Páginas vistas en total

sábado, 26 de abril de 2008

domingo 27 día de oración en todo el país especialmente en Santa Cruz


Mons. Braulio Sáez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santa Cruz, invitó a participar de la Jornada de Oración que se realizará el domingo 27 de abril, ante la celebración del referéndum en este departamento
"La paz esté con ustedes" (Jn. 20,19) son las palabras de Jesús y es el slogan de la Jornada de Oración.
"La iglesia, y sobre todo nuestro cardenal Julio Terrazas, los invita a tener un día de oración, de reflexión, de tomar conciencia de este acontecimiento", dijo Mons. Braulio.
Al respecto comentó que están muy preocupados por el distanciamiento entre regiones, clases sociales, y etnias, la polarización ideológica, la excesiva primacía del discurso político y la influencia de sectores radicales que obstaculizan en proceso del diálogo y el consenso y que pueden desembocar en confrontaciones con consecuencias imprevisibles de dolor y de muerte.
Para el diálogo hay que crear un clima y declaró que lo fundamental para es "romper las desconfianzas y evitar el doble discurso, despojarse de intereses sectoriales, partidarios o ideológicos. Hay que abandonar actitudes de menosprecio, insulto, descalificaciones, odios y venganzas, y hay que suspender las campañas y propagandas que van desacreditando a uno y a otro sector a través de los medios de comunicación social".
Para esta Jornada de Oración, Mons. Sáez manifestó que "ante el Señor queremos ponernos frente a frente para decirle, queremos ser hijos de Dios y queremos ser constructores de paz"
Por otra parte el director de la PASOC (Pastoral Social Cáritas), P. Mauricio Bacardit exhortó a dejar toda actitud beligerante y como cristianos, en esta Jornada de Oración, todos llenen su corazón de amor, de paz y de justicia.
Se han preparados cuñas radiales, spots televisivos y baners que estarán en las parroquias y en lugares estratégicos de la ciudad. Al explicar sobre la campaña de comunicación para la Jornada de Oración, P. Hugo Ara, Vicario de la comunicación dijo que "esta tarea ha sido motivada por la misión de la Iglesia: buscar la paz como del Señor Jesús, el espíritu del Resucitado".

jueves, 24 de abril de 2008

en desagravio a las múltiples ofensas que recibe el cardenal Julio se ha difundido el siguiente artículo:

Que tristeza por la semana pasada, cuando el lodo maloliente del insulto, de la mentira, de la manipulación, de la demagogia ha salpicado al Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana; se ha querido manchar a nuestro Cardenal Boliviano y casi nadie o muy pocos han hecho sentir el apoyo fraterno a un pastor que – en un panorama boliviano desolador – todavía sabe dar palabras de esperanza, y llevar una Buena Noticia a los pobres, devolviendo la dignidad de ser Hijos de Dios a tantos olvidados y excluidos.La guerra de la desinformación continúa en Bolivia cuando periódicos, agencias de información, publicaciones, spots publicitarios... se han convertido en instrumentos proselitistas y escuelas públicas de la ideologización que vive el país. Publicaciones de lenguaje irreverente suelen encontrar espacio en esos medios, mientras se adecuen a la ideología o al precio de éstos.En este trajín de demagogia chabacana se ha querido manchar a uno de los venerables profetas de la Iglesia Latinoamericana; con cartas abiertas, artículos, declaraciones victimistas y sortilegios verbales que extravían a las masas hipnotizadas por el poder y la soberbia pseudo-intelectual.Siempre se ha sabido que se quiere manipular a la jerarquía eclesiástica, con el pretexto de mediar y apagar los incendios sociales de Bolivia, provocados por una mala gestión;. porque los responsables de la Iglesia Católica no pueden decir que no a su misión y deber de anunciar y propagar la paz, la justicia y la verdad.No es novedad que se quiera llevar la confrontación al interior del Pueblo de Dios, e inventar razones para mostrar falsamente “cristianos de arriba” y “cristianos de abajo”, de “izquierda” o de “derecha”. Los sacerdotes trabajadores están muy ocupados para perder el tiempo demostrando que sí hay una Iglesia de Base y que es la misma que está un poco o más arriba, a la izquierda o a la derecha, pues existen diferentes carismas pero una sola fe. Que luego, alguna cabra loca quiera usar términos como jerarcas, padres del pueblo, buenos y malos curas… es sólo fruto del chavismo sometedor.Unas cuantas ideas y declaraciones, en manos de poderosos instrumentos de información pueden ser peligrosas para determinar la realidad, para crear – ante los ojos atónitos de la Opinión Pública – situaciones que nunca existieron; pero no olvidemos que esos mismo instrumentos pueden tapar la verdad que puede ser incómoda. Todo para distraer, con cortinas de humo, la mirada a los problemas de fondo de la sociedad.Más peligroso puede ser el silencio de los católicos y católicas de Bolivia, que cuando ven que el lobo, o el zorro se acerca; con un falso pretexto de humildad permanecen en silencio ante la mentira, ante el insulto, ante la demagogia y la injusticia en general. Ser humilde y saber dar la otra mejilla, no significa ser cómplice de mentira.Situaciones como la que vive nuestro país, requieren del testimonio cristiano cuya libertad está en la Verdad, testimonio que Cristo vino a traer un fuego abrasador que purifica la mediocridad, el rencor racial, el revanchismo y el ansia de poder. Si Cristo no vino a acomodarse ante los poderosos de turno, ni se dejó manipular según la situación, ¿porqué tendrían que hacerlo nuestros pastores, o los católicos en general? Anunciar la verdad y denunciar la mentira, revuelve la aparente calma de nuestra sociedad, y no es con el silencio, ni con la omisión que se cumplirá la misión de los católicos y católicas de Bolivia.Este es un tiempo de purificación no sólo para Bolivia, sino también para la Iglesia Boliviana; y tendremos que saber vivir este momento histórico con dignidad.

