Páginas vistas en total

martes, 26 de junio de 2007

Aumentan los abortos entre adolescentes

Cada día suman los casos de aborto entre chicas de 15 a 19 años. En los últimos años el número de abortantes aumentó en más del 20% siguiendo la tendencia observada en toda Suecia así como la presencia de infecciones como la Clamydia por falta de precauciones higiénicas en las prácticas sexuales, estos conceptos expresaron los expertos que ven con preocupación lo que está ocurriendo. Tienen que darse una mejora en la calidad de la enseñanza sexual en los colegios. Las autoridades sociales proporcionaron los hechos. 395 abortos de menores de 19 en Gotemburgo después de dos meses de embarazo, y otros denominados como abortos quirúrguicos que se ejecutan en la sala de operaciones. Cada 1000 mujeres abortaron 25.5 en 1995, cibra que ha ido en sostenido aumento, hasta que en el 2006 se registraron 29.6 por cada un mil mujeres de entre 15 y 19 años. Este cuadro tiene que cambiar, ya que no es posible que "sea tan fácil practicarse un aborto" cuando todo aconseja que la maternidad responsable y el respeto por la vida, tienen que ser una prioridad a nivel de los padres y de la sociedad.

domingo, 24 de junio de 2007

Tener fe es un don de Dios

No tener fe porque se es ateo o agnóstico, hay quien lo vive, en algunos momentos, como una desgracia. Envidia al creyente que, en su ingenua convicción, ha encontrado respuesta a los grandes interrogantes del hombre. Tierno Galván, alcalde socialista de Madrid, afirmaba en una entrevista en 1985, a pocos meses de su muerte: "Es perfectamente conciliable la relación del agnóstico con las instituciones religiosas. Las respeta. En muchos casos las admira. Y, desde luego, tiene una actitud incluso reverencial frente al hombre de fe, el que ha resuelto todos los problemas porque se ha vinculado al misterio y porque acepta el misterio como una solución".

Como os habréis quedado con ganas de escuchar algo más de el viejo profesor, os acerco otro clarificador párrafo:

"Yo, en broma, suelo decir que Dios no abandona nunca a un buen marxista, es decir, que realmente no hay ninguna contradicción ni ningún problema para nosotros, el mundo agnóstico, para admitir a las personas de fe. Incluso yo dijera que reverenciarlas. Reverenciarlas porque la fe es un hecho inaudito, es un hecho extraordinario. La fe profunda, sólida y auténtica es uno de los fenómenos más interesantes que se producen en la mundanalidad, en donde estamos, en el mundo de lo que hay."

Se escuchan bien estas palabras de Tierno. Sobre todo hoy, que con tanta saña se desacredita y persigue la cultura cristiana. Dato curioso a retener: fue don Enrique designado alcalde gracias a pactos poselectorales entre PSOE y PCE. En realidad, había ganado las elecciones la Unión de Centro Democrático... ¿No os suena...?

LA ALEGRÍA DE LA FE

La noticia que quiero compartir con vosotros es que acabo de subir a mi web Nido de Poesía siete poemas ilustrados sobre "La alegría de la fe". Son autores Luis Alberto de Cuenca, Gabriela Mistral, Rafael Alfaro, Fausto Botello, Juan Mollá y Sagrario Torres. Asomaos y disfrutad una experiencia de integración de texto, imagen y sonido... Pero quisiera cerrar este post con fragmentos de un largo escrito (16 estrofas) de mi admirado poeta José María Fernández Nieto. El título de sus versos es "Relámpago de Dios", y voy a tener la osadía de picotear algunos bellos párrafos:

Uno que ya no sabe si es de día
o si es de pena cuando llega el caso;
uno que está dudando todavía
y que si cree en Dios es por si acaso...

Uno que, a veces, por ejemplo, llora
porque no ve la luz definitiva
y tiene que poner su amor en hora
para no navegar a la deriva...

Pues bien, uno que está –¡quién lo diría!–
seco, infecundo, mineral, vacío,
siente, no sabe cómo, que un buen día
le mana Dios por dentro como un río.

