Páginas vistas en total

sábado, 30 de abril de 2011

en horas más la plaza de San Pedro se llenará de un millón de peregrinos para participar de la ceremonia de Beatificación de Juan Pablo II por el Pontífice Benedicto XVI. las calles exhiben enormes fotos del Papa Santo

El rostro amable de Juan Pablo II domina ya la plaza de San Pedro enuna foto gigante a toda la altura de la columnata de Bernini. Juan Pablo “el Grande” mira con cariño hacia la basílica, donde el uno de mayo se asomará una segunda imagen, justo en el momento en que Benedicto XVI conceda la elevación a los altares el próximo domingo.
Otras 27 grandes fotos en la columnata muestran el mejor momento de cada uno de los años del Pontificado. A cuatro días de la ceremonia, los peregrinos han “tomado” ya la zona y es cada vez mas difícil moverse en torno a la plaza de San Pedro. El Gobierno italiano espera un millón de peregrinos sin contar con los fieles de Roma.
Hacia la mitad de la Vía della Conciliazione, la gran avenida de acceso al Vaticano, los peregrinos se hacen fotos junto a la nueva estatua de bronce de Juan Pablo II con los brazos abiertos en actitud de acogida. Unos repetían el gesto, otros le acariciaban el rostro sonriente y “bronceado” que le recuerda en los mejores momentos, antes de que el parkinson empezase a borrar aquella sonrisa.
Al atardecer del miércoles, un chubasco repentino puso en fuga a casi todos, como volverá a suceder en los próximos dos días, pero los meteréologos prevén sol radiante para el domingo.

Preparativos con ambiente de fiesta

El ritmo frenético de los últimos preparativos convive en las calles de Roma con un ambiente de fiesta. Decenas de millares de peregrinos están ya en la Ciudad Eterna con varios días de adelanto sobre el primer acto del programa, la vigilia en el Circo Máximo el sábado por la noche. El Gobierno espera más de un millón de asistentes a las ceremonias, sin incluir los romanos.
Mientras en la plaza de San Pedro los obreros levantan la platea para las cámaras de televisión, las tiendas de recuerdos de la zona exhiben todo tipo de “souvenirs”, desde campanillas y relojes hasta tazas, mecheros y camisetas, pasando por bustos y estatuas de todo tipo, desde las más dignas a las más “kitsch”, pues los objetos baratos son fabricados en China. Lo que más se vende son los rosarios, que mucha gente lleva también para sus familiares, y los libros de fotografías de un Papa que atraía las cámaras como un imán, tanto en su juventud como incluso en su vejez.
Los carteles con fotos entrañables de Juan Pablo II se asoman por toda la ciudad: cuelgan de las farolas, ocultan las vallas de las obras y se mueven con los autobuses. La mayoría son del Ayuntamiento, perootros son de personas y entidades que se suman por su cuenta a la fiesta. En muchos escaparates y comercios comienzan a verse fotos de empleados y gerentes con Juan Pablo II, que fue “su” obispo a lo largo de 27 años y visitó las trescientas parroquias.
Las pantallas gigantes de televisión han comenzado a funcionar tanto en la plaza de San Pedro como en las demás basílicas, mientras se preparan otras todavía más grandes para las grandes plazas e incluso algunos parques si fuese necesario. Según uno de los organizadores, “la estructura es modular. Podemos instalar nuevas pantallas y nuevos puntos de entrega de agua y víveres en otras plazas según haga falta, de modo que todos los peregrinos puedan ver lo que sucede en la plaza de San Pedro”.

jueves, 28 de abril de 2011

Bajo el Penoco de El Dia. previene de nuevas tropelías que J.R.Quintana prepara como amor y señor de las fronteras

El Gobierno intenta otra vez amedrentar a la Iglesia católica. El amo y señor de las fronteras, Juan Ramón Quintana, le ha pedido al INRA hacer un inventario de las tierras que están en manos de los distintos obispados y parroquias en la Chiquitania. En el Gobierno hay numerosos funcionarios que fueron formados en el seno de la Iglesia. Fueron catequistas, agentes de pastoral y ejercieron cargos que les permitieron conocer a fondo el servicio que prestan los obispos, curas y monjas en las áreas rurales. Nadie desconoce que en Guarayos, San José de Chiquitos, San Ignacio y otras poblaciones, la Iglesia administra hospitales, escuelas, comedores, albergues y orfanatos que suplen con muchísima solvencia la ausencia del Estado en los campos de la salud, la educación y el combate a la pobreza.  En el Chaco, por ejemplo, el Vicariato de Cuevo compró miles de hectáreas para entregárselas a los indígenas y en Velasco, las estancias que pertenecen a la diócesis son usadas para financiar las obras sociales. Todo eso lo sabe Quintana, pero de manera malsana y ruin, trata de dañar la imagen de la Iglesia, en represalia por los comentarios de los obispos sobre el avance del narcotráfico en el país.
 