miércoles, 23 de abril de 2008

una semana antes del 4 de mayo, la Iglesia convoca a una jornada de oración y de reflexión en respuesta al pedido de muchos

La Iglesia Católica convocó a una jornada para reflexionar y orar por la paz el próximo domingo 27 de abril, a una semana del 4 de mayo fecha prevista para la consulta sobre el estatuto autonómico cruceño que ha generado una tensa situación en el país. "Frente a la situación de tensión creciente en Santa Cruz con motivo de la realización de la consulta del 4 de mayo, y en respuesta a la inquietud de algunos hermanos y organismos eclesiales, convoco a todos ustedes a dedicar el domingo 27 de abril próximo, a una Jornada de Oración bajo el lema la paz esté con ustedes", anunció el vocero de la Iglesia Católica el Padre Marcial Chupinagua. De acuerdo al padre, el Cardenal Terrazas no pretende con ello organizar eventos públicos, ni concentraciones multitudinarias, más al contrario pide "incorporar la reflexión sobre la importancia de la paz en este delicado momento de la historia boliviana y con fe verdadera orar al Señor de la paz, la vida y el amor, para que todos, autoridades, dirigentes y ciudadanos, actúen con sabiduría, tolerancia y respeto a la dignidad humana". Para motivar la reflexión en esa jornada el mensaje indicó Chupinagua, que: "se están colocando pasacalles y baners con el mensaje "la paz esté con ustedes" en lugares estratégicos de la ciudad", y también se entregará material útil como sugerencia para una celebración litúrgica.

lunes, 21 de abril de 2008

como buen cristiano el Cardenal le ofrece a Evo la otra mejilla luego del golpe recibido hace 48 horas

El cardenal Julio Terrazas, la máxima autoridad de la Iglesia Católica de Bolivia, afirmó hoy que no importa si le dan “bofetadas” y que presentará “la otra mejilla” tras las criticas que le hizo el sábado el presidente Evo Morales.Terrazas ofreció este mensaje durante la homilía celebrada hoy en la Catedral de la ciudad de Santa Cruz, en la que también aseguró que la Iglesia seguirá intentando facilitar el diálogo entre Morales y la oposición, pese a que traten de colocarlo “a un lado”.“Es importante que este mensaje de este domingo lo vivamos con entusiasmo, sin perder la calma; no importa si nos dan bofetadas de un lado, presentemos la otra mejilla y no podemos separarnos de ese estilo de decir la verdad y de trabajar por ella siempre implantando el amor del Señor”, dijo Terrazas durante la homilía.Morales dijo el sábado en un discurso sentirse “engañado” y “traicionado” por los “jerarcas de la Iglesia Católica”. “Si el cardenal, si los obispos no quieren ayudarnos, no importa, pero que ayuden a los hermanos indígenas y a las familias cautivas”, pidió Morales, en alusión a un conflicto sobre tierras y supuestos siervos guaraníes existentes en el sur de la región de Santa Cruz.El mismo sábado, horas antes de sus críticas a Terrazas, Morales se reunió con los líderes de la Iglesia Metodista para pedirles también la mediación en ese problema, que en días pasados provocó enfrentamientos y el corte de rutas hacia Argentina y Paraguay.El domingo pasado, en otra homilía, el cardenal Terrazas pidió pruebas de la existencia de guaranís en régimen de servidumbre en el sureste del país, como denuncia el Gobierno para revisar los títulos de propiedad de hacendados del sur cruceño.Terrazas insistió hoy en que la Iglesia trabaja en esa región "para que haya paz" y "para que no se impongan las fuerzas de uno o de otro lado", "para que se descubran realmente los lugares del mal, para poder corregirlos, pero con los métodos del Señor".Agregó que su preocupación apunta a generar un clima de diálogo para que se muestren pruebas de las denuncias de ambos lados y se eviten "enfrentamientos fratricidas"."No es que el cardenal no conozca la situación del país, pero no se puede decir: 'Vamos a asaltar, vamos a tomar por la fuerza', sin convencer de que hay motivos para hacerlo, pero tampoco se puede permitir que, del otro lado, lo defendamos todo sin presentar las pruebas de por qué lo estamos defendiendo", apuntó Terrazas.El prelado también dijo que no se siente ofendido por las palabras del presidente, pero sostuvo que es posible que al mandatario no se le haya "informado totalmente" sobre el trabajo de la Iglesia para buscar el diálogo en el conflicto de tierras.Según Terrazas, la Iglesia también continuará en el intento de facilitar el diálogo entre el Gobierno y la oposición autonomista del país, un conflicto para el que Morales pidió su mediación, pero que hasta ahora no ha dado frutos.Morales está preocupado porque los líderes autonomistas de Santa Cruz realizarán el 4 de mayo un referendo sobre estatutos regionales que el Gobierno considera "ilegales" y "separatistas", y que será imitada después en las regiones de Beni, Pando y Tarija.

