Páginas vistas en total

domingo, 29 de julio de 2012

obispos de Bolivia 21 y los sacerdotes de Santa Cruz compartieron la Eucaristía con Julio Cardenal de Bolivia al cumplirse los 50 años de sacerdocio


en el atrio de la Catedral de SC, reunidos Obispos y Sacerdotes en Bodas de Oro de Julio Cardenal

Este domingo, S.E. Cardenal Julio Terrazas Sandoval celebró 50 años de Ordenación Sacerdotal y lo realizó con una Eucaristía solemne de Acción de Gracias en el atrio de la Catedral de Santa Cruz a las 8:30 de la mañana. La Celebración Eucarística fue Concelebrada por 21 Obispos de Bolivia y sacerdotes de esta Arquidiócesis.
De esa manera, la máxima autoridad de la Iglesia Católica de Bolivia celebró con diversos actos sus 50 años de ordenación sacerdotal, que se dió el 29 de julio de 1962, cuando recibió el sacramento de la orden sacerdotal en su población natal, Vallegrande, donde permaneció como párroco hasta 1978.
El 8 de junio de 1978 recibió la consagración episcopal de manos del Cardenal Clemente Maurer. Además fue designado como Obispo Auxiliar de La Paz. Pero el 9 de enero de 1980 fue nombrado como Obispo titular de Oruro.
El actual prelado de la Iglesia Católica fue promovido el 6 de febrero de 1991 a la sede de Santa Cruz.
El Papa Juan II lo nombró el 21 de febrero de 2001 como Cardenal. También en 2005 participó en el cónclave que eligió al Papa Benedicto XVI.
Una de las grandes prioridades de su trabajo pastoral ha sido el tema vocacional, y el acompañamiento a los jóvenes seminaristas.
“Urge dotar a esta Iglesia de sacerdotes diocesanos que con el Obispo, respondan a los nuevos desafíos con coraje y decisión. El rostro sacerdotal de Cristo será tanto más cercano al alma de este pueblo, cuando tengamos más sacerdotes que, identificados con el mismo pueblo, sirvan sin reticencias al Señor que nos llame”, reflexionó el Cardenal Julio Terrazas.
Además reiteró su respaldo a la Pastoral Juvenil. Desde sus tiempos de estudiante de los Redentoristas, y luego como sacerdote, el Cardenal Terrazas Julio tuvo facilidad de comunicación con los jóvenes.

sábado, 28 de julio de 2012

Deisy Ortiz entrevistó al Cardenal Julio Terrazas al cumplir medio siglo de sacerdocio. texto enriquecedor de una extraordinaria personalidad boliviana

- ¿Qué significa para usted cumplir 50 años de sacerdocio?
-Quiero resaltar el privilegio y la bendición del Señor por estos 50 años que me ha tocado vivir al servicio de la Iglesia y del país. 50 años encierran un sinnúmero de aspectos históricos. Nos han tocado las tempestades de los tiempos de dictaduras militares, nos ha tocado la frialdad del proceso neoliberal, pero la Iglesia está siempre con un mensaje claro, un mensaje de Cristo que ilumina y ayuda y que no nos permite dormir en nuestros laureles, que siempre es una invitación a ir adelante, a no encerrarnos en nuestras propias búsquedas, sino a buscar el desafío de los cristianos: el reino de Dios.

- ¿Cómo evalúa la fe católica en estos 50 años de sacerdocio?
- Creo que en estos 50 años me ha tocado ser testigo del salto cualitativo y mayor fe que ha tenido la Iglesia católica por el Concilio Vaticano II (sentó las bases para la renovación de la Iglesia frente al mundo moderno). En Bolivia la aplicación de esto ha sido rápida, se han formado las comunidades de base y los movimientos apostólicos; se ha intensificado la enseñanza en escuelas y lugares de trabajo. Creo que se ha hecho una iglesia más dinámica. Yo veo una iglesia que ha dado saltos extraordinarios para vivir todo lo que el concilio nos pide, pero también nos hace más comprensivos en cuanto a las libertades.

- ¿Cuáles han sido sus momentos cumbre y los más difíciles?
-A lo largo de la historia hay de todo, hay aspectos muy positivos aún en medio de las  grandes dificultades. Cuando hay dificultades u oposiciones es difícil que nosotros dejemos a nuestros fieles en una especie de incertidumbre, al contrario, se despierta más el entusiasmo. Eso lo he podido vivir últimamente en Santa Cruz, donde el deseo de manifestar la identidad propia ha crecido y pensamos que Santa Cruz no necesita ningún decreto o ley para que sea creyente.

- ¿Como recibió el nombramiento como cardenal?
- Bueno, eso fue más para Iglesia. Eso es algo que anima o que lo pone a uno en sintonía con la Iglesia, pero también tiene sus responsabilidades. El asesorar al santo padre en los problemas mundiales de la Iglesia no es un trabajo fácil, pero de una u otra manera lo hacemos, ya sea a través de la Internet o en reuniones en Roma. También  está el compromiso de defensa a la Iglesia y al santo padre.

-¿Cuáles son los desafíos de la Iglesia?

-En Bolivia las expresiones de fe son diferenciadas porque responden a motivos culturales. En estos 50 años nos ha tocado estar humanizando la crueldad de las tiranías. Hemos dado alojamiento, hemos escondido a mucha gente y los hemos ayudado a salir. Muchos de ellos están hoy dando la vuelta a la historia, muchos de ellos están presentes en este nuevo proceso en Bolivia. La Iglesia siempre ha respondido, su papel es humanizar la crueldad. En Oruro, por ejemplo, cuando despidieron a unos 30.000 obreros, era importantísimo que la Iglesia, a través de su pastor, pudiera tomar una opción clara de defensa de la dignidad humana, que no debían ser echados sin una justa compensación. Así lo hicimos.

- Como líder de la Iglesia, ¿qué le preocupa más en estos momentos del país?
- Creo que es importante que el país capte que este momento es histórico e irrepetible y que hay que aprovecharlo para avanzar, no para formar otra vez los mismos cuadros que encierran revanchismo. Creo que es el espacio de apertura, quién no va estar contento de ver a miles y miles de hermanos nativos haciendo escuchar su voz, quién no va a estar contento de que se vaya forjando un bienestar. Lo que a nosotros nos toca decir es que eso sea para todos y sea en respeto también a la naturaleza. De ahí que nuestra palabra de apoyo a todo lo que es la creación no es una cuestión de coyuntura, es una cuestión que nosotros la traemos por compromiso de fe y lo seguiremos defendiendo y haciendo que quienes tienen esas inquietudes no vayan a decaer en sus conquistas.