miércoles, 27 de abril de 2011

el jefe de la Igesia Rusa Ortodoxa tan cerca del catolicismo celebró en Tchernovil el cuarto de siglo la terrible tragedia


El patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR), Kiril, afirmó hoy que la catástrofe en la central nuclear de Chernóbil fue producto de los pecados del hombre, en un servicio religioso con motivo del 25º aniversario del mayor desastre en la historia del uso pacífico de la energía atómica.
"El pecado, que ha entrado en la naturaleza del hombre, empuja a la gente a cometer errores en aras de la consecución de objetivos pecaminosos. Un terrible error causó la catástrofe de Chernóbil", dijo el cabeza de la IOR, citado por las agencia locales.
Ante los fieles congregados en Pechorska Lavra, el Monasterio de las Cuevas de Kiev, Kiril agregó que "Dios pudo haber detenido la mano del operario que dirigía el reactor y que cometió el terrible error, pero Dios dejó hacer". "Y mucha gente con su muerte hizo, quizás, su aporte en la expiación de los pecados", dijo.
Según el patriarca ortodoxo, el accidente de Chernóbil "estuvo presente la mano de Dios, pues la liquidación de las secuelas de esta catástrofe se convirtió en una gran hazaña moral para miles de personas".
Kiril señaló que catástrofes como la de Chernóbil "muestran que cuando el hombre adquiere un enorme poderío mediante su inteligencia, los avances de la ciencia y la creación de nuevas tecnologías, debe también crecer en su gran responsabilidad por los que le rodea, por el mundo de Dios, por la naturaleza".
Ucrania y todo el mundo recordaron ayer el aniversario del desastre de Chernóbil, catástrofe que el presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, calificó de "reto de magnitud planetaria" que solo la comunidad internacional unida está en condiciones de afrontar.

lunes, 25 de abril de 2011

el fin de la guerra en Libia. mayor labor de la diplomacia. porque se abran las vías de la libertad, justicia y paz. invocación fervorosa de Benedicto desde Roma

El Papa lanzó un mensaje de Pascua fuertemente político en la celebración dominical ante 150 mil fieles reunidos ayer en la Plaza San Pedro, en una jornada con poco sol.
Pidió el fin de la guerra en Libia y Costa de Marfil. También “solidaridad y acogida con los prófugos y los refugiados”. Una frase que Benedicto XVI debió poco después poner en práctica en su propia diócesis de Roma para proteger a más de un centenar de gitanos rumanos muy pobres desalojados por el municipio y que buscaron refugio en la basílica pontificia de San Pablo. Hubo protestas de algunos fieles por las maneras fuertes que aplicaron gendarmes en el lugar.
En su mensaje “urbi et orbi” (a la ciudad de Roma y el mundo), que concluyó con el saludo de augurios pascuales en 65 idiomas, Benedicto XVI reclamó “paz y libertad” en el norte de Africa y Oriente Medio, regiones conmovidas por guerras y grandes convulsiones sociales. Pidió que en Libia, “la diplomacia y el diálogo tomen el lugar de las armas” . Desde el Balcón de las Bendiciones, donde hace seis años se presentó a la multitud tras ser elegido pontífice, el Papa dedicó su discurso a los conflictos bélicos en Africa y Oriente Medio. “El aleluya pascual contrasta aún con los lamentos y los clamores que provienen de tantas dolorosas situaciones debido a la miseria, el hambre, las enfermedades, las guerras y la violencia”, afirmó Benedicto XVI.
El Papa vistió paramentos litúrgicos dorados en señal de fiesta y a bordo de un jeep blanco recorrió en parte la plaza saludando a los fieles al comienzo de la ceremonia. San Pedro lucía espléndida, decorada con 400 mil flores y hacia el final de la celebración apareció el sol. Como siempre, la concentración de decenas de miles de fieles en San Pedro con motivo del domingo de Pascua presentó las características de una colorida fiesta . La banda de música del Vaticano tocó el himno del Estado pontificio, la banda de los carabineros el himno nacional italiano, y otros grupos musicales venidos del interior de Italia y de varios países también ejecutaron piezas folclóricas, que bailaron jóvenes con vestidos tradicionales.
Mostrando su preocupación por el agravamiento de las crisis, Benedicto XVI pidió que “en este nuestro mundo se abran las vías de la libertad, la justicia y la paz” .
En los casos de Libia y Costa de Marfil, país del Africa negra también conmovido por una guerra civil, el Papa pidió que se permita “el acceso de los socorros humanitarios a los que sufren las consecuencias de la confrontación” hasta que se “recomponga la convivencia entre la población”. Benedicto XVI dedicó un párrafo a Japón “mientras enfrenta las dramáticas consecuencias del terremoto” y a los países que en los últimos meses “han sufrido calamidades naturales”.
El drama creciente de los miles de refugiados que se vuelcan hacia Europa y de los inmigrantes que huyen de la miseria y la pobreza en el norte de Africa, fue otro de los temas centrales del mensaje de Pascua del pontífice.
“Que llegue la solidaridad de todos a los numerosos prófugos y refugiados de los países africanos , que se han visto obligados a dejar sus afectos más entrañables”, reclamó Estas preocupaciones el Papa las vivió ayer en su propia diócesis de Roma. Más de un centenar de gitanos rumanos muy pobres fueron desalojados del lugar donde se encontraban por orden del alcalde de la ciudad, que pertenece al partido del premier Silvio Berlusconi. Los “zíngaros” corrieron a refugiarse en la basílica de San Pablo Extramuros. La gendarmería vaticana intervino y una parte de los gitanos quedó afuera y durmió bajo la lluvia. Esto provocó la protesta de grupos de fieles que trataron de ayudar a los refugiados. Dos matrimonios se negaron a bautizar a sus bebés “en estas condiciones” y produjo disgusto que no se permitiera entrar durante la Pascua a otros feligreses a la basílica. La situación amenazaba terminar en un serio escándalo, hasta que se supo que personalmente el Papa decidió intervenir y expresar su cercanía a los gitanos.

