Páginas vistas en total

martes, 29 de abril de 2014

padre Göran siempre en nuestra memoria pronunciando el Requiest can in pace, sin terminar de convencernos de la triste realidad. piedad Señor danos Fe, Resignación y Esperanza. guárdalo en tu Casa hasta la Resurrección Final

aquella mañana había recibido la sotana de Monseñor

lo recordaremos siempre con el rostro amable. la palabra oportuna. la bondad

durante tres lustros escuchamos su palabra. su voz nos era familiar y su prédica siempre bienvenida. así fue Göran Deguen nuestro inolvidable párroco amigo y padre. le pedimos sus bendiciones. Amén

domingo, 27 de abril de 2014

Los Tiempos en texto brillante describe el significado de la vivencia de hoy. la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, en ceremonia que para siempre será recordada. multitud de fieles acompaña a Francisco en la celebración.

Los católicos del mundo y probablemente aquellos que no lo son, vivirán hoy una jornada especial al asistir a dos canonizaciones que no tienen precedentes
Hoy serán santificados los papas Juan XXIII y Juan Pablo II en una ceremonia que reunirá a millones de fieles católicos. Se trata de un hecho trascendente dadas las características de los personajes y el papel que cumplieron en el ejercicio de sus respectivos pontificados.

Juan XXIII fue, sin duda, el hombre del aggiornamento de la Iglesia Católica a los tiempos modernos y con el impulso que dio a la realización del Concilio Vaticano II logró revertir el proceso de aislamiento en el que esta poderosa institución estaba sumida, reconociendo la importancia de los procesos de cambio en busca de crear mejores condiciones de vida frente a situaciones de intolerable injusticia y exclusión.
Por su parte, Juan Pablo II, además de ser el papa que visitó los más recónditos lugares del mundo haciendo real la presencia de la Iglesia Universal, cumplió un papel fundamental en el derrumbamiento del viejo y obsoleto sistema del socialismo real, ayudó a abrir los procesos de modernización de la Europa del Este y, paradojas de la vida, luego denunció las fatales consecuencias para la gente pobre de la aplicación de un capitalismo salvaje y corrupto. En el campo de la doctrina fue un riguroso exponente de la ortodoxia, impulsando la construcción de una especie de “pensamiento único” que implicó el alejamiento de personalidades del mundo de la teología que, empero, hoy vuelven a ser recuperados como servidores leales de la Iglesia.
Y es un papa como Francisco el que ha decidido que hoy ambos pontífices, exponentes de diferentes carismas de la Iglesia Católica sean canonizados. Lo hace, seguramente, porque se encuentra, por un lado, impulsando la revisión del papel de la Iglesia en el mundo y la recuperación de los principios del servicio a la gente, especialmente a los más desamparados, la transparencia y la pobreza, como guías de su acción, y, por el otro, ha alcanzado una presencia vigorosa en el mundo actual. De esa manera recupera, sin duda, la concepción de una Iglesia al servicio de la gente, al margen de lo que constantemente denuncia como las “ideologías” que sólo oscurecen la fe y el pensamiento.
Como señalan muchos entendidos y se ha difundido a través de los medios, lo que la Iglesia hace hoy con Juan XXIII y Juan Pablo II es santificar, reconocer sus grandes virtudes que han propagado –desde el enfoque que se dé– a la propia Iglesia Católica. No así sus errores que, sin duda, los han tenido y que, debido precisamente a su impronta, también han trascendido a la institución eclesial. Sin embargo, la Iglesia, con esta decisión, asume que en el balance las virtudes pesan más que los errores, por lo que deben ser difundidas y, en lo posible, emuladas.
Así, los miles de millones de católicos y probablemente cientos de miles de no católicos vivirán hoy una jornada especial al asistir a dos canonizaciones que no tienen precedentes y que ratifican la fuerte presencia de la Iglesia en el mundo.