- ¿Cuáles son los planes del cardenal tomando en cuenta que, según las encuestas, usted podría ser el único hombre que le haga frente a Evo Morales? ¿Usted sería candidato a la Presidencia?
- A mis 77 años sería un iluso. Además, ni se me ha ocurrido en estos 50 años de sacerdocio querer ocupar un puesto político. Lo que manda el derecho canónico, que cuando se llega a los 75 años hay que presentar la renuncia, esto ya lo hemos hecho hace dos años, pero si no la han aceptado será porque todavía el mayor de todos va a seguir adelante un tiempo más.

- El Gobierno ha tomado a la Iglesia como enemiga ¿Es el momento más difícil de la Iglesia desde que está en el sacerdocio?-Si este fuera el único momento en que se nos ha dicho eso, estaríamos preocupados, pero todos (los gobiernos) nos han dicho eso. En 50 años de historia que llevo siempre nos han dicho que la Iglesia es enemiga, pero es porque nosotros tenemos un lenguaje de humanismo, no aplaudimos la violencia ni la persecución y no podemos aplaudir la manipulación de las leyes. Tenemos que ayudar a que se dignifique la política para el servicio del país, no porque nosotros queramos ocupar el puesto de los líderes políticos, sino porque es nuestra misión espiritual.

- ¿Por qué se critica al Gobierno?
-No es al Gobierno al que se critica, en un diálogo que yo tuve con el presidente fui bastante claro: la Iglesia no es un instrumento de apoyo a un partido, pero será siempre la que ayude a avanzar en las cosas que sean buenas para todos. Creo que el socialismo debe tener esa función para no tener que repetir la historia en la que siempre han sido unos cuantos los que se ven favorecidos. No hay ninguna intencionalidad de molestar solo al Gobierno. Muchas veces mis pláticas van también a los problemas y a grupos locales, o sea, que es la palabra que se lanza y si hay buen terreno, caerá y producirá frutos, pero si el terreno es malo, no vamos a tener la dicha de tener frutos.

- El presidente confesó ser católico, pero dijo que está decepcionado de la Iglesia católica.
- Bueno, el que se haga esas expresiones, a veces, a la ligera y sobre todo de boca de los responsables del país puede aparecer como un drama tremendo. La Iglesia no nace para apoyar a un proyecto político, pero si ese proyecto es en bien de las mayorías, adelante. Vuelvo a decir, nuestra preocupación es que esto no sea un nuevo espacio de corrupción, de estar siempre peleados entre nosotros. Pero, no va por ahí la alegría de cumplir 50 años, sino ver que a pesar de que los católicos estemos reducidos por los actores que conocen, hay mayor convicción. 

- Se ha destapado un nuevo caso de corrupción en el país y el vicepresidente ha dicho que ni el Vaticano está libre de corrupción, ¿cómo ve esto?
- Como ligereza porque no le han preguntado qué pasa en el Vaticano, le han preguntado qué pasa acá. Es muy ligero decir igual hay corrupción en el Vaticano. Hay también problemas, por supuesto, pero sería bueno seguir la noticia. La ley está en vigencia para todos, especialmente para aquellos que se han aprovechado del lugar en que se encontraban.

- La Iglesia universal ha perdido católicos y Bolivia tampoco es la excepción.
- Si tomamos el espíritu de la conferencia episcopal de Aparecida (Brasil), es una constatación de que en muchos espacios ha retrocedido el número de católicos, pero también expresamos nuestra alegría de respetar su conciencia y de saber que si somos leales al mensaje del Señor seremos diferentes pero como hermanos. 

- En sus homilías usted habla de lo verdadero y lo falso, de la vida y la muerte ¿qué significan estas palabras para el cardenal?
- Los verdaderos cristianos son los que tienen a Cristo como su señor y salvador, no pueden buscarse a otro señor porque si lo hacen caen en una falsedad de fe. Lo otro, creo que es un derecho fundamental del ser humano, la vida, sin vida no hay otros derechos, los cadáveres no tienen derecho a pensar solos o caminar donde quieren. La vida es el fundamento porque Jesús vino para que la vida sea abundante. Cuando hablo de signos de muerte no solo me refiero a la violencia y a la persecución, sino también a la inseguridad en nuestro ambiente. Son signos de muerte que se multiplican a diario, donde se mata, se viola, se hace cualquier cosa sin importar si se trata de niños, jóvenes o ancianos. 

- Hablando del Tipnis, ¿le preocupa lo que pueda ocurrir ante la resistencia que hay en los indígenas y la insistencia del Gobierno?
- Sería fatal si ahora, a mis 50 años, no me preocupara. Me ha preocupado desde que fui ordenado. El respeto a los otros, la capacidad de perdón y de reconciliación, la capacidad de encontrarnos a pesar de las diferencias y, sobre todo, la capacidad de hacer que la creación no sea para algunos, sino más bien que se proyecte como elemento de vida para otras generaciones. Por supuesto que nos preocupa si esto termina en violencia entre hermanos, hacemos votos para que no sea así. Tenemos que buscar los caminos de encuentro que nos saquen de la confusión en la que nos colocan algunos. Al diálogo lo pueden archivar un tiempo, pero no pueden tener eternamente al pueblo sin un diálogo coherente. No se facilita mucho decir que aquellos que se oponen serán penalizados, eso complica más. Todos podemos expresarnos si estamos de acuerdo o no porque es un problema del país, no es una republiqueta, es la riqueza cultura, sobre todo, del oriente boliviano. Es el pulmón de nuestra sociedad y hay que preservarlo. Hago votos para que eso no termine mal y que los consensos vayan produciéndose, aunque es difícil hablar en estos momentos de una consulta previa, cuando lo previo debió haber sido ya hace tiempo.