(La crónica aparece registrada en La Patria de Oruro)

jueves, 17 de abril de 2008

cristianos, musulmanes, judíos, budistas todos con el Papa

Viernes, 18 abr (RV).- La tutela de la libertad religiosa, la responsabilidad de los líderes religiosos de abogar por el respeto a la vida humana, la paz y la justicia, la necesidad de responder a las preguntas más intimas del ser humano sobre el origen y fin de su existencia, y la urgencia de entablar un diálogo interreligioso donde las coincidencias y las diferencias conduzcan a revelar la relación esencial entre el mundo y Dios, son sólo algunas de las reflexiones que el Santo Padre ha expuesto en su discurso en el Encuentro Interreligioso que se realizó en el Centro Cultural Juan Pablo II de Washington. En la sala redonda, de este centro fundado hace 10 años, más de 200 representantes de las religiones budista, musulmana, judía, hindú y jainista han recibido con un caluroso aplauso al Papa, acompañado por el rector de la institución Mons. David O’ Connell y el Encargado de los asuntos para el ecumenismo y el diálogo interreligioso de la Conferencia episcopal de EEUU, Mons. Richard Sklba.Tras enunciar como premisa la larga historia de colaboración entre las diversas religiones en varios campos de la vida pública de EEUU, que van desde la oración interreligiosa hasta las comunes iniciativas caritativas y promoción del bien común, el Santo Padre ha recordado que precisamente, el Centro Cultural Juan Pablo II, fue fundado “para proponer una voz cristiana en la búsqueda del significado y el fin de la vida humana en un mundo de comunidades religiosas, étnicas y culturales distintas”.El Pontífice ha recalcado que esta institución “responde a la convicción –bien arraigada en Estados Unidos- de que los hombres deben ser libres de conquistar su felicidad conformes a su razón y propia voluntad, y en la cual, la religión y la libertad están íntimamente ligadas en su contribución a una democracia estable que favorece la participación de todos en la vida comunitaria. Justamente esta diversidad, que hoy por hoy, reúne en áreas urbanas y rurales a personas de culturas y religiones diversas, que sientan a jóvenes de todas las religiones, en las aulas de todo el país, representa -según el Papa-, un desafió y una profunda reflexión sobre los principios fundamentales de una sociedad democrática, una sociedad unidad en la pluralidad de los pueblos y en el reconocimiento de la libertad religiosa como derecho civil”. Porque, “la tarea de defender la libertad religiosa no se ha completado nunca –ha matizado el papa- tutelar la libertad religiosa dentro de las normas de la ley no garantiza que los pueblos en particular las minorías estén exentas de injusticias, formas de discriminación y prejuicio”. Al respecto, Benedicto XVI ha subrayado que garantizar que todos los ciudadanos puedan practicar pacíficamente su culto y poder transmitir ese patrimonio religioso a las nuevas generaciones, “no sólo alimenta la cultura que los circunda, sino que enriquece el diálogo entre las religiones, pues en la medida en que crezca la comprensión de los otros y se comparta el aprecio por los valores éticos y las verdades morales presentes en todas las personas de buena voluntas, se podrá servir más ampliamente a la sociedad. Al insistir en que esta solidaridad y comprensión de los grupos religiosos pueden ejercer una influencia positiva sobre la cultura”.El Santo Padre ha abogado por la formación en las escuelas confesionales que formando a los niños intelectual y espiritualmente, y orientados a descubrir la dignidad donada por Dios a cada ser humano, aprenden a respetar las creencias y las practicas religiosas de los contribuyendo a la vida civil de la nación. “Qué enorme responsabilidad tienen los líderes religiosos¡ -ha exclamado el Papa- Ellos deben pernear la sociedad con un profundo respeto por la vida humana y la libertad, garantizar que la dignidad humana sea reconocida y apreciada, facilitar la paz, la justicia, enseñar a los niños que es lo justo, lo bueno y lo razonable”.Ante el encomiable interés creciente de los gobiernos por promover diálogo interreligioso e intercultural para alcanzar la paz, el Papa se ha detenido en un objetivo más concreto de esta libertad religiosa y de este diálogo entre religiones, que es el de” descubrir la verdad, dar respuestas sobre el origen y el destino del genero humano, qué es el bien y el mal, qué nos espera al final de nuestras vidas, pues sólo enfrentando estas cuestiones se puede construir una base de paz y seguridad para la familia humana”.“Vivimos en una época en la cual estas preguntas son frecuentemente marginadas. Sin embargo, ellas no podrán nunca ser canceladas del corazón humano –ha señalado Benedicto VXI- Los líderes espirituales tiene un particular deber, y podríamos decir una especial capacidad, para poner en primer plano las preguntas más profundas en las conciencias humanas, despertar a la humanidad frente al misterio de la existencia humana, y abrir un espacio, en un mundo frenético, a la reflexión y a la oración”. En este sentido, Benedicto XVI ha advertido en el diálogo interreligioso en el intento de descubrir los puntos en común, se ha evitado la responsabilidad de discutir sobre las diferencias, a las que no se debe temer porque la verdad nos revela la relación esencial entre el mundo y Dios. “Somos capaces- dijo el Papa- de percibir que la paz es un ‘don celestial’ que nos llama a conformar la historia humana al orden divino. Esta es la verdad de la paz”.“Queridos amigos –ha dicho después el Papa- dejen que nuestro sincero diálogo y nuestra cooperación inspiren a todas las personas a meditar las preguntas más profundas sobre su origen y su destino. Que puedan los seguidores de todas las religiones estar unidos en la defensa y la promoción de la vida y la libertad religiosa en todo el mundo”. Al concluir el encuentro, el Papa ha mantenido una breve reunión con los representantes de las comunidades judías a quienes entregó un mensaje de felicitaciones por la Fiesta del Pesah, asegurándoles su oración “mientras hacen memoria de los signos y prodigios que Dios ha obrado para liberar el pueblo elegido”. “Motivado por nuestra común herencia espiritual -Benedicto XVI les ha entregado su mensaje- como signo de nuestra esperanza que se funda en el Omnipotente y en la misericordia”.
(Así lo informó Radio Vaticana desde Wáshington)

