Páginas vistas en total

sábado, 30 de agosto de 2014

pastor humilde, perseverante,aboga por la justicia, pideluchar contra la pobreza,critica la ambición de poder y la acumulación de la riqueza. Tito Solari es apreciadocomo digno representante de la Iglesia, que abandonando su patria y familia se dedica a la evangelización en la cercanía de la juventud. Rojas desde LT.

En la celebración del tedeum en la Catedral con motivo del aniversario de la patria, monseñor Tito Solari Capellari aprovechó la ocasión para despedirse de la feligresía, en su condición de Arzobispo de la Arquidiócesis de Cochabamba, al presentar su renuncia ante el papa Francisco, tras cumplir 75 años de vida, tal como establecen las normas de la Iglesia Católica.
En la celebración de las fiestas patrias, el Arzobispo señaló que está a la espera de que el papa Francisco nombre a su sucesor para que termine su mandato y que desconoce el lugar donde prestará sus servicios; depende de la decisión que asuma el Superior de la Congregación de los Salesianos –orden a la que pertenece– y que su intención es quedarse en Bolivia.
Tito Solari, en sus 16 años de arzobispo en Cochabamba, ni por casualidad ocupó la vivienda del Arzobispado en plena avenida Ballivián, el Prado. Prefirió vivir en Chiquicolllo, en la avenida América final oeste, de donde todos los días se trasladaba en la línea de micro J hasta el arzobispado, como lo hace habitualmente el resto de las personas que utilizan el transporte público.
No hace gala del uso de un jeep en exclusividad ni tiene chófer a disponibilidad. Ha preferido compartir el asiento con las personas que abordan este servicio, donde tiene la oportunidad de conversar con la gente y sentirse más cerca del pueblo.
Solari, en sus homilías, aboga siempre por la justicia y el servicio al bien común, pide permanentemente a los gobernantes para que luchen contra la pobreza y la discriminación, mayor apertura para generar fuentes de empleo, acceso a educación y salud.
Critica la ambición de poder y el afán de lucro y de acumulación de la riqueza.
Un arzobispo conciliador y equilibrado, participó como mediador entre el Gobierno y los sectores sociales en conflicto, se destaca su participación en la Guerra del Agua, el Octubre Negro, el 11 de Enero, cuando un sector de la población pedía con bates que los campesinos abandonen la plaza de Las Banderas y la plaza 14 de Septiembre.
El Arzobispado es testigo de las innumerables ocasiones en las que el ahora Presidente del Estado Plurinacional y Secretario Ejecutivo de la Federación de Cocaleros del Trópico tuvo que acudir en busca de Solari para solicitar su apoyo en la resolución de conflictos con el Gobierno de turno. Lástima que su labor pastoral no sea reconocida ni valorada por la sociedad política y por el Gobierno, que más bien asumieron una actitud negativa sobre el rol de la Iglesia Católica y de los obispos, acusándolos de “estar aliados con la oposición” y de “hacer política”, con el afán de anular y desprestigiar su labor en beneficio del país.
Quienes profesamos la fe católica –y los que no también– tenemos la obligación de reconocer y valorar el trabajo pastoral emprendido por Tito Solari, digno representante de la Iglesia Católica que no tuvo reparo de abandonar su patria y familia para adoptar una nueva y dedicarse a la evangelización, contribuir en el ámbito educativo y la cercanía con los jóvenes, principal carisma de los sacerdotes salesianos.
Si el actual Gobierno tuvo la iniciativa de entregar el “Cóndor de los Andes” a Lionel Messi cuando la selección argentina vino a jugar las eliminatorias del Mundial a La Paz; si los integrantes del grupo Ch’ila Jatun también recibieron la alta condecoración del Estado por su participación en el Festival de Viña del Mar, por qué no tienen la misma iniciativa de condecorar con la máxima presea a una persona, un sacerdote, un arzobispo que hizo mucho por el país, no sólo a nivel pastoral, también en el campo social, económico y político. Aunque no se lo den, el cariño de la gente es, de hecho, equivalente a un Cóndor de los Andes.
El autor es periodista y docente universitario.

lunes, 25 de agosto de 2014

los obispos han cumplido en forma duraydirecta contra el grupo "más poderoso de esta contienda" dice El Deber, cuando se refiere a la intervención de la Iglesia Católica cuando critica los recursos sin límites del MAS, o sea el oficialismo para el evento electoral frente a la oposición que no tiene los suficiente medios.

A falta de un árbitro electoral fuerte y de otras instituciones que pongan un contrapeso a la poderosa maquinaria del Gobierno, la Iglesia católica ha vuelto a aparecer en un momento crucial de la vida democrática. Mediante un comunicado, los obispos han cuestionado una realidad que ya fue advertida por algunos sectores distantes del poder y por los adversarios del oficialismo, que lidian en esta campaña con una inusual desigualdad de oportunidades. 