- ¿La Iglesia llama constantemente a que el diálogo sea la forma de solución?
- Llamamos a un diálogo constante para analizar los problemas del país y buscar soluciones entre todos, de forma razonable porque cuando se pierde lo razonable quiere decir que la cosa ya no está funcionando. Que el diálogo no sea cuando ya el conflicto está en marcha, es muy difícil solucionar un problema cuando se ha impuesto la causa en la calle o en las declaraciones de los responsables, pero aún allí el diálogo es urgente.
- El rol cumplido por usted, sentando las bases principistas de la Iglesia genera una preocupación ciudadana para saber quién viene después del cardenal
- Por supuesto que gran parte de la misión sacerdotal y episcopal que me ha tocado vivir ha sido también para preocuparnos de los pastores nacidos aquí. De seis que encontré cuando llegué acá hoy hay 34. Será el Señor quien verá quién me suplirá, porque ahora todos saben que quien será mi sucesor nombrado es el arzobispo coadjutor.

- ¿Cómo ve lo que está pasando con el gobernador Rubén Costas?
- Con preocupación porque lastimosamente no se está tomando en cuenta que hubo una consulta sobre eso, que ha sido extraordinaria en porcentaje. Que se han malgastado unos pesos o que se ha dedicado a esto, eso debieron haberlo solucionado antes, no ahora después de cinco años. Lo que deseamos es que la ley no se reduzca a sacar autoridades elegidas, sino para que busque caminos para que todos los que reciben el apoyo del pueblo entren en esos grupos y puedan ser defendidos para que puedan ejercer su responsabilidad.

- ¿Cómo ve la libertad de prensa y de expresión?
- Creo que en general hay libertad si uno lee y escucha las cosas que se dicen, pero la libertad de expresión no tiene que ser privilegio de un grupo, es una condición del ser humano. El ser humano no puede guardarse las cosas por miedo a que no lo dejen expresar, la persona tiene algo más valioso que cumplir una norma para que no se enojen los que se sienten aludidos. Podemos hacer mucho más para que la libertad de expresión nos lleve a centrar el respeto a la persona.

- ¿Cómo observa el deterioro moral de la sociedad boliviana?
- Principios morales para la Iglesia no son unas leyes de rigorismo espiritual, son aplicaciones del mandamiento de que nos amemos todos. Cuando falta esto, allí falta la moral. Lo inmoral no es solo la cuestión de una sexualidad pervertida también es la falta de generosidad, de hermandad o cuando no sabemos perdonar.

- ¿Cuál es su mensaje cuando vemos violencia o a un joven que solo piensa en destrucción y mata a personas?.
- O la compra venta de personas y de niños, la venta de órganos humanos. Hay cosas que no podemos dejar que pasen así. El cardenal no busca echar la culpa a unos o a otros, sino que invita a la sociedad a pensar. Por ejemplo, este hecho de Estados Unidos es lo más inhumano que podamos ver. La sociedad qué culpa tiene, la producción artística y la violencia que se pasa en los grandes medios qué influencia tienen. Eso envenena a los jóvenes y niños, peor si no hay un espacio para que esas personas encuentren un equilibrio en sus propias vidas.

martes, 24 de julio de 2012

tres referencias a la Iglesia "que me saca la mugre" pese a que construyo templos. de nuevo contra el Cura Pérez sin nombrarlo y contra "sus enemigos" o sea los que no piensan como EM


 El presidente Evo Morales afirmó este martes que la Iglesia Católica “le saca la mugre” a pesar de que su administración se encargó de realizar reparaciones al templo situado en la población de Copacabana, con lo que volvió a reanudar sus críticas contra las autoridades eclesiásticas en el país.
Cura Pérez cachetea y besa a Evo que ahora lo ataca tres veces
Morales, quien entregó un coliseo deportivo y un centro de acopio de fibra de vicuña al cantón Eduardo Avaroa, municipio de Santiago de Andamarca, Oruro, dijo que enfrentó desde diciembre de 2010 hasta el momento tres grandes problemas, los efectos negativos causados por la eliminación de la subvención a la gasolina y el diesel, que al final no fue aplicada, la politización de la carretera por medio del TIPNIS y el motín policial, que buscaron dañar a su administración, pero no lograron su objetivo porque “no está implicado en casos de corrupción”.
“Hasta Iglesia reparamos, construimos para que la Iglesia me saque la mugre, finalmente no importa también paciencia para los curas de la Iglesia Católica, vamos a seguir aguantando todo por el bien de los bolivianos y bolivianas”, dijo Morales al recordar que un cura dio su bendición al motín policial, ejecutado en el Año Nuevo Aymara, que un día después causó el incendio de bienes del Estado y documentación procesal en instalaciones del Tribunal Disciplinario Superior de la Policía.
El Jefe de Estado señaló que para algunos miembros de la Iglesia Católica existiría un pensamiento único en su gestión de Gobierno, lo cual indirectamente significaría que es autoritario: “Que culpa tenemos, pues si el pueblo masivamente vota por este proceso, por el programa por sus principios, porque por primera vez (tras las elecciones de diciembre de 2009) dos tercios en el Senado, dos tercios en los Diputados, eso que no me echen la culpa a mí, que echen la culpa al pueblo boliviano… el pueblo es tan sano para darse cuenta”.
Señaló que Evo Morales es el último presidente del Estado colonial mendigo y el primer presidente del Estado Plurinacional digno, por lo que pidió hacer una profunda reflexión sobre el pasado que vivió el país para proyectar el futuro después de la nacionalización de los hidrocarburos que transformó la economía en beneficio de los bolivianos y de las futuras generaciones.
“Tenemos diferencias con algunos grupos, cuando la justicia ajusta algunos delincuentes dicen perseguidos políticos, desde un punto de vista mío no hay ningún perseguido político lo que si hay son delincuentes políticos que se escapan al exterior”, dijo al recordar que fue procesado desde el Gobierno de Víctor Paz Estenssoro, pero no escapó de país “como lo hacen algunos corruptos y ahora quieren generar problemas al Gobierno: diciendo Evo dictador, Evo autoritario”, en referencia al caso del senador Roger Pinto, quien obtuvo asilo político en el Brasil, pero que desde hace dos meses no puede salir del país porque no cuenta con el salvoconducto respectivo.
MARCHA DE RESENTIDOS: Asimismo, calificó a la novena marcha indígena del TIPNIS como una movilización de resentidos contra el proceso de cambio, dirigidos por algunas Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) sirvientes del capitalismo, de los partidos de la derecha: “Todos se juntan y fracasan. Lamentablemente algunos partidos… todos los partidos de la derecha y algunas ONGs como destrozan a dirigentes y como eliminan y sepultan a organizaciones”.
En ese marco, lamentó que algunos dirigentes del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) se hayan constituido en sirvientes de algunas ONGs, del sistema capitalismo y de los partidos de la derecha, que buscan dañar su Gobierno y el proceso de cambio.
Asimismo, reiteró que la subvención de los combustibles se constituye en un cáncer para la economía del Estado, al señalar que pretendió con la eliminación de esta subvención destinar cientos de millones de dólares para aumentar los sueldos de los trabajadores y para la ejecución de programas socioeconómicos. Recordó que la medida de la subvención vino de los gobiernos de Víctor Paz Estenssoro y Hugo Banzer Suárez.

