazón. Texto: Hna. Conchi García.

sábado, 15 de enero de 2011

siendo obispos se manifestaron por no aceptar homosexualidad en los obispos anglicanos y rechazo al sacerdocio de mujeres. interesante conversión .

Tres obispos anglicanos, descontentos con la ordenación de mujeres, fueron ordenados sacerdotes católicos en la catedral de Westminster.

Su ordenación marca la inauguración de una sección especial de la Iglesia Católica para estos anglicanos.

Keith Newton, Andrew Burnham y John Broadhurst desarrollarán funciones en la sección conocida como ordinariato.

El padre Newton ha sido elegido como el líder del Ordinariato de Nuestra Señora de Walsingham, un santuario que, según Robert Piggot, corresponsal de Asuntos Religiosos de la BBC, es visitado por católicos y anglicanos.

Según el padre Newton, un medio centenar de clérigos anglicanos podría unirse a la Iglesia Católica en los próximos meses

Bienvenida

El ordinariato fue establecido por el papa Benedicto XVI como el hogar para anglicanos desafectos de la Iglesia de Inglaterra, especialmente por su decisión de ordenar obispos a mujeres.

La Iglesia de Inglaterra les advirtió a los clérigos que deseen abandonarla que tendrán que encontrar formas alternativas de financiamiento y planes de jubilación.

El ordinariato recibirá a sacerdotes casados, quienes no podrán llegar a la jerarquía de obispos, y preservará algunas tradiciones y prácticas anglicanas.

Como obispos, los tres nuevos católicos supervisaban parroquias que no tenían contacto con mujeres sacerdote.

Como algunos otros clérigos tradicionalistas en el ala católica de la Iglesia de Inglaterra, los ex obispos anglicanos creen que, en la Iglesia Anglicana, no se toman las suficientes providencias para evitar que los tradicionalistas no caigan bajo la jurisdicción de mujeres.

Hogar, oficina, sueldo

Los tres nuevos católicos enfrentarán no pocas preocupaciones en su nueva religión.

El padre Newton dijo, en noviembre pasado, que no le importaba abandonar su estatus de obispo, pero que reconocía que su integración al nuevo grupo planteaba algunas preocupaciones.

Activistas por la ordenación de mujeres católicas.

Los católicos por la ordenación de mujeres también se manifestaron frente a la catedral de Westminster.

La Iglesia de Inglaterra les advirtió a los clérigos que deseen abandonarla que tendrán que encontrar formas alternativas de financiamiento y planes de jubilación.

La Iglesia Católica en Inglaterra y Gales tiene un fondo para ayudar al ordinariato de unos US$375.000 y ha dicho que tendrá que encontrar más financiamiento de tipo caritativo.

Los clérigos tendrán que buscar un trabajo para ganarse la vida y mantener a sus familias.

No podrán llevarse ni las casas ni las oficinas, que pertenecen a la Iglesia Anglicana.

miércoles, 12 de enero de 2011

Obispos en Caracas piden a los ciudadanos defender sus derechos por medios pacíficos y oponerse a leyes de índole totalitario.


La Iglesia Católica de Venezuela dijo el martes estar profundamente preocupada por una serie de leyes aprobadas recientemente que pretenden instaurar un régimen de gobierno totalitario en el país e instó a los venezolanos a que luchen pacíficamente por la defensa de sus derechos.

En un pronunciamiento cuidadosamente escrito, los obispos venezolanos congregados en la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) también lanzaron un llamado al presidente venezolano Hugo Chávez para que rechace la recién aprobada Ley Habilitante, que lo faculta para gobernar por año y medio sin la intromisión de la Asamblea Nacional.

La Ley Habilitante "es un inaceptable desconocimiento de la voluntad popular expresada en las elecciones legislativas del pasado 26 de septiembre'', señaló el documento que recoge las conclusiones de la Conferencia Episcopal.

"El Gobierno y la Asamblea Nacional [anterior] priorizaron una agenda ideológica destinada a la implantación de un sistema socialista y totalitario de Estado y de gobierno contrario a la vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela'', declaró el documento.

El pronunciamiento se produce en momentos en que diversos sectores del país han expresado su descontento por el paquete de leyes aprobadas aceleradamente en la última Asamblea Nacional para radicalizar la revolución socialista que adelanta Chávez.

Las leyes, cuyo efecto la oposición dice que constituye un golpe de Estado desde el propio Estado, crean entre otras cosas una estructura de poder paralela a la establecida por la Constitución.

En la declaración, los obispos dijeron que es el deber del pueblo venezolano exigir el respeto de la Constitución vigente.

"Todos los ciudadanos y, de manera particular los cristianos, estamos llamados a dar nuestra contribución al bien común, exigiendo con firmeza el respeto del orden constitucional y legal, y colaborando a la resolución pacífica de los conflictos'', señaló el documento.

"Nadie debe delegar en otros su propia responsabilidad de ser constructor de la paz'', sostuvo.