Lo que ha criticado la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) del proceso electoral es absolutamente irrefutable, por lo que la respuesta previsible del Ejecutivo, al calificar de político el comunicado, cae en saco roto. Pocos pueden negar a estas alturas que el partido de Gobierno tiene muchos más recursos que sus rivales para realizar la campaña. También hay evidencias muy fuertes de que los candidatos del binomio oficialista se apoyan en la logística del Estado para sacar una clara ventaja que le permita prolongarse en el poder. El mensaje de la Iglesia solo recoge lo que se ve y, por lo tanto, es injusto concluir que el clero favorece con su crítica a una sola parte de los actores de la contienda.

Al estilo de la alta jerarquía católica boliviana, la reflexión es ciertamente dura y directa contra quien se ve más fuerte en esta campaña, pero también toca a todos los políticos cuando reclama la exposición de planes y programas que recojan verdaderamente las demandas y problemas más urgentes de los bolivianos. La Iglesia, además, ha criticado la guerra sucia y la oleada de acusaciones entre candidatos, de la que no se salva ni el oficialismo ni la oposición. Es también fuerte el comunicado cuando exige imparcialidad del Tribunal Supremo Electoral, ya que como nunca antes los vocales han tenido en esta campaña una actuación temerosa y vacilante al momento de poner un freno a la poderosa maquinaria del Gobierno.

Es probable que el mensaje de los obispos no surta efecto y los excesos y desequilibrios continúen. Sin embargo, como en época de dictaduras y en los momentos más difíciles de la democracia, la Iglesia desempeña ahora un rol fundamental y cumple su filosofía de expresar las preocupaciones de la mayoría. Pese a los ataques que ha recibido la cúpula católica, particularmente del Gobierno de Evo Morales, su credibilidad y su solvencia moral siguen invariables. Por eso es que el reciente comunicado de la CEB tiene una enorme relevancia. Y es por su alta credibilidad que hasta el propio Evo Morales se acerca ahora a los símbolos de la religión mayoritaria en Bolivia 

Consejo Editorial: Pedro F. Rivero Jordán, Juan Carlos Rivero Jordán, Tuffí Aré Vázquez, Lupe Cajías, Agustín Saavedra Weise y Percy Áñez Rivero

jueves, 21 de agosto de 2014

obispos aseguran que el MAS usa los recursos del Tesoro para quedarse en el poder. primera palabra frontal. el MAS no tiene otra que reconocer esta verdad, además ya el TSE lo dijo y sancionó a Evo con el retiro de un spot en contra de Samuel

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) aseguró que hay una “desigual contienda electoral por la enorme disponibilidad de recursos de unos y la escasa disponibilidad de los mismos por parte de otros”. En ese mismo sentido, señaló que el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) usa recursos del Estado con la clara intencionalidad de prolongarse en el poder.

“En el caso del partido en función de gobierno se ha venido argumentando un falso dilema entre gestión pública y propaganda política cuando es evidente que se usan recursos del Estado con una clara intencionalidad de reconocimiento y, por consiguiente, de prolongación en esferas de poder”, dice un comunicado leído en conferencia de prensa.
Además, la representación de la Iglesia Católica pide al Tribunal Supremo Electoral que sea imparcial en los próximos comicios del 12 de octubre.  
Al respecto, el documento de la CEB señala: “demandamos, de parte de todos, transparencia en la campaña electoral, presentación de planes y programas en función del bien común, dignidad para todos e imparcialidad del Tribunal Supremo Electoral”.
El anterior viernes, el TSE ratificó a su directiva en medio de críticas de los partidos opositores quienes temían que Wilfredo Ovando sea elegido como Presidente de esta entidad por sus supuestos vínculos con el MAS.
Mensaje  a medios y ciudadanos
Asimismo, la CEPB instó a los medios de comunicación que eviten “todo exceso, manipulación y culto al espectáculo” y promuevan “una información veraz y responsable”.
A los ciudadanos, la Iglesia Católica los convoca a hacer “prevalecer su derecho a obtener, de las diferentes agrupaciones políticas, una lectura objetiva y propuestas serias sobre la realidad del país y las necesidades urgentes de la población”.
En marzo, la misma CEPB se declaró “perpleja” por los casos de corrupción y extorsión que se van “desatapando de forma progresiva” en la política boliviana y lamentó que “las esperanzas que tenía el pueblo boliviano en una nueva forma de gobernar con honestidad se vayan desmoronando poco a poco”, según un comunicado leído por el presidente de la CEB, monseñor Óscar Aparicio.

domingo, 17 de agosto de 2014

gratitud al Pastor. Entre Santa Cruz y Cochabamba, Tito Solari, ha servido 26 años al pueblo de Dios. se ha pasado 40, en Bolivia siempre como hijo de Don Bosco, atento a su misión de educador y de pastor...Tito se ha ganado el corazón de los bolivianos.

