Páginas vistas en total

viernes, 16 de junio de 2017

fiel a su misión de ser el centro del amor cristiano, la Iglesia desde Santa Cruz pide reabrir el diálogo y detener la espiral de la confrontación que está desbaratando el sentido humano y fraterno del mandamiento de la Eucaristía..


Iglesia pide diálogo y parar la confrontación


En su homilía de Corpus Christi pronunciada este jueves desde el estadio Tahuichi, monseñor Sergio Gualberti, afirmó que la unión con Cristo que se realiza en la Eucaristía, "nos capacita también para nuevas relaciones con los demás, refuerza nuestra comunión entre hermanos y, de modo particular, apremia a los que están enfrentados para que aceleren su reconciliación abriéndose al diálogo en la escucha y sincero respeto del otro"
En ese sentido criticó la cultura del enfrentamiento y llamó a buscar lo que nos une y no lo que nos divide. "El fruto de la celebración de la Eucaristía tiene que manifestarse fuera de las puertas de nuestras iglesias y templos, tiene que manifestarse en el compromiso por la restauración de la justicia, la reconciliación y el perdón, a partir del reconocimiento de la dignidad de cada persona, creada a imagen y semejanza de Dios y redimida por Jesucristo.
Gualberti destacó que esta es una tarea siempre pendiente en nuestro país, en el que siguen presentes rencores atávicos, donde la confrontación se ha vuelto cultura y medio común para solucionar los problemas, y donde el diálogo no se realiza en base a la racionalidad, al respeto del otro y a la disponibilidad a encontrar un punto de común acuerdo, "sino que ha decaído a instrumento para medir fuerzas."
Miles de católicos llenaron el estadio Tahuihi Aguilera. Foto: Fuad Landívar



jueves, 15 de junio de 2017

miles de fieles católicos reunidos en campos deportivos, teatros al aire libre, tempos celebraron la fiesta del Corpus Christi. Evo se sumó al festejo cuando familias bolivianas comparten los alimentos que vienen de la tierra. foto y texto de la Agencia boliviana de información.


Morales realza celebración de Corpus Christi porque recuerda con mucha fe la presencia de Jesús



martes, 13 de junio de 2017

San Antonio creció desde su Cooperativa de Ahorro y Crédito que en poco tiempo llegó a ser la mayor de Bolivia, porque acogió a los pequenos comerciantes de la zona, hoy es una parroquia de gran empuje que propaga la devoción al franciscano que siguió al de Asis desde Padua y pronto al morir de 35 anos se consagró como "el santo de los pobres"


Festejan al patrón de pobres y comerciantes


  • Decenas de personas esperan la bendición de las imágenes de San Antonio, ayer. | José Rocha
  • La entrada folclórica en devoción a San Antonio, ayer. | José Rocha
Una multitud festejó ayer con devoción a San Antonio de Padua, el patrón de los pobres y los comerciantes de la zona del mercado La Cancha. Cientos acudieron a la misa central con imágenes de todo tamaño del santo para hacerlas bendecir.

Es una de las festividades más antiguas y tradicionales de Cochabamba. “Aproximadamente desde 1880 comenzó la devoción a San Antonio de Padua en Cochabamba. Esta creencia, años más tarde, dio lugar a la parroquia, a la zona y a otras instituciones como la cooperativa que lleva el mismo nombre. Entorno a la devoción y el patronazgo celebran la acción de Dios por medio de este santo”, comentó el párroco de la iglesia de San Antonio, Armando Sejas.
En la misa central se pudo observar a centenares de personas que estaban con imágenes del santo esperando la bendición del párroco, para así poder llevar la imagen a sus viviendas.

“Cada año vengo, es una tradición familiar, esta imagen la tengo hace 30 años. Le tenemos mucho cariño y sobre todo fe, le pedimos salud, prosperidad y sobre todo bienestar en nuestra casa”, contó una devota.
Este año la fiesta tuvo una particularidad, los comerciantes de pacumutus instalados frente a la iglesia fueron los pasantes y se encargaron de la organización de la fiesta, indicó el sacerdote Linton Guzmán.

Tras la bendición de imágenes se procedió a repartir piezas de pan entre los presentes y a las personas de escasos recursos que piden limosna en inmediaciones del mercado San Antonio. De acuerdo a Guzmán, San Antonio de Padua es asociado a los pobres. “San Antonio es muy querido entre la población, principalmente por la gente de escasos recursos”, añadió.

Vecinos, comerciantes y cientos de estudiantes de las Unidades Educativas del sector participaron de una procesión y una mini entrada folclórica que bordeó la plazuela San Antonio y las principales calles de la zona. San Antonio fue un franciscano que murió a los 35 años. Fue un gran predicador, muy popular en Lisboa, en Portugal.

Sobre el templo, Guzmán indicó que hace aproximadamente 100 años la zona era parte de varias haciendas, tenía una pequeña capilla con una imagen del santo. Posteriormente el año 1962 se construyó la parroquia, tomando como referencia a la iglesia de Sacaba.

domingo, 11 de junio de 2017

los obispos creen que Francisco ayudó en cierto modo, dio tiempo a Maduro para su maniobra de presentar la convocatoria a una Constituyente, lo que frenó el impulso de la oposición en las calles para la salida del chavista. por ello insisten en la línea dura y que termine "el calvario que vive Venezuela por la obstinación de Maduro de no soltar el poder.