domingo, 24 de abril de 2011

Monseñor Jesús Pérez arzobispo de Chuquisaca se refiere a la Fiesta de la Vida para que podamos entender el real significado de la Pascua de Resurrección!

Moros y cristianos saben que estamos en la Pascua. Pero son pocas las personas que saben cómo se ha originado la Pascua y que la Pascua de Jesús es su Resurrección de entre los muertos. Por ello, es conveniente saber el origen de la Pascua.
Los orígenes de las fiestas de Pascua se encuentran en la prehistoria. Cuando los judíos la asociaron con la victoriosa como milagrosa salida de Egipto, la celebración de la Pascua estaba vigente en la comarca. Se trataba de la fiesta de la primavera del hemisferio norte, ante el eterno milagro de la vida que renueva los campos... El primer “paso” o la “Pascua” que se ve es el de la vida que vuelve a dar a la tierra, flores y frutos.
Israel asoció la Pascua con el nacimiento del pueblo de Israel. El pan ácimo de las fiestas agrarias se hizo recuerdo de aquella partida apresurada, la noche de la liberación. Era el Dios poderoso que con su brazo fuerte pasó para liberar al pueblo de la esclavitud. La salida de Egipto y el paso del Mar Rojo, camino de la libertad, es el gran acontecimiento de la historia de la liberación del pueblo de Israel.
La Resurrección de Jesús es el paso definitivo de Dios por la historia de la humanidad. Es también el paso definitivo del hombre hacia Dios. La resurrección confiere un sentido nuevo y definitivo a las celebraciones de la Pascua.
Dentro de la celebración más importante del año, la Vigilia Pascual- durante siglos los cristianos empezaban la vigilia al atardecer y terminaban al amanecer-, en el pregón pascual de esa noche se cantan las tres perspectivas pascuales: a) la de los judíos; “esta noche en que sacaste de Egipto a los israelitas”; b) la de Cristo: “esta es la noche en que rotas las cadenas de la muerte, Cristo asciende victorioso del abismo”; c) la nuestra: “esta es la noche en la que los que confiesan su fe en Cristo son arrancados de los vicios del mundo y de la oscuridad del pecado, son restituidos a la gracia y agregados a los Santos”.
Es una pena que la celebración de la vigilia pascual se celebre en un par de horas y que siendo la celebración capital de todo el año sean pocos los que participen en ella.
Pascua es nochegrande, así como llamamos a Navidad nochebuena. La fuerza renovadora de la vigilia debe acompañarnos los cincuenta días de la Pascua.
La Pascua está pregonando la vuelta a la vida, o sea, el paso a la vida inmortal de Jesús de Nazaret condenado por la justicia injusta: “ustedes renegaron del Santo y del Justo, y, pidiendo como una gracia la liberación de un homicida, mataron al autor de la vida” (Hech. 3,14-15).
Este es el gran acontecimiento de la Pascua. Cristo ha resucitado saliendo victorioso del sepulcro. Este es el acontecimiento que da sentido a nuestra fe en Cristo, el Señor de la vida. Si somos cristianos, al igual que los mil doscientos millones de cristianos y, otro tanto de otros grupos cristianos, es por eso, porque Jesús de Nazaret no se quedó en el sepulcro, sino que la fuerza de Dios  le hizo pasar a una nueva existencia en la que está para siempre, y desde la que se nos hace presente continuamente, especialmente en la  Santa Eucaristía.
Es verdad, “¡ha resucitado el Señor!” exclaman los discípulos de Emaus. Esta noticia es el centro del Credo cristiano. Cristo ha resucitado. Es necesario dejarnos embargar por esta alegría del acontecimiento de la Pascua. Los cristianos no seguimos a un muerto, seguimos a alguien que está vivo y camina junto a nosotros. El aviso del Ángel junto al sepulcro vacío la mañana de Pascua es la consigna para todos los tiempos, para los discípulos de hoy en este siglo XXI: “ha resucitado de entre los muertos y va delante de ustedes...”.
Durante la Cuaresma se nos invitaba a seguir a Cristo, tomando la cruz de cada día, para poder llegar a resucitar con Cristo. Es fácil entusiasmarse con la alegría de la Pascua, pero es necesario pensar que no se llega a vivir en profundidad la alegría pascual sin pasar por la cruz. 
La muerte en cruz no fue un accidente, sino la comprensible derivación de todo un estilo de vida. Le mataron porque fue como fue, porque enseñó lo que enseñó, porque pasó haciendo el bien, porque hizo la voluntad del Padre.
 

