Páginas vistas en total

domingo, 29 de septiembre de 2013

Arzobispo de Santa Cruz se pronuncia contra la avaricia y la insensibilidad de los ricos que quieren toda la riqueza para sí y olvidan a los pobres.


Explicó que las lecturas dominicales estuvieron enfocadas a denunciar la avaricia e insensibilidad de los ricos ante la necesidad de los pobres que se daba en tiempo de Jesús pero que es una realidad que persiste hasta nuestros días.

"Esto pasa hoy en nuestro mundo donde algunas personas, grupos o naciones privilegiadas que se encierran en su egoísmo y desconocen a millones y millones de pobres a quienes les niegan los derechos propios de todo ser humano", afirmó la autoridad eclesial.  Por otro lado, Gualberti destacó que la iglesia tendrá una serie de actividades durante esta semana porque se recuerda día nacional de la biblia, se inicia la semana hermandad con las diócesis de Tréveris y Hildesheim en Alemania y también se inicia la semana por la familia. 

lunes, 23 de septiembre de 2013

ANF publica este artículo del jesuíta Codina referido a la entrevista que Francisco concedió a la revista "Civitá Católica" destacando su enorme trascendencia

¿Cómo explicar que una entrevista al Papa Francisco, realizada  por Antonio Spadaro sj   director de la revista jesuítica de Roma La civilttà católica, sobre temas de Iglesia haya tenido tanta cobertura y resonancia internacional en los medios de comunicación? ¿Acaso interesan a la sociedad de hoy las cuestiones eclesiásticas? Personalmente opino que este gran interés suscitado se debe principalmente a dos motivos.
El primero,  porque a través de esta larga entrevista se dibuja una imagen de Iglesia a la que los miembros de la Iglesia y los de la sociedad civil no estábamos acostumbrados. Francisco se define ante todo como un pecador que ha sido llamado por Dios misericordiosamente para una misión eclesial. Reconoce que su gobierno como superior de la Compañía de Jesús fue autoritario y brusco, aunque él nunca fue de derechas. Dice que la Iglesia  ha de tener ante todo la capacidad de sanar heridas, ser como un hospital de campaña  después de una batalla que cura ante todo emergencias. Una Iglesia que no se centre obsesivamente en temas morales, como el aborto, el matrimonio homosexual y los anticonceptivos, sino que prioritariamente anuncie lo esencial del evangelio: que Jesucristo nos ha salvado, que caliente el corazón antes de exigir deberes.
Una Iglesia de ministros misericordiosos, que sean verdaderos pastores y no clérigos de despacho, que  no solo acojan al que viene sino que busquen nuevos caminos, que no hagan de la confesión una tortura sino un lugar de misericordia. Una Iglesia ante todo Pueblo de Dios, que viva en continuo diálogo y discernimiento, relea el evangelio desde la cultura de hoy siguiendo el concilio Vaticano II, que sea contemplativa y encuentre a Dios en el hoy concreto, en el camino, en la vida real de cada persona, una Iglesia que no sea restauracionista, ni legalista, ni busque seguridades, que sepa caminar a tientas; que profundice en la dignidad de la mujer, que aprecie la santidad cotidiana del pueblo, que no sea simplemente optimista sino que tenga esperanza en las promesas de un Dios que no engaña.
Pero en segundo lugar, el gran eco de esta entrevista  se debe a que, aunque trate directamente de temas eclesiales, indirectamente ofrece una serie de valores importantes para la sociedad y sus gobernantes: evitar el autoritarismo, descentralizar el gobierno, consultar, discernir, dialogar, no precipitarse en las decisiones, escuchar al pueblo y en concreto a los pobres, centrarse en lo esencial,  aspirar a la utopía pero concretarse en lo pequeño y cotidiano de cada día, saber caminar todos unidos en medio de las diferencias, respetar a las personas, no teorizar desde el laboratorio sino experimentar la realidad y la pobreza del pueblo, ir a las fronteras sin llevar las fronteras a casa. No tener una visión monolítica que no respete la diversidad y sus matices culturales, sino ser creativos desde lo concreto, tener esperanza.
La entrevista es mucho más larga y aborda más temas de los aquí presentados de forma muy resumida. Habría que leer esta entrevista en su totalidad para poder captar la novedad que en ella aflora, tanto para la Iglesia como para la sociedad: un aire fresco y un perfume que, para los cristianos, tiene olor de evangelio. El impacto mundial de esta entrevista no es fruto de simple sensacionalismo. Es que no estábamos acostumbrados a un lenguaje tan profundo, tan nuevo, tan sincero, tan humano.

domingo, 22 de septiembre de 2013

temas pendientes. sacerdotes que abandonan la Iglesia. mujeres que reclaman un rol mayor. homosexuales. divorciados. aborto y eutanasia. Francisco está tratando de encontrar soluciones modificando la línea tradicional de la Iglesia. son anticipos de grandes cambios.

