Páginas vistas en total

jueves, 28 de febrero de 2013

adiós Benedicto en nombre del pueblo de Bolivia. conservamos de tí muchas muestras de amor y de preocupación por todos los bolivianos fieles a Cristo y su Iglesia.



Este jueves, día histórico para la comunidad católica, lleno de nostalgia y esperanza, que marca el fin del Pontificado de Benedicto XVI, el Santo Padre saludó personalmente a los miembros del Colegio Cardenalicio. El Cardenal Terrazas le dio un fuerte apretón de manos y conversaron un momento.

El Santo Padre, minutos antes de abandonar la Santa Sede se despidió de los miembros del Colegio Cardenalicio, y le dio un fuerte apretón de manos al Cardenal boliviano.
En ese apretón de manos del Cardenal Terrazas  con el Santo Padre estaba presente el cariño y admiración de todos los bolivianos. “En el apretón de manos del Cardenal Julio al Santo Padre, estuvo presente el cariño y admiración de todos los Bolivianos y pudimos ser parte del último adiós al Santo Padre. !Gracias Benedicto XVI!”, publicó el portal digital de la Arquidiócesis de Santa Cruz. 
Los Cardenales llegaron a la Sala Clementina del Vaticano en la mañana de este jueves para el último encuentro privado con el pontifice antes de su renuncia esta tarde. Aunque la mayoría prefirió no pronunciarse sobre el cónclave, algunos prelados manifestaros sus expectativas.
El Papa, que renunció a su pontificado el 11 de febrero, al promediar las 12:00 (hora boliviana) abandonó la Santa Sede y partió a Castel Gandolfo, donde tendrá el rango de "Papa emérito".
En una reunión con todos los cardenales, el Pontífice prometió "respeto incondicional y obediencia al nuevo papa"
EL DEBER-Digital 

miércoles, 27 de febrero de 2013

recogemos aquí para nuestro archivo las últimas palabras de Benedicto XVI escritas en español. su texto es de la ternura del amoroso padre. una oración fraterna a los jóvenes españoles allí presentes


«Queridos hermanos y hermanas:
Muchas gracias por haber venido a esta última audiencia general de mi pontificado. Asimismo, doy gracias a Dios por sus dones, y también a tantas personas que, con generosidad y amor a la Iglesia, me han ayudado en estos años con espíritu de fe y humildad».
«Agradezco a todos el respeto y la comprensión con la que han acogido esta decisión importante, que he tomado con plena libertad. Desde que asumí el ministerio petrino en el nombre del Señor he servido a su Iglesia con la certeza de que es Él quien me ha guiado. Sé también que la barca de la Iglesia es suya, y que Él la conduce por medio de hombres».
«Mi corazón está colmado de gratitud porque nunca ha faltado a la Iglesia su luz. En este Año de la fe invito a todos a renovar la firme confianza en Dios, con la seguridad de que Él nos sostiene y nos ama, y así todos sientan la alegría de ser cristianos».
«Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España y de los países latinoamericanos, que hoy han querido acompañarme».
«Os suplico que os acordéis de mí en vuestra oración y que sigáis pidiendo por los Señores Cardenales, llamados a la delicada tarea de elegir a un nuevo Sucesor en la Cátedra del apóstol Pedro. Imploremos todos la amorosa protección de la Santísima Virgen María, Madre de la Iglesia».

martes, 26 de febrero de 2013

el nuncio del Papa en Bolivia Giambattista Diquattro pide rezar por la trascendencia del momento que atravieza la Iglesia.


Monseñor Giambattista Diquattro, Nuncio Apostólico en Bolivia invitó a los bolivianos a rezar por el trascendental momento que está atravesando la Iglesia Católica y como signo de agradecimiento al Papa Benedicto XVI que este jueves finalizará su Pontificado tras haber presentado su renuncia el pasado 11 de febrero.

El 28 de febrero a las 19:00 Hrs. en la Catedral de la Paz, Monseñor Edmundo Abastoflor Montero presidirá una solemne Misa de agradecimiento al Papa Benedicto XVI, de la misma manera en varios lugares de Bolivia se realizarán actos religiosos como agradecimiento al Pontifice.


“Por lo tanto, todos somos invitados a esta celebración del 28 de febrero a horas 7:00 de la noche en la Catedral Metropolitana de la ciudad de La Paz, así como todos somos invitados a rezar por la Iglesia en estos días de trascendental importancia por su ministerio de evangelización y de fortalecimiento de la fe”, dijo Monseñor Diquattro.

“Me alegra saber que numerosas diócesis y parroquias de Bolivia han previsto especiales momentos de oración por el Papa Benedicto XVI, para agradecer al Señor que le ha confiado el cuidado de su rebaño, por el momento del Cónclave y, naturalmente, no faltarán de unirse al regocijo de toda la Iglesia cuando será anunciado el nuevo Sumo Pontífice y cuando se celebrará el solemne inicio del nuevo Pontificado”, agregó el Nuncio Apostólico.

Monseñor Diquattro aseguró que con la decisión que asumió el Papa Benedicto XVI ha manifestado con claridad y firmeza su amor por Dios y por la Iglesia.

"Y este amor ha tenido su encuentro en Cristo así como la han confirmado sus tres Encíclicas, el generoso y precioso esfuerzo culminado en su obra 'Jesús de Nazareth' y en las Exhortaciones Apostólicas sobre la Eucaristía y la Palabra de Dios”. 

jueves, 21 de febrero de 2013

horas más tomará vuelo rumbo a Roma el Cardenal Terrazas para representar a millones de católicos en el Cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI, que abdicó en gesto inédito ante la estupefacción mundial. Paz y Oración por Julio nuestro Pastor