viernes, 22 de abril de 2011

Creo en Dios y en su Iglesia

Mauricio Aira
En el ocaso de la vida cuando todo se decanta y puede uno ver como reflejado en un espejo su existencia misma descubre el valor de la Fe. Descubre la Providencia que va proveyendo en cada etapa lo suyo, desde el sitio elegido por el Plan de Dios para el nacimiento, los padres, la escuela de las primeras letras y como tomado de sus manos un recorrer por los anchos y por los angostos caminos de la vida.
Creo en Dios porque recibí la gracia frente a otros muchos incluyendo quizá algún miembro de la familia que no tienen fuerzas para creer. Que se resisten aceptar la Voluntad divina que se va manifestando en todos los actos. La vocación, la elección de la pareja, el nacimiento de los hijos como una obra de sucesión maravillosa que no se entiende hasta verse uno rodeado de muchos nietos y de bisnietos de un entorno familiar que resulta siendo la mayor de las bendiciones.
Creo en Dios y en su Iglesia  a pesar de todas las pruebas y de las injusticias y de las maldades padecidas. Exámenes para medir la profundidad de la Fe. Injusticias que a uno le dejan pasmado, la prisión, el exilio, el ostracismo y luego el padecimiento de los hijos, porqué Señor, porqué tuvo que ser agredida una de mis hijas muy querida por un malhechor que estuvo a punto de quitarle la vida, pero entonces tu Providencia mandó un “ángel de la guarda” que le socorrió como el buen samaritano, llamó la ambulancia y la policía y sólo se hubo ido, cuando comprobó que la víctima estaba en buenas manos de médicos y enfermeras que le practicaron intervenciones y cuidados intensivos. O sea de aquel hecho delictuoso recuperaste la vida para que nuestro dolor no fuese tan intenso y profundo.
Las maldades que van desde quitarte tus derechos más elementales, la libertad, el trabajo, los bienes que uno posee para enfrentar con holgura a las necesidades. La maldad de quitarme a mis padres sin lógica alguna no obstante permitirme la reconstrucción de la historia de familia 70 años después y recuperar la memoria genealógica retazo por retazo. El cumplimiento de lo anunciado por Jeremías 20.70, “los visitaré y cumpliré la promesa de hacerlos volver a la Patria” y de la proclama de Juan XXIII “Todo hombre tiene derecho a la libertad de movimiento y de residencia dentro de la comunidad política de la cual es ciudadano. Nuestro Señor en su niñez también fue un refugiado obligado a huir del odio que se había desatado y de la persecución que el tirano Herodes había impuesto Jesús y su familia tuvieron que abandonar Judea y refugiarse en un país extraño hasta que el tirano hubo muerto. El hombre no debe ser privado del derecho fundamental de vivir y de respirar en la Patria que lo vio nacer, allí donde conserva los más entrañables recuerdos de la infancia, la tumba de sus antepasados, la cultura que le confiere identidad espiritual, las tradiciones que le dan alegría de vivir y el conjunto de relaciones humanas que lo sostienen y protegen. Juan Pablo II. Roma 31.01.1982.
Cadena de padecimientos y privaciones que solo la Fe ayuda a olvidar, a perdonar, a remontar y seguir en la senda del bien y de la construcción humana. Creo en Dios porque tengo la capacidad y la forma de comunicar. No quedan en los recodos de la memoria sólo para uno mismo los hechos sobresalientes del testimonio de vida que prosigue cada día. Creo en Dios porque puedo cantar sus alabanzas bendecir la pila bautismal en que me concedió su amistad para siempre, bendecir a los sacerdotes que con abnegación, alegría y sabiduría me enseñaron el catecismo, me administraron los sacramentos, me infundieron el orgullo cristiano de pertenecer a esa privilegiada grey de ver en todos los actos su Providencia Divina, siendo niño, siendo adolescente, adulto, padre y abuelo. Aquí y allí en todo sitio donde pude celebrar el Jueves del Sacerdocio, el Viernes de la Pasión y el Domingo del Resucitado que nos confirma en la Fe. Creo en su Iglesia portento divino que perdura a través de los siglos, Milagro viviente de su Providencia que acompaña al cristiano desde el bautismo hasta la extrema unción.
Creo en Dios porque puedo decir gracias a mis padres, a mis maestros, a mis amigos, pero también a mis enemigos si acaso los tengo. Es la gratitud más profunda y sentida porque se inspira en la vida de la Gracia que solo la Fe puede otorgar. Gracias por la Fe. Gracias por el don de creer en Dios.
Viernes Santo del 2011 en Gotemburgo, Suecia

