Páginas vistas en total

miércoles, 26 de febrero de 2014

Arzobispo Gualberti pide declarar a Beni zona de desastre. lo mismo el Defensor del Pueblo, legisladores y autoridades también del MAS hacen lo mismo porque la situación es insostenible.

El defensor del Pueblo y la Iglesia Católica hicieron un llamado por separado a las autoridades del Gobierno para que declaren 'zona de desastre' al departamento del Beni, debido a que la emergencia por las lluvias continúa en esta región y hay miles de familias afectadas que necesitan una atención mayor a la que se está brindando en la actualidad.

“Creemos que sí, que el mejor modo de ayudar a estas personas es declarar zona de desastre” afirmó Monseñor Sergio Gualberti, Arzobispo de Santa Cruz, en conferencia de prensa. Los Obispos pidieron escuchar el clamor de la gente que está llegando a todas partes y no puede ser ignorado por el Gobierno.
Monseñor Gualberti hizo este llamado a tiempo de entregar Bs. 452.364.14 recaudados en la colecta dominical en las parroquias de Santa Cruz, a favor de los damnificados por las inundaciones. el dinero fue entregado y repartio en partes Iguales a las Iglesia del Vicariato Apostolico de Reyes, Vicariato Apostolico del eni (Trinidad) y Vicariato Apostolico de Pando.
Por su parte el defensor del Pueblo, que visitó Trinidad en pasados días, dijo en La Paz que es urgente declarar zona de desastre al Beni, a Pando y a La Paz, donde también hay varios lugares que fueron afectados con dureza por las inclemencias del tiempo.
El defensor aseguróq ue la situación en el Beni es de “extrema gravedad que no puede minimizarse ni relativizarse, ya que una gran parte de sus habitantes, especialmente de las zonas más alejadas, se encuentran en estado de vulnerabilidad y afectación de varios de sus derechos”.
Villena además reveló que la ayuda que llega para las familias afectadas es insuficiente, desordenada y desigual.
“Hemos recibido denuncias y reportes, e incluso hemos sido testigos que en algunos sitios las provisiones de alimentos, agua y vituallas llegan en mayor cantidad y de manera más frecuente que en otros, sin ninguna explicación, lo que genera no solamente el malestar de las personas afectadas, sino que muestra un grado de insensibilidad e inequidad que no se puede tolerar frente a una situación que afecta a todas y todos”, lamentó.
A los problemas que enfrenta Trinidad, se suman otros como la contaminación en Riberalta por el colapso de dos de las cinco lagunas de oxidación, lo que pone en peligro la salud de toda la población. En otras ciudades como Santa Ana y Reyes hay escasez e incremento del precio de alimentos y la situación se complejiza debido a la falta de caminos de acceso.
La Defensoría del Pueblo elevará un informe de las verificación realizada en el Beni, el documento será remitido a las autoridades gubernamentales ya que la institución lo que busca es facilitar y crear un escenario común de coordinación para que la ayuda y la atención que requieren las y los afectados por las inundaciones llegue y todos y todas y con prontitud.

viernes, 21 de febrero de 2014

El Papa que vino de América Latina


 

Los griegos inventaron la metafísica. Y Grecia está en Europa. Los romanos inventaron el derecho que tenemos. Y Roma está en Europa. Los escolásticos medievales canonizaron la metafísica y el derecho.
Y esto también ocurrió en Europa. Por eso Europa engendró el pensamiento dogmático, que es primo hermano del pensamiento absoluto. Y pariente también del pensamiento excluyente. Luego, los grandes conquistadores, que también nacieron en Europa, esgrimiendo las bulas papales (Nicolás V, en 1454, Alejandro VI, en 1493, León X, en 1516, y Pablo III, en 1534), se vieron con el derecho de “hacer esclavos suyos a los habitantes de África” (sic) y de apropiarse del oro y demás objetos preciosos descubiertos en América.