Rumbo a Roma

Mauricio Aira


Los Tiempos daba cuenta de la elección de Julio Terrazas como primer Cardenal de Bolivia, el 30 de enero del 2001, de inmediato publicamos el Perfil del sacerdote y obispo vallegrandino, augurando que Terrazas sería el factor preponderante en la integración y paladín de la justicia. Han pasado 13 años desde entonces y el devenir histórico no ha hecho sino confirmar esa predicción.
Nacido en Vallegrande tuvimos el privilegio de conocerlo en el Segundo Congreso de Estudiantes de Secundaria que tuvo lugar justamente en aquella risueña ciudad cruceña enclavada en un vallecito fértil y generoso, Terrazas participó del mismo en calidad de delegado por la federación anfitriona y que congregó a una centena de estudiantes llegados de toda la Nación.  Formado en la orden de los redentoristas pronto ya ordenado sacerdote llamó la atención de la Iglesia por sus dotes de apostolado y servicio al punto que muy joven fue nombrado Obispo en Oruro donde se mantuvo durante 10 años muy unido a los trabajadores mineros, a las organizaciones populares, al pueblo en general que aprendió a quererlo con la intensidad que los orureños lo hacen sin prejuicio alguno.
En realidad el primer cardenal fue Clemente Maurer alemán de origen, a diferencia de Julio Terrazas que sí es boliviano de notable sencillez y humildad con tal vocación de servicio que no hemos sabido de nadie que habiendo recurrido a su atención terminara decepcionado.  Desde su sede cardenalicia tiene un doble desempeño, mantener viva la Fe de los bolivianos, labor de cada dia que implica buscar y estrechar el contacto con una Iglesia vigorosa que demanda su dedicación plena, que no obstante lo precario de su salud en los últimos meses, cumple rigurosamente.  Lo segundo es su testimonio ante el colectivo boliviano, expresado en sus homilías, su presencia en el desarrollo público, siempre con la palabra precisa, el consejo oportuno aún cuando algunas veces su palabra hiere y provoca reacciones, generalmente desde lo alto del poder público que no le arredran.
Nos toca seguir su palabra como miembros de la Iglesia y la orientación que el clero y los laicos reciben por  la contagiante alegría de la vida de la gracia y de la esperanza que trasunta su pensamiento valiente, temerario a veces, y que de alguna manera resulta un freno a mayor debacle. Su sola presencia y su verbo son garantía para el ejercicio de las libertades y los derechos ciudadanos que con inusitada persistencia reclama del poder público.
Ahora bien, nuestro Cardenal Terrazas se traslada de Santa Cruz a Roma para ser elemento protagónico  en un acontecimiento único en representación de los católicos bolivianos. Habilitado por el Colegio Cardenalicio participará desde el uno de marzo en el Cónclave eclesial (Concilio de cardenales a puerta cerrada) para la elección del sucesor de Benedicto XVI el pontífice actual que ha sorprendido al mundo con su inédita abdicación.
Cuánta responsabilidad entraña esta presencia, al punto que todavía convaleciente de una intervención médica, ha tomado para sí la pesada misión de atravesar el gran océano y asumir su rol de padre conciliar, desde una austera habitación, igual que los demás 117 cardenales se concentrará en la elección del próximo Jefe de la Iglesia que congrega a 1.100 millones de creyentes en el mundo entero.
Representante de su grey multi- étnica con gentes de todas partes que conforman una identidad muy clara con valores comunes que desafiando al mundo polarizado de hoy, están construyendo la nueva sociedad integradora, interesada en la suerte de los pobres, en la Justicia y en la vigencia de un Estado de Derecho que respeto a cada uno de sus integrantes, estamos seguros que el Pastor pondrá sobre el altar de San Pedro todas las intenciones del pueblo boliviano y estará asistido del Espíritu Santo en las decisiones que asuma junto a sus hermanos los demás cardenales del mundo.
 atencihubiese pueblo en general que aprendie mantuvo dur

lunes, 18 de febrero de 2013

demasiado severo el autor Carlos Mesa cuando enfoca el catolicismo a la luz de la renuncia de Benedicto XVI. combatir el relativismo, recuperar terreno dominado por el escepticismo, ser progresista social, criticando al capitalismo del consumismo, no funcionó y la salud quebrada y sentir que falta fuerza...todo enriquecedor!


Joseph Ratzinger tomó la decisión más importante de su pontificado, aquella por la que será recordado siempre, la de decirle a su Iglesia y al mundo que un ser humano, precisamente por serlo, puede llegar a la conclusión, tras una larga reflexión de conciencia y en su caso a través de la oración, de que no está en condiciones de cumplir las obligaciones de conducir a una de las congregaciones más importantes del planeta. Difícilmente se puede encontrar un acto de mayor responsabilidad y valentía.
A diferencia de su célebre predecesor que “murió con las botas puestas”, cuando era evidente que su estado físico y muy probablemente mental eran penosos e incompatibles con su cargo, Benedicto, anciano ya, con los achaques de la edad, con serios problemas en la vista, afectado espiritualmente, pero lúcido como lo prueba su último libro “La Infancia de Jesús” (2012), optó por renunciar a tiempo.
Las razones que lo motivaron no dejan lugar a dudas. “Para  gobernar la barca de San Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en  los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado”, dijo.
Ratzinger venía precedido del halo de “gran inquisidor”. Fue siempre un convencido de que la primera batalla de la Iglesia era combatir el relativismo moral que domina a buena parte de los católicos del mundo. Pretendió que la Iglesia recuperase terreno en un continente, el suyo, dominado por el laicismo y el escepticismo. Mantuvo una postura progresista en temas sociales y económicos, siguiendo la línea crítica al capitalismo y al materialismo de la sociedad consumista que la Iglesia había inaugurado en el Vaticano II. La paradoja: como uno de los intelectuales más sólidos del catolicismo estuvo próximo en sus orígenes a la Teología de la Liberación, contra la que acabó estrellándose. Una Teología, hay que decirlo, que se extravió y desdibujó en América Latina tras el entusiasmo del cristianismo revolucionario de los 60 y 70.
Pero todo ese “programa” se hundió dramáticamente. El enemigo estaba en casa. ¿Cómo enfrentar un mundo en crisis con una Iglesia tan profundamente penetrada por los “males del mundo”? El horror de la pederastia sistemática en buena parte de su seno, fue un golpe demoledor. Benedicto fue enérgico y claro en el tema, pero llegaba tarde, después de años de protección y complicidad criminal, después de miles de víctimas destruidas física y psicológicamente. Las sombras de Marcinkus, Calvi y el escándalo del caso “Propaganda Due” en el siglo pasado no se habían extinguido, las dudas sobre los manejos económicos del dinero vaticano volvieron a ponerse en evidencia. La traición sufrida por el Papa con las filtraciones de información confidencial hechas por su mayordomo fue, finalmente, un golpe devastador.
Su último mensaje público complementa las razones de su retiro. Afirmó que en la Iglesia hay división e hipocresía ¿Alguien necesita investigar mucho para entender por qué se va?
Cuatro cuestiones esenciales quedan pendientes. La primera: en América Latina donde vive casi la mitad de los católicos del mundo, la expansión de las nuevas denominaciones cristianas es exponencial, como consecuencia la Iglesia pierde terreno de modo constante en la región. La segunda: la disminución de vocaciones está abriendo una brecha insalvable entre el número de pastores y el número de fieles. La tercera y la cuarta que probablemente explican parte de las dos primeras: el celibato obligatorio es una condición absurda e insostenible en el siglo XXI, además de carecer de fundamento evangélico real. La imposibilidad de que las mujeres sean ordenadas y ejerzan el sacerdocio en condiciones de estricta igualdad con los hombres es un grave e inaceptable anacronismo machista.
Por su propia raíz intelectual y sus convicciones más profundas, Benedicto no era el Papa destinado a encarar estos temas, pero con gran visión ha abierto las puertas para que esos cambios puedan ser encarados por su sucesor.
Serán los cardenales, interpelados por el Pontífice saliente, quienes decidan el futuro escogiendo al hombre adecuado. Sería deseable que elijan a alguien joven y latinoamericano, pero sería inteligente que elijan a un hombre dispuesto a ser un nuevo Juan XXIII, tenga la edad y el origen que tenga.
Benedicto XVI con esta decisión revolucionaria en una Iglesia atribulada, sienta un gran precedente. De aquí en más el cargo papal no es necesariamente vitalicio, y de aquí en más se entenderá como heroico y valiente irse cuando las condiciones físicas y mentales han abandonado al pastor, no —como hasta ahora—  morir “con las botas puestas” hecho un guiñapo.
El autor fue Presidente de la República
http://carlosdmesa.com/
Twitter: @carlosdmesag