Y se halla, por ejemplo, tan ardiente,
tan sediento de Dios, tan anhelante,
que le gorjea un pájaro en la frente
para que deje de llorar y cante.

Y desde entonces Dios es quien escribe,
quien arde en cada verso, quien estrena
cada palabra inédita, quien vive
y florece de gozo en cada pena.

Uno, entonces, sonríe y se arrodilla
dejándose llevar a lo divino
y en el páramo yermo de su arcilla
se le abre el corazón como un camino.

Y uno que, por ejemplo, no sabía
que era de amor, de luz y de pureza,
aprende junto a Dios que la alegría
es hija natural de la tristeza...

lunes, 18 de junio de 2007

Resistir la fascinación de la moda

El Papa evidencia la perenne actualidad del testimonio de san Francisco, que nos enseña a hacer del Evangelio el criterio para afrontar los retos de cada tiempo, resistiendo a la fascinación engañosa de las modas pasajeras y discernir sobre las verdaderas necesidades del hombre

Lunes, 18 jun (RV)- Benedicto XVI regresó anoche al Vaticano después de una intensa visita apostólica de un día de duración a la ciudad de san Francisco, en el VII aniversario de la conversión del santo de Asís. El Santo Padre aprovechó la ocasión para entregar un mensaje al ministro general de los Hermanos menores conventuales, reunidos con ocasión de su Capítulo General.

Para el Pontífice “el Capítulo General reúne a hermanos provenientes de tantos países y culturas distintas para escuchar y hablar a través del único lenguaje del Espíritu, manteniendo viva de esta forma la memoria de la santidad de Francisco”. El Papa muestra su interés por el tema de reflexión elegido para estos días de la asamblea capitular, que centrándose en la misión la subraya como un camino permanente. “Se trata de un recorrido con múltiples dimensiones, pero centrado en la capacidad de dejarse impregnar por el Espíritu, para estar preparados a partir hacia dondequiera que Él nos llame”.

El mensaje de Benedicto XVI, hecho público hoy, evidencia la perenne actualidad del testimonio de san Francisco, que nos enseña a hacer del Evangelio el criterio para afrontar los retos de cada tiempo, también del nuestro, resistiendo a la fascinación engañosa de las modas pasajeras, para enraizarse en el diseño de Dios y discernir sobre las verdaderas necesidades del hombre”.

Reviviendo la memoria de Francisco

Tres días ha estado Benedicto XVI recordándonos la vida del Pobrecito de Asís, uno de esos días lo dedicó a recorrer los escenarios donde el Santo vivió y "reconstruyó la Iglesia" para librarla del boato, el lujo y la vanidad que había hecho carne en ciertos grupos de privilegiados.
El Papa les ha pedido a los jóvenes tomar como modelo a Francisco y dedicar su vida y sus acciones a luchar por un mundo mejor de mayor justicia y amor.
Posted by Picasa

sábado, 16 de junio de 2007

Evocando a Francisco el pobre de Asís

Benedicto XVI visitará los lugares emblemáticos de la vida de san Francisco de Asís
Sábado, 16 jun (RV).- Mañana, décimo primer domingo del tiempo ordinario, el Santo Padre visitará pastoralmente, por vez primera en su pontificado, la ciudad medieval italiana de Asís. Está previsto que Benedicto XVI visite los lugares más emblemáticos que marcaron la vida de San Francisco y Santa Clara. Por la mañana, estará en la basílica de Santa Clara, donde se encuentra el cuerpo de Santa Clara, así como el crucifijo de san Damián, ante el cual el Papa rezará. El Santo Padre presidirá la Santa Misa, siempre por la mañana en la Plaza de la Basílica de San Francisco, donde también venerará los restos mortales del “poverello”. Por la tarde en la Basílica superior, el Papa saludará al capítulo general de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales. Siempre por la tarde, el Pontífice se reunirá asimismo, en la Catedral de San Rufino, con el clero y los religiosos. Finalizará la jornada con otro encuentro, esta vez con los jóvenes en la plaza de la Basílica de Santa María de los Ángeles donde se encuentra la famosa porciúncula.El Ministro general de los franciscanos, el padre José Rodríguez Carballo, nos cuenta a continuación la importancia de esta peregrinación del Papa en el octavo centenario de la conversión de san Francisco. Y nos dice por qué la presencia y la palabra del Santo Padre representan el momento culminante de estas celebraciones que, de octubre de 2006, llegarán hasta octubre de 2007.