domingo, 15 de julio de 2012

no ha logrado Evo erradicar a la Virgen del Carmen como Generala del Ejército de Bolivia. los soldados le rinden homenaje


En su fiesta la Patrona de las Fuerzas Armadas y Patrona de Bolivia, la Virgen del Carmen, recibirá honores militares, pues, este lunes 16 de julio, se realizará la Columna de Honor de las tres Fuerzas en la Plaza Murillo.
En tanto que este domingo,  cadetes del Colegio Militar del Ejército acompañaron la imagen de su Patrona, desde el templo de El Carmen, en la esquina de las calles Colón y Ballivián, hasta la Catedral de Nuestra Señora de la Paz.
Para las 9:00 de la mañana del lunes, está programada la Columna de Honor, confirmó el padre Iván Bravo, de la Arquidiócesis de La Paz.
PATRONA
La Virgen del Carmen es “Patrona de Bolivia” desde hace 161 años, pues en 1851, el Sumo Pontífice Pío IX  así la proclamó por bula papal, nombramiento que fue ratificado por el gobierno boliviano en 1852, señalan los datos históricos.
La Virgen del Carmen tiene el grado de Generala del Ejército desde 1948, por instrucción del presidente Enrique Hertzog, de acuerdo con informes históricos.
Desde el año pasado, 2011,  la Alcaldía de La Paz reconoce a la imagen de la Virgen del Carmen como Patrimonio Paceño, por su intervención gloriosa en la gesta de 1809, pues relata la historia que durante las luchas por la independencia, los patriotas la tomaron como su protectora.
La imagen que sale en procesión tiene siglos, pues, llegó a esta parte del mundo con los misioneros europeos, por lo que el año pasado, el Ministerio de Culturas realizó una restauración a solicitud de la Iglesia, detalla el padre Bravo.
PROTECTORA DE SUBLEVADOS
Y fue en el día de su fiesta, el 16 de julio de 1809 que los patriotas encabezados por Pedro Domingo Murillo protagonizaron la Revolución en La Paz, aprovechando la procesión de la Virgen del Carmen. Una vez instalada la Junta Tuitiva y proclamada la liberación, sacaron en andas la imagen en acción de gracias.
Conmemorando el hecho histórico de la Revolución de Julio y celebrando la fiesta de la “Patrona de Bolivia” y de las Fuerzas Armadas, este lunes, el Arzobispo  de La Paz, monseñor Edmundo Abastoflor, presidirá el Te Deum, misa de acción de gracias, en la Catedral Metropolitana.
En la celebración de la fiesta de la Virgen del Carmen y conmemorando los 203 años de la gesta libertaria de 1809, este lunes, a las 10:30 se celebrara la Solemne Eucaristía en la que participarán Obispos visitantes y de otras diócesis, el Cuerpo Diplomático, autoridades, pero sobre todo los fieles católicos que viven en La Paz.
La imagen de la Patrona de Bolivia y de las Fuerzas Armadas saldrá en procesión por la plaza Murillo y calles aledañas.  Hacia las 12:30 horas, será retornada a su capilla en el templo del Carmen.  //JTI//

sábado, 14 de julio de 2012

con vigorosa voz Julio Cardenal de Bolivia reclamó el derecho a la vida. no podemos tragarnos el autoritarismo. la vida es lo esencial cuando respondió al homenaje por sus 50 años de sacerdocio


El creyente y fiel discípulo sigue las enseñanzas del Maestro, defendiendo la vida, sin dejarse perturbar por sofismas ni por palabras inútiles y llenas de odio, por el contrario hay que aportar con palabras de vida  a pesar de las amenazas, señala el Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, cardenal Julio Terrazas.
“¡Nadie puede disponer de la vida del otro! y menos hacer que otros dispongan de ella. No se puede bendecir lo que es injusto, lo que es mortal, lo que es veneno público” sentenció el Presidente de la CEB y Arzobispo de Santa Cruz en el mensaje a los laicos.

Este viernes, en un encuentro con alrededor de 1.500 laicos y agentes pastorales, el Cardenal celebró sus 50 años de servicio sacerdotal, de acuerdo con el informe del Arzobispado.