Los pasos del Papa en Venezuela


Venezuela está demostrando que será un hueso duro de roer, aunque nunca comparable con la dictadura cubana y menos con los regímenes comunistas de Europa del Este, donde la Iglesia Católica tuvo una importante gravitación para avanzar en la democratización o cuando menos en el aflojamiento del impulso reprgn: justify;">El Vaticano no tuvo el éxito que buscaba en la promoción del diálogo entre el chavismo y las fuerzas opositoras que no solo han conseguido la legitimidad y la legalidad con la conquista en las urnas del Poder Legislativo, sino que han ganado también el poder en las calles.

Con toda la razón y sobre todo, guiadas por la desesperación, se multiplican las voces exigiendo que la Santa Sede y más concretamente el papa Francisco, comiencen a actuar con mayor determinación sobre el caso venezolano, con expresiones condenatorias de la violencia que está ejerciendo el régimen de Nicolás Maduro en las calles de los principales centros urbanos de Venezuela.

Los que critican esta actitud aparentemente contemplativa del Papa, creen que Francisco tiene razones ideológicas para mantener el mutismo, sobre todo después de mostrar evidente simpatía con líderes populistas argentinos, con los que mantenía una estrecha relación cuando la “dinastía” Kirchner estaba en el poder.

Sin embargo, existen razones para asegurar que tanto el Vaticano como Francisco están trabajando arduamente en la búsqueda de una salida pacífica al conflicto venezolano, que va camino al desastre si es que no se actúa con rapidez. El Gobierno de Maduro ha perdido el norte y será incapaz de contener una crisis humanitaria, eventualidad de la que todos están hablando con gran preocupación en este momento.

Recientemente, la comunidad jesuita, congregación a la que pertenece Jorge Bergoglio, emitió un pronunciamiento que rechaza la convocatoria a una asamblea constituyente en Venezuela y reclama el llamado a elecciones libres como única alternativa de salida a la crisis del país. El líder de la Compañía de Jesús, Rafael Garrido, advirtió que la democracia no se restaurará hasta que se cumpla con la Constitución y señaló que la solución pasa por el respeto a los derechos humanos, la inmunidad de los políticos, la Asamblea Nacional elegida en 2015 y la soberanía del pueblo.

Inmediatamente después, la jerarquía católica de Venezuela, expresada en la Asamblea de Obispos hizo lo propio, manifestando su preocupación por la "grave situación que vive el país". Los prelados fueron recibidos el pasado jueves por el papa Francisco, a quién le presentaron informes detallados de lo que está sucediendo con la escasez, el hambre, la violencia, los muertos, encarcelamientos y la represión que está ejecutando el régimen.

No debe haber duda que Francisco ya conocía los pormenores de lo que ha estado ocurriendo en Venezuela. El mundo entero está alarmado y teme que el desenlace pueda ser terrorífico. Es bueno confiar en los pasos que está dando el Papa y los esfuerzos que hace la comunidad internacional. Lo único lamentable es el papel que está haciendo Bolivia en este conflicto.

Los obispos venezolanos fueron recibidos el pasado jueves por el papa Francisco, a quien le presentaron informes detallados de lo que está sucediendo con la escasez, el hambre, la violencia, los muertos, encarcelamientos y la represión que está ejecutando el régimen.

jueves, 8 de junio de 2017

miembros de la Conferencia Episcopal Venezolana encontraron a Francisco en el Vaticano para tratar la muy "seria situación político social que se está viviendo" dos cardenales y cuatro obispos informaron sobre los muertos, los heridos, la falta de medicinas y de alimentos.


Los obispos venezolanos le entregaron al papa Francisco un informe sobre los muertos por la represión chavista


Los seis obispos directivos de la Conferencia Episcopal de Venezuela se reunieron con Francisco (@CEVmedios)
La Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) confirmó que los seis obispos venezolanos que se reunieron este jueves con el papa Francisco le entregaron al Sumo Pontífice un informe detallado sobre los muertos por la represión chavista en las protestas antigubernamentales.

También le entregaron cifras de la crisis humanitaria que afecta al país petrolero. Los miembros de la Dirección de la CEV, formada por seis obispos, se reunieron con Francisco tras pedirle una audiencia para informarle sobre la crítica situación del país.

La reunión comenzó a las 10:00 hora local (08:00 GMT) en el palacio pontificio, donde se celebran las reuniones oficiales, y tuvo una duración de aproximadamente media hora debido a la agenda del Papa.
El informe sobre los muertos por la represión chavista (@CEVmedios)
Participaron el presidente de la CEV, el arzobispo de Cumaná Diego Rafael Padrón Sánchez; el vicepresidente y arzobispo de Barinas Luis Azuaje Ayala; los obispos de San Cristóbal, Mario del Valle Moronta Rodríguez, y de San Felipe, Víctor Hugo Basabe; el cardenal arzobispo de Caracas, Jorge Liberato Urosa Savino, y el cardenal arzobispo de Mérida, Baltasar Porras Cardoso.

El encuentro con el pontífice había sido solicitado por la propia CEV, según explicó en un comunicado el pasado 5 de junio el portavoz vaticano, Greg Burke.

Los obispos habían expresado la necesidad de un encuentro con el Papa tras agravarse la situación en el país, con una oleada de protestas en la que han muerto ya más de 80 personas y más de un millar han resultado heridas.
La iglesia venezolana ha criticado duramente la decisión del presidente Nicolás Maduro de convocar una Asamblea Nacional Constituyente para modificar la Constitución y ha instado en diferentes ocasiones a un camino electoral para el país.

El Vaticano participó en la fracasada mesa de negociación y el Papa ha instado en diferentes ocasiones a resolver la situación que vive el país.
Esta reunión tuvo también el objetivo de demostrar la unión de la Iglesia venezolana con el pontífice, después de que se hablase de algunas críticas al Papa por su insistencia en la mediación con Maduro.
LEA MÁS: