Páginas vistas en total

miércoles, 28 de abril de 2010

el autor ve una dramática reducción de los espacios del hombre y el colectivo en este su Iglesia y Política sobre el documento de la Iglesia Católica

Algunos gobernantes e intelectuales afines al MAS y al socialismo vienen repitiendo que la Iglesia Católica debería abstenerse de incidir en la política nacional, por lo tanto, las autoridades eclesiásticas deberían dar la espalda al pueblo y dedicarse a la oración monástica, en lo posible, en los lugares más remotos de los andes bolivianos. Para sustentar dicho exabrupto, recurren y descontextualizan la insidia farisaica contenida en el Evangelio de Mateo (22: 15-21): Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios.

Otros cuestionan la participación de la Iglesia Católica recurriendo a los lamentables y cuestionables hechos de pedofilia y prácticas homosexuales, protagonizados por algunos sacerdotes que formaron parte de la institución eclesial, actos que deben ser sancionados y que de ninguna manera fueron socapados por la jerarquía eclesiástica como se quiere mostrar.

Destacar los defectos o desviaciones de unos cuantos es desconocer y desvalorizar el trabajo misionero y pastoral del todo o de cientos de miles de sacerdotes en el mundo, es negar la labor social de millones de católicos que forman la Iglesia. Es olvidar en un suspiro la sacrificada vida de Luis Espinal y Mauricio Lefebre, por ejemplo, o de órdenes religiosas dedicadas a la educación y al servicio social para beneficio de millones de bolivianos.

El promover la censura de la Iglesia Católica y que ésta sea finalmente excluida, dejando el Estado y el incierto rumbo que toma en las manos del César, cualquier César, para que de este modo se eliminen miradas alternativas, actitudes vigilantes, opiniones críticas y orientadoras. Es la prueba fehaciente de la existencia de propósitos autoritarios. Es limitar la pluralidad de opiniones y libertad de pensamiento, la libertad de expresión y la libre circulación de ideas. Es pretender eliminar todo tipo de disidencia y cuestionamiento al gobierno de turno.

Quienes bajo cualquier argumento claman por la separación Estado-Iglesia olvidan que ello ya fue sancionado en el referéndum constitucional de enero de 2009. Separación legal que recibió la aprobación de millones de católicos.

Lo que millones de ciudadanos y demócratas —católicos para más señas— vamos a defender incansablemente son los derechos y libertades ciudadanas, que pequeños intelectuales del socialismo y del huero proceso de cambio quieren restringir.

Aparejada a la defensa de las libertades, vamos a insistir en la necesidad de que la Iglesia Católica continúe vigilando tanto a las instituciones políticas como a los gobernantes, porque, hoy en día, se está inflando de tal manera el Estado Plurinacional y se está produciendo tal concentración de poder en manos del Órgano Ejecutivo, que se vienen reduciendo dramáticamente los espacios de la sociedad y del individuo para ejercer elementales derechos ciudadanos.

Es tal la indefensión del ciudadano frente a la violencia Estatal o la omisión del Estado frente a la violencia que genera el narcotráfico o la delincuencia común, que la Iglesia Católica es el último baluarte de la defensa de los derechos y libertades, es la firme voz que orienta en medio de tanto desconcierto y temor. Para acallar la crítica que no conviene a las mentalidades autoritarias se producen los intentos de descalificar al clero y a la Iglesia.

ccordero@estudiosdemocraticos.org

Politólogo y catedrático

viernes, 23 de abril de 2010

los obispos han producido un sendo documento de cinco puntos que sacará roncha. no tardará la agresiva reacción oficialista previene nuestro Editor

Trascendencia del documento eclesial

mauricio_aira3.JPGMauricio Aira

“Los cielos y la tierra pasarán pero mis palabras no pasarán” frase eterna de contenido real en la Fe de los Cristianos del mundo entero que avala a la Iglesia como institución divina más brillante y maternal con el pueblo de Dios, ángel protector de la bolivianidad que tiene el vigor de reclamar por sus derechos y de estar siempre al lado de los más humildes y más pobres de nuestras comunidades. “Estaré con ustedes hasta el final de los tiempos” promesa viva que nos está mostrando la vitalidad de la Iglesia a pesar de todos los avatares del tiempo y del espacio.