APORTAR
El Cardenal señaló que “los fieles, nosotros los creyentes, no podemos tragarnos todo lo que se dice de manera autoritaria,  pero tenemos sí que aportar con lo nuestro, palabras sencillas, palabras de vida, palabras de Dios que habla a cada uno, que le habla al hombre y a la mujer de hoy”.
Dios no habla con “sofismas aprendidos de memoria o que son fruto de la violencia y del odio que se ha metido en algunos”, por el contrario “esa palabra del Señor  es la que transforma, la que libera, es la que da un cambio total en la vida”.
Al señalar que el bautizado y creyente  debe “seguir teniendo el oído de discípulo que escucha la palabra del Maestro”, pues, “el que tiene inteligencia de discípulo es capaz de decir solo y aquello que el Maestro le enseña, no se desvía con palabras inútiles, con palabras muy floridas o con palabras muy llenas de veneno”.
“Entonces la vida para nosotros es lo esencial, nosotros vivimos porque el Dios de la vida nos puso aquí, nosotros nos sentimos salvados porque el Dios de la vida pensó en cada uno de nosotros, nosotros deseamos que esta vida de Dios llegue a todos, que no se estanque y que no sea lo mismo de antes”.
En tanto “signos de vida tenemos que cultivarlos nosotros, pero la vida en profundidad”, dejó en claro al insistir en que “hoy, esto parece más difícil, porque se está poniendo ya casi como una ley que aquel que no piensa como el que manda, tiene que ser eliminado y nosotros no vamos por ahí, aunque nos cueste, aunque que no nos entiendan”.
EL CAMINO RECTO
Asegurar que “en el Vaticano también hay corrupción” como tratando de atenuar hechos delictivos que están siendo investigados, es una “manera simplona de responder a las inquietudes de nuestro pueblo” y, por lo tanto,  “no puede ser aplaudida por nadie”.
“Cuando se descubre corrupción, esta corrupción que está aquí, no se la puede aminorar diciendo que en el vaticano también hay corrupción”, remarca el mensaje del cardenal Terrazas al señalar que “tenemos que ser capaces de ponernos en el camino recto”.
Debemos ponernos “no en los caminitos que se van construyendo para atemorizar, para crear desconfianza, para implantar una justicia que no es la justicia de Dios, para burlarnos de las ansias y de la esperanza de nuestro pueblo”, agregó.
Con la certeza de que “hay que saber comprender los procesos, los procesos de “transformación”,  el Presidente de la CEB cuestiona “¿Qué transformación queremos? ¿Qué transformación anhelamos?”, respondiendo con certeza: “Pues que el reino de Dios entre en nuestras vidas, un Dios que es la verdad, un Dios que es la vida, un Dios que es el camino ¡Eso es lo que queremos!”
“Cuando entramos en esa corriente de Dios, se va quedando a un lado el hombre viejo que hay en nosotros, se va aniquilando al hombre viejo de esa expresión del pecado y la maldad”, remarcó.
DEFENSA DE LA VIDA
“La vida es la misión de la Iglesia, de todos los bautizados, comenzando por los hermanos y hermanas que han recibido el bautismo, la confirmación, los que son ordenados para ser un ministerio en la Iglesia, los que tienen alguna responsabilidad como los obispos o el Papa”.
“La vida en un mundo de muerte, en un mundo donde se mata con tanta facilidad, en un mundo donde los atropellos a la dignidad humana están a la orden del  día” con decenas de muertes en México o centenas en Siria, o las muertes haciéndose justicia con mano propia, no es vida.
Y “aquí no puede haber ninguna duda”, pues “no cumpliríamos con nuestra misión de defender la vida si a nosotros no nos interesa el que muere a cada rato, en cada instante, en cada minuto”.
“En tiempos donde se habla tanto de diafanidad, de claridad, de transparencia ¿qué tenemos que hacer nosotros? Pues llenarnos de esta mentalidad de Cristo,  yo no encuentro otra explicación, no encuentro otro motivo para decirle al pueblo de Dios que se levántate, que camine, que  vaya y anuncie, no cualquier anuncio, no cualquier camino, no levantarse solo para oprimir a los otros, hay que llenarse de la salvación del Señor, para que podamos realmente ser mensajeros, misioneros”.  //JTI//

jueves, 12 de julio de 2012

basta repasar la historia de Juan Domingo Perón, de su rebelión contra la Iglesia, de su arrepentimiento y conciliación para ubicarse cuando se presencia el ataque a la Iglesia Católica por el MAS




Perón cayó cuando atacó a la Iglesia

Mauricio Aira


Cuando se ataca a la Iglesia Católica inmediatamente viene a la memoria lal historia de Perón un militar político que se hizo del poder y gracias al carisma de su esposa Eva Duarte fundó el partido justicialista destinado a perpetuar en el poder al peronismo, fenómeno socio-político que ha marcado con sello de sangre la historia de Argentina de los últimos decenios.
Para decirlo en pocas palabras. Envanecido en las alturas del poder y arropado por los descamisados creyó Perón que podía emprenderla contra la Iglesia, menudearon sus ataques y sus seguidores no tuvieron empacho en incendiar algunos templos lo que ofendió al pueblo católico que secundado primero en la Fuerza Naval levantó las armas y obligó a Perón a interrumpir su mandato en septiembre de 1955 y tuvo que huir hacia el exilio. Años después Perón ya en Madrid se reconcilió con la Iglesia y recibió la absolución de un Obispo antes de su regreso a Argentina y al poder vía elecciones democráticas. Nunca más atacó a la Iglesia hasta el día de su muerte.
La respuesta a la pregunta de quiénes y porqué atacan a la Iglesia es la utopía del racionalismo el progreso indefinido o sea el comunismo fundado por Marx (1818.1883) que ofreció un paraíso en la tierra gobernada por hombres buenos e iguales que sustituyera al capitalismo modelo impulsado por el racionalismo liberal. Marx sitúa al hombre al servicio de la sociedad, del Estado relegando su libertad individual a un último plano, el fin supremo es conseguir una sociedad igualitaria y justa.
El marxismo combatió a la religión, al catolicismo considerándolo “la infraestructura social sobre la que se levanta el sistema burgués” la fe en Dios, haría inviable  el esfuerzo marxista para construir el paraíso perfecto “el buen vivir”. Considera a la Iglesia cómplice de la injusticia social.
Los que atacan a la Iglesia siendo comunistas olvidan que su sistema provocó mayor pobreza, atraso social, injusticias, total falta de libertad, y una cantidad impresionante de muertos (sólo durante los primeros años pasaron de 40 millones) en cuanto a DDHH los soviéticos se negaron a firmar la Declaración Universal proclamada por NNUU en 1948 aunque algo más tarde enarbolaron la misma bandera cuando les resultó conveniente. El comunismo se cayó solo, su economía construida sobre principios de explotación humana se desplomó de un día para otro (1989) Millones de personas siguieron creyendo en Dios, Juan Pablo II consiguió en poco tiempo el retorno a la libertad religiosa en su Polonia natal. (Ver la increíble historia “el milagro del beato Juan Pablo II)
Los que hoy atacan a la Iglesia Católica son los destructores de la familia, promoviendo leyes como la permisividad incontrolada del aborto, prohíjan el matrimonio homosexual, la eutanasia, ignorar a Dios en las escuelas, dominados por la idea de destruir los valores cristianos desde dentro, socavando la mentalidad cristiana de la sociedad. Se habrá notado que no se trata de prohibir el cristianismo en forma violenta como lo hiciera el comunismo, sino de provocar en la gente el rechazo a las ideas del Evangelio. Quisieran convertir a los templos en museos de historia y lugares turísticos para tomar fotografías.
Ante los ataques oficiales y públicos a la Iglesia se impone la lealtad a sus enseñanzas a través del estudio y el razonamiento, porque tienen un fundamento bíblico y filosófico. Repasar las encíclicas y documentos de la Santa Sede. Esto que parece tan elemental profundizar el Catecismo, privilegiar las lecturas eclesiales frente a lo esotérico,  a las “nuevas filosofías anticristianas”, a la tendencia de moda, a las de sexo y violencia. Amenazan la construcción del Reino de Dios con las historias de la “nueva era” que se van agrupando gracias al impulso poco reflexivo de muchos creyentes.