miércoles, 13 de junio de 2007

El Papa nos invita a ver la Historia

Benedicto XVI ha exhortado a leer la historia de la Iglesia no con la postura de quien quiere descubrir escándalos o levantar atribuir sensacionalismos, a toda costa, sino de quien quiere hallar en ella “los signos del amor de Dios”. Finalmente, en su catequesis, Benedicto XVI ha atribuido a Eusebio el mérito de haber afirmado “el título cristológico de Salvador, con referencia a su benevolencia”.

Este ha sido el resumen que de su catequesis ha hecho el Santo Padre en español para los peregrinos de nuestra lengua presentes en la Plaza de San Pedro:

Queridos hermanos y hermanas:
Entre las figuras más destacadas de la Iglesia antigua hay que mencionar a Eusebio, obispo de Cesarea, testigo y protagonista de un cambio de época para el cristianismo, que alcanza la paz con el emperador Constantino y celebra el primer concilio de Nicea, en el que Eusebio suscribió el Credo.


Eusebio es conocido sobre todo por los diez libros de su Historia Eclesiástica, con una gran cantidad de noticias de los tres primeros siglos. Pero no es sólo un alarde de erudición: se trata de narrar los hechos que muestran el progresivo desarrollo del misterio del amor de Dios por los hombres que se ha manifestado en Cristo. Al mismo tiempo, es una historia que no sólo atrae la curiosidad, sino que llama a la conversión, a reconocer en la vida de la Iglesia los signos del amor de Dios y las magníficas obras que ha hecho para nuestra salvación. A su vez, este reconocimiento invita a dar una respuesta generosa y un testimonio claro de vida cristiana, orientada a imitar a quien tanto nos ha amado y nos ama. Después de tantos siglos, Eusebio de Cesarea nos repite esta invitación.


Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular al grupo de la Institución Teresiana, reunido estos días en Roma, a las Siervas de María Ministras de los Enfermos, a los colaboradores de las Obras Pontificias Misioneras de México y al grupo del Colegio San Agustín de Lima, así como a los demás grupos y personas venidas de España, México, Ecuador, Perú y de otros Países de Latinoamérica. Invito a todos a ver en la historia y en la vida cotidiana el amor y la bondad de Dios.


Muchas gracias por vuestra visita.

jueves, 7 de junio de 2007

Benedicto XVI y el G8

Benedicto XVI ha dirigido hoy un nuevo llamamiento a los líderes del G8 reunidos en la ciudad alemana de Heiligendamm'' para que respeten “las promesas de aumentar sustancialmente las ayudas para el desarrollo, a favor de las poblaciones más necesitadas, sobre todo aquellas del Continente Africano''.

Hoy ha comenzado en Heiligendamm, Alemania, bajo la Presidencia de la República Federal de Alemania, la Cumbre Anual de los Jefes de Estado y de Gobierno del G-8 – es decir y los siete Países más industrializados del mundo más la federación Rusa. El pasado 16 de diciembre tuve la ocasión de escribirle a la Canciller Angela Merkel agradeciéndole, en nombre de la Iglesia católica, la decisión de conservar en el orden del día del G-8 el tema de la pobreza en el mundo, con particular atención a África. Ahora quiero dirigir un nuevo llamamiento a los líderes reunidos en Heiligendamm, para que las promesas de aumentar sustancialmente la ayuda al desarrollo se cumplan, en favor de las poblaciones más necesitadas sobre todo las del Continente Africano.

El Santo Padre ha indicado como méritos especiales la atención al segundo gran objetivo del milenio: la educación primaria para todos antes de 2015. “En este sentido, una especial atención merece el segundo gran objetivo del milenio: “el poder alcanzar la educación primaria para todos, asegurar que cada muchacho y muchacha cumpla en su totalidad el curso entero de la escuela primaria antes del 2015”. Este es parte integral para alcanzar todos los demás objetivos del milenio; garantía de la consolidación de los objetivos alcanzados; y punto de partida de los procesos autónomos y sostenibles de desarrollo”.