Varios medios, entre ellos Los Tiempos, han puesto de relieve el contenido del último mensaje de los pastores reunidos en la ciudad de Cochabamba y que contiene un inexcusable conglomerado de temas de actualidad que son motivo de preocupación de los líderes de la comunidad, de los observadores internacionales, de los verdaderos amigos de Bolivia preocupados por esta especie de carrera hacia la destrucción que se vive hoy.

Con precisión y claridad los Obispos se han vuelto a referir al narcotráfico que amenaza a la democracia y a la vida de la Patria, se ha convertido en un creciente flagelo cuya producción y consumo deben ser combatidos por las autoridades, pero también por los ciudadanos y las instituciones. Cuando hace algo más de dos años el Cardenal Terrazas abordó el tema, las reacciones oficialistas no tardaron en traducirse en insultos, amenazas, intrigas. Ahora mismo se sucederán las respuestas y serán muy agresivas y no es que la Iglesia lo ignore sino que a pesar de las consecuencias proclama su palabra sin tapujos.

Corroborando las propias fuentes eclesiales para lanzar su pensamiento, se han dado a conocer informes tanto de Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos, el gobierno de los Estados Unidos y otros refrendados en sendas estadísticas que no admiten duda alguna. Son hechos reales autentificados por personalidades responsables y que el Régimen no ha logrado rebatir pese a sus intentos a todo nivel. De modo que si los Obispos afirman que el narcotráfico está creciendo dentro del país y aumentando su poder frente a una sociedad cada vez mas indefensa es un hecho que no debe llamar a dudas.

Otros temas importantes como la inseguridad ciudadana, el aumento de la delincuencia y la violencia traducidos en la pérdida de vidas humanas y que representa el poco respeto a la vida y a la dignidad humana, valor supremo de la Creación, son parte del paquete de asuntos que remueven los Pastores con la finalidad de reflexionar en ellos y encontrar juntos autoridades y ciudadanos las soluciones pertinentes. Aún cuando hace pocos días el Cardenal Julio Terrazas se refirió a la manipulación de la Justicia, el documento de la 86ª. Conferencia Episcopal reitera su preocupación por cuanto, según lo anticiparon los medios, con el nombramiento de Tribunos (a dedo) por el Presidente, está motivando juicios y persecuciones en otro tiempo impensables y hoy fruto de la suma de poderes asumidos por el Presidente Morales.

No menos importante el respaldo de toda la cristiandad al movimiento que busca nuevas formas de actuación frente al cambio climático, con un cambio de actitudes más acordes con la madre Naturaleza para evitar que se revierta en deterioro de la vida y la destrucción de las fuentes de alimentación y supervivencia en el planeta. Apoyo efectivo que respaldó con hospedaje y alimentación para más de un millar de visitantes a la ciudad de Tiquipaya convertida durante dos días en el Centro de la reflexión medioambiental.

Contiene el mensaje una convocatoria para buscar la reconciliación entre todos los bolivianos, deponiendo divergencias e intransigencias que son motivo de discordia y enfrentamiento perjudicial al clima de Paz que reclama el mensaje evangélico.


jueves, 22 de abril de 2010

claramente demostrado que los 115 mil recibidos de Yolanda Prada de Bánzer se emplearon en la compra de muebles para hogar construído por la Iglesia!

El Arzobispado de Santa Cruz, mediante su asesoría legal, demostró este jueves que el dinero de gastos reservados que se le entregó por una cantidad de 115 mil Bs. al cardenal Julio Terrazas en 1999 se utilizó en la compra de mobiliario para el Hogar de Niños La Esperanza, información que el actual Gobierno tenía en sus manos.

El abogado Tito Gómez, explicó que mediante un convenio realizado por la entonces primera dama de la Nación, Yolanda Prada de Bánzer.

“El destino final de los 115 mil estaba muy claro desde un principio, el cheque estaba acompañado de otros documentos, que por supuesto están en manos del Gobierno y reparticiones públicas, documentación en la que se establecía con claridad que era para comprar muebles”, dijo.

