Páginas vistas en total

lunes, 25 de noviembre de 2013

cuando el Cardenal reclamó por los ancianos, la ministra Morales salió a los medios reclamando por las declaraciones del Pastor. el Cardenal que viajará a Roma en horas más, recordó el aporte de los jubilados al progreso de la Nación y sus merecimientos en todos los órdenes.

El cardenal Julio Terrazas, en la homilía que ofreció este domingo en la celebración de la clausura del Año de la Fe, pidió al Gobierno no dejar de lado a los ancianos del beneficio del Decreto Supremo 1802, que aprueba la cancelación del segundo aguinaldo.

El prelado dijo estar de acuerdo con la norma que premia el esfuerzo de los trabajadores, y espera que este beneficio se realice siempre, pero criticó que este decreto no tome en cuenta a los ancianos que en su momento le han aportado al país y ahora piden al Gobierno favorecerse con el doble aguinaldo.
“No se puede decir a los ancianos no les damos (doble aguinaldo) porque ellos ya no aportan al país, cómo van a decir que los ancianos no van a hacer nada en el país, ¿acaso no comprendemos toda su experiencia y no la valoramos?, le damos regalos el día de los ancianos y los pisoteamos después en la práctica”, reflexionó el cardenal.
Poniendo siempre por delante la palabra de Dios, el cardenal inició su homilía con una evidente preocupación por la reciente muerte de dos militares en Sucre, que perdieron la vida en el intento de rescatar un objeto material, y los linchamientos que vienen reportándose en el país.
El cardenal realizó estas declaraciones en el atrio de la Catedral de Santa Cruz con motivo de la clausura del Año de la Fe en el mundo católico. Esta fue su última misa previa a su encuentro con el papa Francisco, programada para el 2 de diciembre en el Vaticano.

sábado, 23 de noviembre de 2013

publicado por nuestro editor en forma permanente su jugosa columna "bitácora memoriosa" de Alfonso Gumucio, es glosado con entusiasmo por Ramón Rocha que firma como "cronista de la ciudad" cuando se refiere a Gregorio Iriarte al cumplirse el cabo de año de su muerte.