Finalmente el Papa ha hablado del papel de las Iglesias cristianas en este proceso educativo, donde a menudo suple las carencias de las estructuras oficiales del estado: “No se debe olvidar que la Iglesia católica está siempre en primera línea en el campo de la educación, llegando particularmente, en los Países más pobres, allí donde las estructuras estatales muchas veces no alcanzan a llegar. Otras Iglesias cristianas, grupos religiosos y organizaciones de la sociedad civil en los Países más pobres comparten este compromiso educativo. Es una realidad que, en la aplicación del principio de subsidiaridad, los Gobiernos y las Organizaciones internacionales están llamados a reconocer, a valorizar y a sostener, también mediante la erogación de contribución financiera. Esperemos que se trabaje con seriedad para que se alcancen estos objetivos”.

En la serie de catequesis sobre las grandes personalidades de la Iglesia antigua, Benedicto XVI ha centrado su alocución de este miércoles en la vida y la obra de san Cipriano, primer obispo mártir africano del siglo III. Su fama está enlazada con su rica actividad literaria y su gran actividad pastoral.

Tras destacar que no desmayó en «promover la disciplina» de la comunidad cristiana, el Papa ha recordado que san Cipriano fue un «firme defensor de las sanas tradiciones de la Iglesia africana, caracterizándose siempre por su profunda humanidad, en fidelidad al auténtico espíritu evangélico. Invitando a los cristianos a la ayuda fraterna hacia los paganos, víctimas de la peste».
El santo obispo Cipriano luchó inquebrantablemente contra la corrupción y los pecados que devastaban la vida moral de los cristianos, sobre todo la avaricia, ha subrayado Benedicto XVI. Luego, evocando los numerosos escritos de este Pastor, el Papa ha puesto de relieve el libro dedicado a la oración del Padrenuestro: «Particularmente querido para mí es su libro sobre el Padrenuestro, que me ha ayudado a comprender mejor y a rezar mejor el Padrenuestro. Enseña cómo precisamente en el Padrenuestro se dona al cristiano la forma correcta para rezar».

Tras hacer hincapié en la importancia de la forma ‘plural’ en esta oración - «para que el que reza no lo haga sólo por él mismo» – y recordando que nuestra oración es pública y comunitaria, Benedicto XVI ha puesto de relieve la importancia, también hoy, de la disciplina, de la calma y de la medida en la oración. Palabras que nos ayudan a celebrar bien la Santa Liturgia.

El Pontífice ha invitado a pensar que «estamos ante la mirada de Dios, tanto con la conducta de nuestro cuerpo como con el tono de nuestra voz». Recordando que «cuando nos reunimos con nuestros hermanos y celebramos los sacrificios divinos con los sacerdotes de Dios, debemos recordar la importancia del temor reverencial y de la disciplina»: “No dar al viento, aquí y allá, nuestras oraciones con voces descomedidas, es la instrucción que nos ha dejado Cipriano. Así como tampoco, arrojar con tumultuosa verbosidad un ruego, que, sin embargo, se debe encomendar a Dios con moderación. Porque Dios no escucha la voz, sino el corazón”.

Como es tradicional, el Papa ha resumido en otras lenguas su catequesis de ésta, que ha sido la audiencia número 20 de este año y en la que han participado más de treinta mil peregrinos provenientes de numerosos países.