El papa Francisco considera "necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva".

Según el Pontífice, las mujeres están formulando cuestiones profundas que la Iglesia debe afrontar. “La mujer es indispensable para la Iglesia", opinó en una entrevista publicada por la revista Civilta Cattolica, la pasada semana. 

El papa también ha señalado que "Dios en la creación nos ha hecho libres" y que "no es posible una injerencia espiritual en la vida personal", al resumir su discurso sobre los divorciados y los homosexuales.

La demanda de las mujeres es la democratización y alcanzar la igualdad en la institución religiosa. Esto implicaría la posibilidad de que las mujeres ejerzan el sacerdocio, tema sobre el cual el papa aún no se pronunció.

Existen, sin embargo señales esperanzadoras en las reformas que plantea el papa Francisco. Años atrás habría sido impensable que el sumo pontífice dijera que frente a homosexuales y divorciados “no cabe la injerencia espiritual".

Semanas atrás el papa afirmó que si una persona homosexual tiene buena voluntad y busca a Dios, “yo no soy quién para juzgarla”. La nueva posición del Vaticano responde a una demanda promovida desde hace años por Católicas por el Derecho a Decidir que piden el respeto a los derechos sexuales y reproductivos, repensar la anticoncepción y el aborto, dar un nuevo tratamiento a las diversidades sexuales y considerar el celibato como opcional al interior de la institución religiosa, superar la concepción discursiva del voto de pobreza y combatir la crisis moral sexual (pederastia y pedofilia) de los sacerdotes.

La directora de Católicas por el Derecho a Decidir de Bolivia, Teresa Lanza, afirmó en abril pasado que, como resultado de las luchas sociales en la primera década de 2000, las católicas feministas identificaron como uno de los problemas para la opresión de las mujeres el “intervencionismo de la jerarquía de la Iglesia católica en políticas públicas vinculadas a la sexualidad y reproducción”. 

Los vientos de cambio en la Iglesia católica son esperanzadores, a partir del mensaje inequívoco del papa Francisco, que reconoce que las mujeres y las personas de la comunidad de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales merecen ser tratadas con dignidad y respeto, y que la violencia y la discriminación no tienen cabida. Resta esperar que los miembros de la Iglesia practiquen lo que predican.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Alberto Zuazo un veterano periodista ue escribe en El Diario se refiere al Documento de Aparecida que Francisco le entregó en Roma. Significativo.

