Páginas vistas en total

domingo, 14 de enero de 2018

San Francisco el templo franciscano que ha sido baluarte de la Libertad desde la Colonia hasta nuestros dias ha sido violado por Evo Morales, sus huestes policiales y los jóvenes universitarios perseguidos, apaleados dentro del templo. esto inaudito motiva la reacción de Los Tiempos. Veamos:

El ilegal allanamiento a la tradicional iglesia de San Francisco de La Paz por parte de efectivos de la Policía para agredir y detener a personas que ahí se refugiaron ante la arremetida represiva por bloquear la ruta de ingreso de los vehículos que compiten en el Dakar merece un radical y generalizado repudio.
No sólo que, como señala la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), se trata de invadir “instalaciones de un lugar sagrado y protegido como patrimonio cultural religioso”, sino porque constituye una muestra de cómo cobran fuerza los sectores autoritarios dentro del Gobierno y el MAS al punto que se rompe el reconocimiento de que “a lo largo de la historia, antigua y reciente, la Iglesia ha sido un lugar de acogida y protección para todos aquellos que se sentían perseguidos, y esto sin importar la posición política o social de las personas”.
Con esos argumentos y recordando que “se alzan voces de bastantes colectivos ciudadanos e instituciones bolivianas” contra la sentencia constitucional que habilita al Primer Mandatario a postular inconstitucionalmente una vez más a la presidencia y la promulgación del Código del Sistema Penal, porque “consideran un serio retroceso de las libertades democráticas en el país”, la CEB vuelve a exhortar a las autoridades de Gobierno a “escuchar estas voces con respeto y actuar con racionalidad, así como no responder a esos masivos pedidos, con la fuerza, que nunca resuelve nada, ni minimizar las manifestaciones ciudadanas” y entender “que son servidores del Pueblo”. Además, piden a los colectivos ciudadanos expresar sus protestas “en forma pacífica y respetuosa, con la confianza de que la verdad acabará triunfando”.
Este nuevo documento de la CEB fue, además, emitido antes de que se reconfirme e, impresionante y contundente paro cívico de Santa Cruz de la Sierra, que cierra, esta semana jornadas de creciente de rechazo a la actitud insensible de las autoridades de no adoptar medidas conducentes a facilitar la paz social de manera democrática.
En este sentido, deberían recuperar la sensatez y la sabiduría de escuchar las demandas de la gente y subordinando sus propios y sectarios intereses, respetar plenamente la Constitución Política del Estado, lo que significa desestimar la cantinflesca sentencia constitucional mencionada y convocar a una debate plural y amplio sobre el Sistema del Código Penal (que muestra inconsistencias sólo explicables por la vocación autoritaria de algunos de sus ideólogos).
Pretender seguir imponiendo sus voluntades sólo profundizará el descontento y la desconfianza de la gente.