Después de más de dieciséis años a cargo del Arzobispado de Cochabamba, monseñor Tito Solari Capellari anunció su despedida. Fue durante el tedeum del 6 de agosto, cuando dijo vivir esa Eucaristía con mucha alegría y gratitud a Dios, “pues creo que es la última vez que celebro con ustedes las fiestas patrias”. 




 Ante la sorpresa y pena de su grey, Solari argumentó que, al cumplir 75 años, los obispos deben presentar su renuncia al santo padre, tal como lo establece el Código de Derecho Canónico. “Todo es parte de un procedimiento normal”, subrayó el carismático prelado, que, por más de una década, fue también obispo auxiliar de Santa Cruz, donde dejó huella indeleble. La suya ha sido una existencia marcada por grandes retos, angustias y alegrías. Ordenado como sacerdote salesiano en 1966, monseñor Solari tenía 34 años cuando un superior le preguntó si estaba dispuesto a venir a Bolivia. Él respondió que sí, aunque no conocía nada del país, tampoco del idioma. En la emergencia estudió algo de castellano y aprendió la palabra “tranquilo”. Entonces concluyó que “con esto me voy, esto me sirve no solo para aprender, sino para estar tranquilo”. Recogiendo y asimilando experiencias, el espíritu sereno y sólido de Solari no se alteró cuando, por ejemplo, en noviembre de 2010 y en medio de acusaciones y amenazas altisonantes fue declarado ‘persona no grata’ por los cocaleros de las seis federaciones de Chapare, que además le exigieron disculpas públicas. ¿El motivo? haber hecho notar la presencia y la utilización de niños y adolescentes en la comercialización de droga en aquella zona, donde es muy fuerte la influencia del narcotráfico.  

Poco tiempo después, la Asociación Nacional de la Prensa le hizo entrega del Premio Libertad Juan Javier Zeballos “por sus servicios a la justicia, la verdad y la paz”, reconociendo, además, su larga y destacada trayectoria consagrada con profunda creencia y devoción cristianas en pro de sus semejantes. “Vivir amando y sirviendo a los demás”, fue uno de los lemas de Monseñor Tito, que también alcanzó notable protagonismo en la mediación de diversos conflictos, así como en la lucha por la defensa de los derechos humanos y las reivindicaciones sociales en Bolivia bajo los principios del respeto mutuo y la solidaridad.

El pastor ha cumplido su misión. Amando y sirviendo al prójimo se ganó el respeto y el aprecio de la comunidad católica boliviana y se ha vuelto grato a los ojos de Dios. Su apostolado y entrega por los demás despierta un profundo y espontáneo sentimiento de gratitud. 

Consejo Editorial: Pedro F. Rivero Jordán, Juan Carlos Rivero Jordán, Tuffí Aré Vázquez, Lupe Cajías, Agustín Saavedra Weise y Percy Áñez Rivero

sábado, 16 de agosto de 2014

calan hondo las referencias de Tito Solaria la corrupción imperante, contra la drogadicción y el narcotráfico, contra la pornografía que distrae de lo fundamental especialmente a nuestros jovenes y les provoca un vacío.


El arzobispo de Cochabamba, Tito Solari, se refirió a la corrupción y la “ilegalidad imperante” que carcomen la conciencia de los hijos y exhortó a tomar acciones por el tema de drogas y pornografía.

Solari presidió la misa central de Urcupiña, junto a Luis Sainz, por última vez tras su anuncio de renuncia al cargo de Arzobispo.

“En una Bolivia grande tenemos que contar con ciudadanos honestos y para esto hay que formar conciencias iluminadas por la fe”, dijo la autoridad eclesiástica.

El presidente Evo Morales y candidato a la reelección para la Presidencia destacó el mensaje de Solari.

“Para mí ha sido tan difícil luchar contra la corrupción. Todavía tenemos debilidades, aunque hemos reducido bastante. Pero, ésa es otra responsabilidad que hay que asumir, no solamente como autoridades sino toda la sociedad”, afirmó.

Por otro lado, el Arzobispo llamó a los papás y a las mamás a formar el corazón de sus hijos creando un clima de valores.

“Los papás no están preocupados por la pornografía que se ve en la pantalla o en el celular, o la droga que penetra hasta los ambientes educativos”, dijo.

En la misa central de Urcupiña participó el arzobispo de Salta (Argentina), Mario Cargnello, que fue el promotor de que la imagen viaje desde Bolivia al vecino país.

Cientos de feligreses expresaron su devoción en el acto católico.

domingo, 10 de agosto de 2014

Tuto dió un signo con su visita de una hora al Cardenal "el mayor referente moral" que tenemos en Bolivia, y lamentar la exclusión sistemática de la Iglesia con Morales, siendo enorme su contribución a Bolivia

Si algo diferente sucedió en la víspera entre los candidatos de distintos partidos, que desde ayer tomaron la ciudad y el departamento de Santa Cruz para intensificar su campaña electoral, fue la visita de Jorge Tuto Quiroga al Cardenal en retiro, Julio Terrazas. El encuentro duró alrededor de una hora, a cuyo epílogo el candidato del Partido Demócrata Cristiano dijo estar agradecido con el "máximo referente moral del país", a partir del cual invocó que los bolivianos reflexionen la exclusión sistemática que sufre la Iglesia católica bajo la administración de Evo Morales.

"Agradecemos el trabajo que hace la Iglesia en nuestro país. Es un enorme beneficio tener al cardenal Terrazas como el máximo referente moral del país. Yo solamente vine a agradecerle que me reciba. (La Iglesia) tiene que tener su lugar en la sociedad boliviana, ya que nos ilumina el camino, nos da las bendiciones y le agradecemos por ello al Cardenal", señaló.

Llamada de atención. Quiroga pidió a los bolivianos recuperar los valores más humanos a fin de erradicar la violencia, la delincuencia y el narcotráfico. "Hay que darle un justo sitial a la Iglesia, ante la exclusión y discriminación sistemática y abusiva. Lo lamento. Si el pueblo nos apoya vamos recuperar que la gente jure  por Dios y por la Patria", apuntó. 

Recorrido por otros sitios. Durante la jornada de ayer, Tuto al igual que sus contendores del Movimiento Al Socialismo (MAS) y Unidad Demócrata (UD) visitó el mercado Abasto y para hoy tiene prevista una caminata a Cotoca a partir de las 6:00.
En alusión a la coyuntura electoral, reiteró que en nueve años este gobierno (Evo Morales) no ha hecho industrialización y menos generación de empleo. "Necesitamos un gobierno que beneficie a la clase popular y  la clase media", dijo.

jueves, 7 de agosto de 2014

Te Deum en Cochabamba con asistencia de Gobernador y de Alcalde. Arzobispo en la práctica se despide de su alto cargo que ha puesto en manos del Papa Francisco al cumplir 75 años. piadosa celebración

El arzobispo de Cochabamba, Tito Solari, dijo que es bueno que la economía y los proyecto en Bolivia crezcan, sin embargo invitó a que se cuiden más las relaciones fraternas, la confianza mutua, el perdón y otros valores.

La autoridad religiosa emitió este mensaje en el marco del Te Deum, que se celebró a las 10:30 horas de ayer, en la Catedral Metropolitana de Cochabamba.



Antes de iniciar la ceremonia eucarística, Solari saludó a las dos principales autoridades del departamento, el alcalde Edwin Castellanos y el gobernador Edmundo Novillo, que se situaron en primera fila del templo.

Posteriormente, se desarrolló la Misa, con la lectura de la palabra del señor, cánticos, ofrendas y demás. Sin embargo, después de la segunda lectura, la concurrencia, en su mayoría autoridades, fijaron su atención en un perro que se paseó con bastante naturalidad cerca de los religiosos que presidían la homilía.

Tras varios intentos, finalmente, el animal abandonó la Catedral.

Ya en la recta final de la celebración, los presentes se dieron un abrazo de paz entre ellos y también con Solari, quien se notaba bastante emocionado, al parecer porque el de ayer fue el último Te Deum que celebró, ya que presentó su renuncia ante la sede apostólica.

El vicario judicial, Paulino Andia, explicó que el próximo dos de septiembre el arzobispo cumplirá 75 años, edad en la que, según la normativa religiosa, el Arzobispo puede disponer de su cargo.

No obstante, Andia aclaró que la renuncia de Solari aún no ha sido aceptada por el Papa, por tanto, aún no se puede hablar de un retiro oficial.

“No sabemos para cuando se va a oficializar su alejamiento. Puede ser un año, dos o meses”, aclaró.

Por su parte, Solari indicó que luego de retirarse de su cargo continuará trabajando con los salesianos y no ha considerado irse del país.

Q’OA EN LA PLAZA Tras la Misa, a paso apresurado las autoridades abandonaron la Catedral para dirigirse al centro de la Plaza Principal y dar una ofrenda a la Pachamama.

La q’oa duró apenas unos minutos y fue llevada adelante por el Consejo Nacional de Guías Espirituales (Amawtas).

Posteriormente, a manera de preámbulo a los desfiles, todos asistieron a un almuerzo en la Casona Santiváñez.