domingo, 17 de febrero de 2013

las agencias informan desde Roma. cien mil fieles católicos se reunieron para rezar con Benedicto "el ángelus" (el ángel de Dios, anunció a Maria) pidió renovarse y despojarse del egoísmo, madre y maestra la Iglesia llama a renoverse para vivir en el amor"...


Benedicto XVI pidió este domingo a la Iglesia Católica que se "renueve" y "reniegue del egoísmo" en el penúltimo Ángelus antes de su renuncia, el próximo 28 de febrero, un mensaje a los miles de fieles reunidos en la plaza de San Pedro para ver a este Papa en una de sus últimas apariciones públicas.
"La Iglesia, que es madre y maestra, llama a todos sus miembros a renovarse en el espíritu, a reorientarse decididamente hacia Dios renegando del orgullo y del egoísmo para vivir en el amor", dijo Benedicto XVI desde la ventana de su estudio en el palacio apostólico.
El Papa apareció a las 12H00 (11H00 GMT), sonriente y alzando los brazos ante la muchedumbre, que llevaba varios minutos coreando "¡Benedetto, Benedetto!" antes de su salida y le recibió con grandes gritos de "¡Viva el Papa!"

"Rezad por mí y por el próximo Papa", dijo Benedicto XVI en su tradicional intervención dominical en la que también habló de la importancia de la Cuaresma, un periodo de reflexión para los católicos.
Las autoridades locales evaluaron en más de 100.000 las personas que acudieron a la plaza de San Pedro, mientras que el Vaticano dio la cifra de 50.000.
El pasado lunes Benedicto XVI anunció su renuncia "por falta de fuerzas", una decisión sin precedentes en la historia moderna de la Iglesia Católica que abre la vía a la celebración del cónclave de 117 cardenales para elegir al nuevo Papa y que podría empezar a mediados de marzo.
"Hace 500 años que no hubo un acontecimiento similar. Este Papa es un Papa teólogo. Ahora el desafío será dialogar con el mundo, la barra está muy alta", explicó Lázaro Ángel, un jesuita cubano afincado en España, que reconoció sin embargo que Benedicto XVI no tenía "ese carisma especial" de su predecesor, Juan Pablo II.
Horas antes del Ángelus dominical, las fuerzas de seguridad habían cerrado la circulación en la Via della Conciliazione, la gran avenida que conduce al Vaticano, donde afluyeron una mezcla de familias, monjas, boy-scouts y turistas de todo el mundo enarbolando pancartas con lemas como "¡Gracias Santidad!" o "¡Te hemos querido muchísimo!".
A partir de las 18h00 (17h00 GMT) de este domingo, Benedicto XVI se retirará para realizar ejercicios espirituales privados con motivo de la Cuaresma, antes de celebrar el próximo domingo otro Ángelus, el último de su pontificado.
 
 Un Papa "más bonachón"
 Muchos de los fieles reunidos este domingo en San Pedro todavía estaban asimilando la decisión histórica e inesperada del Papa de renunciar. "Es una decisión que te impacta y necesitas tiempo para asimilarla", admitió Quique, un jesuita español que subrayó sin embargo su "respeto y admiración" por el Papa.
"Nos sorprendió pero Dios se hace ver en esta decisión, aunque nosotras no lo podamos entender", aseguró por su parte Lara Cecilia, una clarisa mexicana que escuchó con una gran sonrisa la intervención del Papa junto a sus compañeras reunidas bajo una gran pancarta con el lema "Viva Cristo Rey".
Otros fieles sin embargo no esconden su incomprensión ante la renuncia y ya tienen la mente puesta en el sucesor de Benedicto XVI.
"Me parece que no había motivo. Juan Pablo II también estaba cansado y no renunció. Ojalá el próximo Papa sea más bonachón, tenga más carisma", explicó Myriam, una panameña de 60 años que está de vacaciones con su familia en el Vaticano.
Desde que el lunes anunció su renuncia, el Papa ha mantenido su agenda casi sin cambios. El jueves recibió a párrocos y seminaristas de Roma y el sábado se despidió simbólicamente de América Latina con una audiencia con el presidente de Guatemala, poco antes de recibir también al primer ministro saliente italiano, Mario Monti.
Su renuncia será efectiva el 28 de febrero a las 19h00 GMT y se abrirá entonces el periodo llamado de "sede vacante" antes de que el cónclave de 117 cardenales elija a su sucesor.

sábado, 16 de febrero de 2013

si ayer fue LTD hoy es OPINION que retoma la renuncia del Papa y se detiene en el último mensaje en que Benedicto XVI pide "unidad a la Iglesia, por encima de la amenaza de división" que subsiste en medio de la curia. un nuevo desafío con la modernidad de una Iglesia que ofrezca respuestas a los conflictuados de hoy.