miércoles, 20 de abril de 2011

la carta de los obispos está siendo favorablmente comentada por los medios y llama la atención sobre el avance del narcotráfico, la crisis alimentaria la injusticia...El Día editorializa

La Iglesia en la Bolivia de hoy

Los obispos de Bolivia han empezado con una cita bíblica la última carta pastoral dirigida al país con la que tratan de expresar el compromiso que siempre ha mantenido la Iglesia Católica, sin importar las circunstancias difíciles que les ha tocado vivir a sus miembros como consecuencia de aquello. “Yo estoy con ustedes todos los días hasta el final de los tiempos”, dice el documento presentado la semana pasada, que bajo el título de “Los Católicos en la Bolivia de hoy: presencia de esperanza y compromiso”, insiste en llamar la atención del Gobierno sobre el peligroso avance del narcotráfico, la crisis alimentaria, las oscuras señales de injusticia, el deterioro de la estructura económica y las deficiencias en la gestión gubernamental.

Pese a que el documento de los obispos no ha tenido la repercusión pública que se merece, debido a los graves problemas sociales, los más memoriosos consideran que los alcances y sobre todo, la fuerza del mensaje expresado en la actual coyuntura política, es comparable al que brindaron los obispos en la paradigmática carta pastoral “Dignidad y Libertad”, lanzada a principio de los años 80, durante la breve pero cruenta dictadura de Luis García Meza.

Entre 1980 y 1982, las plantaciones de coca alcanzaron las 60 mil
hectáreas y permitieron que Bolivia se convierta en un “narco-estado”. Decenas de personas fueron encarceladas, perseguidas y otras asesinadas por motivos políticos. En ese periodo se produjo un brutal acecho contra los medios de comunicación y la libertad de expresión. El disenso era reprimido sin piedad y desde el Ministerio del Interior recomendaban “andar con el testamento bajo el brazo” a aquellos que intenten levantar cabeza. En ese contexto, los obispos condenaron los atropellos que se cometían contra el pueblo y en todo momento la Iglesia se ofreció para impulsar el diálogo y evitar los enfrentamientos. En su carta pastoral, la Conferencia Episcopal dijo que “no se puede aprobar la violencia empleada para interrumpir un proceso constitucional” y más adelante, advirtió que pese a las amenazas, la Iglesia no cesaría en denunciar a la dictadura.

De la misma manera que lo habían hecho durante dictaduras anteriores, los templos católicos y los conventos dieron refugio a hombres y mujeres perseguidos por motivos ideológicos y políticos. Numerosos sacerdotes fueron fichados y apresados porque se atrevieron a leer y comentar la carta pastoral. Otros terminaron torturados y muertos, como sucedió con el cura jesuita Luis Espinal, cuya figura, paradójicamente, es destacada por los miembros del actual proceso político que hoy comete los mismos excesos.

Pasada la dictadura, la Iglesia ha sido persistente en denunciar los desajustes económicos y sociales que la democracia no alcanzó a atender. Fue una de las primeras en denunciar el grave problema que se escondía detrás de la tenencia de la tierra, ha llamado la atención sobre los conflictos que se avecinan si no se soluciona el acceso al agua potable y por supuesto, ha sido incansable en reclamar una verdadera política de lucha contra la pobreza y la inequidad.