Según el abogado cuando se mostró el cheque, sólo se mostró sólo una parte de la realidad, provocando una confusión que intentaba mellar la dignidad de los involucrados.

“En realidad cuando se mostró solamente el cheque, no se mostró el resto de la documentación y ahí empezó todo el escándalo, cuando a simple requerimiento si es que no lo tenían, porqué esto es cuestión de archivos, se tendría que haber aclarado todos estos aspectos”, señaló.

De los 115 mil bolivianos recibidos, que representaban 16 mil dólares en esa época, el monto es mínimo, teniendo en cuenta que la institución costó más de 600 mil dólares.

Para el arzobispo Braulio Saenz, recordando las palabras de Jesús “la verdad nos hará libres”, con la presentación de la documentación el tema queda aclarado.

“¿Cual es la verdad? Que estamos haciendo el bien para los pobres, para los necesitados, para los que realmente están en situaciones críticas como es la infancia y la juventud”, puntualizó.

miércoles, 21 de abril de 2010

contra la manipulación de la justicia. el aumento de consumo de cocaína. se pronuncia en válido documento la Conferencia de Obispos


Los obispos del país instaron ayer a los que “tienen autoridad” y a las instituciones tomar “acciones decididas” contra la manipulación de la justicia que viene provocando un ambiente de sospecha y persecución, además que atemorizan a los ciudadanos y ahondan desconfianza en la justicia.

Asimismo, manifestaron que urge tomar acciones, “sin escatimar esfuerzos”, frente al deterioro de la convivencia social. También les preocupa la polarización política y el flagelo del narcotráfico, la producción y consumo de drogas.

Los prelados expresaron esos llamados en su mensaje titulado “Soy yo, no tengan miedo”, que emitieron ayer a la conclusión de la 89 Asamblea Ordinaria de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), que se realizó desde el jueves pasado en la casa Clemente Maurer de esta ciudad.

El mensaje, leído por el secretario general de la CEB Óscar Aparicio, hace énfasis en la necesidad de combatir el flagelo del narcotráfico, la producción y el consumo de drogas, por el grave daño que causa sobre todo a los jóvenes y la sociedad. Sobre este mismo tema, el cardenal Julio Terrazas durante la inauguración de la Asamblea, alertó sobre la existencia de “cárteles mixtos de bolivianos y extranjeros, que quieren imponer su ley a través de la corrupción y la violencia, alteran los parámetros económicos y dañan la imagen del país a nivel internacional, como un estigma del que es difícil liberarse”.

Asimismo, manifestó que más preocupante aún, es el aumento del número de consumidores de droga, especialmente entre adolescentes y jóvenes. “Este azote es una amenaza a la vida misma de la nación”, alertó el Cardenal, situación que sin embargo fue minimizada por las autoridades del Gobierno que consideran que se está cumpliendo con la lucha contra el narcotráfico y que gran parte de la droga confiscada en el país tiene procedencia peruana.

Para los obispos otro tema preocupante, también minimizado por el Gobierno y sobre el que también volvieron a hacer un llamado es el del incremento de la inseguridad ciudadana, la delincuencia y la violencia, que afectan la convivencia social al originar la muerte de muchos bolivianos y porque “expresan el poco respeto a la vida y a la dignidad de las personas, como hijos de Dios”.

Otro aspecto preocupante de la situación actual que vive el país, los obispos consideran la polarización entre fuerzas políticas, lo que ha provocado susceptibilidades en estas últimas elecciones y ha generado un clima de tensión e intolerancia que conspira contra la convivencia pacífica.

“Nos hacemos eco del clamor del ciudadano de a pie y de la gente sencilla, que con su sabiduría popular, con su trabajo sacrificado busca desactivar el enfrentamiento, la descalificación y la discriminación política”, señala el mensaje.

En otra parte del mensaje, hacen un especial llamado a la reconciliación entre los bolivianos, a dejar de lado las divergencias y deponer las actitudes de intransigencia para superar las situaciones tensas que están creando un ambiente de desconfianza, de recelo ante el otro, de división en las familias y en la sociedad, y que “suscitan temores que impiden expresar las ideas con libertad”.