Es verdad que la Ilustración puso todo esto patas arriba. Pero no es menos cierto que las estructuras de pensamiento, rectoras de la cultura que produjo (y exportó) Europa, siguen aquí, entre nosotros y con nosotros, dictaminando desde nosotros, los hijos de Europa, cómo tiene que funcionar el mundo. Y, por supuesto, la religión.
Pues bien, aquí es donde yo quería llegar. Porque el hecho es que, hasta el actual papa, todos los papas que en el mundo han sido, nacieron en el Imperio donde había nacido la metafísica y el derecho, la escolástica y los dogmas, el pensamiento absoluto y la coherencia de cada absoluto, enfrentada a todos los que se resisten a admitir o tolerar otras posibles coherencias, que, según se dice ahora, no pasan de ser un “pensamiento débil”.
Francisco ha sido el primer papa que ha venido de otra cultura, de otra historia, de otra forma de situarse ante la vida y sus problemas. Francisco, por supuesto, ha leído metafísica y teología escolástica. Pero lo que configura a una persona no es lo que lee o estudia, sino la cultura en que nace, crece y se educa. Francisco no se ha hecho en la cultura de Europa, sino en la de América Latina, donde la vida se afronta de manera que allí un europeo ve cosas que no se acaba de explicar. Yo lo he vivido durante años. He visto “viejitas” que van a misa con velo, medallas y escapularios de los que usaba mi abuela. Mujeres que le rezan a un santo tan ñoño y tan antiguo que da grima verlo. Pero esas mismas mujeres, piadosas de hace dos siglos, acabada la misa, se echan a la calle, armando lío, para defender a un cura “rojete” al que está esposando la policía porque ha defendido a un tipejo que no le ha hecho mal a nadie.
Aquí nos sentimos desconcertados cuando nos dicen que el papa piensa canonizar a Juan Pablo II y a Pío XII. Pero, ¿cómo es posible que quiera hacer eso y, al mismo tiempo, quiera también elevar a los altares a Juan XXIII y a Mons. Romero? En definitiva, ¿qué Iglesia quiere este papa? Seguramente – esto me parece a mí – Francisco quiere la Iglesia que tiene su eje y su consistencia en la bondad con todos, en la acogida y la cercanía a todos, en el respeto y la tolerancia. Ahora mismo hay gente que se pone de los nervios si un obispo no permite la misa tradicional (en latín, de espaldas al pueblo, etc). Es importante que respetemos la misa tradicional y las demás formas posibles (y aceptadas por la Iglesia) para recordar la Cena del Señor.
El papa Francisco no tiene pelos en la lengua para decirle a cada cual lo que tiene que decirle. Pero, lo mismo que dice lo que tiene que decir, con la misma sinceridad deja en paz a los que no piensan como él. Jesús dejó claro que no estaba de acuerdo con los fariseos. Pero comió en casas de fariseos, lo mismo que compartió mesa y mantel con publicanos y pecadores. ¿Y no quedó claro el Evangelio? ¿Cuándo nos vamos a tragar, de una vez, que lo que importa en la vida es la bondad? Francisco, con la mentalidad del continente en el que nació la teología de la liberación de los pobres, está abriendo un camino nuevo, para la Iglesia, para cada uno de nosotros. Francisco no está desconcertado. Lo que ocurre es que nos ha desconcertado a todos los que tenemos más integrado en nuestras vidas el Helenismo que el Evangelio. ¿Os es que pretendemos que un latinoamericano se sitúe ante los problemas de la Iglesia y de la vida como nos situamos los europeos?
Hay quienes piensan que el Francisco no puede con la Curia. Y si puede, ¿por qué no ha tomado ya medidas importantes? He vivido mucho tiempo en América Latina, desde México a Argentina. Y sé muy bien que el sentido del tiempo y de la puntualidad tampoco es allí como lo es en Europa. Cuando preguntas a qué hora empieza el acto y te responden “Ahorita”, nadie sabe, ni puede saber, cuándo comienza lo que ya nos impacienta. Decir que Francisco, por su lentitud en la toma de decisiones, está desorientado, eso sí que es desorientación de la buena. Francisco no le ha dicho a nadie que “ahorita reformo la Curia”. No es eso. Simplemente insisto una vez más en lo que ya he dicho: Francisco sabe muy bien lo que quiere. Y sabe los pasos que tiene que dar. Pero que nadie tenga miedo. Que si algo va a encontrar en este papa, será respeto. A no ser que nos pasemos de la raya. Me refiero a la raya que divide al “pecado” del “delito”. Porque si hablamos de delitos, ya se sabe lo que le espera al delincuente.
Y termino. Apenas he acabado de redactar estas reflexiones, me llega la carta del papa Francisco a los católicos tradicionalistas. Tendré que reflexionar sobre este documento. En todo caso, bendigo a Dios porque este hombre, en el momento que estamos, ha dado en el clavo. Lo más urgente, ahora mismo, es que sepamos respetarnos y unirnos

domingo, 16 de febrero de 2014

mucho se habló sobre Benedicto XVI y "su permisividad de la pederastia", nada más falso. vamos sabiendo que castigó a 400 sacerdotes y 80 obispos de alguna manera culpables o permisivos, el autor un franciscano bien informado Padre Martín, sale en defensa del papa convertido en un monje de clausura.