Si la renuncia del Papa Benedicto XVI resultó una sorpresa para todo el mundo católico, para las iglesias y congregaciones y para el mismo espectro laico, las afirmaciones que ha vertido durante su última misa multitudinaria, en la que se mostró visiblemente emocionado por el afecto de los fieles, representan también un motivo para la reflexión y el análisis dentro y fuera de la Iglesia católica. De igual modo lo que ha dicho al despedirse, el miércoles, de cientos de párrocos y seminaristas.

Son dos afirmaciones trascendentales. La primera cuando denuncia la división en el clero y la falta de unidad que “desfiguran el rostro de la Iglesia”. Benedicto XVI también dijo que Jesús denunció la “hipocresía religiosa, el comportamiento de quienes buscan el aplauso y la aprobación del público. La segunda, ante los párrocos y seminaristas donde urgió a una “renovación” de la Iglesia y a trabajar para que se “realice el verdadero Concilio Vaticano II y se renueve la Iglesia”.

Las expresiones del Papa renunciante, luego de 600 años en que lo hicieron algunos de sus antecesores, representan un mensaje o una especie de aclaraciones respecto a lo que podría asumirse, algunos motivos más a los que el mundo conoció cuando Benedicto XVI anunciaba su decisión de dejar el más alto purpurado de la Iglesia Católica por motivos de salud, lo que fue corroborado con insistencia por altos voceros de la jerarquía católica romana.

En la Iglesia Católica boliviana las expresiones, como se ha observado oportunamente, fueron de consideraciones a la salud del Papa y a su estado de cansancio, sin dejar de reconocer que tal decisión entrañaba valentía porque su ministerio ha sido fecundo. Sin embargo, las palabras del Papa en lo que son sus últimas apariciones públicas dejan traslucir otros escenarios y otros elementos que deben ser analizados desde una óptica crítica a partir de los segmentos más lúcidos y comprometidos de la Iglesia Católica. Es decir, desde la jerarquía del clero católico en todas las latitudes del mundo y de los laicos, comprometidos siempre con el apostolado y la doctrina cristiana.

Si el Papa renunciante se lamenta de la falta de unidad y señala la división en el clero que desfiguran el rostro de la Iglesia y hace alusión a la “hipocresía religiosa de quienes buscan el aplauso y la aprobación del público”, es porque su sentimiento, su pensamiento y su experiencia en el papado ha experimentado, probablemente, situaciones que tienen que ver con frustraciones internas y hasta de poder y que son manifestadas cuando señala que “pienso en particular en los atentados contra la unidad de la Iglesia en las divisiones en el cuerpo eclesial”.

Da la impresión que la renuncia de Benedicto XVI plantea, como se ha dicho en este mismo espacio hace algunos días, una especie reflexión sobre problemas y situaciones que pueden plantear en adelante un nuevo tiempo o un nuevo camino, que muchos creen que será el tiempo de la modernidad en el cual se analicen con la sabiduría que caracteriza a la Iglesia Católica enfrentar nuevos desafíos a partir de un mundo que pese a los grandes avances en la ciencia, en el arte, en la cultura y en los avances de la civilización, se torna cada vez más complejo en lo que representa los grandes temas pendientes que parecen inamovibles en los cánones católicos como la planificación familiar, el aborto y otros. Asuntos cuya complejidad deben ser analizados a través de los concilios y de las cartas, que históricamente se han caracterizado por dar luces no sólo a la Iglesia, sino a la humanidad.

miércoles, 13 de febrero de 2013

LTD nos ofrece una buena reseña de cómo se elige al Papa, el cónclave, la votación, y la presentación del Nuevo Pontífice llegado el momento


Diecinueve cardenales latinoamericanos tienen hoy menos de 80 años, lo que les faculta para elegir al sucesor del Papa, quien el próximo 28 de febrero concluirá su pontificado.
De ellos, cinco son brasileños, tres mexicanos, dos argentinos, uno chileno, uno peruano, uno boliviano –Julio Terrazas Sandoval, arzobispo de Santa Cruz de la Sierra, nacido el 7 de marzo de 1936 en Vallegrande–, uno cubano, uno dominicano, uno hondureño, uno venezolano, uno ecuatoriano y uno colombiano.
La edad límite para ser cardenal elector es 80 años. Los cardenales que hayan cumplido esa edad no pueden elegir, pero sí pueden ser elegidos, según las normas vaticanas.
Se espera que el cónclave para elegir al sucesor de Benedicto XVI, quien renunció por su edad (85 años) y por "falta de fuerzas", se celebre a partir del 15 de marzo.
¿Cómo se elige al Papa?
La elección de un Papa es un ritual de larga tradición que está regulado hasta el más mínimo detalle. Juan Pablo II lo reformó en 1996 en su escrito “Universi Domini Gregis”. Sin embargo, no existe una hoja de ruta establecida para el relevo en caso de dimisión. Juan María Laboa, experto en la materia, apunta que "en el derecho canónico no hay nada contemplado para una situación como ésta. Hasta el día 28 de febrero, el Papa sigue siendo la máxima autoridad de la Iglesia y será él quien decida junto al Consistorio cuáles son los pasos a dar". Una vez superado este periodo, éste es el proceso habitual.
¿Quién elige al nuevo Papa?
Los cardenales menores de 80 años, conocidos como electores. En estos momentos son 118, procedentes de 48 países. Europa ostenta la mayoría con un total de 62, seguida de América Latina, con 19.
¿Cuándo es la elección?
Debe celebrarse de 15 a 20 días después de la muerte o renuncia del Papa. La elección se celebra en la Capilla Sixtina.
¿Cómo es el Cónclave?
Celebran por la mañana en la basílica de San Pedro una misa "Pro eligendo Papa". Por la tarde, se visten un roquete y cantan el "Veni Creator" en la Capilla Paolina para pedir la ayuda del Espíritu Santo.
¿Cuánto tiempo dura?
La elección puede durar horas, días o semanas. El primer día del Cónclave sólo hay una ronda electoral. Después cuatro por día. Si la elección se prolonga varios días, se realizan pausas de reflexión.
¿Qué mayoría se precisa para la elección de un Papa?
Primero es necesaria una mayoría de dos tercios y si la elección no se produce durante varios días, se puede elegir por mayoría absoluta. A esta segunda modalidad se puede recurrir como muy pronto a partir de la trigésima ronda electoral. A partir de entonces, se puede celebrar una elección en la que sólo salgan a votación los dos favoritos.