“La Iglesia, defensora de los derechos de la persona y del bien común, no puede quedarse indiferente ante estos hechos y debe ser ella misma signo de unidad e instrumento de reconciliación, para hacer realidad la Vida Nueva que nos trae Cristo Resucitado… que el perdón venza al odio, y nuestro país logre alcanzar la deseada unión”, señala.

A tiempo de saludar la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra que se inauguró ayer en Cochabamba, la CEB expresó su deseo de que sus conclusiones contribuyan a salvaguardar la naturaleza.

Manifestaron que existe la necesidad de una mayor responsabilidad respecto a la conservación adecuada del Medio Ambiente, tarea en la que la Iglesia esta sumida hace muchos años.

Libertad de la educación

Los obispos también se expresaron en su mensaje contra la intención de las autoridades educativas gubernamentales de imponer a los establecimientos educativos de convenio “sus criterios y personal”, desconociendo el derecho de la Iglesia Católica a elegir a los docentes de las obras católicas.

Advirtieron que está en riesgo que la Iglesia siga formando maestros. “Existe el peligro de no poder ofrecer la educación religiosa que esperan los padres de familia para sus hijos, como primeros responsables de su educación”.

“De darse estos lamentables e injustos hechos, se limitaría el pluralismo de pensamiento y la libertad de enseñanza garantizados por la Constitución Política del Estado”, advierten los obispos en su mensaje en alusión a los alcances de la nueva ley educativa que el Gobierno tendría previsto aprobar próximamente.

El cardenal Julio Terrazas dijo que estos riesgos deben mover a los padres de familia porque se trata de la educación que quieren para sus hijos y el respeto a la libertad de pensamiento

lunes, 19 de abril de 2010

sólo las sociedades ajenas al pensamiento reflexivo reniegan de su fe religiosa. se cobijan en la ignorancia

La religión, un freno

David Añez Pedraza

La religión en los derechos humanos es parte de la libertad de conciencia. Hay libertad de cultos pero no hay libertad para atacar la religión. El Estado debe garantizar la libertad para que los hombres y mujeres de una sociedad puedan adorar a su Dios sin temores en su casa y en su templo. La religión es parte esencial de la identidad de los pueblos, de sus hábitos y costumbres, de su moralidad y de su ética. La religión es parte de la vida y del quehacer cotidianos.
Los gobiernos despóticos atacan a los prelados de la religión primero para después atacar a la religión misma directamente, a la que unos consideran “el opio del pueblo” y otros la consideran un freno al desenfreno de la sociedad, de los hombres y mujeres de la humanidad. Un pueblo sin religión, si acaso los hubiera, se entrega a la barbarie de las bajas pasiones, es un pueblo sin ley y sin Dios, por tanto vive en los tiempos del oscurantismo por encima de la racionalidad, la pasión disgregadora de las sociedades.
Sólo las sociedades aborregadas, carentes de pluralidad, ajenas al pensamiento reflexivo reniegan de su fe religiosa y se cobijan en los antros de la ignorancia y por consiguiente son presa de su propia incultura y de sus propias limitaciones. El cristianismo venció al tiempo y al olvido y se convirtió en la conciencia espiritual de la humanidad, cuando su legión de mártires se enfrentó en los coliseos de Roma a la ferocidad de los leones y fieras hambrientas. Habría que preguntarse ¿qué despotismo persiguió y persigue al cristianismo ahora por temor a su fe y a su comportamiento corajudo que va más allá de la eternidad?
Los hombres de fe, que construyen sus propios instrumentos sociales, no se arrugan ante los desafíos que les depara su fe y su Iglesia. El hombre y las mujeres de Iglesia no se arrugan ante los modernos coliseos de Roma; la mentira, la calumnia, la acusación fácil, bajo el decir burdo que proclama: “calumnia que algo queda”, la proterva y la difamación. Si Dios no existiera los hombres y mujeres de la humanidad hubieran tenido que inventarlo para sofocar los desatinos que tuercen los destinos de los hombres.
David Añez Pedraza, es licenciado en ciencias políticas

viernes, 16 de abril de 2010

Terrazas advirtió de la presencia de cárteles mixtos que buscan imponer su ley de corrupción y violencia