miércoles, 23 de abril de 2014

barroco. música barroca en todas las Iglesias el próximo domingo en Santa Cruz.X Festival de Música Renacentista y Barroca Americana "Misiones de Chiquitos"

En 24 misas establecidas en las parroquias de la ciudad estará presente el "domingo barroco" este próximo 27 de abril, con la participación de 11 grupos musicales. Inaugurarán la jornada en la primera homilía de la catedral presidida por el cardenal Julio Terrazas, el coro de niños de Poznan de Polonia. "Las intervenciones se realizarán en todas las misas que se ofician en la diferentes parroquias de Santa Cruz", informó Cecilia Kenning, presidente de la Asociación pro Arte y Cultura (APAC), institución que organiza el X Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana “Misiones de Chiquitos”.


Intervenciones musicales. Los coros y orquesta acompañarán toda la homilía con su música sacra. "El público que asiste generalmente a las parroquias, tendrá la oportunidad de escuchar la música", agrega la directora, que aclara que esta actividad tiene dos razones fundamentales, atraer público para los conciertos del festival y promover a los grupos musicales emergentes. "Los grupos intervendrán en los momentos litúrgicos de las misas", señaló  Kenning que apuntó las parroquias donde estará presente el "domingo barroco" (ver recuadro)

Encuentro de Musicólogos. 
Hoy se lleva a cabo, el X Encuentro Científico Simposio Internacional de Musicología (Ecsim) en las instalaciones de la AECID (calle Arenales Nº 583). La cita que comenzará desde las 9:00, reunirá a musicólogos provenientes de España, Polonia, México, Chile y Perú, además de Bolivia,  quienes reflexionarán sobre las “Huellas del Mundo Misional”. El evento tendrá como coordinador a Aurelio Tello, que contará con la presencia de David Andrés Fernández, Raúl Torres, Ricardo Rodys, Laura Fahrenkrog, Liz Antezana, Manuel Gómez y Jorge Landeros.
Iglesias
• Catedral.
• San Juan Don Bosco.

• San Andrés.
• La sagrada Familia.

• La Santa Cruz.
• Maria Auxiliadora.

• Señor de los Milagros.
• Santo Domingo. 

• Jesús Nazareno.
• Sagrado Corazón de María.

• María Reina de la Paz.
• La Macarena. 

domingo, 20 de abril de 2014

nada menos que en Palmasola.cinco mil internos y dos celebraciones. el pastor de SC predicó en medio de los internos y sus familiares la Vigilia Pascual. impresionante participación de miles de personas.

Este domingo de Pascua, el arzobispo de Santa Cruz, Sergio Gualberti, llegó a la cárcel de Palmasola para compartir la alegría de la resurrección de Jesucristo y proclamar a los privados de libertad que “El resucitado los quiere y que son personas que valen mucho para Dios por lo que también deben contar para toda la sociedad”.

Tras saludar con el pregón de Pascua “!Cristo ha resucitado aleluya, aleluya!”, monseñor habló del fruto de la pascua: La Paz y el perdón, y subrayó que “El Señor perdona a todos”.
En Palmasola celebró dos misas, en el pabellón de mujeres y en el régimen abierto.  Reflexionó sobre el valor de la resurrección de Jesucristo para la vida del cristiano y les pidió esforzarse por encontrar a Jesucristo en sus vidas.
“Si encontramos a Jesús nadie nos lo va a quitar ¿acaso nos pueden quitar algo que tenemos en el corazón?. Nos podrán quitar cosas materiales, cosas externas, nos podrán quitar nuestra libertad, pero a Jesús nadie nos lo quita. El viene en esta Pascua con Paz, con perdón y con alegría”, indicó Gualberti, de acuerdo a una nota de prensa del Arzobispado de Santa Cruz.
Tras indicar que el primer fruto de la pascua es la paz, dialogó con los participantes en la celebración y agregó que “la paz no es ausencia de guerra sino la plenitud de la vida que el Señor da”
El arzobispo de Santa Cruz también anunció y presentó oficialmente al Padre Mario Ortuño como “Capellán de Palmasola”. El sacerdote, que viene atendiendo pastoralmente en este recinto carcelario desde hace un mes, podrá acompañar espiritualmente a los privados de libertad de forma más permanente y sobre todo celebrar la eucaristía todos los domingos, entre otros sacramentos.
Antes de impartir su bendición pidió a Dios que conceda a los privados de libertad en esta pascua “el don de la paz, el don del amor y el don del perdón”.