OTROS DETALLES

¿Quién propone a los candidatos para la sucesión?
No hay ningún candidato ni tampoco campaña electoral. Cada cardenal escribe en una papeleta el nombre de aquel que cree que debería salir elegido "según la voluntad de Dios". Votación tras votación se va perfilando entonces el favorito.
¿Pueden votar también cardenales enfermos?
Sí, pero tienen que poder quedarse en el Vaticano durante todo el Cónclave. Entre los cardenales hay tres "infirmarii" encargados de los enfermos. Si los enfermos están en cama, los "infirmarii" van a recoger la papeleta y la depositan en su nombre en la urna.

¿Es pública la elección?

No, se produce a puerta cerrada en medio de un gran hermetismo (cónclave = con llave). La Capilla Sixtina es registrada por expertos en busca de micrófonos o cámaras de televisión ocultas. Los cardenales electores no tienen permitido telefonear, ni recibir correspondencia, ni leer el diario, ni ver la televisión.
¿Cuándo se anuncia la elección del Papa?
Poco después de la elección. Se puede reconocer porque de la chimenea de la Capilla Sixtina sale humo blanco al quemarse las papeletas. Antes, cuando las rondas electivas concluyen sin la elección de un pontífice, las papeletas se mezclan con pez, de manera que al quemarse emiten un humo negro.
¿Cuándo se presenta el nuevo Papa en público?
Tras la elección, el decano del colegio cardenalicio pregunta al elegido si acepta el cargo y con qué nombre quiere gobernar. Los cardenales le juran obediencia, se reza una oración de acción de gracias y el llamado "cardenal protodiácono" presenta al nuevo Papa en la Plaza de San Pedro con la fórmula "Habemus papam". El nuevo pontífice se presenta entonces ante la multitud e imparte su primera bendición "Urbi et Orbe" ("a la ciudad y el mundo").

cansado en la audiencia del domingo en el Vaticano, aunque seguro de su decisión "por el Bien de la Iglesia" Benedicto saludó a las 3.500 personas




Benedicto XVI afirmó este miércoles, durante su primera aparición pública tras el inesperado anuncio de su renuncia, que deja de ser Papa "por el bien de la Iglesia".
Conmovido y con rostro cansado, ante unos 3.500 fieles del mundo entero congregados en la sala Pablo VI del Vaticano, Benedicto XVI habló de su histórica renuncia al trono de Pedro.
"He renunciado con plena libertad por el bien de la Iglesia. He orado mucho y examinado ante Dios mi conciencia, consciente de la gravedad de tal gesto", dijo.
Acogido por una muchedumbre entusiasta que lo ovacionó gritando su nombre y batiendo palmas, el papa alemán, de 85 años, parecía cansado.
Acogido con los gritos de "¡Benedetto!, ¡Benedetto!", el pontífice agradeció el caluroso recibimiento: "Doy gracias a todos por vuestro amor y vuestras oraciones", dijo.
El pasado lunes, con un anuncio inédito en la historia de la Iglesia moderna, Benedicto XVI renunció a partir del 28 de febrero al pontificado invocando razones de salud y edad. A partir de esa fecha se iniciará el proceso para la elección de su sucesor.
El Papa reconoció que no tiene "las fuerzas necesarias" para gobernar la Iglesia y que su energía ha disminuido durante los últimos meses.

el penoco razona sobre las luces de Benedicto XVI, su ejemplo, excepcional prueba de desprendimiento en tiempos en que otros buscan lo contrario quedarse en el poder

Joseph Ratzinger pasará a la historia como uno de los papas más equivocadamente juzgados por la opinión pública internacional. Algunos de sus críticos no llegaban ni siquiera a la superficie del análisis y reclamaban el carisma de su antecesor, Juan Pablo II ignorando por supuesto, que Benedicto XVI fue uno de los puntales del éxito del pontificado de Karol Wojtyla, quien sin embargo, dejó a la Iglesia Católica con muchos temas pendientes, la mayoría muy espinosos que terminaron estallando en las manos de su legatario. Benedicto, que ya pensaba jubilarse en el momento de ser elegido Papa, encaró su servicio con mucha valentía, escribió varios libros en ocho años, visitó numerosos países, entre ellos una nación de tradición musulmana, gesto con el que dio un importante paso para la reconciliación entre oriente y occidente, después de los atentados del 11-S. La última gran señal de este Papa excepcional ha sido su prueba de desprendimiento en tiempos en los que la mayoría de los líderes busca aferrarse al poder y al cargo aunque tengan un pie en la tumba o estén brindando penosos espectáculos públicos que ofrecen muchas dudas sobre el estado físico y mental que padecen.

martes, 12 de febrero de 2013

José Gramunt sj. se refiere a la renuncia del Papa. termina diciendo que desde su retiro seguirá iluminando. no. porque Joseph Ratzinger se acogerá al silencio, a la oración, al retiro permanente. de ninguna manera hará sombra al Nuevo Pontífice.


Por la mañana del lunes pasado, el Papa Benedicto XVI, Joseph Ratzinger, renunció a seguir ejerciendo su misión de Vicario de Cristo en la tierra. El mismo Sumo Pontífice manifestó que el motivo de su dimisión fue que, a sus 86 años ya no se sentía con fuerzas para ejercer el alto ministerio que le había confiado su Fundador. Hay que reconocer que los años que le ha tocado ser cabeza visible de la Iglesia han sido difíciles. La prensa vaticana juzgaba la noticia “sorprendente en la historia de la Iglesia”. A pesar de que en la larga historia hubo otros Papas que también declinaron de su misión.

La renuncia de Benedicto XVI empezará a tener efecto el próximo 28 del presente mes. A partir de entonces, el pontificado será considerado “sede vacante”, hasta que el cónclave de cardenales electores que se iniciará el mes de marzo, elija nuevo Sumo Pontífice.

