Páginas vistas en total

jueves, 22 de diciembre de 2016

Francisco se queja de la actitud de la Curia que está frenando las reformas en marcha. lo hacen a veces con el deseo de "mejorar los contenidos" lo que está impidiendo el avance de las propuestas.


Papa revela "resistencias malvadas" en la curia


El papa ofreció un extenso discurso sobre los cambios en la curia romana


Las reformas impulsadas por el papa Francisco en la curia romana chocan contra un muro de intereses. Así lo reveló hoy el pontífice, quien reveló la existencia de "resistencias malvadas" y "ocultas" a la reforma de la Curia, que está implementando desde hace tres años.
Como cada año, Francisco aprovechó su discurso para felicitar las Navidades a la Curia, el Gobierno de la Iglesia católica, para lanzar un duro mensaje a sus miembros.
En el pasado había hablado de las "enfermedades de los eclesiásticos", en otro discurso enumeró las posibles "curas" y en esta ocasión les advirtió de que no puede haber reforma si ellos no cambian.
Además aprovechó la ocasión para lamentar las "resistencias" a la reforma que junto a los cardenales del llamado grupo "C9" está intentando implementar.
Las palabras del papa cobran mayor importancia en el contexto de malestar en el seno de la Iglesia católica tras la filtración de una carta firmada por cuatro cardenales en la que se cuestionan algunos puntos de su exhortación "Amoris Laetitia" y en la que se le exige su rectificación.
En su alocución, Francisco afirmó que existen resistencias a la reforma que "a veces nacen de la buena voluntad y del diálogo sincero".
También denunció "las resistencias ocultas, que nacen de corazones asustados y endurecidos, que se alimentan de las palabras vacías del 'gatopardismo' espiritual de quien dice que quiere cambiar las cosas, pero después quiere que todo quede como antes", dijo.
Advirtió que "existen también resistencias malvadas, que germinan en mentes perversas y se presentan cuando el demonio inspira intenciones malas. Este último tipo de resistencia se esconde en justificaciones, y, en tantos casos, acusaciones, que se refugian en las tradiciones, en las apariencias, en las formalidades, en lo conocido (...).
No obstante, Francisco dijo que había que escuchar "las "resistencias buenas -incluso las menos buenas- que son necesarias".
Al respecto de la reforma del Gobierno de la Iglesia, Francisco explicó que "no tiene fines estéticos" y que "no puede ser entendida como una especie de lifting o de maquillaje para embellecer el anciano cuerpo curial o como una operación de cirugía estética".
"Queridos hermanos, no son las arrugas de la Iglesia lo que se tienen que temer, sino las manchas", aseveró.
Por ello, les indicó que para realizar la reforma no basta "cambiar el personal, sino que los miembros de la Curia se renueven espiritualmente, humanamente y profesionalmente".
"La reforma de la Curia no se realiza con el cambio de las personas -que se está realizando y se realizará- sino con la conversación entre las personas", explicó.
Y agregó que "sin una conversión y una purificación permanente, sin un cambio de mentalidad, el esfuerzo funcional resultaría en vano".
En esta ocasión, el pontífice argentino enumeró y explicó los doce criterios que tienen que inspirar la reforma de la Curia: individualidad, pastoralidad, misionaridad, racionalidad, funcionalidad, modernidad, sobriedad, subsidiariedad, sinodalidad, catolicidad, profesionalidad y gradualidad.
Resaltó la importancia de los laicos y de las mujeres en el Gobierno de la Iglesia y advirtió que en esta reforma debe eliminarse para siempre el criterio "promoveatur ut removeatur" (promovido para quitarse de en medio a alguien) que dijo "es el cáncer" de la Iglesia.
Para confirmar que su reforma va adelante, el papa también fue enumerando uno por uno los pasos adelante que se ha realizado junto con el grupo de cardenales durante estos años de pontificado.
Y concluyó su largo discurso, de casi una hora, con una oración en la que pidió que los hombres de la Iglesia sean humildes, sin orgullo y arrogancia.
En los saludos finales, Francisco regaló a los cardenales y altos miembros de la Curia presentes hoy en la sala Clementina del palacio pontificio el libro: "Consejos para curar las enfermedades del alma" del jesuita Claudio Acquaviva (1543-1615).

lunes, 12 de diciembre de 2016

dos veces por semana en los misterios gozosos del Rosario recordamos "la visita de la Virgen María a Santa Isabel", al tema se refirió Francisco horas pasadas para recordarnos que nuestra fe debe ser servicial, como la joven madre que visita a su prima para asistirle en la espera de Juan el Bautista.