Las relaciones entre el gobierno y la cúpula eclesiástica se agrietaron a mediados del año pasado luego de que el cardenal Jorge Urosa Savino denunció que el país estaba avanzando hacia un "estado socialista'' de corte "marxista-comunista''.

Chávez respondió calificando a Urosa de "troglodita'' y ordenó revisar el convenio que tiene el gobierno venezolano con el Vaticano, que le da prioridad a la Iglesia Católica sobre el resto de las iglesias.

De acuerdo con las principales encuestadoras locales, la cúpula eclesiástica tiene una alto grado de credibilidad en Venezuela, donde más de la mitad de sus 28 millones de habitantes dice profesar la religión católica.

Los obispos advirtieron que muchas de las leyes aprobadas restringen los derechos y las garantías contempladas en la Constitución.

Entre estas, la Iglesia dijo sentir especial preocupación por las denominadas leyes del Poder Popular, que confieren atribuciones a las comunas, directamente vinculadas al Ejecutivo Nacional, en perjuicio de la estructura federal descentralizada del Estado.

Estas nuevas estructuras de gobierno "no se corresponden con la organización político-territorial de la República establecida en la Constitución, crean unas estructuras nuevas, con un contenido ideológico excluyente, centralizador y presidencialista, e invaden el ámbito de competencias de las Gobernaciones, Alcaldías y Parroquias'', resaltó el texto del documento.

Asimismo, los obispos criticaron las nuevas leyes relacionadas con las telecomunicaciones, los partidos políticos y las universidades, diciendo que éstas introducen grandes limitaciones a los derechos fundamentales de los ciudadanos y pretenden afianzar el pensamiento único y la hegemonía comunicacional del gobierno.

"Los obispos no podemos callar [. . .]. Jesús nos enseña que el poder no debe ser ejercido como un dominio sobre los demás, como si los gobernantes fueran dueños de las naciones, sino más bien como un servicio a todos'', destacó el documento.

"Las autoridades del Estado no pueden asumir el control total de la vida de las personas, y tampoco establecer las condiciones para eternizarse en el ejercicio del poder'', añadió. "Es contrario a los valores cristianos, a los derechos humanos y al sentido común destruir al que piensa diferente, o condenarlo al silencio''.


martes, 11 de enero de 2011

en clara referencia a leyes sobre educación que quieren el monopolio para los gobiernos el Pontífice se mostró preocupado

Benedicto XVI considera “preocupante” que la educación en América Latina sea “puesta en peligro” u “obstaculizada” con leyes “que amenazan con crear una especie de monopolio estatal en materia escolástica”, aunque no mencionó a ningún país.

Sin embargo, según dijeron fuentes oficiales vaticanas, con esas palabras el Papa se refería de forma implícita a países como Venezuela y Bolivia, que han aprobado leyes educativas duramente criticadas por la Iglesia y otros sectores de la sociedad.

En Bolivia, el Gobierno promulgó la nueva Ley de Educación “Avelino Siñani-Elizardo Pérez” en diciembre del pasado año pese a la oposición de la Iglesia Católica, los sindicatos de maestros y la oposición, que consideran que la nueva ley discrimina a algunos sectores y que promueve el “adoctrinamiento político” de los estudiantes.

El Papa manifestó ayer esa preocupación ante los embajadores de los 178 países que tienen relaciones diplomáticas con la Santa Sede en el tradicional encuentro de principios de año.

El discurso del Papa se centró en la defensa de la libertad religiosa como camino fundamental para la construcción de la paz, y en esa línea dijo que reconocer la libertad religiosa “significa, además, garantizar que las comunidades religiosas puedan trabajar libremente en la sociedad, con iniciativas en el ámbito social, caritativo o educativo”.

“Es preocupante que este servicio que las comunidades religiosas ofrecen a toda la sociedad, en particular mediante la educación de las jóvenes generaciones, sea puesto en peligro u obstaculizado por proyectos de ley que amenazan con crear una especie de monopolio estatal en materia escolástica, como se puede constatar por ejemplo en algunos países de América Latina”, agregó.

Recordó que este año muchos de esos países celebran el bicentenario de su independencia, lo que consideró “una ocasión propicia para recordar la contribución de la Iglesia Católica en la formación de la identidad nacional”.

El Pontífice exhortó a todos los Gobiernos de esos países a promover sistemas educativos que respeten “el derecho primordial de las familias a decidir la educación de sus hijos, inspirándose en el principio de subsidiariedad, esencial para organizar una sociedad justa”.

En Venezuela, el Gobierno y la oposición están enfrentados por la nueva ley orgánica de educación, que el ejecutivo de Hugo Chávez defiende como una herramienta para la “construcción de la nueva sociedad socialista”, pero rechazada por la oposición porque la considera “ideologizante y excluyente”.

jueves, 6 de enero de 2011

según el arzobispo de Sucre Jesús Pérez el único evangelista que refiere la historia de los Magos de Oriente es Mateo. enriquecida historia de amor

El evangelista Mateo es el único que nos habla de los Magos que vienen a Jerusalén buscando al Mesías. “Unos Magos del oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido?” (Mt. 2,2).