Joseph Ratzinger, alemán de nacionalidad, es hombre de amplia cultura, no sólo de las ciencias religiosas sino también de las corrientes intelectuales de nuestros tiempos, así como poseedor de un profundo conocimiento del mundo actual. Ratzinger ha demostrado conocer las desviaciones de algunos sectores de la propia Iglesia, así  como también sus sólidas virtudes y sus esperanzas, puestas en la Fe en el Salvador Jesús. Siendo prefecto de la Congregación de la doctrina y de la Fe, trabajó estrechamente con su antecesor, Juan Pablo II.

Traigo aquí el recuerdo de los años en los que la agitación doctrinal ocasionada por las versiones más extremas de la Teología de la Liberación, el entonces cardenal y prefecto de la citada congregación, publicó un documento en el que se refutaban con claridad diáfana y recta doctrina filosófica y teológica, los errores de la nueva corriente religiosa,  llamada de “liberación”, al mismo tiempo que rescataba los valores que alentaba aquella corriente doctrinal. Como era de temer, la reacción de muchos innovadores creó en la Iglesia unas tensiones que confundieron a muchos creyentes. Pero muy pronto, el Papa  Juan Pablo II, en otro documento de carácter pastoral, limó muchas asperezas.

Aquellas diferencias que parecían destruir a la Iglesia, no eran novedad. Una vez más la Iglesia sufría, y aún sufre, los vaivenes ideológicos de diversas tendencias. El difunto Cardenal Lefèvre, por ejemplo, se desvió -él y sus seguidores- por el camino de un conservadorismo inmovilista.

Una vez más, en la Historia de la Salvación, quienes permanecen espiritualmente unidos  en la fe en Jesucristo Salvador del género humano, pueden estar seguros de la palabra del Señor: “Yo estaré con vosotros hasta el final de los tiempos”. “No tengan miedo” repetía el cardenal Ratzinger.

Así lo creemos y esperamos quienes hemos puesto toda nuestra esperanza en el Señor Jesucristo. Así como también esperamos que el cardenal Joseph Ratzinger, desde su próximo retiro voluntario, nos siga iluminando con sus comprobadas virtudes y sabiduría.

lunes, 11 de febrero de 2013

cómo será administrada la Iglesia en ausencia del Papa? el ABC nos ofrece un segmento. la prensa del mundo está copada por esta noticia que revoluciona la historia de la Iglesia y de la Cristiandad


En Roma, el Colegio cardenaliciomantendrá una reunión diaria en el que se adoptarán distintas decisiones relativas al gobierno de la Iglesia. La gestión de la reunión quedará a cargo del camarlengo -Tarcisio Bertone- y de tres cardenales electores escogidos por sorteo para turnos de tres días. El camarlengo es la versión vaticana del«kamerling» o ayudante de cámara de los reyes francos, que guarda los bienes durante la transición.

En el seno de la Curia romana sólo se mantiene en el cargo elvicesecretario de Estado -o «sustituto»-, el responsable de Asuntos Exteriores, los nuncios y los secretarios de los dicasterios -que gestionaran los asuntos de trámite-. Por otra parte los obispos de todo el mundo -la Curia diocesana- continuarán gobernando sus diócesis.

Una mayoría reforzada

Tal y como informó en 2007 Juan Vicente Boo, corresponsal de ABC en Roma, «Cuando nadie esperaba cambios en las normas del cónclave, de las que se habla sólo cuando se acerca la elección de un Papa, Benedicto XVI ha convertido en absoluto el requisito de mayoría cualificada de dos tercios de los cardenales electores, derogando el paso a mayoría absoluta (la mitad más uno) a partir del trigésimo tercer escrutinio. Con las nuevas normas, sólo pueden ser «papables» los candidatos de muy amplio consenso».
El último cónclave se celebró en abril del 2005 según lo establecido en la Constitución Apostólica «Universi Dominici Gregis», promulgada porJuan Pablo II el 22 de febrero de 1996».

Nuevo Papa para marzo

El Vaticano espera que el cónclave de cardenales, que todavía no ha sido convocado, elija al sucesor de Benedicto XVI en marzo, afirmó hoy el portavoz, Federico Lombardi. Lombardi señaló también que el Papa es muy consciente del paso que ha dado y que no han influido temas como los escándalos de curas pederastas.

sábado, 9 de febrero de 2013

Obispo ataviado de sus insignias episcopales como el báculo y la mitra, preside la via de la peregrinación en medio del aplauso del pueblo católico allí congregado

esa enorme muchedumbre de bailarines recorre los aproximadamente 10 kilómetros por en medio de la ciudad de Oruro para llegar finalmente después de la Avenida Cívica a la explanada de la Basílica de la Virgen del Socavón, una capilla relativamente pequeña, en la que los bailarines ya con el rostro descubierto se arrastran de rodillas hasta el Altar donde renuevan sus promesas de fidelidad y devoción y le piden la gracia de bailar tres, cinco, diez años continuados como agradecimiento por las bondades que reciben de la Providencia y por la intercesión de la "mamita candela" como el pueblo la llama.

tratándose de una peregrinación, es decir un recorrido no carente de esfuerzo y dolor, recordemos que los morenos y los diablos llevan pesos de diez y hasta más kilos sobre los hombres por los disfraces y máscaras, la culminación es el Templo donde se disuelve el grupo, manana volverán a reunirse para realizar otro recorrido y el lunes y martes bailarán por zonas...y en grupos especiales...para terminar los cuatro días consagrados a esta muy honda tradición católica, mezclada con el antiguo paganismo de los pobladores que adoraban piedras, astros, fetiches...y que el sincretismo religioso de los misioneros de los primeros años tuvo la virtud de transformarlos en elementos de Fe.