Un papa contra la pederastia

Autor: Santiago Martín, sacerdote
Se cumple un año de la dimisión de Benedicto XVI. Una dimisión que cogió a todos por sorpresa. Dicen que el propio secretario de Estado, el cardenal Bertone, sólo lo supo pocos días antes. Aunque ha pasado un año, seguimos sin tener todos los datos que nos permitan comprender por qué se produjo ese hecho extraordinario en la vida de la Iglesia. Posiblemente no se sabrá lo que motivó la dimisión del Ratzinger hasta que no se desvele el contenido del «Informe Herranz». Mientras tanto, sólo podemos aventurar algunas hipótesis que pueden resultar descabelladas.

Sabemos que en diciembre de 2012, pocos días antes de Navidad, el Papa recibió el mencionado informe y según algunas filtraciones decidió dimitir inmediatamente. Según estas mismas fuentes, Bertone le habría aconsejado al Papa que al menos retrasara su decisión, pues hubiera sido aún más duro para la Iglesia que el Santo Padre hubiera presentado la dimisión pocos días antes de Navidad. Más tarde, a finales de enero, cuando Benedicto comunicó a Bertone que iba a dimitir, éste volvió a intentar que diera marcha atrás, pero esta vez no lo consiguió. No cabe duda de que en la decisión del Papa pesó notablemente la situación de acoso a la que la Iglesia y él en particular estaban siendo sometidos con el llamado «caso Vatileaks».
Aquel caso, que muchos consideraron que se cerró en falso al responsabilizar únicamente al mayordomo papal mostró al mundo, con gran dolor, para el pontífice y para los católicos, las luchas dentro de la Iglesia y, sobre todo, dentro de la Curia Romana. El Papa había ya soportado un acoso terrible y degradante por parte de algunos medios de comunicación que querían implicarle en casos de pederastia, acusándole de haber sido tolerante con sacerdotes pederastas, y que había resistido a las presiones reiteradas en muchísimos ámbitos para que dimitiera en 2010. Probablemente, en el «Informe Herranz» había datos sobre eclesiásticos de la Curia que aconsejaron al pontífice presentar la dimisión para que su sucesor pudiera hacer la renovación que era necesaria. Esto no significa, ni mucho menos, que la Curia sea un nido de corrupción, como algunos han pretendido afirmar; sin embargo, resulta evidente que había, y no sabemos si seguirá habiendo, algunos miembros implicados en algunos de los tres grupos que existían en el vaticano: el lobby gay, la masonería y los prelados corruptos ligados a delitos económicos. Hay que insistir en que la mayoría de las personas de cualquier nivel que trabajan en el Vaticano son profundamente honestas, pero no se puede ignorar que hay manzanas podridas.
A parte de las especulaciones sobre las causas de la dimisión del Papa Benedicto, un año después de aquel acontecimiento podemos evaluar el legado que este extraordinario pontífice ha dejado a la Iglesia. Se suele destacar la lucidez intelectual, pero creo que lo primero ha sido el valor y la decisión con que actuó para atajar el problema de la pederastia en la Iglesia. Que no se lo reconozcan, que la ONU se atreva a acusar a la Iglesia de no haber hecho nada no es más que otra injusticia contra este gran Pontífice. Pero con ello no es desprestigiado Benedicto, sino los que se atreven a negar la realidad para intentar echar lodo sobre su nombre y su obra.

jueves, 13 de febrero de 2014

notable. mientras la mayoría de los países se pronuncia por legalizar el aborto BOLIVIA sale a las calles "por el derecho a la vida" impidiendo su despenalización.

El magistrado Gualberto Cusi, desde su despacho en el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) de Sucre, explicó que esa instancia no dio ‘luz verde’ a la despenalización del aborto, pero tampoco la rechazó en su totalidad, sino que se mostró a favor del respeto a la vida desde el momento de la concepción y encomendó a  la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) la tarea de normar esta práctica, informó el corresponsal de EL DEBER en Sucre, William Zolá.