martes, 15 de abril de 2008

recibido con los honores de un Jefe de Estado

Benedicto XVI ha llegado a los EE.UU. en visita que se prolongará hasta el fin de semana. Radio Vaticano lo relata así: Benedicto XVI ha emprendido el octavo viaje apostólico de su Pontificado, cuyo lema es «Cristo, nuestra esperanza». Tras haber salido del Vaticano a las 11 y 20 de esta mañana, el Santo Padre ha llegado al aeropuerto romano de Fiumicino, para embarcarse en el avión que le está llevando rumbo a Washington y que ha despegado hacia el mediodía, hora de Roma. Está previsto que el Papa llegue a la capital estadounidense después de unas diez horas de vuelo.Según el programa de este viaje, que le llevará también a Nueva York, la ceremonia oficial de bienvenida tendrá lugar mañana, miércoles 16 de abril. Será por la mañana en la Casa Blanca. Después de una visita de cortesía al presidente de Estados Unidos, el Papa almorzará con los cardenales, con la presidencia de la Conferencia Episcopal de este país y con su séquito en la Nunciatura Apostólica de Washington.Crónica de nuestra enviada especial, María Fernanda Bernasconi, que ya se encuentra en Estados Unidos: Mañana, por la tarde, tendrá lugar la celebración de las vísperas y el encuentro del Santo Padre con los obispos estadounidenses, que será en el Santuario de la Inmaculada Concepción, de Washington.La delegación que acompaña al Papa está formada, entre otros, por el secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, y los purpurados norteamericanos presentes en Roma: Joseph Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y James Stafford, penitenciario mayor.A su llegada a Washington, el Papa será recibido por el presidente de los Estados Unidos, Georges W. Bush, y su esposa, Laura, así como por el nuncio del Vaticano en el país, Piero Sambi, para después trasladarse a la sede de la nunciatura apostólica donde reposará tras diez horas de viaje. Mañana Benedicto XVI será recibido por el presidente Bush en la Casa Blanca y tras los tradicionales discursos se reunirán en privado.La visita a Estados Unidos es el octavo viaje internacional de Benedicto XVI en sus tres años de pontificado y el segundo Intercontinental tras el que realizó en mayo del pasado año a Brasil.