Leí con devoción la nota suculenta que escribe el Moro Gumucio en su blog Bitácora Memoriosa a poco más de un año de la muerte de Gregorio Iriarte OMI el 11 de octubre del año pasado y para la presentación del libro de Marta Orsini, que contiene una valiosa biografía y testimonios sobre la recia personalidad de este navarro manso y bueno, cuya cualidad mayor era su facilidad para predicar por escrito el Evangelio mencionando apenas a Dios pero con profunda fe en el ser humano.
Precisamente una fotografía del Moro, que reprodujimos y comentamos, muestra a Luis Espinal, Gregorio y Xavier Albó repartidos en una multitud reunida frente a la Fstmb el 18 de enero de 1979, cuando la lucha por la democracia frente a la dictadura era cosa de todos los días y noches. De los tres, dijimos, sólo insiste y persiste Xavier Albó, y ojalá Dios lo tenga por siempre a nuestro lado.
Entre 80 de otros, el libro de Marta Orsini contiene un testimonio de Gumucio Dagron, cuyas líneas comento. Son testimonios que abarcan desde sus primeros 14 años en Navarra, su viaje a Argentina y Uruguay y su llegada a Bolivia en 1964, durante la dictadura de Barrientos, como director de Radio Pío XII y, ante todo, amigo de los mineros y de sus familias, entre ellos del máximo ejecutivo de la Fstmb, Federico Escóbar, quien por cierto era militante del Partido Comunista, pero ello no lo excluía de la práctica de un religioso para salvarle la vida.
Gumucio lo califica como un “gran hombre de fe y compromiso social” que se deja definir por los versos de Whitman: “Soy grande, contengo multitudes”.
El casi centenar de testimonios componen un rompecabezas que servirá al lector para construir la biografía de Gregorio, un hombre que hablaba poco y con ironía de sí mismo, pero de quien hablaban todos quienes lo conocieron: mineros, radialistas, amas de casa y quienes en Cochabamba aprendimos a valor su obra y su mansedumbre de apóstol austero y santo.
El Moro Gumucio destaca la condición de escritor compulsivo de Gregorio, y de lector de sociología, economía y política, disciplinas que junto a la escritura aprendió por su cuenta. Pero quizá le enseñó más el compromiso con la realidad boliviana de lucha contra la dictadura militar y el escamoteo de la democracia por la imposición del neoliberalismo, que le duró casi un siglo, hasta su muerte. En efecto, poco antes de morir, citaba a Juan Pablo II, quien condenaba el neoliberalismo como la conducta más opuesta a la caridad, la solidaridad y el amor al prójimo, que siempre fueron virtudes cristianas. “Era un gran comunicador porque sabía escuchar. Todos los testimonios rescatan su calidad humana, su humildad extrema, su absoluta identificación con Bolivia. Gregorio era tan o más boliviano que cualquiera de nosotros”, resume Gumucio y recuerda el asesinato salvaje de Luis Espinal en marzo de 1980, una época en la cual Gregorio era presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) y le encomendó coordinar un libro sobre el religioso torturado y asesinado por Arce Gómez y los paramilitares de García Meza.
Una revisión exhaustiva de los papeles, fotos y archivos de artículos, cartas y guiones de cine de Espinal, guardados en el dormitorio contiguo al de Xavier Albó, que Espinal ocupó en vida, más autores que escribieron sobre él permitió la publicación del libro “Lucho Espinal, testigo de nuestra América”, que lleva el sello editorial de la APDH. Entre esos artículos, Gumucio menciona “El compromiso del periodista”, de Antonio Peredo; el de Lucho y la religión, “Su vida con Dios”, de Xavier Albó; “La hora de los asesinos”, de Gregorio Iriarte;  la introducción “Trayectoria del hombre”, de Gumucio Dagron y “Un hombre de cine”, que resume la labor de Espinal como crítico y cineasta. El golpe de García Meza el 17 de julio de 1980 se interpuso y Gumucio salió al exilio en México, pero Gregorio Iriarte publicó el libro con el título de “Luis Espinal, el grito de un pueblo” a un año de la dictadura y como anónimo, para seguridad de los autores.
“Gregorio era un hombre de médula solidaria y con una ética y una moral de hierro”, dice Gumucio, pero es mejor consultar su blog Bitácora Memoriosa, para gozar de una lectura aleccionadora.
El autor es cronista de Cochabamba

lunes, 11 de noviembre de 2013

Arzobispo Tito Solari pide que la familia continúe siendo la mejor escuela para la conservación de la Fe en Dios, en Cristo y su Iglesia. Condensó su mensaje al término de la Conferencia de los Obispos de Bolivia reunidos en la Casa de Retiro Clemente Maurer, de Cochabamba.

domingo, 10 de noviembre de 2013

obispos reunidos en Cochabamba esperan una sociedad más renovada, justa, solidaria y equitativa en declaración que pide renovar la Fe y permanecer en el amor y la unidad. "todos somos vasijas de barro, pobres y frágiles, que llevamos dentro un gran tesoro para compartir con los demás.