martes, 10 de julio de 2012

lal voz valiente de la Iglesia es vituperada por el masismo efímero poder temporal en Bolivia


Es paradójico que se hable tanto de golpe de Estado estos días, justo cuando están por cumplirse 32 años del peor atentado contra la democracia que se haya producido en la historia del país.
Ocurrió el 17 de julio de 1980, cuando la mayoría de los que hoy nos gobiernan andaban soñando con cambiar el mundo en las aulas universitarias o daban soplidos inocentes en las fiestas populares, absolutamente ausentes de lo que estaba ocurriendo en las calles, repletas de tanques, paramilitares, toque de queda, desapariciones y allanamientos y asesinatos en sedes partidarias y sindicales.
Fueron tiempos en los que las botas invadieron los medios de comunicación, los pocos que seguían clamando por el cese de la violencia. Uno de ellos fue radio Fides, cuyos micrófonos eran una constante exhortación a terminar con el abuso que se ejercía desde un Gobierno que recomendaba andar con el testamento bajo el brazo. La emisora, al igual que la radio San Gabriel, fue destrozada y una de sus figuras principales, el sacerdote Luis Espinal, fue torturado y asesinado con salvajismo.
Tres meses después de aquel golpe, el 8 de septiembre, la Conferencia Episcopal de Bolivia publicó la carta pastoral "Libertad y Dignidad", que  denunciaba  la "represión en contra de muchos sectores de la población civil". El documento no tenía reveses ni medias tintas y directamente hablaba de "la muerte violenta de ciudadanos, apresamientos y torturas físicas y psicológicas, allanamientos y robos, destrucción de instalaciones radiales y de otros bienes, persecución y amenazas aún a personas sin culpa, despidos masivos de empleados y obreros, negación de salvoconductos a asilados en Representaciones Diplomáticas, confinamientos, destierros y otros abusos".
Esa carta pastoral fue distribuida y leída en todas las parroquias del país. Su distribución no fue nada fácil. Curas, monjas y laicos comprometidos desafiaron el rigor del toque de queda y disfrazados de pordioseros y vendedores ambulantes llegaron desde la imprenta hasta cada una de las parroquias, que por ese entonces ya se habían convertido en refugio de muchos perseguidos por la dictadura, entre ellos el histórico dirigente sindical y cofundador del MAS, Filemón Escóbar, un férreo crítico de la Iglesia por su formación marxista, pero que halló cobijo y protección en la institución eclesial.
Durante la dictadura garciamesista, el Arzobispado de La Paz creó una oficina especial para atender a las familias de personas detenidas que buscaban información. Una comisión integrada, entre otros, por el obispo auxiliar de La Paz, Julio Terrazas, y actual cardenal de Bolivia, se encargaba de visitar a los presos políticos. El régimen hizo todo lo posible para dificultar el trabajo de la comisión y solo el sacerdote Nino Marzoli recibió el permiso para recorrer diversos lugares del país donde había cientos de detenidos.
Uno de los más fervientes luchadores contra la dictadura fue el Arzobispo de La Paz, Jorge Manrique, recordado por su valentía al salir al cruce de los tanques que atemorizaban a la población. En una de sus más importantes intervenciones públicas dijo: "Tengo el deber de condenar los atropellos que se cometen y el propósito de acallar la voz de un pueblo como el boliviano, sencillo y patriota, que demanda justicia y bienestar social". Lo dijo después de haberle reclamado al Ministerio del Interior, al mando del temible Arce Gómez, por la muerte de ocho dirigentes del MIR a manos de paramilitares que trabajaban para el régimen.
Si el Gobierno llama golpista a la Iglesia lo hace por ignorancia, por mala fe. Ojalá que sea por lo primero. De cualquier forma, es difícil que un dictador acalle esta enérgica voz.
Si el Gobierno llama golpista a la Iglesia lo hace por ignorancia, por mala fe. Ojalá que sea por lo primero. De cualquier forma, es difícil que un dictador acalle esta enérgica voz.

lunes, 9 de julio de 2012

cada vez que Evo quiere atacar a la Iglesia lanza a su toro de pelea Cárdenas que sin el más elemental respeto ni conocimiento dice cualquier cosa


“La iglesia es el fundamento del racismo, la iglesia es el fundamento del patriarcado, hasta hoy la iglesia es la única institución en el mundo totalmente patriarcal: obispo macho, papa macho, sacerdotes machos, no permiten que una mujer pueda celebrar un matrimonio,  eso es lo más patriarcal y tienen el tupé de querer enseñarnos sobre democracia cuando lo más antidemocrático es la iglesia (…), expresó el viceministro de Descolonización, Felipe Cárdenas.  
 Un emisario del Gobierno Central nuevamente ataca a la iglesia católica, en esta ocasión el representante del Viceministerio de Descolonización acusa a la Iglesia de ser la principal impulsora del machismo y el racismo.
 A tiempo de referirse al racismo, Cárdenas  informó que las principales denuncias de racismo que se reciben son generadas en las unidades  educativas que tienen convenio con la iglesia.  
 “Todas las denuncias que tenemos sobre racismo mayormente se tratan de los colegios donde lamentablemente,  por falta de reglamentos internos son los que más inciden  en casos de racismo”, expresó el Viceministro.    
 Al respecto, cabe mencionar que la ley del racismo, que se halla en vigencia desde octubre de 2010, establece que todas las instituciones privadas deberán adoptar o modificar sus reglamentos internos de manera que incluyan como faltas, conductas racistas y/o discriminatorias, tales como: agresiones verbales, denegación de acceso al servicio por motivos racistas y/o discriminatorios.
 Por: Mabel Pericon con material de Pamela Apaza/Grupo FIDES

domingo, 8 de julio de 2012

palabras de vida en medio de tantas palabras de muerte. ha exhortado el Pastor a los sacerdotes y ministros de la palabra a referirse al caso del TIPNIS reclamando que su mensaje sea escuchado por todos.