Mucho más elocuentes que los saludos, los actos protocolares y la conversación de 30 minutos que sostuvo el Papa Francisco con el presidente Evo Morales, fue la entrega que le hizo del Documento de Aparecida, Brasil, aprobado en mayo de 2007.
La significación que tuvo es clara y explícita en cuanto a lo que como líder de la Iglesia Católica le planteó a Morales sobre los procesos sociales, económicos y políticos que deben aplicarse en América Latina y el Caribe, pues lo que se propugnó en 2007 sigue en plena vigencia.
Algo remarcable, en esta oportunidad, es que cuando se celebró la V Conferencia del Episcopado de América Latina y el Caribe (Celam), el entonces cardenal Mario Bergoglio presidió las deliberaciones. Puede entenderse, entonces, que el Documento de Aparecida tiene mucho que ver con el pensamiento y las intuiciones del ahora Papa Francisco.
Al entregarle el Papa a Morales el Documento de Aparecida le dio el mensaje de la Iglesia Católica y el suyo propio sobre lo que corresponde poner en práctica en aquellos procesos. El texto empieza poniendo énfasis en que estamos en “el umbral de una época de cambio, esto es en un período de la mutación profunda de los valores y formas de comportamiento, tanto individuales como colectivos”.
La Iglesia Católica se plantea la búsqueda del bien del ser humano, de una verdadera justicia social, que vaya elevando el nivel de la vida de todos los ciudadanos, promoviéndolos como sujetos de su propio desarrollo. En la región, gran parte de ellos carece de un nivel de desarrollo que les permita ser sujetos de su propio destino. En consecuencia, esa es la gran tarea, por donde hay que empezar.
Para este efecto, es necesario que los laicos y las laicas asuman sus responsabilidades sociales, políticas y económicas con voluntad firme y sabiduría, a fin de establecer un nuevo orden que exprese los valores de los espíritus, como son la paz, la comprensión, la tolerancia, la justicia y el respeto a los que piensan diferente.
Desde estas perspectivas, es dable interpretar que en Bolivia tienen que cesar las persecuciones, la judicialización de la política, eliminar los lastres sociales del narcotráfico, del contrabando y de la corrupción. En forma adicional, que el gasto público guarde relación con las limitaciones y la pobreza en que se debate la mayoría nacional. Y que se frene el derroche inescrupuloso de los recursos fiscales, provenientes de sus bienes naturales y de los esfuerzos de sus dirigentes, empresarios, profesionales y trabajadores.
He aquí algunas de las puntualizaciones del Documento de Aparecida:
-La globalización si bien tiene algunos aspectos positivos para el desarrollo uniforme de la humanidad, ocurre también que, en otros casos, adquiere una dinámica de concentración de poder y de riquezas en manos de pocos, lo que produce la exclusión y mantiene en la pobreza a una multitud de personas.
-La corrupción y la impunidad aumenta la desconfianza del pueblo por las instituciones y el desencanto por la política y la democracia/ la violencia crece/ algunos legisladores aprueban leyes injustas/ y en algunos Estados ha aumentado la represión y la violación de los derechos humanos.
-Hoy se sobrevalora al individuo, lo cual deja de lado la preocupación por el bien común. La cultura del consumo descontrola la autenticidad y el recato.
-Necesidad de un diálogo intercultural entre lo tradicional y lo moderno. Ante los procesos de transformación profunda de las tradiciones que nos han dado identidad y la emergencia de nuevos modelos culturales en el contexto de la globalización, los discípulos de Jesucristo debemos evitar asumir actitudes negativas.
-Hay que evitar, entre otros requisitos, el descalificar las aportaciones de las culturas modernas de manera general, o bien minusvalorarlas, desde una visión fundamentalista o integrista de la vida social.
-Debe acudirse a la estrategia del diálogo para acercar distintas culturas, lo que no es algo ajeno a la historia de la Iglesia; más bien, es un procedimiento fundamental de la evangelización, cuando se es fiel al mandamiento de respeto y amor al prójimo.

domingo, 8 de septiembre de 2013

El Dia de Santa Cruz reproduce una crónica originada en Roma sobre el último rezo de Francisco un día después de la vigilia por la Paz.

El Papa Francisco renovó hoy su llamamiento contra la guerra y para que ésta no sirva a fines comerciales con la venta ilegal de armas, reiterando su petición de que cese "la violencia y la devastación" en Siria.
El Papa hizo este llamamiento ante los miles de fieles que asistieron en la plaza de San Pedro del Vaticano al tradicional rezo del Ángelus dominical, que sucedió a la vigilia de oración que presidió anoche para pedir la paz en Siria.

El Pontífice pidió combatir la guerra más profunda, la que comporta tomar la decisión "fuerte y valiente de renunciar al mal y a sus seducciones y escoger el bien".
Francisco se preguntó para qué sirve hacer tantas guerras si no se es capaz de llevar a cabo "esa guerra profunda contra el mal" y señaló que esa lucha contra el mal comporta "decir no al odio fratricida y a las mentiras de las que se sirve, a la violencia en todas sus formas, a la proliferación de las armas y a su comercio ilegal, del que hay mucho".
Lamentó que "siempre queda la duda de si esta guerra de aquí o de allí es verdaderamente de una guerra por problemas o es una guerra comercial para vender armas en el comercio ilegal".
"Estos son enemigos que hay que combatir unidos y con coherencia, sin seguir otros intereses que no sean los del bien común", agregó.
El Pontífice agradeció su participación a todos los que ayer se sumaron a la vigilia de oración e invitó a seguir adelante "con las obras de paz" lanzando una nueva enérgica petición para que cesen "de forma inmediata la violencia y la devastación en Siria" y se trabaje para alcanzar "una justa solución al conflicto fratricida".
Asimismo pidió rezar por otros países de Oriente Medio como el Líbano, donde abogó por que sea posible "encontrar la deseada estabilidad y continúe siendo un modelo de convivencia".
Pidió también rezar por Irak, para que "la violencia sectaria deje paso a la reconciliación" y por Egipto, "para que todos los egipcios, musulmanes y cristianos, se comprometan a construir juntos la sociedad por el bien de la población". 