domingo, 13 de abril de 2008

horas más. Benedicto volará a Nueva York y Wáshington


La visita del Pastor Supremo a una de las principales Iglesias locales de la catolicidad.- En su mensaje del 9 de abril a los católicos y habitantes de Estados Unidos de América, Benedicto XVI habla de como la fe está bien enraizada en este país. En efecto, los católicos norteamericanos constituyen uno de los principales y más numerosos contingentes humanos de toda la Iglesia, tras los católicos en Brasil, México y Filipinas y numéricamente también por encima de Italia y de España, Polonia y Francia.
Con fecha 31 de diciembre de 2006, el número de católicos ascendía a 67.530 millones de personas, de un total de 299.226 millones de habitantes. En torno a 25 millones de católicos norteamericanos son de origen hispano.
El número de obispos católicos en el primer país de la tierra es de 436, el episcopado más numeroso de la Iglesia junto a los de Brasil e Italia. Los sacerdotes diocesanos son 30.000, a los que hay añadir otros cerca de 15.000 religiosos sacerdotes. Los religiosos no sacerdotes con 5.254, las religiosas se acercan a 65.000 y los diáconos permanentes son 15.101. Hay también 416 miembros de Institutos Seculares, 536 misioneros laicos y 405.071 catequistas. El número de seminaristas mayores se aproxima a los 5.000 y el de seminaristas menores es de 1.286.
La presencia social de la Iglesia católica norteamericana es también muy notable.Cuenta con 11.159 escuelas de educación infantil y primaria; 1.277 escuelas medias y secundarias; 266 centros de educación superior y universitaria; y 3.003 centros de educación especial y de reeducación. El número de hospitales católicos es de 570 más otros 261 ambulatorios. Son 1.256 las casas de para ancianos, inválidos y menores; 1.411, los orfanatos; 1.348 los consultorios familiares y centros para la protección de la vida; y hay también otras 993 instituciones de servicios eclesiales y sociales varios.
Desde otoño pasado, el misionero oblato de María Inmaculada Francis Eugene George, cardenal arzobispo de Chicago, es el presidente de la Conferencia Episcopal USA. El secretario general y coordinador de esta visita papal es monseñor David Malloy.Estados Unidos de América cuenta con 17 cardenales, cuatro de ellos ya con más de 80 años. Es el segundo país, tras Italia, con mayor número de cardenales.
Las relaciones entre la Santa Sede y Estados Unidos de América tienen 230 años. En enero próximo se cumplirán 25 años de la formalización plena de dichas relaciones diplomáticas en su máximo rango. Un dato significativo al respecto es que la actual embajadora de Estados Unidos ante la Santa Sede es la profesora Mary Ann Glendon, antigua presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias y representante de la Santa Sede en la IV Conferencia de la ONU sobre la mujer (Pekín, 1995). Benedicto XVI se entrevistará, como es natural, con George Bush, presidente federal del país, en el despacho oval de la Casa Blanca, en la mañana del miércoles día 16. También lo hará con el secretario general de la ONU, el surcoreano Bam Ki-mon.
Por todo ello, el primer contexto, la primera clave de esta visita papal es la propia de cualquier otro viaje del Pastor Supremo de la Iglesia a una Iglesia local, añadiéndose a ello la importancia intrínseca -ya indicada- y extrínseca -USA es el primer país del mundo y con gran influencia en el resto del planeta-.
2.- Tras las huellas de sus predecesores Pablo VI y Juan Pablo II.- Pablo VI viajó en octubre de 1965 a este país y Juan Pablo II lo recorrió en cinco ocasiones: octubre de 1979, septiembre de 1987, agosto de 1993 (Jornada Mundial de la Juventud de Denver, en el Estado de Colorado), octubre de 1995 y en enero de 1999.
Juan Pablo II estuvo tantas veces en Estados Unidos como México y en España y sólo por debajo de las siete veces que visitó Francia y las nueve en que regresó a su Polonia natal. A Brasil, el país católico más poblado, fue en cuatro ocasiones.
3.- La importancia y significación de Naciones Unidas.- En la ciudad de Nueva York, en Manhatann, se halla la sede Naciones Unidas. El próximo mes de diciembre se cumplen sesenta años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La Santa Sede mantiene ante la ONU un observador permanente, que suele ser un alto eclesiástico y diplomático. Actualmente es el arzobispo italiano Celestino Migliore.Durante años lo fue el actual cardenal Renato Martino, presidente de los Consejos Pontificios Justicia y Paz y de Pastoral de Migraciones.
Una de las citas más esperadas de este periplo papal es precisamente su visita a la ONU, donde pronunciará un discurso en la mañana del viernes 18 de abril. La fundamentación antropológica y ética de los Derechos Humanos, la sagrada e inviolable dignidad de la persona humana en todas las etapas de la vida y la defensa y promoción de la paz, de la justicia y de la solidaridad serán ejes indiscutibles del discurso papal, transido de la experiencia y de la sabiduría del mensaje y aportación del cristianismo.