La novena marcha indígena en defensa del Tipnis llegó a la ciudad de La Paz hace 12 días y aún no ha logrado respuestas a su plataforma de demandas. Los originarios de tierras bajas instalaron una vigilia cerca a la plaza Murillo y en dos ocasiones fueron reprimidos por la Policía Nacional.
texto y foto del diario mayor El Deber de Santa Cruz de la Sierra
Terrazas cuestionó que se busque solucionar los problemas "sin mirar al otro como ser humano" y sin escuchar sus razones de vida, olvidando que no es lícito, ni permitido "atropellar las dignidad humana".
"Nos duele cuando se pisotea un grupo humano como son los hermanos del Tipnis, nos duele y pedimos a todos mirar la dignidad de la persona, mirar la dignidad que tiene que ser reconocida, admitida. Dignidad que puede ser reconstruida con un dialogo fecundo, claro, basado en la verdad y libertad y no en las amenazas, cosas pasajera, coyunturas que provocan violencia constantemente contra los más débiles", dijo el Cardenal.
La autoridad religiosa resaltó que la misión de la Iglesia en medio de las diferentes situaciones que vive el país pero aclaró que su rol no es el de apoyar a un grupo u otro. "Estamos para lanzar un mensaje que tiene que ser escuchado por todos", afirmó. "Hace dos años hemos hablado de qué justicia quisiéramos gozar en Bolivia, de cómo tiene que hacerse la justicia para no caer en el error y condenar a cualquiera", reflexionó.
Asimismo, el Cardenal exhortó a los miembros de la Iglesia a seguir diciendo "palabras de vida" en medio de tantas "palabras de muerte".  

sábado, 7 de julio de 2012

aprovechando su llegad a Rio, Benedicto XVI podría visitar, al menos por pocas horas otro país. lo están invitando Colombia, Chile y Panamá. la decisión se conocerá en pocos días más.


 El Papa Benedicto XVIpodría volver a visitar un país de lengua española de América Latina en julio de 2013, aprovechando el viaje a Brasil con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que podría ser Colombia, Panamá o Chile.
En las últimas semanas estas naciones han reforzado gestiones para lograr que el avión papal desvíe su trayectoria y aterrice en alguno de estos países, según apunta la prensa italiana.
El gobierno de Colombia ya extendió su invitación al Papa y la Conferencia Episcopal de este país también lo hizo el 22 de junio durante un encuentro conBenedicto XVI, en la conclusión de la visita ad limina de un grupo de obispos del país a los que el Pontífice respondió que "Dios dirá", según informa el diario italiano La Stampa.
Además, señala que otro de los gobiernos empeñados en lograr una visita papal es Panamá ya que en 2013 se cumple el quinto centenario de la creación de la primera diócesis en tierra firme del Continente Americano que es Santa María La Antigua, en el territorio panameño.
Con este motivo, se ha convocado un especial año jubilar que comenzará el 28 de noviembre y al que el Papa enviará como representante al prefecto de la Congregación para los Obispos y presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, Cardenal Marc Ouellet.
Según apunta el diario, el vicecanciller de Panamá, Francisco Álvarez De Soto, invitó al Papa a su país durante su visita al Vaticano a finales de mayo y el Papa, una vez más, respondió que "todo depende de Dios". A continuación, Álvarez De Soto se entrevistó con el subsecretario para las Relaciones con los Estados de la Sede Apostólica, Ettore Balestrero.
Por su parte, el embajador de Chile, Fernando Zegers Santa Cruz y el intendente de Coquimbo, Sergio Gahona, reiteraron el pasado 20 de junio su invitación al Papa, hecha ya por el presidente Sebastián Piñera en marzo de 2011, con motivo de la bendición de la Puerta de la Cruz del Tercer Milenio al finalizar una audiencia general.
El diario italiano destaca el éxito de la visita del Santo Padre a México y a Cuba en el mes de marzo y afirma que el entorno papal ve posible que la gira del próximo año sume otro destino, además del brasileño.
Etiquetas: Benedicto XVIChileColombiaPanamá

jueves, 5 de julio de 2012

puede la Iglesia sacar rogativas pidiendo "basta de violencia y humillación a los hermanos indígenas" y entonces como en Buenos Aires, como en Varsovia, como en otros lugares el pueblo podrá salir a las calles...ANF)


La Iglesia Católica condena la violencia que se registra en el país y ruega por una pronta solución a los conflictos, pues, es urgente poner fin al enfrentamiento entre hermanos, señala el mensaje del Secretario General de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), monseñor Oscar Aparicio.
“A nombre de la Iglesia boliviana condenamos vehementemente los hechos de violencia registrados en los últimos días y demandamos, una vez más, de las autoridades responsables y sectores involucrados un verdadero diálogo que tome en cuenta todos los puntos de vista” en cada problema.
Pide evitar “medidas que dividen a las comunidades, el enfrentamiento entre hermanos y las descalificaciones mutuas”, que se están registrando a diario en los conflictos por el TIPNIS y Mallku Khota.