Aquí el Obispo de Oruro, Stanislao ingresando al atrio, seguido de obispos visitantes y sacerdotes de la diócesis de Oruro...


lunes, 4 de febrero de 2013

accidente sin heridos graves. Tito Solari y Roberto Flock están ilesos


La tarde de hoy (domingo) en el camino de retorno de Capinota a la ciudad de Cochabamba el Arzobispo de Cochabamba, Mons. Tito Solari y el reciente obispo consagrado Mons. Roberto Flock sufrieron un hecho de tránsito con fortuna; no se tuvo que lamentar nada grave en ninguno de los prelados. Los infortunados sólo tienen cortaduras leves en la cabeza y golpes en partes del cuerpo.
Tanto el Arzobispo como el Auxiliar están en observación en el Hospital Andrés Cuschieri de la localidad de Colcapirhua. También se encuentran en la misma situación, observación de los galenos, el Vicario Judicial y párroco de Santo Domingo P. Paulino Andia. Sin duda, la oración es lo que nuestros Obispo piden y no el desespero.
Los prelados retornaban después de haber tomado posesión del P. Luis Antonio Alcócer como párroco de Capinota. Actividad que han ido realizando en los últimos fines de semana por los nuevos nombramientos de los párrocos.
Este hecho nos llama a la oración confiada en el poder sanador del Dios de la Vida y para comunicar  por los pastores de la Iglesia de Cochabamba la fuerza y el valor para que puedan mantenerse serenos durante el tiempo de observación. Además, expresa la unidad de en torno a nuestros pastores. 

sábado, 2 de febrero de 2013

De Jesús Pérez a Jesús Juárez la arquidiócesis de Chuquisaca. B.XVI lo traslada de El Alto a Sucre y nombra otros dos obispos para Pando y Corocoro

El papa Benedicto XVI ha nombrado nuevos responsables en las sedes apostólicas bolivianas de Sucre, Pando y Corocoro, informó hoy la Santa Sede en un comunicado.



El pontífice ha designado arzobispo metropolita de Sucre al español Jesús Juárez Párraga, en sustitución de Jesús Pérez Rodríguez, quien ha presentado su renuncia al cargo en base al artículo 401/1 del código de derecho canónico, que establece los 75 años como límite de edad para desempeñar el obispado.



Ordenado sacerdote en diciembre de 1972, Juárez Párraga (Murcia, 1942), quien llegó a Bolivia en 1964, era desde 1994 primer obispo de la diócesis de El Alto, después de haber sido nombrado obispo titular de Gummi de Proconsular y auxiliar de la Archidiócesis de La Paz en abril de 1988.



Asimismo hay cambios en el Vicariato Apostólico de Pando, cuyo responsable será a partir de ahora el italiano Eugenio Coter, a quien el papa además ha nombrado obispo titular de Tibiuca y que llega en sustitución de Luis Morgan Casey (ha presentado su renuncia al cargo también por motivos de edad).



Ordenado sacerdote en junio de 1981, Coter (Gazzaniga, 1957), que fue vicario en dos parroquias italianas antes de partir a las misiones a Bolivia en 1991, es desde el año pasado director espiritual del Seminario Mayor Archidiocesano San Luis de Cochabamba.



Benedicto XVI ha nombrado además al boliviano Percy Lorenzo Galván Flores, perteneciente a la Archidiócesis de Sucre y hasta ahora párroco de San José, obispo prelado de Corocoro.



Sacerdote desde julio de 1991, Galván Flores (Potosí, 1965), licenciado en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia Gregoriana, es actualmente responsable del Museo Eclesiástico y miembro de los Consejos Económico, Presbiteral y Pastoral de la Archidiócesis de Sucre. EFE

viernes, 1 de febrero de 2013

Un anhelo orureño, ante todo de la comunidad católica, ahora convertido en realidad y un verdadero orgullo es la obra monumental construida en homenaje a la Virgen del Socavón, en la cima del cerro Santa Bárbara, prolongación Condori, a 3.850 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m.) desde donde la imponente imagen se muestra vigilante y protectora hacia sus devotos. (imagen y texto en La Patria de Oruro. www.lapatriaenlínea.com) otras 20 imágenes.

DEVOCIÓN 

La Virgen de la Candelaria más conocida como del Socavón, es la protectora de los orureño, la devoción hacia ésta advocación de la Virgen María se manifiesta desde casi la misma fundación de la Villa de San Felipe de Austria, hoy ciudad de Oruro, ocurrida el año 1606, aunque datos históricos de la aparición, según información de Jesús Elías Lucero, miembro del Comité de Etnografía y Folklore, entre lo más antiguo se conoce algún testimonio de veneración en el año 1656, pero luego existe un silencio hasta casi 1789, y desde entonces la fe se manifiesta en veladas y danzas en devoción a la Virgen Morena, de quien sus primeros devotos eran los mineros y es por eso que la adoraban en lo que se conocía como "el Socavón de la Virgen".

Es precisamente en su honor que hace más de dos siglos, la gente pobre o como los llamaban antes de "baja ralea" bailaba, primero en tímidas agrupaciones que desde diferentes zonas llegaban a los pies de su santa patrona, para profesar su fe. 

Narra la historia que los lugareños, en su mayoría mineros, trasladaron la fecha de celebración del Día de la Candelaria para aprovechar los días feriados del Carnaval y así rendir homenaje a la deidad, entretanto para el resto de la gente el Carnaval se vivía como en el resto del mundo.

Es recién a partir de la fundación de la Gran Tradicional Auténtica Diablada Oruro, ocurrida el 25 de Noviembre de 1904, que nace la peregrinación hecha danza, protagonizada por los matarifes y años más tarde otros gremios como los carreritos (viene de carreros) dan lugar al nacimiento de la danza de los tobas, ahora Tobas Zona Sud, los veleros con la Morenada Zona Norte y también aparecen los danzarines, de lo que ahora se conoce como Fraternidad Hijos del Sol Los Incas. 

Desde aquella época a la fecha son más de 35.000 danzarines que aglutinados en 48 conjuntos folklóricos protagonizan la peregrinación bailando año tras a lo largo de algo más de tres kilómetros, para mostrar al mundo lo que se conoce como Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad y Patrimonio Inmaterial de la Comunidad Andina de Naciones.

MONUMENTO

La imponente estructura con sus 45 metros y 40 centímetros, desde los cimientos hasta la punta de la corona, ya está catalogada como el monumento más alto del mundo edificado en honor de la Virgen María, Madre de Jesús, construido el cerro cuya altura es de 3.850 m.s.n.m. El monumento por sus dimensiones es mayor al Cristo Rey de Polonia de 35 metros, el Cristo del Corcovado del Río de Janeiro en Brasil que tiene una altura de 38 metros, situado en la cima del cerro del Corcovado a una altitud de 709 m.s.n.m. y, el Cristo de la Concordia de Cochabamba con una altura total de de 40,44 metros y fue erigido en la cima del cerro San Pedro a una altitud de 2.835 m.s.n.m.

Del total de la altura del monumento (45,4 metros), comparable con un edificio de 14 pisos, 8,60 metros son parte de la base, donde existe una capilla para cobijar a por lo menos 80 feligreses, encima queda el restaurante. Más arriba están los salones de exposición y también áreas para instalar tiendas de artesanías. Sólo hasta el sexto piso está permitido el acceso para los visitantes, luego ya sólo son áreas de tránsito para los responsables del mantenimiento del monumento.