La última carta pastoral abarca todas las dimensiones de la realidad sobre las cuales reflexiona y también hace advertencias, a la luz de valores y principios éticos y humanos, a la espera de que puedan ser tomadas en cuenta. En reiteradas ocasiones, el régimen del MAS les ha dicho a los obispos que se callen y que se limiten a repartir hostias y a rezar el rosario. Resulta obvio que no lo van a hacer y menos en las actuales circunstancias.


Los alcances y sobre todo la fuerza del mensaje de los obispos expresado en la actual coyuntura política, es comparable al que brindaron los obispos en la paradigmática carta pastoral denominada “Dignidad y Libertad”, lanzada a principio de los años 80, durante la breve pero cruenta dictadura de Luis García Meza.

domingo, 17 de abril de 2011

los fieles católicos llevan en las manos las palmas de olivo para aclamar a Cristo que ingresa en la capital Jerusalem al grito de Hosanna al Hijo de David!

La entrada a Jerusálem en medio de las aclamaciones del pueblo judío. Bendito eres Señor! Domingo de Ramos, fue celebrada hoy en la mañana  por la cúpula de la Iglesia y los fieles católicos en la Catedral de la Plaza 14 de Septiembre. 

En la celebración del acto religioso participaron los fieles católicos de la Arquidiócesis, cuyo mensaje en las actividades de esta Semana Santa está relacionados a un espacio privilegiado para la reflexión, y la meditación de los Misterios Santos, que por mucho, “son la esencia de la fe”.

Recuerdo solemne

El Domingo de Ramos abre solemnemente la Semana Santa, con el recuerdo de las palmas y de la Pasión; de la entrada de Jesús en Jerusalén y la liturgia de la palabra que evoca la Pasión del Señor en el Evangelio de San Marcos.

Este día, se entrecruzan las dos tradiciones litúrgicas que han dado origen a esta celebración: la alegre, multitudinaria, festiva liturgia de la iglesia madre de la ciudad santa, imitación de los que Jesús hizo en Jerusalén, y la austera memoria de la pasión que marcaba la liturgia de Roma.

La liturgia de las palmas anticipa en este domingo, llamado pascua florida, el triunfo de la resurrección; mientras que la lectura de la Pasión invita a reflexionar en el amor de Cristo
.

jueves, 14 de abril de 2011

no obsesionarse para tener más y valorar así "tanto vales tanto tienes". jamás entregarle el corazón a la riqueza



“NO DARLE NUESTRO CORAZÓN”

Ante el dinero y los bienes materiales se pueden tener varias posturas. Mientras unos piensan que el dinero no vale nada, para otros lo es todo, concluyendo “poderoso caballero, don dinero”.
Lo realmente importante es la posición que el ser humano tiene ante el dinero. Una cosa es invertir, emplear y negociar con él, y otra cosa es obsesionarse para tener más y valorar a la gentes por el lema “tanto tienes, tanto vales”.
El dinero sin amor es aplastante y vanidoso, genera ansiedad y lleva a un callejón sin salida.
Jesús de Nazaret dice en el Evangelio: “No amontonéis tesoros en la tierra, donde hay polilla y herrumbre que corroen, y ladrones que socavan y roban. Amontonaos más bien tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que corroan, ni ladrones que socaven y roben. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también vuestro corazón” (Mt 6,19-21).
Horacio decía que “El que no sabe vivir con poco será siempre un esclavo”. ¡Suena con fuerza esta máxima de Horacio en esta sociedad consumista y esquizofrénica, una sociedad que valora todo por el dinero y sigue a ciegas este lema: "Tanto tienes, tanto vales", "Todo tiene un precio"!
Mientras engañamos a nuestra conciencia y a nuestra libertad a base de cadenas de dinero, algunas voces privilegiadas advierten que "no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita".
Mientras todos los ciudadanos añoramos una vida cada día más repleta, basada en acaparar y tener más, los hombres y mujeres más libres reclaman para este tiempo autenticidad.
Mientras la sociedad condiciona la felicidad con el tener y estar "a la última", aparecen testimonios desgarradores de hombres y mujeres adinerados que están hastiados de su riqueza y reclaman un ambiente más saludable lejos de tanto bienestar material. Recuerdo que una de las mujeres más ricas decía amargamente: “Soy tan pobre, tan pobre, que lo único que tengo es dinero”. Acabó mal.
Mientras la publicidad nos invade y nos pide gastar el dinero que no tenemos para comprar cosas que no necesitamos, muchos suspiran una sociedad más igualitaria y menos esquizofrénica.
Mientras unos piensan que “poderoso caballero es don dinero”, otros descubren que hay que invertir, emplearlo y negociar con él pero no darle nuestro corazón.
Un hombre de negocios se acercó a un sacerdote y le preguntó: “¿En qué podría ayudarme la espiritualidad a un hombre de negocios y de mundo como yo?”. El sacerdote le dijo: “Te ayudará a tener más y a compartir con el que no tiene”. El hombre le preguntó: “¿De qué manera?”. El sacerdote le respondió: “Enseñándote a desear menos”.
¡Sí, la experiencia nos demuestra que "el que no sabe vivir con poco será siempre un esclavo", y que para tener una correcta relación con los bienes debemos “no darle nuestro corazón”, enseñándote a desear menos y a compartir con el que no tiene!