Freddy Lacio F. / Agencias

El cardenal Julio Terrazas advirtió ayer de que cárteles mixtos de narcotraficantes bolivianos y extranjeros buscan imponer su ley a través de la corrupción y la violencia en el territorio nacional; sin embargo, en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) niegan la existencia de estas grandes organizaciones en el país, pero admiten la presencia de clanes y grupos familiares dedicados a la ilícita actividad.
El cardenal, que ayer inauguró la 89ª Asamblea Ordinaria de los Obispos de Bolivia, en Cochabamba, dijo que lo más preocupante aún es el aumento del número de los consumidores de droga, en especial entre adolescentes y jóvenes, con graves secuelas para su vida, las familias y para la misma sociedad. “Este azote es una amenaza a la vida misma de la nación”, agregó el prelado.
Terrazas llamó la atención sobre el hecho de que en Bolivia sea permanente la incautación de marihuana y de cocaína, así como el descubrimiento de laboratorios y fábricas de droga.
“Es noticia cotidiana la incautación de enormes cantidades de droga, marihuana y cocaína, así como el descubrimiento de fábricas de la misma. Cárteles mixtos de bolivianos y extranjeros quieren imponer su ley a través de la corrupción y la violencia, alteran los parámetros económicos y dañan la imagen del país a nivel internacional, como un estigma del que es difícil liberarse”, manifestó el religioso, máximo líder de la Iglesia católica en Bolivia.
Frente a la advertencia, el diputado Andrés Ortega (Convergencia Nacional) demandó una política agresiva por parte del Gobierno, con el propósito de evitar que el país vuelva a la década de los 80, cuando era común la proliferación del narcotráfico en diferentes departamentos.
"Las palabras del cardenal son muy sabias y esperamos que el Gobierno las escuche. Los bolivianos no queremos vivir la violencia que existe en Colombia y en México, donde a los narcotraficantes no les tiembla la mano para eliminar a policías, fiscales, jueces y políticos que se les ponen al frente. Por eso esperemos que las reflexiones del cardenal no caigan en saco roto", dijo el legislador.
Por su parte, el director nacional del organismo antidroga, coronel Félix Molina Oblitas, señaló que no se ha podido comprobar la presencia de cárteles narcos en territorio nacional, aunque sí existen clanes o grupos familiares dedicados al ilícito negocio. “Me parece delicada, extremadamente delicada, esta afirmación de la Iglesia. Respeto la opinión del cardenal, pero no hay información oficial sobre la presencia de ningún cártel extranjero en el país”, expresó.
Según datos del Viceministerio de Defensa Social, entre el 1 de enero y el 13 de abril, la Felcn se incautó de 11 toneladas de cocaína y 867 toneladas de marihuana. En ese lapso, la fuerza antidroga destruyó, en 3.623 operativos realizados, seis laboratorios de cristalización y seis laboratorios de reciclaje de droga, además de desbaratar 1.425 fábricas de cocaína y 2.021 pozas de maceración.

Situación

Informe. En marzo, el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, admitió la presencia de narcotraficantes colombianos, mexicanos y brasileños en territorio nacional, pero negó que éstos formen parte de cárteles extranjeros que operen en Bolivia

Tránsito. La Felcn asegura que la mitad de la cocaína descubierta en el país proviene de Perú y que Bolivia se ha convertido en lugar de tránsito para la exportación de droga hacia otros países