4.- "Cristo, nuestra esperanza", lema del viaje.- "Cristo, nuestra esperanza" es la frase elegida para el viaje del Papa Benedicto XVI a Estados Unidos de América, que comenzaba el pasado martes, día 15 de abril y que concluye el domingo 20.Precisamente, el día 16 -segundo día de la visita-Benedicto XVI cumple 81 años.
El lema elegido refleja la segunda encíclica del Papa, "Spe salvi". Junto al lema, también hay ya logotipo y cartel para este viaje. Han sido diseño de Donna Hobson, directora de la Publicaciones de la Universidad Católica de América. "He querido incorporar -ha declarado- los colores papales, amarillo y blanco, y mi objetivo era mostrar al Papa Benedicto como una persona acogedora, con los brazos abiertos y sonriente". El cartel, en efecto, muestra al papa -en imagen de la misma tarde de su elección pontificia-, con la cúpula de la basílica vaticana al fondo y sobre la citada leyenda o lema -en inglés, "Christ our hope", Pope Benedict XVU, Apostolic journey to the United States 2008"- una paloma sobrevolando.
A este lema y a su significado aludía el Papa varias en su ya citado mensaje del 9 de abril al pueblo norteamericano. "Jesucristo -señalaba Benedicto XVI- es la esperanza para los hombres y las mujeres de toda raza, lengua y condición social.
Sí, Cristo es el rostro de Dios aparecido entre nosotros. Gracias a El nuestra vida encuentra su plenitud y juntos podemos formar una familia de personas y de pueblos que viven en fraternidad, según el designio perenne de Dios".
Más adelante subraya el Santo Padre: "El mundo, en fin, tiene más que nunca necesidad de la esperanza: esperanza de paz, de justicia, de libertad, pero no podrá realizar esta esperanza sin obedecer a la ley de Dios, que Cristo ha llevado a su cumplimiento en el mandamiento del amor fraterno".
5.- El reencuentro necesario con la ley natural.- La regla de oro del mandamiento cristiano y hasta humano del amor cristiano "se encuentra en la Biblia, pero vale para todos, también para los no creyentes. Es la ley escrita -seguimos transcribiendo del mensaje previo al viaje de Benedicto XVI- en la conciencia humana y en ella podemos todos reencontrarnos, de modo que el encuentro de las diferencias sea positivo y constructivo para la entera comunidad humana".
Benedicto XI, en suma, va a abogar en Estados Unidos y en la ONU por esta recuperación de la ley natural como espacio común, compartido y sagrado por y para todas las personas de buena voluntad. El Papa lleva tiempo ya insistiendo en esta dirección, complementaria con otra de sus constantes llamadas al diálogo entre fe y razón, que también, sin duda, estará presente en los contenidos de su viaje.
6.- Agradecer, fortalecer, revitalizar y sanar a la comunidad católica en Estados Unidos de América.- En su aludido ya varias mensaje del 9 de abril, Benedicto XVI agradece y reconoce el importante papel y servicios de los católicos norteamericanos. Si visita papal está destinada, pues, a fortalecer y revitalizar sus comunidades. Así aparece claro en el itinerario del viaje.
El primer acto público con los católicos norteamericanos se produce a las 17,45 horas del miércoles día 16 en el santuario nacional de la Inmaculada Concepción de Washington. El Papa se encontrará con los cerca de quinientos obispos del país, rezaba con ellos vísperas y pronunciaba su segundo discurso.
El jueves 17, a las 10 de la mañana, Benedicto XVI presidirá la Eucaristía en el estadio nacional del equipo local de béisbol, y por la tarde, a las 17 horas, es el encuentro con el mundo universitario católico. El primero de ellos tenía lugar en la sala de conferencias de la Universidad Católica de América, en su sede de Washington y el segundo en el Centro Cultural "Juan Pablo II". En ambas ocasiones, Benedicto XVI pronunciará un esperado discurso, muy propio de su sensibilidad y prioridades pastorales: la educación y la universidad y el diálogo interreligioso. La relación fe-razón es uno de los hilos conductores de esta visita papal.
El sábado 19 de abril aguardan al Papa otras dos importantes citas: una Eucaristía en la catedral neoyorkina de San Patricio, con sacerdotes, religiosos, religiosas y seglares, a las 9,15 horas; y a las 16,30 horas, en el seminario de San José, otro encuentro con los jóvenes y con los seminaristas.
El último día de la estancia papal en USA es el domingo 20 de abril. Están previstos tres actos: a las 9,30 horas, visita a la "zona cero", en Manhattan, en el memorial del atentado terrorista del 11-S sobre las torres gemelas. Es un momento de intensa oración a la misma hora en que se producía la tragedia el 11 de septiembre de 2001. A las 14,30 horas, Benedicto XVI celebra la Eucaristía dominical en el Yankee Stadium de Nueva York; y a las 20,30 horas, el aeropuerto internacional "John Fitzgerald Kennedy" de Nueva York acoge la ceremonia de despedida del Santo Padre, que estará en Roma, de regreso, a las 10,45 horas, del lunes 21 de abril.