miércoles, 13 de abril de 2011

Los católicos hoy es el nuevo documento que la Iglesia propone como invitación a deponer lo odioso y adentrarse en la reconciliación. basados en el respeto y el diálogo sincero se busca la unidad. Carlos Cordero glosa el documento

Los católicos en la Bolivia de hoy: presencia de esperanza y compromiso, es el título de la Carta Pastoral, documento entregado en las últimas horas por la Conferencia Episcopal Boliviana, dirigida “…al Pueblo de Dios y a las personas de buena voluntad de Bolivia, para avivar la esperanza y alentar el compromiso de todos en la transformación de la realidad actual de nuestro país…”. 

Las cartas pastorales, documentos de reflexión y orientación evangélica que cada cierto tiempo suelen dar a conocer los obispos, tienen la particular virtud de marcar el rumbo de la historia política y social de la nación. Por ejemplo, en febrero del año 2000, el país conoció el documento Tierra, Madre fecunda para todos, y en enero de 2003, se divulgó El agua, fuente de vida y don para todos. 

El documento Tierra decía: “Como pastores de la Iglesia… nos dirigimos a ustedes, hermanos campesinos y pueblos indígenas, gobernantes y gobernados, para anunciarles esta Buena Noticia: la tierra en que vivimos, este suelo que pisamos y trabajamos y esta arcilla con la que moldeamos nuestro futuro es un don de Dios, es un bien universal que tiene que beneficiar a todos”. Dichas reflexiones se convirtieron luego en guías para exigir al Estado justicia en el régimen de propiedad y a la sociedad, cambios profundos para mantener la paz y buscar el bien colectivo. 

El documento Agua decía: “…uno de los grandes problemas que amenazan tanto a los bolivianos como al mundo entero y que están en la mira de todos es el agua: su uso, sentido, cuidado, defensa y destino universal. En estos últimos años, el agua ha sido motivo de debate, convulsiones sociales, controversias legales, reflexiones y acciones de uno y otro sector en torno a este don tan frágil y tan necesario para la supervivencia humana y de todos los seres vivientes, y al mismo tiempo, tan codiciado por algunos acaparadores.” 

Varios artículos de la Constitución vigente se refieren a la tierra y el agua, en ellos se puede advertir que las reflexiones pastorales han calado en la conciencia colectiva y han dejado huella en las normas bolivianas. 

Los católicos en la Bolivia de hoy: presencia de esperanza y compromiso es una Carta Pastoral que se da a conocer en momentos de gran incertidumbre y creciente convulsión social, que traerá luces y esperanza a gobernantes y gobernados, como las pastorales Tierra y Agua lo hicieron en su tiempo. 

El momento histórico que vivimos no está exento de tensiones que pueden producir distanciamiento o heridas entre hermanos —reflexionan los obispos—, por eso, esta carta pastoral… “quiere constituirse en una invitación a deponer actitudes hostiles y avanzar en una reconciliación fraterna. Bolivia ha pasado situaciones difíciles a lo largo de su historia y las ha sabido superar con la buena voluntad de todos”. “Lo que hemos expresado —continúan— busca aportar a la unidad, sobre la base del respeto mutuo y un diálogo sincero”. 

“Esta carta quiere ser la respuesta… a los procesos de construcción del bien común, de la justicia y la paz. Hemos pretendido realizar una reflexión serena y una aportación crítica sobre la presencia esperanzadora y el compromiso de los católicos en el contexto de la Bolivia de hoy, haciéndonos eco de las Palabras de Jesús: ‘Ustedes —el pueblo— son la luz del mundo’”. Visitar: www.iglesia.org.bo 

Politólogo y catedrático

Carlos Cordero Carrafa

lunes, 11 de abril de 2011

la hermandad de los iniciados reflexiona sobre la desunión y desintegración y nos invita a reflexionar en el Camino del Amor con María Magdalena

Ken Wilber, filósofo y escritor internacionalmente conocido, fundador de la Psicología Integral, participará los próximos días 6 y 7 de mayo de 2011 en un íntimo diálogo sobre María Magdalena y el Camino del Amor en el Cristianismo, con la Dra. Cynthia Bourgeault,eminente estudiosa del Cristianismo contemplativo, fundadora de la Aspen Wisdom School (Escuela de Sabiduría del Álamo) y autora del libro titulado The Meaning of Mary Magdalene (El significado de María Magdalena). 