Siglos posteriores, la imaginación de los creyentes, les dio el nombre de reyes, fijó el número en tres y les asignó los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar. San Mateo se refiere simplemente, “unos magos del oriente”.

Por otras fuentes, se sabe que tales “magos” eran sabios, depositarios de las tradiciones más venerables de sus pueblos. Pero aquí lo más importante es que estos señores venían de lejos, no pertenecían al pueblo de Israel, pero sabían de una profecía que asignaba a Israel el nacimiento de un rey, de un Mesías. Lo más raro es que el pueblo de Israel había olvidado el anuncio profético, pero los magos sí lo tenían presente.

Hay que prescindir del encanto de los detalles coyunturales para ir al mensaje tan profundo. Lo que quiere darnos San Mateo de esta gente que vinieron del oriente, pertenecientes a pueblos paganos y cómo con la visita de ellos a Jerusalén, se cumplían varias profecías de los profetas del pueblo de Israel; han venido a adorar al rey de los cielos, a la vez, rey de judíos y no judíos. Mientras tanto, Herodes y los hombres versados en las Santas Escrituras del pueblo de Israel, no dieron paso alguno para ver al Mesías, más bien se pusieron en contra de esta afirmación.

A esta fiesta en los libros litúrgicos del Oriente y Occidente, se le da el nombre de Epifanía. Epifanía de Dios, o sea, una nueva revelación de Dios en la que Jesús aparece como luz de las naciones paganas. Cristo será la luz del Padre en el mundo, el encuentro definitivo de Dios con el hombre. El cuerpo humano de Jesucristo será el centro de la religión, de la adoración al Padre y de la reunión, de la comunión de todas las razas y culturas.

Desde la venida de Jesús al mundo hecho hombre hay una fuerte llamada a romper los particularismos de Israel. Cristo nace para todos, como el sol sale cada día para todos. Por ello, no hay nada más contrario al cristianismo que los particularismos, individualismos ideológicos, políticos, regionalismos... Todo lo que crea división, enfrentamientos, distancias, separaciones geográficas, nos destroza, nos despedaza, tanto a nivel nacional como internacional.

Jesús vino para salvarnos a todos, a todos nos ofrece la salvación. El cristiano tiene la tarea de ofrecer, anunciar a Cristo como el Salvador. No se puede imponer la religión. Dios tiene, es verdad, sus caminos para cada persona, y cada quien puede dar su aceptación. Los judíos eran los primeros invitados, eran los depositarios de las promesas de Dios. Esa prioridad en manera alguna era exclusividad. Las fronteras del pueblo de Israel estaban llamadas a ampliarse a todas las razas y culturas.

¡Qué bien explica esta idea el profeta Isaías 650 años antes de nacer Jesús! “Levántate, Jerusalén, resplandece, que ha llegado tu luz y la Gloria de Yahvé amaneció sobre ti ... Los pueblos se dirigen hacia tu luz y los reyes, al resplandor de tu aurora ... todos se reúnen y vienen a ti; tus hijos llegan de lejos ...” (Is 60,1-4).

La fiesta de Epifanía se convierte en la fiesta de la universalidad de la salvación. Pues en la Epifanía celebramos la manifestación de Jesucristo a todos los pueblos del mundo, representados en los magos. Por ello, esta fiesta hay que celebrarla en profundidad, en clave misionera, universalista, y queda un gran camino para la humanidad como para los cristianos para llegar a vivir en Cristo teniendo una visión universalista.

Ser universales exige, en el nivel eclesial, que no nos encerremos en nuestros grupos, sino que nos abramos a todos, trabajemos con todos, tengamos una visión más global de la Iglesia.

Ser universales, en el nivel social, nos pide que seamos pluralistas, aceptando a todas las personas de cualquier raza o cultura, venciendo todo racismo.

La Iglesia en la celebración de la Eucaristía es la mejor escuela de universalidad porque participamos en ella personas de gustos y edades diferentes convocados por Cristo el Salvador de todos.


Jesús Pérez Rodríguez, O.F.M.
ARZOBISPO DE SUCRE

miércoles, 5 de enero de 2011

españa conserva la rica tradición de los Reyes Magos que llegaron a Belén a adorar al Niño Dios


La estrella luminosa que guió a los Magos hasta la casa donde se encontraba el Niño no es otra que la luz de la gracia que conduce a todos los hombres de buena voluntad hacia los pies de Jesús, el Dios-con-nosotros, que quiere plantar su tienda en el corazón de cada hombre. Para ello se encarnó en el seno de María Virgen, nació en un humilde portal, murió ajusticiado y resucitó para no morir más e interceder por todos los humanos.

Así pues, todo hombre puede devenir hijo y partícipe de esta luz que ilumina a todo hombre y que conduce a todos los pueblos que se abren a la luz de la verdad. Que los Magos de Oriente nos enseñen a caminar tras la luz y a estar atentos a los designios de Dios que hicieron volver a estos personajes a su tierra por un camino distinto. Texto: Hna. María Nuria Gaza.