Benedicto XVI viaja también a Estados Unidos de América a sanar. El cardenal Tarcisio Bertone, en declaraciones de prensa de estos días, no ha obviado la polémica por algunos secándolos sexuales vividos años atrás en esta Iglesia. Son "un hecho doloroso que ha golpeado a la Iglesia y no a ella, sino también a todas las instituciones", ha afirmado el secretario del Estado, quien asimismo ha subrayado que se trataban de una minoría pues "la grandísima mayoría de los sacerdotes, pastores y educadores católicos de los Estados Unidos han permanecido fieles y con una integridad indiscutible". Como es indiscutible la firmeza y honradez de Benedicto XVI -como ya lo fuera de Juan Pablo II- a la hora de afrontar estos problemas. Ahora, Benedicto XVI aportará, sin duda, el bálsamo preciso para purificar y sanar las heridas, erradicar sus causas y reestablecer la necesaria confianza.
7.- Al servicio de la sanación, de la solidaridad, de la reconciliación, de la justicia y de la paz.- La sombra y la huella del dolor permanece inseparable en la conciencia colectiva del pueblo norteamericano tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y sus cerca de tres mil personas asesinadas. La "Zona Cero" de Nueva York, en Manhatann, donde antes se alzan airosas y esplendoras las torres gemelas del World Trade Centre, es memoria viva del horror, "escenario de increíble violencia y dolor".
Allí permanecerá Benedicto XVI durante una media hora, en la mañana del domingo 20 de abril, a partir de las nueve, la misma hora de los atentados. Allí pronunciará una plegaria sentida, intensa, conmovida. Una plegaria al servicio de la sanación, de la solidaridad, de la reconciliación, de la justicia y de la paz. Nunca más un 11-S. Nunca más.
8.- Los desafíos de la secularización.- La sociedad norteamericana es una religiosa religiosa, pero también fuertemente impregnada de secularismo y materialismo. Su mismo progreso económico y bienestar social y cultural ha podido contribuir a ello.
La sociedad norteamericana es también la sociedad puntura en el desarrollo y avance técnico, tecnológico y científico. La ciencia plantea permanentes retos. Y es preciso que la ciencia no camine al margen de la ética ni que la ciencia pretenda negar, en la práctica la fe. Y al respecto surgirá, con toda seguridad, la sabia y profética palabra de Benedicto XVI, el Papa de la Palabra, el profesor que necesita nuestro mundo, el maestro y cooperador de la Verdad.
En cualquier caso, y como también ha declarado el cardenal Bertone, hay un espacio todavía común y bien preservado: Estados Unidos de América no ha renunciado a sus raíces cristianas, como sí puede estar ocurriendo en Europa.
9.- En la apremiante e ineludible hora y signo del diálogo interreligioso y del compromiso ecuménico.- El jueves 17 de abril, a las 18,30 horas, en el Centro Cultural "Juan Pablo II", el Papa mantendrá un encuentro con representantes de otras religiones. En la tarde del viernes día 19, Benedicto XVI visitará la sinagoga del parque Este de Nueva York para felicitar a la comunidad judía en el día de la pascua hebrea. Resulta obvio y casi innecesario abundar en la importancia del Judaísmo en Estados Unidos y la realidad y significado interreligioso de este gran país.
Dígase lo mismo de su condición intercristiana, no sólo de confesiones y comunidades procedentes del Protestantismo, sino también de iglesias ortodoxas, muy presentes y vivas -como los mismos patriarcados de Constantinopla y de Moscú- en Estados Unidos. La Iglesia alemana de "San José" de Nueva York acogerá, en la tarde del viernes 18, la celebración ecuménica e intercristiana.
10.- Una etapa más y bien destacada en su selectivo y significativo ministerio petrino itinerante.- Las visitas apostólicas forman parte ya de la identidad y de la misión del Pastor Supremo de la Iglesia. Con estilo, matices, modulaciones e intensidades propias. Benedicto XVI lo hace de modo más selectivo, acorde quizás a su misma edad. Por cierto que el miércoles 16 de abril, cumplirá 81 años en Washington.
Este viaje de Benedicto XVI a USA es el primero que realiza en 2008. En julio irá a Australia, para presidir en Sydney la clausura de la Jornada Mundial de la Juventud, y en otoño -septiembre u octubre- irá al santuario francés de Lourdes, en el contexto del 150 aniversario de sus apariciones marianas. Es el octavo viaje internacional de Benedicto XVI. En 2005 viajó a Alemania; en 2006 a Polonia, España, Alemania y Turquía; y en 2007, a Brasil y a Austria. De este modo, es el segundo periplo intercontinental de Benedicto XVI, el segundo también a América.