Hay debilidad en el sistema antidrogas
Ernesto Justiniano | Ex ‘zar’ antidrogas del país
Encuentro una claridad absoluta en el mensaje del cardenal. Más allá del tema político, los bolivianos estamos en una total indefensión ante la envergadura de un imperio muy grande, como lo es el narcotráfico, que ha encontrado un paraíso en Bolivia para desarrollar sus actividades porque con los mecanismos de la Policía es mínimo el daño que se le está causando.
Está muy claro que la cantidad de fábricas de cocaína que se está encontrando, con sus dimensiones, con tecnología de punta, con fórmulas extranjeras, da una señal cierta de que hay agentes internacionales del narcotráfico instalados en nuestro territorio.
Lo curioso es que no se está dando seguimiento a los casos. Hay fábricas muy grandes que son descubiertas, pero no se está atrapando a los responsables de instalarlas, sino sólo a los cuidadores. Hay una debilidad del sistema antinarcóticos nacional por esta falta de seguimiento desde la salida de la DEA del país, porque sólo una Policía de la envergadura de la estadounidense puede ofrecer esta ayuda.
Que no se contradiga la Policía. Hay autoridades que en más de una ocasión han admitido que hay narcos mexicanos y colombianos operando en el país. Además, se tiene información sobre la presencia de narcos de México en Bolivia desde diciembre de 2008.
Que los jefes policiales establezcan una línea clara sobre qué son clanes y qué son cárteles. Las fábricas y laboratorios que se encuentran en el país, por sus dimensiones, por su capacidad de producir toneladas de droga, no son el trabajo de clanes, porque lo peor que puede pasar es que la dirección nacional de la fuerza antidroga ignore que haya cárteles en Bolivia.

(según aparece en El Deber. está en todos los medios y en el exterior. es grave, muy grave)

martes, 13 de abril de 2010

existen mezquindades en el medio, muy limitadas que acusan de segundas intenciones a las homilías del Cardenal, pero también interpretaciones precisas

Durante su homilía dominical, el cardenal Julio Terrazas cuestionó a quienes, según él, se dedican a sembrar terror, rumores y confusiones, habiendo instado a la feligresía, sobre la marcha, a mantenerse vigilantes y a no temer.
“No es el miedo el que soluciona las cosas y quienes andan creando miedo precisamente, pueden estar seguros de que la victoria del Señor será mucho más fuerte y definitiva”, dijo el pastor de la Iglesia católica, agregando que corresponde buscar la verdad con la serenidad de la fe y con la fuerza de la razón. “Nos corresponde, apuntó, hacer justicia no con el chicote y el palo, sino compartiendo todo lo que el Señor nos ha dado”.
El Cardenal fue víctima de un atentado el año pasado en circunstancias todavía no esclarecidas en torno de la explosión que hizo estallido en la puerta de su residencia. Hace poco, un fiscal muy suelto de lengua pretendió involucrarlo en un manejo irregular de recursos estatales, antes de que aquel funcionario fuera apartado de la investigación, tal vez, por su torpe forma de proceder.
En Santa Cruz se ha instalado desde hace tiempo un clima de tensiones, incertidumbre y de temor por las indagaciones que lleva adelante el fiscal Marcelo Soza sobre la especie de ‘terrorismo’ y ‘separatismo’ y con la que ha desatado una despiadada cacería de ciudadanos que son llevados a declarar a La Paz, sin que se respete el principio de territorialidad de la ley, la jurisdicción de los tribunales ni el derecho al debido proceso.
En los últimos días, se observó a Soza acompañado de un numeroso grupo de policías de civil y cuerpo de seguridad desplazándose por la capital cruceña a la cabeza de unos aparatosos operativos en afanosa búsqueda de sus ‘presas’. Y como quiera que los investigados, cuales si fuesen de la peor especie y como a tales se los incrimina y condena de antemano sin que se observen sus derechos, es simple y posible entender que ante tales procedimientos abusivos, el temor se apodere de la gente y se empeñe en tomar recaudos así nada tenga que esconder.
En esa mal disimulada cacería de brujas instrumentada desde lo más alto de un poder omnímodo, no se ha trepidado en actualizar un episodio de supuesto tinte desintegrador de la nacionalidad, al que de manera insólita aniquiló a sangre y fuego el régimen sin que hubiese confrontación armada, eliminando así la posibilidad de una prueba testifical que hubiera hecho la luz en el sombrío drama.
Se reparte palo de ciegos en el caso que se airea cuando las papas les queman a los todopoderosos del régimen.(Con Fe sin Temor. editorial de El Deber de Santa Cruz)

lunes, 12 de abril de 2010

la prédica dominical del Pastor de Bolivia Julio Cardenal Terrazas es atendida por propios y extraño contiene sabiduría