La Secretaría General de la CEB, al igual que la población “ve con profunda preocupación e indignación la situación de secuestro y enfrentamiento entre hermanos en la comunidad de Mallku Khuta, así como la represión, ejercida por fuerzas del orden, en contra de la vigilia de los marchistas del TIPNIS, muchos de ellos mujeres y niños”.
Insiste que “en reiteradas ocasiones, la Iglesia Católica ha condenado el uso de la violencia por considerarla inútil y contraria a la dignidad de toda persona y al ejercicio de sus derechos fundamentales”, pues, “la violencia nunca ha contribuido a la solución de ningún problema y constituye un grave atentado a la vida, don sagrado de Dios”.
DIÁLOGO, MÁS DIÁLOGO Y DIÁLOGO
“Un diálogo responsable no debe quedar supeditado a una sola manera de ver y entender los acontecimientos, su naturaleza supone apertura y despojo de posiciones inamovibles”, señala  monseñor Aparicio.
El diálogo es “escucha y respeto recíproco de visiones y propuestas” puesto que es “medio idóneo para alcanzar las soluciones deseadas, al servicio de la dignidad de las personas y el bien común de toda la sociedad”.
El Secretario de Pastoral de Comunicación de la CEB, padre José Fuentes, insistió en la necesidad de “diálogo, diálogo y más diálogo” como única vía para encontrar soluciones a conflictos entre hermanos.
SOLIDARIDAD
La Iglesia ratifica la “solidaridad con las víctimas de estos actos de violencia, pues su sufrimiento no nos es indiferente”, indica el comunicado de la Secretaría General de la CEB.
A través de Pastoral Social Caritas Boliviana, la Iglesia Católica está presente apoyando a los marchistas que llegaron a La Paz la semana pasada, después de la larga caminata de dos meses. Brindando atención en salud, alimentación y de acogida, señaló monseñor Aparicio.
Por otro lado, los sacerdotes diocesanos “reconocemos y apoyamos a los hermanos indígenas en su planteamiento y lucha   por sus derechos naturales, incluyendo territoriales, en el mejoramiento de sus condiciones de vida que no son debidamente atendidos ni respetados en sus necesidades”.
Los pueblos originarios son “transgredidos en sus derechos naturales y humanos por las autoridades correspondientes coyunturales, quienes  ven como enemigos a los que reclaman sus derechos de vivir bien”, asegura el pronunciamiento de la 27 Asamblea Nacional de sacerdotes diocesanos.  //JTI//

podemos observar que también el jesuíta Xavier Alvó se pronuncia a favor de la Novena y en contra de la represión policial. en persona EM se moviliza en favor de partir el parque en DOS, hace todo lo posible, muestra un feroz empecinamiento inexplicable


El investigador y padre jesuita, Xavier Alvó, señaló este jueves que el gobierno uso la estrategia del desgaste, la confrontación y el engaño para validar la realización de la post consulta del Tipnis (Territorio Indígena parque Nacional Isiboro Sécure) con la firma de un acta donde participaron 45 supuestos corregidores de esa región.

“Lo que queda claro es que cuando firmaron la ley 180, (Evo Morales) lo hizo como quien dice refunfuñando, porque a los pocos días ya estaba buscando cual sería su estrategia, (…), querían hacer otra cosa y al final encontraron la ley de consulta (222), empezaron nuevamente a desprestigiar a todos los dirigentes y a dividir organizaciones, han hecho una serie de acuerdos con distintos representantes indígenas de tierras bajas para defenestrarlo a Adolfo (Chávez)”, explicó.

Agregó que en más de 10 meses de conflicto “el gobierno buscó la confrontación entre indígenas cuando empezó a reclutar sectores afines ganándolos a través de prebendas”.

“Desde un principio (el gobierno) estuvo en contra de la marcha, desde que salió la VIII marcha y ésta (la IX marcha), en la VIII marcha los reprimió en Chaparina pero ahora lo que hace es ignorarlos intentado decirles ‘estos no representan a nadie’, y han invertido todo su poder para iniciar una campaña, y con Evo a la cabeza, para entrar al Tipnis llevando regalos cuando antes nunca lo hicieron”, apuntó.

El presidente Evo Morales inició una campaña por la realización de la consulta en el Tipnis, que permita la construcción de una carretera por medio del Parque natural.

En la visita a las comunidades, el Jefe de Estado entregó motores fuera de borda, equipos de comunicación y pelotas, además de promesas en educación y salud si permiten la consulta y la carretera.

En junio pasado el vicepresidente, Álvaro García Linera, expuso su estrategia para resolución de conflictos de alta peligrosidad en el que sugería el uso de la “paciencia infinita” como un método para derrotar por cansancio a los “opositores”. Días antes, las autoridades de gobierno acusaron a los indígenas de la IX marcha del Tipnis de estar involucrados en un plan de golpe de Estado, conjuntamente con el entonces motín policial.

martes, 3 de julio de 2012

lamentable que SEEM sin comprender la realidad. busca apoyo sin crítica. sin argumento válido ataca a la Iglesia, hoy al padre Pérez por rezar con los amotinados. (LTD)


Nuevamente el Presidente del Estado ha atacado a la Iglesia Católica y, como en anteriores oportunidades, sin argumento sólido alguno sino su personal –no estatal– visión del mundo. Esta vez fueron los blancos de su ira el director de Radio Fides (por la misa que celebró en las instalaciones donde se amotinaron los policías, en la que los convocó a la paz y a desterrar la violencia como mecanismo de reclamación de demandas) y los sacerdotes y obispos que visitaron a los marchistas del Tipnis.
Se trata, una vez más, de una mala comprensión de la realidad. El Presidente divide a la gente entre quienes lo apoyan, que, en la jerga militar que ha sido rescatada por los principales voceros de este Gobierno, son los “buenos bolivianos” y los que disienten de él, que son los “malos bolivianos”, categoría a la que condena incluso a los que sin dejar de apoyarlo presentan alguna crítica a lo que creen que está mal.
Es decir, nuestros actuales conductores quieren un apoyo sin crítica alguna. Quisieran que todo lo que digan se cumpla sin chistar porque se autodefinen como representantes del pueblo, pueblo al que no dudan en agredir si sus expresiones sociales deciden pensar diferente. En el caso de la Iglesia Católica se llega a extremos porque su jerarquía no se ha alineado con su proyecto de poder (como no lo ha hecho, por lo demás, con ningún Gobierno). Y esta maniquea visión, hace que pierdan un significativo apoyo de parte de varios sacerdotes reconocidos que hoy –particularmente por su actuación desde diciembre de 2010 y, especialmente, con los pueblos originarios del oriente– sufren profunda frustración.
Es que, lamentablemente, el Presidente no tiene a su alrededor ningún niño que le diga la verdad de lo que está ocurriendo.