viernes, 11 de abril de 2008

la cristiandad está pendiente del viaje papal




El “momento católico” tras la “larga cuaresma”
Benedicto XVI visita Estados Unidos

Taunton (Massachusetts). Del 15 al 20 de abril, el Papa Benedicto XVI visitará Estados Unidos en medio de la campaña electoral presidencial más disputada de las últimas décadas. Aunque la imagen que dan los medios de comunicación parezca demostrar lo contrario, los estadounidenses son un pueblo religioso. El famoso sociólogo Peter Berger ha expresado este contraste entre el común de las gentes, básicamente creyentes, y sus secularizadas capas rectoras describiendo Estados Unidos como “un país de indios gobernado por suecos”, en referencia a las que algunos consideran, respectivamente, la nación más religiosa del mundo y la que lo es menos.
« Junto a vuestros obispos he elegido como tema de mi viaje tres sencillas, pero esenciales palabras: "Cristo, nuestra esperanza"», revela el pontífice que visitará las ciudades de Washington y Nueva York.
La visita tiene lugar después de que la Iglesia en el país haya atravesado años difíciles, en particular a causa de los escándalos atribuidos a abusos de sacerdotes.
«Siguiendo las huellas de mis venerados predecesores, Pablo VI y Juan Pablo II, por primera vez iré como Papa a los Estados Unidos de América para proclamar esta gran verdad: Jesucristo es la esperanza para los hombres y las mujeres de toda lengua, raza, cultura, y condición social».
«Sí, Cristo es el rostro de Dios presente entre nosotros. Gracias a Él nuestra vida alcanza su plenitud y juntos, como individuos y pueblos, podemos formar una familia unida por el amor fraterno, según el eterno designio de Dios Padre», afirma el Papa.
«Llevaré el mensaje de la experiencia cristiana también a la gran asamblea de la Naciones Unidas, a los representantes de los pueblos del mundo», anuncia.
«En efecto, el mundo tiene más que nunca necesidad de la esperanza: esperanza de paz, de justicia, de libertad, pero no podrá realizar esta esperanza sin obedecer a la ley de Dios, que Cristo llevó a su cumplimiento con el mandamiento del amor mutuo», aclara.
«Haz a los otros lo que quieres que ellos te hagan a ti, no les hagas lo que no quieras que ellos te hagan a ti. Esta "regla de oro" se encuentra en la Biblia pero es válida para todos, incluso para los no creyentes», considera.
«Es la ley escrita en el corazón humano, y en ella podemos reencontrarnos todos, de modo que el encuentro de las diferencias sea positivo y constructivo para toda la comunidad humana».
De los casi 300 millones de habitantes de los Estados Unidos, los católicos constituyen 67,5 millones.

viernes, 4 de abril de 2008

el Cardenal Terrazas es un anciano venerable y digno

su intervención en el tema de la paz social es altamente apreciada por moros y cristianos, aunque él mismo en su reciente comparecencia ante los medios desde la Casa Maurer (construída en homenaje al primer cardenal que tuvo Bolivia, Clemente Maurer del que el segundo príncipe de la Iglesia boliviano, fue discípulo y amigo) ha expresado con mucha sinceridad su pesimismo porque no encuentra señales positivas que pudieran alentar una solución. Digamos de paso que la Iglesia Católica hizo llegar un sereno y meditado documento criticando al menos 20 acápites del texto de la llamada NCPE (nueva constitución política del estado), en cuyo contexto, la Iglesia no es cien por ciento imparcial, está interesada en la discusión o cambio de lo observado, quizá se deba a ello que no aceptó en momento alguno el rol de mediador, ha insistido en utilizar toda su autoridad moral y sus medios humanos, se limitaría a "facilitar" el diálogo. O sea sentar en una mesa redonda a los protagonistas Gobierno y Oposición.
Cerca de 20 prelados están reunidos en Cochabamba atentos al menor signo de buena voluntad que permita buscar y consolidar un clima de paz que tanto se necesita en éstos momentos de profunda inquietud. Oremos por ello en forma permanente y con Fe profunda!