miércoles, 4 de septiembre de 2013

José María Bakovic cristiano ferviente se dirige a Francisco exponiendo su calvario personal que no cesa para que interceda ante EMA que le pedirá su bendición en horas más

Estimado Francisco:

Me atrevo a llamarte por el nombre que adoptaste pues en la Jornada Mundial de la Juventud interpreté que quieres que te sigamos como amigos los que pretendemos ser católicos.  Te dirijo esta carta para pedirte que, en la visita que te hará el Presidente Morales, le pidas que detenga la tortura judicial a la que me ha sometido desde el día de su posesión el 22 de enero de 2006 en que me condenó bajo el principio de “presunción de culpabilidad”.   La tortura física y los campos de concentración han sido reemplazados por un acoso judicial sañudo que incluye más de 70 causas abiertas en mi contra, en siete departamentos de mi país, incluyendo  dos prisiones ilegales con la tercera ya anunciada.  Mi salud está agotada, física, psíquica y financieramente.



Fiscales y jueces serviles obedecieron el mandato de Morales haciéndome el primer preso político de su gobierno en marzo del 2006 y que se me detenga por segunda  vez en agosto de 2007.  Ambas prisiones ilegales coincidieron con adjudicaciones irregulares de proyectos que acabaron en manos de una misma empresa.  Mis denuncias desde la cárcel obligaron a derogar los decretos  y   hoy día enfrento la tercera orden de detención por un proyecto que ejecuta la misma empresa. 

En llamativa coincidencia,  esta empresa es la misma que se adjudicó la obra que intentaba dividir el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro – Securé (TIPNIS) para así ampliar la frontera de la coca, en la zona en que Evo es el dirigente de los productores.  Luché también contra esta adjudicación ilegal en línea con lo que hicieron hace 300 años tus antecesores en las misiones jesuíticas del oriente de mi país, protegiendo a los indígenas contra las invasiones esclavistas de mamelucos bandeirantes  en alianza con maloqueros locales.

Irónicamente, este calvario le ha dado sentido a mi vida.  Hoy día vivo ardientemente la eucaristía, las lecturas de la misa parecen escritas para mi, y mis sufrimientos son minúsculos al lado de los de Cristo.  Presumo darle una manito aliviando  el peso de su cruz, como  el Cirineo.  Yo podría seguir soportando este calvario, pero no puedo pedir lo mismo a mi esposa, operada del corazón y también con 75 años, a mis hijos y a mis nietos quienes sufren más que yo por la incertidumbre que viven y por la impotencia de no poder ayudarme.  En los momentos más oscuros de mi calvario pido que “pase de mi este cáliz” y pregunto “Padre, ¿por qué me has abandonado?”

Mi vida profesional ha sido de gran realización con más de 50 años de experiencia, incluyendo 30 con el Banco Mundial en países de cuatro continentes,  incluyendo  tu país.  En línea con la parábola de los talentos quise devolver a mi patria algo de lo mucho que de ella había recibido, eco de la parábola de los talentos que mi santa madre siempre me inculcó y la filosofía del Colegio Loyola que fundamos en Cochabamba.  Acepté dirigir el Servicio Nacional de Caminos en un esquema institucionalizado, sin política partidista, e hicimos en cuatro años más que en los 46 anteriores de la entidad.  Sobrevivimos a cuatro gobiernos en periodo de gran convulsión, 2001-2005, y con Morales llegábamos al quinto.  Ocho años después, él sigue inaugurando las obras que dejamos en ejecución.  Pero, mi lucha contra la corrupción de mis antecesores me ganó muchos enemigos, los miembros de las mafias que lucraban de Caminos, quienes nunca me perdonaron.  Ellos volvieron a Caminos con el gobierno indígena colocando como mi sucesora a una ex gerente quien entregó mi cabeza en bandeja de plata, armando el acoso judicial para ganar el favor oficial.

Evo te dirá que mis procesos están en manos de la justicia y que él no puede hacer nada al respecto.  Debo decir que no hay juez en Bolivia que se atreva a ir contra su mandato.  Unos pocos valientes renunciaron al cargo antes que llevar adelante la injusticia ordenada.  Los que quedan son serviles y, sin entender de obras ni de gestión caminera, dictan la sentencia que él ordena, para luego ser promovidos a cargos mayores.  Cuando estés en Bolivia el 2014, como se anuncia, podré relatarte con más detalle  esta forma de control político a través del sistema judicial.