Esta noticia me llega justo cuando estoy presentando mi último libro La Hermandad de los Iniciados, donde, entre otros aspectos, profundizo en el significado de María Magdalena para el Cristianismo desde mi propia experiencia con lo divino femenino, alejándome de las teorías conspiranoicas o feministas, tan en boga. Sin despojarle de los méritos que El Código da Vinci, de Dan Brown, o la Cena Secreta, de Javier Sierra,  sin duda poseen, por lo general, el personaje de María Magdalena, fundamental en el mito cristiano, ha sido muy mal comprendido. Y lo ha sido, entre otros motivos, porque no se ha accedido, en la mayoría de las obras, a la Fuente de la cual brota todo verdadero Conocimiento: el Alma

Para mí, esta coincidencia de actos creativos, esta sincronicidad entre la temática de mi libro y el evento integral sobre María Magdalena y el Camino cristiano del Amor consciente, no es, desde luego, azarosa. En cierto modo, estamos siendo convocados por el arquetipo de la Hermandad, de la Comunidad, a realizar la pauta del Amor. Y ese es el centro desde el que dimana mi novela, La Hermandad de los Iniciados. Fíjense en los problemas que está acarreando la persistencia de la pauta opuesta, la pauta de desunión y desintegración: la Caída de las Torres Gemelas, como símbolo de la muerte de los principios egocéntricos que sustentan la mayoría de las relaciones de pareja; o el reciente tsunami en Japón y el subsecuente accidente nuclear. La energía nuclear proviene de una fisión, es decir, de una escisión nuclear. Los alquimistas definían el modo en que se debía proceder para realizar la gran Obra, es decir, la obtención de la piedra filosofal, del oro no vulgar, como un "solve et coagula". O sea, como una separación, una diferenciación, una fisión, primero, para, posteriormente, proceder a la fusión, a la unificación de los contrarios diferenciados, por medio de la pauta fundamental del Amor.  

sábado, 2 de abril de 2011

la educación será de la más alta calidad ha determinado la Iglesia Católica en su Congreso Educacional. su obra benéfica continuará en todo el país.

La Iglesia Católica se comprometió a priorizar la educación alternativa ingresando a las zonas empobrecidas y excluidas del país para mejorar el nivel de formación.También reafirmó la tarea de mejorar la calidad de enseñanza en las aulas. Los compromisos fueron planteados ayer como parte de las conclusiones del IV Congreso Educativo. 

El secretario de Educación de la Conferencia Episcopal de Bolivia, Límbert Ayarde Velazco, señaló que la comunidad educativa católica comprende 1.600 escuelas de convenio en el país y todas reafirmaron su compromiso de introducir la educación a las zonas más empobrecidas. Un grupo privilegiado serán los migrantes y los habitantes de áreas periurbanas.

Para esta tarea se llevará a estos sectores la tecnología virtual, con el fin de que se incorporen al proceso del desarrollo educativo.

“Hemos visto transformar nuestros modelos educativos para seguir atendiendo a las poblaciones excluidas que se benefician de la educación alternativa”, dijo Ayarde.

CALIDAD Entre otra de las conclusiones del IV Congreso Educativo de la Iglesia Católica fue el de mejorar la calidad de la educación en las aulas a través de la formación permanente a los profesores y padres de familia.

LOGROS El presidente del IV Congreso Educativo, monseñor Luis Sainz, resaltó los logros que la Iglesia católica ha conseguido en los últimos años; una de ellas es que se incorporó en la nueva Ley Educativa varios de los principios y fundamentos que pregonaba en otros gobiernos.

“Varias de las cosas que nosotros hacíamos y decíamos han sido tomadas en cuenta en la Ley Avelino Siñani, por ejemplo, que se tome en cuenta a la educación alternativa es un gran logro”, afirmó Sainz.

Incluso valoró que se haya creado un Viceministerio de Educación Alternativa reconociendo la labor de la Iglesia católica.

Sainz señaló que aún existen varias observaciones a la Ley Avelino Siñani y Elizardo Pérez, pero que poco a poco se irán superando “para que la educación boliviana sea de calidad”.

PADRES Los padres de familia, quienes también participaron del Congreso, reconocieron que la formación en los colegios de convenio se transmiten valores a sus hijos. Admitieron que tienen un rol importante en la educación y formación de los escolares.

Los docentes y profesores de los colegios de convenio resaltaron la importancia de formar a los estudiantes en la religión católica porque el mayor porcentaje de los bolivianos es católico.