El manto está adornado con 140 estrellas, que a la vez son ventanas que permiten apreciar desde las alturas la ciudad de Oruro en sus cuatro puntos cardinales y que por las noches con la iluminación interna le dan un aspecto más atractivo a la imagen.

Toda la estructura pesa 1.500 toneladas, de ferrocemento, estructura metálica y hormigón, recubiertos con resina de poliéster y fibra de vidrio. Todo este material fue trabajado por 110 obreros, profesionales y artistas, que desde el anonimato dieron forma a esta majestuosa estructura, hasta donde ya llegaron las cámaras de televisión de cadenas internacionales como CNN y la agencia Reuters, además de la mayoría de medios de comunicación bolivianos. 

El monumento tiene una corona de fierro reticulado, recubierto con placas de aluminio, con incrustaciones de resina. Similar es la corona de la imagen del Niño Jesús que la Virgen sostiene en el brazo izquierdo, mientras en la mano derecha lleva una candela.

El mérito profesional y artístico es atribuible al consorcio "Virgen del Socavón" integrado por las constructoras Caabol SRL y Navla Ltda., junto a la empresa escultórica "Formas 21". La inversión financiada por el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro llegó a 8.700.000 bolivianos.

Fueron Mauricio Aramayo, Jaime del Castillo y Milton Dávila, del consorcio de constructoras que junto a 40 obreros tuvieron en sus manos y la destreza en el manejo de sus maquinarias para construir la fortaleza, mientras el detalle escultórico es atribuible a "Formas 21", empresa integrada por 70 personas que al mando de Rolando Emilio Rocha Medrano con el apoyo Víctor Javier Ocaña Uzares y Radharani Navas Condorcett, se encargaron de cada uno de los detalles externos de la construcción.

El trabajo en ambos casos se inició hace tres años, desde la habilitación de las vías de acceso en lo que concierne a las obras civiles y en la parte escultural, se comenzó a diseñar hasta cuatro maquetas de diferente tamaño, para replicar los detalles de la imagen del lienzo, fresco pintado por un autor anónimo, que se encuentra en el Santuario de la Virgen del Socavón bajo custodia de los Siervos de María, religiosos que son encargados de administrar ese recinto y quienes también aportaron con la visión religiosa para consolidar el monumento a la "K’achamosa", como la denomina Fray Jairo de Jesús Salazar.

ORÍGENES

Los orígenes de la iniciativa de erigir la imagen escultórica, nació hace 15 años, (1998) por testimonio del ex oficial mayor de Cultura, Germán Navía Camacho, quien recientemente reveló que tras germinar la idea, la iniciativa recibió respaldo de Elías Delgado, periodista investigador del folclore orureño y Mario Medina, director de la Escuela de Bellas Artes, y en el caso de las autoridades se organizó el primer comité impulsor integrado por Jorge Barrientos Zapata , André Schwartzberg y José Costas León; por entonces alcalde, presidente del Concejo Municipal y prefecto, respectivamente y también un directorio ejecutivo integrado por Germán Navía Camacho como presidente y como directores del monumento, el Padre Alfonso Massignani (rector del Santuario del Socavón), Elías Delgado Morales, Jorge Azeñas Zúñiga y Jorge Vargas Luza (representante de los folcloristas).

Fue precisamente Jorge Azeñas Zúñiga quien presentó los primeros planos y una primera maqueta del monumento, hecho que impresionó a los devotos y autoridades, según consta en recortes de prensa de fines de los años 90.

Desde entonces se sumaron aportes e iniciativas para modificar el diseño, preservando y manteniendo los rasgos principales del componente católico. En la gestión del alcalde Edgar Bazán, luego de transcurrir nueve años; la idea se fortalece. Ese año 2007 un nuevo comité impulsor, esta vez liderado por Zulema Céspedes de Mackay, acompañada de varias devotas, así como la inquietud de algunos dirigentes de la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve), entre ellos Luisa Lupe de Choque, Javier Soliz, Jhonny Saravia y Virginia Barrios, que insuflan la iniciativa hasta conseguir su inclusión en el Plan Operativo Anual del Municipio y es en diciembre del 2009 que se puso la piedra fundamental y fue el alcalde Bazán quien dijo que si Cochabamba tenía su Cristo de la Concordia, por qué Oruro no iba a tener su Virgencita del Socavón. En aquella gestión representantes vecinales del Distrito 1, decidieron renunciar a presupuestos dispuestos para obras zonales y acordaron reunir los recursos para ésta obra de magnitud.

La actual alcaldesa, Rossío Pimentel Flores, decide dar continuidad a la obra de su antecesor Bazán y es en su gestión que se consolida la conclusión de la construcción del monumento a la Virgen, que a decir del artista Rolando Rocha, "movió el tapete del mundo".

Hasta el monumento ya llegaron miles de personas entre devotos, artistas, turistas y otros que emitieron conceptos diversos, los más resaltando lo impresionante de la construcción, los detalles artísticos. Entre ellos religiosos que quedaron impactados por la magnificencia del trabajo y el volumen de su emplazamiento que hace que se tenga una obra monumental.

OBISPO

El Obispo de la Diócesis de Oruro, Monseñor Cristóbal Bialasik, que hoy tendrá a su cargo la bendición de la majestuosa imagen de la Virgen del Socavón, dijo que no puedo evitar que le broten lágrimas al ver la magnitud de una obra construida en homenaje a la Virgen María, calificando ese hecho como una muestra de la fe y fortalece del pueblo de Oruro que tiene con la Reina del Folklore Nacional y del Carnaval de Oruro.

Como parte del proceso el sacerdote y Siervo de María, P. Alfonso Massignani, también apoyo la iniciativa y pidió que en el diseño inicial se incorpore al niño que lleva la Virgen en sus brazos y además motivó para que ese sueño sea una realidad, así como fue posible la construcción y ampliación del Santuario del Socavón, la restauración del fresco de la Virgen del Socavón. La obra de Massignani fue importante, porque dejó vivo el ejemplo de fe y dedicación con amor y devoción por la Santa Patrona, mostrando así y poniendo en práctica el proverbio que dice "que la fe mueve montañas".