Francisco pide la «fe servicial» de María, que «sale a visitar y acompañar la gestación de Juan»

Celebra la Virgen de Guadalupe con cantos en «náhuatl», el idioma del primer relato de las apariciones


Siguiendo un gesto iniciado por Benedicto XVI, el Papa Francisco ha celebrado el lunes en la basílica de San Pedro la misa de la Virgen de Guadalupe, Patrona de las Américas y de Filipinas, donde viven más de la mitad de los católicos del mundo.
El Papa ha invitado a los fieles de todas las naciones iberoamericanas a «aprender de la fe recia y servicial de María», una muchacha joven que abandona su casa para ir «a visitar y acompañar con su presencia la gestación de Juan el Bautista» en la casa de su prima Isabel.
Si las apariciones de María «la primera discípula y misionera» al indio Juan Diego en 1531 impulsaron arrolladoramente la evangelización de América, el Nuevo Mundo tiene que ser más cristiano pues, según Francisco, la sociedad «se ha vuelto cegatona e insensible frente a miles de rostros que se van quedando por el camino».
Se refería a los pobres, los ancianos aislados e incluso «miles y miles de niños y jóvenes en situación de calle, que mendigan y duermen en las estaciones de tren, del subte o donde encuentren lugar».
El Papa no dudaba es utilizar palabras fuertes, e incluso duras pues «sin darnos cuenta, nos hemos acostumbrado a vivir en una ‘sociedad de la desconfianza’ que va generando estados de desidia y dispersión».

«No seremos nunca un pueblo huérfano»

El modo de remediar esas patologías sociales es, según Francisco, volver a la unidad con María, pues «no somos ni seremos nunca un pueblo huérfano. ¡Tenemos Madre! Y donde está la madre hay siempre presencia y sabor a hogar. Donde está la madre, los hermanos se podrán pelear pero siempre triunfará el sentido de unidad».
La misa de este año ha incorporado bellísimo cantos litúrgicos antiguos en «náhuatl», el idioma de Juan Diego en el que se compuso el «Nican Mopohua», primer relato de las apariciones y conversaciones con la Virgen de Guadalupe, conocida en todo el mundo como «la Morenita» por su mezcla de rasgos indios y españoles.

martes, 6 de diciembre de 2016

Carlos Sánchez desde el Instituto para la Democracia de EEUU, glosa un documento papal relacionado con el aumento del consumo de cocaína y de su relación con el tráfico alentado desde Venezuela y Bolivia.

“Alertar el aumento en el consumo y la producción de drogas” ha sido el mensaje del papa Francisco, que poniendo como ejemplo su país natal Argentina, dijo que “hace 30 años era un país de tránsito y ahora es un país de consumo y hasta algo de producción”. La alerta papal aplica a todos los países de América Latina, hoy víctimas del incremento de la producción de coca y cocaína que los ha convertido en consumidores. El problema radica en el incremento de la producción de droga con los gobiernos del socialismo del siglo XXI y está en directa relación con la política de la Venezuela de Hugo Chávez-Nicolás Maduro, el Ecuador de Rafael Correa, las FARC, el gobierno cocalero de Evo Morales en Bolivia y Cuba.

La CEPAL informó que “América Latina concentra la totalidad de producción global de hoja de coca, pasta base de cocaína y clorhidrato de cocaína del mundo”. La ONU declaró que “los mayores productores de cocaína son Colombia, Bolivia y Perú” y que “tenemos un problema que es el de la producción y ello genera un problema del control de la cocaína en otros países”. En Colombia, el Procurador General declaró que el proceso de paz con las FARC ha dado lugar al incremento de los cultivos coca que están alrededor de las 100.000 hectáreas (hoy se denuncia el doble) que producen cerca de 700 toneladas de cocaína al año. Bolivia tenía 3.000 hectáreas de cultivos de coca ilegal en 2003 cuando derrocaron al presidente Sánchez de Lozada y luego de 10 años de gobierno de Evo Morales, superan las 40.000 hectáreas. Perú ofrece una reducción sostenida de los cultivos de coca desde 2011, de acuerdo con informes de la ONU.

La Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) de la OEA describe como “cocaínas a tres sustancias o drogas que contienen el alcaloide cocaína, extraído de las hojas del arbusto de la coca y que son el clorhidrato de cocaína o simplemente cocaína, la pasta base y el crack. (…) La cocaína se esnifa, inhala o inyecta, la pasta base y el crack se fuman”. Respecto al consumo, la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Crimen (UNODC) informa que “la prevalencia anual en el consumo de cocaína se reduce en Europa Occidental y Central y en América del Norte”; que en “América del Norte ha disminuido el número de consumidores abusivos de cocaína”.

La CICAD informa que la prevalencia en el consumo de droga de estudiantes secundarios en Chile es 3,6%, en Argentina es 2,7%, en Colombia 2,6%, en Brasil y Uruguay 2,2%, en Bolivia 2% mientras que en Estados Unidos es de 1,6%, sin estadísticas de Venezuela. La UNODOC informó que “en América del Sur la prevalencia del consumo de cocaína es la más elevada en la población adulta: Uruguay 2,1%, Brasil 1,75%, Chile 1,21,% y Argentina 0,73%”. En general, señalan a Argentina y España como los países donde mas cocaína se consume en el mundo.

Respecto al tráfico, The Wall Street Journal publicó en 2015 “Venezuela, eje del trafico de drogas”, en el que detalla “las investigaciones en contra de altos funcionarios y militares del Gobierno venezolano que estarían ayudando a traficar drogas a través de la frontera con Colombia”. Los “narcosobrinos” del jefe de Estado de Venezuela han sido declarados “culpables de conspirar para traficar drogas a los Estados Unidos” por decisión unánime de un jurado en Nueva York. El senador boliviano Roger Pinto, en ejercicio de su mandato, denunció personalmente al jefe de Estado, Evo Morales, del tráfico de droga en aviones militares desde la zona cocalera de Chimoré, en Bolivia, a Venezuela, y fue perseguido y forzado a refugiarse por más de un año en la Embajada de Brasil, en La Paz, de donde salió por un operativo humanitario liderado por el diplomático brasilero Eduardo Saboia, y ahora es un exiliado político. El jefe de la oficina antinarcóticos de Evo Morales ha sido condenado en Estados Unidos por tráfico de drogas.

Colombia ha acusado y reclamado al Gobierno de Venezuela desde hace mas de 10 años por la protección que Hugo Chávez y Nicolás Maduro han otorgado a las FARC, hasta que el proceso de paz llevó al asesor jurídico de las FARC a reconocer que “Chávez ideó, Chávez impulsó, Chávez construyó” el proceso de paz, mientras la producción de cocaína crecía en Colombia y Venezuela se convertía en el “eje del trafico de drogas”. Ante el bombardeo de Angostura sobre un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano, Rafael Correa declaró que “los guerrilleros muertos fueron masacrados”, pero el territorio ecuatoriano está señalado como “cocina de pasta base” y Esmeraldas, Manabí y Santa Elena como principales puntos de exportación de droga.
El discurso del socialismo del siglo XXI es fundamentalmente “antiimperialista” y anti lucha contra el narcotráfico.

Evo Morales sostiene y Hugo Chávez lo declaró reiteradamente que el problema de la droga es “el consumo y que Estados Unidos es el principal consumidor” (dato que como hemos visto es falso). Venezuela, Bolivia y Ecuador han expulsado a los embajadores de Estados Unidos y a la DEA sindicándola de intervencionista. Ecuador ha sacado a los Estados Unidos de la Base de Manta de “operaciones contra el narcotráfico”. Venezuela y Bolivia son señalados como narco estados.

La alerta del papa Francisco es cierta pero incompleta porque el meollo del narcotráfico en las Américas es el incremento de la producción y tráfico de cocaína producida como acción política del socialismo del siglo XXI, que ha inundado de droga a América Latina, con enriquecimiento ilícito, corrupción e impunidad, cobijada en la destrucción del “estado de derecho” y la “ausencia de división e independencia de los poderes públicos”. Las dictaduras lideradas desde Cuba y con control de Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua son responsables de la alerta papal y la observación de la realidad lo demuestra.
*Abogado y Politólogo. Director del Interamerican Institute for Democracy