 Las principales autoridades de la Iglesia Católica de Bolivia congregados en la 96 Asamblea Anual de Obispos en Cochabamba, cerraron este domingo el Año de la Fe en espera de una sociedad más renovada, justa, solidaria y equitativa, la clausura tuvo lugar en la Catedral metropolitana de la ciudad del Valle.
El presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), Monseñor Oscar Aparicio, durante la misa eucarística de este domingo, dio lectura a la declaración de las prerrogativas de los obispos, manifestando que la fe debe ser renovada constantemente y fruto de ello las familias, las personas tendrán mejores situaciones de convivencia.
Tito Solari celebra en la Catedral con todos los obispos de la Conferencia Episcopal
“El Año de la Fe nos brinda el reto de permanecer en el amor y la unidad, de ser escuela de fe para nuestros hijos y de mostrarse con el rostro de Dios en medio de las dificultades. Se dirige a los hombres y mujeres que forjan con tanto esfuerzo su vocación de ser verdaderos padres y madres con un amor incondicional. A los niños y jóvenes que nos regalan su vitalidad alegrando permanentemente su existencia”, manifestó.
El prelado se dirigió a toda la comunidad cristiana católica en el país y dio gracias a Dios y conjuntamente al Papa Francisco. Afirmó que todos “somos vasijas de barro, frágiles y pobres, pero dentro llevamos un gran tesoro y que estamos llamados a compartir con los demás”.
“Creemos que Dios es Padre y es amor. Jesús que lo llama y reconoce como su Padre lo anuncia también como Padre nuestro. Creer en Dios Padre es para nosotros, sus hijos, sabernos fruto de una lección gratuita dispuestos a dialogar con él y sobre todo sentirnos amados, acogidos y perdonados y portadores de un amor que nos desborda”, expresó monseñor Aparicio.
Explicó que creer en un Dios que es Padre, es vivir con confianza, porque el Padre sabe lo que sus hijos necesitan y es celebrar que este mundo tenga un sentido, “porque él nos ama más que a la aves del cielo y a los lirios del campo. Por ende, creer en Dios Padre es sabernos nacidos del amor, pensados desde el amor, sustentados por el amor y caminantes hacia la plenitud del amor”, añadió.
Enfatizó que en la cruz Cristo borró el pecado del mundo y que su pueblo fue perdonado y en su resurrección destruyó la muerte, por ende, aceptar a Jesucristo en nuestras vidas significa tener una experiencia de encuentro y comunión con su estilo de vida lo que “nos lleva a anunciarlos como misioneros valientes”.
Dijo que el Espíritu Santo anima, confirma y fortalece cada día, porque es el que recrea toda la creación y está presente en nuestras vidas y no permite que la fe se adormezca por el tiempo y la rutina, además que motiva las luchas por la justicia y un mundo mejor y renueva en cada amanecer nuestra esperanza.
Por otra parte Aparicio, manifestó que al concluir el Año de la Fe los cristianos deben invocar a Dios como Padre y reafirmar los vínculos de fraternidad y comunión entre hermanos y hermanas en la comunidad cristiana, priorizando a los pobres y afligidos atendiendo sus males y problemas y compromete a todos al servicio del Reino de Dios en una construcción de una sociedad nueva.
“Creemos en la Iglesia de Cristo habitada por el Espíritu Santo, servidora del Reino de Dios en los pobres y sacramento de salvación para todos y la fraternidad universal espacio del reencuentro como hermanos en el Señor resucitado”, sostuvo.

Asimismo, dijo que “la Iglesia es santa y al mismo tiempo pecadora, llamada continuamente a la conversión y convocada a configurarse con su Señor y Maestro. En su seno el Espíritu Santo distribuye los más variados carismas, servicios y ministerios que hace a su vida y misión en el mundo”.
Finalmente resaltó que los cristianos creen en la vida nueva que regala Jesús en su Pascua gloriosa, una vida que ya no tiene término, que es la vida misma de Dios en la abundancia de sus bienes y de la comunión plena con él.
Desde el Vaticano se informó que concluyendo el Año de la Fe, el Papa Francisco encontrará a quienes, de adultos, han decidido convertirse en cristianos. Este encuentro quiere ser un signo: el Año de la Fe termina pero continua para cada cristiano el compromiso de responder cotidianamente al Señor Jesús que invita a ser sus discípulos, envía en el mundo a anunciar el Evangelio y a testimoniar con la vida la alegría de la fe.
A este encuentro están invitados todos los catecúmenos, con sus catequistas y con quienes en las comunidades cristianas, los acompañan en el itinerario de preparación a la celebración de los Sacramentos de la iniciación Cristiana.

sábado, 9 de noviembre de 2013

también los Obispos de Argentina han dejado oír su dolor y preocupación ante el aumento de cocaína. "nos quedamos sin palabras" dicen los Pastores desde la Conferencia que realizan en Rosario. contagio de Bolivia?