viernes, 18 de abril de 2014

El Deber pone de relieve la actitud del papa Francisco sobre la pederastria. pide perdón por la conducta de unos 700 sacerdotes en todo el mundo que abusaron de los niños y que deben ser llevados a la Justicia Ordinaria y que será la Iglesia observante y severa con el tema.

El papa Francisco acaba de marcar una nueva línea, clara y contundente, contra los abusos de niños en la Iglesia católica. Para ello, pidió perdón por los abusos sexuales cometidos por algunos sacerdotes contra los menores de edad, uno de los delitos flagrantes más graves y más devastadores por sus efectos físicos y sicológicos. El pontífice ha pronunciado el mencionado mea culpa delante de la comisión especial que la Iglesia ha conformado para investigar a fondo este problema que afecta no solo a la estructura del catolicismo, sino a toda la sociedad en sus diversos planos.

Con enorme sinceridad y firmeza, Francisco ha dicho que se dará un paso atrás en la voluntad política del Vaticano para combatir esta lacra social que ha minado sensiblemente la credibilidad de la Iglesia católica y que el actual papa está decidido a erradicar. Debido a que se trata de un fenómeno sistemático, las soluciones tienen que apuntar en el mismo sentido. Los abusos contra menores de edad no se producen como hechos aislados, sino que son producto de conductas sicopáticas de sus responsables que se amparan en una estructura de impunidad que logra evitar que se haga justicia con los autores de estos delitos.

De esta forma, el papa ha remarcado la enorme responsabilidad que tienen los educadores católicos a la hora de tratar con niños y niñas en todo el mundo. Para ello, se están revisando los procedimientos y normativas a fin de cerrar los caminos a quienes abusan de su poder para atropellar la humanidad de los más pequeños. 

Es imprescindible que los responsables sean llevados ante la justicia ordinaria como corresponde. “Me siento interpelado a hacerme cargo de todo el mal que algunos sacerdotes, bastantes, bastantes en número, no en comparación con la totalidad, han hecho. Quiero hacerme cargo de pedir perdón por los abusos sexuales contra los niños”, afirmó.

Además, destacó la exigencia de evitar la manipulación educativa de los menores a través de un pensamiento único y la necesidad de que los niños y las niñas puedan acceder a conocimientos diversos sobre la realidad que hoy vivimos desde puntos de vista también heterogéneos.  “Tenemos que ser muy fuertes, con los niños no se juega”, sentenció el papa para que no queden dudas sobre el rol que tienen tanto las autoridades, los líderes sociales, los educadores, los tutores y los padres de familia en este proceso complejo y desafiante para garantizar el desarrollo humano, social y cultural de los menores

domingo, 13 de abril de 2014

domingo de Ramos. Jesús ingresa en Jerusalen, la ciudad le aclama y reconoce como a su Rey, palmas, vítores euforia...quién creyera algunos dias después ese mismo pueblo gritaría "Barrabás, Barrabas" y refiriéndose a Cristo "Crucifícale, crucifícale" hoy en SC, según los medios

Con la celebración del Domingo de Ramos se inició de la Semana Santa, miles de fieles se dieron cita en las iglesias para las celebraciones litúrgicas y la tradicional bendición de ramos. El Arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti exhortó a la población a salir del “egoísmo” y solidarizarnos con los “crucificados de este mundo”.