viernes, 1 de junio de 2007

Marcos 11,11-26 El poder de la oración

Evangelio según San Marcos 11,11-26.Jesús llegó a Jerusalén y fue al Templo; y después de observarlo todo, como ya era tarde, salió con los Doce hacia Betania. Al día siguiente, cuando salieron de Betania, Jesús sintió hambre. Al divisar de lejos una higuera cubierta de hojas, se acercó para ver si encontraba algún fruto, pero no había más que hojas; porque no era la época de los higos. Dirigiéndose a la higuera, le dijo: "Que nadie más coma de tus frutos". Y sus discípulos lo oyeron. Cuando llegaron a Jerusalén, Jesús entró en el Templo y comenzó a echar a los que vendían y compraban en él. Derribó las mesas de los cambistas y los puestos de los vendedores de palomas, y prohibió que transportaran cargas por el Templo. Y les enseñaba: "¿Acaso no está escrito: Mi Casa será llamada Casa de oración para todas las naciones? Pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones". Cuando se enteraron los sumos sacerdotes y los escribas, buscaban la forma de matarlo, porque le tenían miedo, ya que todo el pueblo estaba maravillado de su enseñanza. Al caer la tarde, Jesús y sus discípulos salieron de la ciudad. A la mañana siguiente, al pasar otra vez, vieron que la higuera se había secado de raíz. Pedro, acordándose, dijo a Jesús: "Maestro, la higuera que has maldecido se ha secado". Jesús le respondió: "Tengan fe en Dios. Porque yo les aseguro que si alguien dice a esta montaña: 'Retírate de ahí y arrójate al mar', sin vacilar en su interior, sino creyendo que sucederá lo que dice, lo conseguirá. Por eso les digo: Cuando pidan algo en la oración, crean que ya lo tienen y lo conseguirán. Y cuando ustedes se pongan de pie para orar, si tienen algo en contra de alguien, perdónenlo, y el Padre que está en el cielo les perdonará también sus faltas". Pero si no perdonan, tampoco el Padre que está en el cielo los perdonará a ustedes. Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios. Leer el comentario del Evangelio por : San Cirilo de Jerusalén (313-350), obispo de Jerusalén, doctor de la Iglesia Catequesis bautismales, nº 5
“Tened fe en Dios” “Es una gran suerte, dice la Escritura, encontrar a un hombre que tiene fe (Pr 20,6). No te digo esto para incitarte a abrirme tu corazón, sino para que muestres a Dios el candor de tu fe, a ese Dios que escruta los corazones y conoce los pensamientos de los hombres (Sl 7,10; 93,11). Sí, es una gran cosa un hombre que tiene fe; es más rico que todos los ricos. En efecto, el creyente posee todas las riquezas del universo, puesto que las desprecia y las pone debajo de sus pies. Porque, aunque los que son ricos poseen un montón de cosas en el plano material, ¡qué pobres son espiritualmente! Cuanto más tienen, más se consumen por el deseo de lo que les falta. Por el contrario, y está ahí el colmo de la paradoja, el hombre que tiene fe es rico en el seno mismo de la pobreza, porque sabe que no tiene más necesidades que el comer y el vestir; con ello está contento y pone las riquezas bajo sus pies. Y no es tan sólo nosotros, los que llevamos el nombre de Cristo, que vivimos un proceso de fe. Todos los hombres, incluso los que están alejados de la Iglesia, viven un proceso semejante. Es por una fe en el porvenir que, gente que no se conocen perfectamente, se contratan en matrimonio; la agricultura se fundamenta sobre la confianza en que los trabajos realizados van a dar fruto; los marineros ponen su confianza en un delicado esquife de madera… También la mayoría de las empresas humanas se basan sobre un proceso de confianza; todo el mundo cree en estos principios. Pero hoy las Escrituras os llaman a la verdadera fe y os trazan el verdadero camino que complace a Dios. Es esta fe que, en el libro de Daniel, ha cerrado la boca a los leones (Dn 6,23). Es por “el escudo de la fe, por donde se apagarán las flechas incendiarias del malo” (Ef 6,16)… La fe sostiene a los hombres haciéndoles, incluso, caminar sobre el mar (Mt 14,29). Algunos, como el paralítico, han sido salvados por la fe de los demás (Mt 9,2); la fe de las hermanas de Lázaro ha sido tan fuerte que consiguió hacerle salir de la muerte (jn 11)… La fe dada gratuitamente por el Espíritu Santo sobrepasa todas las fuerzas humanas. Gracias a ella se puede decir a esta montaña: “Trasládate a otra parte” y se trasladará (Mt 17,20)