Los políticos perseguidos acudirán a ti como grupo, yo lo hago individualmente porque no soy político ni candidato a cargo alguno.  No tengo partido, gremio ni logia que me apoye, por ello acudo a ti como cabeza de mi Santa Madre, la Iglesia.

Si llegaba a jesuita como quería serlo de joven, me hubiera despedido con el AMDG, y como congregante con  el A Jesús por María.  Hoy te saludo como uno de tus fieles amigos en Cristo.
José María Bakovic. Cochabamba. 4 de septiembre de 2013.

martes, 3 de septiembre de 2013

pocas horas antes de la visita de EMA al papa Francisco la vocera del Gobierno afirma: "Evo es católico, reza y piensa en la religión"

El Papa recibirá a Evo Morales en el Vaticano el 6 de septiembre, algunos opositores ya envían cartas al Pontífice.
Amanda Dávila, ministra de Comunicación. “Seguramente el presidente va a manifestar el deseo que tiene para que el Papa pueda venir aquí a Bolivia en algún momento. Si, no se descarta esa posibilidad”
Uno der los planteamientos que Evo Morales podría hacer escuchar al papa Francisco en el Vaticano este 6 de septiembre podría ser la invitación para que llegue al país el 2014.

Benedicto XVI recibió a EMA en el Vaticano y los presentes que le entregó en Roma
Entretanto, son dos cartas que ya salieron rumbo al Vaticano, una, de los senadores opositores quienes no ven en este encuentro entre Evo Morales y el Papa una actitud plena recordando las relaciones entre la Iglesia Católica en Bolivia y el gobierno que han estado llena de incidentes. Otra carta, la envían más de 700 personas quienes se fueron fuera del país llamándose “perseguidos políticos”
Bernard Gutiérrez, senador de CN. “Hoy, resulta que en tiempos pre electorales el presidente Evo Morales se convierte en un gran devoto y busca encontrarse con el Papa justamente para intentar mostrar una calidad moral y una fe religiosa que nosotros los bolivianos nunca la hemos visto
El gobierno cuestiona estas cartas diciendo que los opositores buscan politizar todo a su Alcance, aseguran que Morales es católico.
“Si tuviéramos una intención electoral no nos estaríamos acercando a la Iglesia, porque la Iglesia precisamente se constituye en Bolivia, la iglesia boliviana, la Conferencia Episcopal Boliviana en uno de los principales sectores que actúan casi como un partido político. El presidente es un hombre religioso, lo ha dicho muchas veces, no es algo nuevo que digamos que el presidente que reza, que piensa en la religión, es un hombre católico, es un hombre que está dentro de esos principios”, indicó Dávila. (ATB)

lunes, 2 de septiembre de 2013

consolar a los afligidos, visitar a los necesitados. el arzobispo cumplió tarea de caridad cristiana en Palmasola donde pasó varias horas compartiendo con los internos regún relato de El Deber.

Fueron dos las mismas que celebró el arzobispo de Santa Cruz este domingo; una de las celebraciones se realizó en el régimen de mujeres y la segunda fue en el régimen de varones del penal cruceño.

 A primeras hora de la mañana el padre Hugo Ara, rector de la catedral de Santa Cruz, en su homilía dominical, saludó la iniciativa se monseñor Gualberti por la importancia que tiene para la iglesia la rehabilitación de las personas, a través de la renovación de su fe.



"Llevamos a los internos e internas la palabra de Dios como alimento de verdadera esperanza, el monseñor les lleva el abrazo fraterno de nuestra Iglesia, para animarles a que no sea la violencia o la venganza que turbe sus corazones y que puedan trabajar porque su fe les anime a construir una vida digna y llena de ideales nuevos", afirmó Ará en su homilía dominical.

El rector de la catedral cruceña reflexionó además sobre la importancia de ser humilde pero sin tener miedo a ser generoso y que este es un don lleno de gratuidad que se recibe de Dios.

"Ser humilde es saber repartir, porque el que sabe recibir sabrá compartir, no con orgullo ni para llamar la atención sobre sí mismo, sino con alegría de hacer partícipes a los otros de los bienes recibidos por Dios", explicó.