“Caminar a la manera de Jesús, con espíritu de servicio y humildad y con entrega generosa, saliendo de nuestro egoísmo, dispuestos a solidarizarnos con los crucificados de este mundo con tantos hermanos víctimas inocentes de las estructuras injustas de la sociedad, de tantos hermanos sumidos en la pobreza, de tantos hermanos que viven en el abandono, en el dolor y en la enfermedad”, afirmó Gualberti en la celebración que congregó a un importante número de fieles que se congregaron en el atrio de la Catedral de Santa Cruz.
El prelado explicó que en el domingo de ramos, Jesús se presenta como rey, pero un “rey sin ejército, un rey humilde y sencillo, el rey de los pobres y de la paz” asimismo señaló que Jesús no recurre ni al poderío de las armas ni de las riquezas para instaurar el reinado de Dios.
“Pone en jaque a las estructuras de poder, al orden injusto y corrupto, porque el viene para acabar con la opresión, para liberarnos de toda clase de cadenas, personales y sociales”, explicó
Finalmente, se hizo eco de la exhortación realizada por el Papa Francisco este mismo domingo de ramos a los jóvenes de todo el mundo a quienes pidió “tener el valor de ser felices”, Monseñor añadió que “el seguir a Jesús es lo único que da sentido a nuestra vida, que nos lleva a la verdadera felicidad” y agregó:

domingo, 6 de abril de 2014

una Iglesia perpleja titula Cayo Salinas su columna de los domingos que mantiene hace ya muchos años con constancia notable, por la tramoya de un juicio interminable, y la reacción que mostró la VOCERA por el cuestionamiento ético y moral de los Pastores

La perplejidad es un estado de confusión e incertidumbre ocasionada por la concurrencia de alguna situación en particular. Al presentarse, uno queda conmocionado ante un hecho o acontecimiento singular y generalmente no reacciona de la manera y forma acostumbrada precisamente por el impacto del agente que pudo haber dado curso a ese estado. Pues bien, perplejos seguramente hemos quedado todos en más de una oportunidad y en circunstancias diversas, de ahí que con matices y tonos variables, tal estado trae consigo  momentos amargos y difíciles. Presumo entonces que amargura habrán sentido los miembros de la CEB al haber tomado conocimiento de una serie de hechos que los llevaron a deplorar los casos de corrupción y extorsión que se van destapando de forma progresiva en el país.
Evidentemente, razones existen para que no sólo la cúpula de la Iglesia quede perpleja, sino también, el ciudadano de a pie que diariamente se encuentra ante un cúmulo de noticias –particularmente vinculadas al caso terrorismo– que van mostrando la forma como –aparentemente– se fue urdiendo una tramoya en procura de obtener rédito político y de encausar, inculpar y encarcelar a gente inocente.
Lo cuestionable ha sido, frente a la preocupación exteriorizada por la Iglesia, la forma como ha reaccionado el Gobierno a través de la titular de Comunicación.  La dama, con ligereza pasmosa, cuestionó el pronunciamiento de la Curia, preguntándose por qué ésta no se sintió perpleja cuando remataban las empresas del país o cuando Gobiernos anteriores gastaban el dinero de los bolivianos y de las arcas del Estado en maletas. La réplica acreditó la posición  oficial de la Iglesia en administraciones pasadas y ante coyunturas diversas.
En todo caso, más allá de lo que haya podido acontecer y del uso de una retórica  que sigue la lógica de posicionar frases e ideas en el colectivo ciudadano como verdades inmutables, –muy a lo Goebbles– la reacción oficialista por el contenido de la misma nos mostró un intento de desviar la atención de temas urticantes y evitar su tratamiento, a fin de gestar otro tipo de escenarios donde no exista desgaste ni descrédito.
Poco nos importa ahora lo que pudo haber dicho o no la Iglesia en el pasado, pues será la historia la que juzgue sus actos. Hoy importa cómo reacciona frente a acontecimientos del presente por su directa incidencia en la moral, la ética y la legalidad. De lo que se trata entonces es de establecer si los actores del quehacer nacional buscan el esclarecimiento de hechos controvertidos de manera impoluta, o si por el contrario,  lo que pretenden es negar una verdad que aflora a borbotones y que clama ser transparentada y untada con un baño de legalidad con fiscales que no tengan el comportamiento ruin de Soza.
Insisto que la estrategia y el modus operandi  –utilizado en el pasado como estratagema por el régimen estalinista– de adoptar el ataque como respuesta a una denuncia  o preocupación hecha pública, ya no cala ni pega.
Celebro por tanto, el estado de perplejidad de la Curia, que en el pasado –particularmente en Cochabamba– era muy dada a apoyar manifestaciones públicas abiertamente contrarias al orden constitucional. Celebro también que la Iglesia en Venezuela haya calificado al Gobierno de Maduro como totalitario, abriendo la puerta para que los ojos del mundo fijen su mirada en ese país. Y es que en tanto la Iglesia sea clara y firme a la hora del análisis y diagnóstico, cualquier crítica en su contra no hará otra cosa que ratificar que se está por el camino correcto.