La sociedad argentina vive "con dolor y preocupación" el crecimiento del narcotráfico y el país "está corriendo el riesgo de pasar a una situación de difícil retorno", afirmó este viernes la Conferencia Episcopal católica.
En un documento emitido por la asamblea de obispos, se advirtió que "si la dirigencia política y social no toma medidas urgentes costará mucho tiempo y mucha sangre erradicar estas mafias que han ido ganando cada vez más espacio".
texto y una foto impresionante de El Deber sobre el aumento de cocaína en Argentina

"La sociedad vive con dolor y preocupación el crecimiento del narcotráfico en nuestro país. Nos quedamos sin palabras ante el dolor de quienes lloran la pérdida de un hijo por sobredosis o hechos de violencia vinculados al narcotráfico", indicó la Conferencia.
Argentina se ha convertido en los últimos años en un país de fuerte consumo, además de mantener su papel histórico de lugar de tránsito de estupefacientes, según organismos internacionales.
Atentados y crímenes se han vuelto moneda corriente, en particular en Rosario, la tercera ciudad argentina, donde se llevan contabilizados 215 homicidios en lo que va del año, la gran mayoría por hechos vinculados al narcotráfico, según estadísticas oficiales.

Complicidad
Tras su 106 reunión anual en una casa de ejercicios espirituales de la periferia oeste, los prelados sostuvieron que "lo que escuchamos decir con frecuencia es que a esta situación de desborde se ha llegado con la complicidad y la corrupción de algunos dirigentes".
"La sociedad a menudo sospecha que miembros de fuerzas de seguridad, funcionarios de la justicia y políticos colaboran con los grupos mafiosos", se subrayó en la declaración.
 "Si la dirigencia política y social no toma medidas urgentes costará mucho tiempo y mucha sangre erradicar estas mafias que han ido ganando cada vez más espacio. Es cierto que el desafío es enorme y el poder de corrupción y extorsión de los grupos criminales es grande. Pero no es verdad que nada se puede hacer", aseveraron.
"Es alarmante la expansión de las llamadas drogas sintéticas, que se distribuyen en diversos espacios festivos, y nos duelen las conductas autodestructivas en adolescentes o jóvenes que consumen diversas sustancias", indicaron los obispos.
"Recogemos también la preocupación por la desprotección de nuestras fronteras, y por la demora en dotar de adecuados sistemas de radar a las zonas más vulnerables", agregaron. El Episcopado comentó que "a cada uno de los que han caído en la droga, le decimos con el papa Francisco: 'Puedes levantarte, puedes remontar, te costará, pero puedes conseguirlo si de verdad lo quieres”
  PARA SABER  
FALTA DE CONTROLES
La Auditoría General de la Nación sostuvo que hay un cuadro de falta de control de drogas en puertos y espacio aéreo.

Gobierno responde
Según el Gobierno, la Organización Mundial de Aduanas remarca el liderazgo en tecnología y técnicas en los controles.

Un hecho resonante
En octubre la vivienda del gobernador de Santa Fe fue acribillada con 14 impactos de bala por hombres que se desplazaban en motocicletas.

AGENTES DETENIDOS

El jefe antidrogas de la Policía de la provincia de Córdoba y otros cuatro agentes quedaron detenidos bajo el cargo de tener vínculos con el narcotráfico.
Un país con un alto consumo de cocaína
 Argentina es el país de América del Sur que tiene el consumo de cocaína anual más alto de la región, según el informe Mundial de Drogas de las Naciones Unidas (ONU) 2012 de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE).
Su tasa de prevalencia (consumo de al menos una vez al año), en la población de entre 15 y 64 años, se ubica en un 2,6%, mientras que la media en América del Sur es de un 1%. Además, es el segundo país consumidor del continente detrás de EEUU.
Asimismo, la prevalencia en América del Sur "es mayor que la media mundial". Mientras que en esta parte del hemisferio el índice asciende al 1%, el promedio de consumo en el mundo se encuentra entre un 0,3% y el 0,5%.