“No es una sentencia quizá perfecta, eso yo quiero adelantar (pese a que) mi intención fue que sea salomónica, pero lamentablemente no hemos podido (hacerlo)”, dijo Cusi, a tiempo de explicar que este tema no tuvo consenso entre los magistrados, es por ello que se le delegó a la Asamblea Legislativa Plurinacional que “legisle apropiadamente el tema del aborto”, dijo.
Cabe recordar que en marzo de 2012, la diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Patricia Mancilla firmó un recurso abstracto de inconstitucionalidad contra 13 artículos del Código Penal, cinco de ellos referidos explícitamente contra el aborto. 
El recurso fue elaborado por un abogado que recibió sus honorarios de parte de la ONG IPAS de Estados Unidos, señala Erbol.

viernes, 7 de febrero de 2014

se le fue la mano al "Comité de la ONU sobre Derechos del Niño" porque sin reconocer lo positivo que hay en la Iglesia para frenar e impedir el abuso sexual, difunde generalidades. "no hay enfrentamiento" dijo Lombardi y que la Iglesia continuará aplicando la Convención respectiva con toda firmeza.

El portavoz del Vaticano,Federico Lombardi, tachó hoy de "anómalo" y de "ir más allá de sus competencias" el informe del Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño en el que se critica la conducta del Vaticano en los casos de abusos sexuales contra niños por parte de sacerdotes. 
Lombardi publicó hoy un artículo en la página web de Radio Vaticano en el que asegura que no hay "enfrentamiento" alguno entre Naciones Unidas y el Vaticano, y que la Iglesia continuará su compromiso para que se aplique la Convención de Derechos de la Infancia y mantendrá un diálogo abierto y constructivo con todos los organismos. 


atrio frontal de San Pedro, con la Guardia Suiza al relevo un dia cualquiera. Roma

No obstante, destaca que el informe publicado el pasado miércoles contiene "graves límites", pues no han tenido en cuenta las respuestas escritas y orales que los representantes del Vaticano han dado sobre ese tema. 

El portavoz vaticano argumenta que esto hace pensar que el informe estuviese "prácticamente ya escrito o por lo menos netamente enfocado" antes de la audición que el Vaticano realizó para el Comité, con sede en Ginebra, el pasado 16 de enero

Para Lombardi "es grave" que no se haya comprendido "la naturaleza específica de la Santa Sede", ya que es "una realidad diferente a la del resto de los Estados"

"¿No son capaces de entenderlo o no lo quieren entender?", se pregunta en su artículo, que añade que en ambos casos el tema "sorprende". 

Para el portavoz, "se ha dado mayor atención a las organizaciones no gubernamentales (ONG), con prejuicios negativos hacia la Iglesia católica y al Vaticano, que a la posición de ésta, firmante de la Convención y que siempre ha estado disponible a un profundo dialogo con el Comité". 
Lombardi afirma que es "típico" de estas organizaciones "no reconocer todo lo que ha hecho el Vaticano y la Iglesia en los recientes años, como reconocer errores, renovar las normativas y desarrollar medidas formativas y preventivas". 

"Ninguna organización o institución ha hecho esto, pero no es lo que emerge leyendo el documento en cuestión", acusa el portavoz. 
"Lo más grave" para el jesuita, también director de Radio Vaticano, es que "las observaciones han ido más allá de sus competencias e interfieren en las posiciones doctrinales y morales de la Iglesia católica, dando valoraciones morales sobre la contracepción, el aborto o la educación en las familias y la visión de la sexualidad humana". 

Además, observa Lombardi, "el tono, el desarrollo y la publicidad dado al Comité y a su documento son absolutamente anómalos respecto al normal procedimiento con otros países". 
Critica la "atención mediática, injustamente nociva", que recibió el Vaticano, aunque reconoce que también el Comité ha sido ampliamente criticado. 

En el informe se critica al Vaticano por no haber reconocido nunca "la amplitud de los crímenes" de abuso sexual contra niños por parte de sacerdotes y le acusa de adoptar "políticas y prácticas que llevaron a la continuación de los abusos y a la impunidad de los responsables". 
El Comité también afirma que el Vaticano no tomó "las medidas necesarias" para atender estos casos y proteger a los menores, y se pide que se entregue a la Justicia a los responsables de estos crímenes. 

También reprueba severamente al Vaticano por sus actitudes hacia la homosexualidad, la planificación familiar y el aborto, y pide que se revisen sus políticas para asegurar que se protejan los derechos de los niños y su acceso a la salud.