Anna Infantas

El cardenal Julio Terrazas no sólo aprovechó la misa dominical de ayer para saludar a los niños y recordarles de que sean mensajeros y testigos de Cristo resucitado, sino que también cuestionó a quienes, dice él, se dedican a sembrar terror, rumores y confusiones. Para ello, hay que estar vigilantes y no tener miedo.
“No es el miedo el que soluciona las cosas y quienes andan creando miedo pueden estar seguros de que la victoria del Señor será mucho más fuerte y definitiva. No nos corresponde a nosotros atemorizar a nadie, nos corresponde clarificar con la luz de Cristo los hechos que se han producido. Nos corresponde buscar la verdad con la serenidad de la fe y con la fuerza de la razón, nos corresponde hacer justicia, no con el chicote y el palo, sino realmente compartiendo todo lo que el Señor nos ha dado”, dijo Terrazas.
El prelado aseguró que el mensaje de la homilía de ayer se resume a algo muy simple: paz. “En un ambiente en que vivimos en estos instantes, esa palabra no puede ser sólo un bonito deseo; tenemos que esforzarnos para que esa paz realmente alegre el corazón del pueblo”, reflexionó Terrazas.
Afirmó, asimismo, que aquella frase: “La paz sea con ustedes”, es un saludo que está vivo. “Es una de las palabras más repetidas por el Señor en el evangelio, es una de las más repetidas hoy en todo el mundo y hoy también es una de las más pisoteadas por todos los que quieren hacerse los grandes reyes, los grandes señores, los nuevos dioses de la humanidad”.
El cardenal consideró que no es posible que, a ocho días de la Pascua, se haya “disipado todo lo que hemos vivido de amor y cariño al Señor resucitado, aún en medio de nuestras responsabilidades cívicas del domingo pasado, no es posible que eso se haya evaporado por corrientes que nos van separando cada vez más en lugar de hacernos cada vez más hermanos y hacernos muchos más hijos de Dios”.

miércoles, 7 de abril de 2010

desde todos los rincones del planeta surgen voces de apoyo al Santo Padre por la impresionante campaña de desprestigio emprendida por Satán

"Si algún sacerdote ha sido infiel, no se puede ni se debe generalizar", afirma el cardenal Sodano

"No es culpa de Cristo, si Judas le ha tracionado"

El Papa abraza a Sodano y Judas besa a Jesús

El cardenal decano, Angelo Sodano, opina que "si algún sacerdote ha sido infiel no se puede ni se debe generalizar", en relación a los escándalos de pederastia en los que se ha visto inmersa la Iglesia católica. En la misa del Domingo de Resurrección Sodano aseguró al Papa que "no está solo" y, en una entrevista que publica hoy el diario vaticano "L'Osservatore Romano", indica: "consideré que era una ocasión propicia para reafirmar los profundos vínculos de unidad que obligan a todos los miembros de la Iglesia a estar junto al que el Espíritu Santo ha dispuesto que guíe a la comunidad de creyentes".

sábado, 3 de abril de 2010

una voz que reclama tranquilidad y honestidad


"que se lleven en forma pacífica" pide Edmungo Abastoflor arzobispo de L.P. (Radio Fides)

Este domingo en BoliviaIglesia Católica espera que elecciones sean pacíficas y pide respetar los resultadosMonseñor.

Edmundo Abastoflor arzobispo de La Paz espera que las elecciones de mañana domingo se lleven adelante de manera pacífica y se viva una fiesta en todo el país. La autoridad religiosa espera que los bolivianos voten con conciencia y sin ningún tipo de presión.“Esperamos que sea una jornada tranquila, una jornada de mucha participación ciudadana, donde los ciudadanos voten concientemente de acuerdo a su convicción, de acuerdo a su conciencia”, pidió monseñor Abastoflor.El prelado pidió además a los distintos candidatos aceptar democráticamente la decisión del pueblo, de manera que los elegidos respondan las expectativas que se depositarán en ellos.“Que los resultados sean aceptados por todos y en buena forma, de manera que se pueda tener autoridades que sirvan a nuestro pueblo, que busquen en primer lugar el bien de la sociedad, el bien común de todos y que se preocupen por los más necesitados”, señaló.En esta ocasión las elecciones coinciden con las celebraciones de Semana Santa, es decir que los comicios de este domingo estarán a la par de las celebraciones por el Domingo de Resurrección, que en muchos casos comienzan el sábado por la noche.