martes, 1 de abril de 2014

terminó la Conferencia Episcopal con un nuevo mensaje en que identifican las miserias moral, material y espiritual y renuevan su pedido para asumir el desafío de superar las sombras mediante conversión profunda. el mensaje está en todos los medios.

Los Obispos de Bolivia identificaron, en la clausura de la nonagésima séptima Asamblea, tres miserias latentes que afectan a la sociedad boliviana y a sus gobernantes; la material, moral y espiritual, por lo que demandaron el concurso de la población y los encargados de administrar el andamiaje del país a asumir el desafío de superar este panorama sombrío mediante una profunda conversión y crecimiento espiritual comunitario.
Los Obispos recordaron el mensaje cuaresmal del Papa Francisco, que invita a los fieles católicos a la conversión "desde el seguimiento de Cristo", quien "siendo rico se hizo pobre, para enriquecernos con su pobreza". Recordaron que el Papa Francisco advierte que la miseria no coincide con la pobreza, pues la miseria es la pobreza sin confianza, sin solidaridad, sin esperanza.
En ese marco, señalaron que es evidente la gravedad de la miseria moral que afecta a la sociedad en varios ámbitos: "Particularmente compartimos la decepción y el escándalo que se difunden cada vez más en el país por la creciente y siempre más evidente corrupción, de manera más evidente en el ejercicio de la Justicia, dañando la convivencia social, engendrando inseguridad ciudadana y sumiendo en el dolor e impotencia a tantos ciudadanos y sus familias".
"Los hechos delictivos exigen ser esclarecidos con transparencia y verdadera justicia, si queremos lograr un clima de paz auténtica. Una recta conciencia y coherencia de vida cristiana prohíben siempre la complicidad con el mal, la injusticia y el encubrimiento de la verdad", señala el mensaje de los obispos a la población boliviana.
Al respecto, recordaron las palabras del Papa Francisco: "Los corruptos son peores que los pecadores… porque es muy difícil que un corrupto vuelva atrás".
Asimismo, identificaron a la actividad ilegal del narcotráfico y la drogadicción como otros signos extremos de miseria moral, un grave problema que atañe a todos los sectores de nuestra sociedad. "Sumamente preocupados por este mal, denunciamos a los comerciantes de muerte que se enriquecen a costa de la vida de las personas, especialmente de la juventud, y a todos aquellos que colaboran en este negocio criminal. Así mismo exhortamos a quienes tienen mayor responsabilidad prevenir y combatir este flagelo con todos los instrumentos legítimos".
Miseria material
Para los Obispos, la miseria material es la que habitualmente se llama pobreza y toca a cuantos viven en una condición que no es digna de la persona humana; privados de sus derechos fundamentales y de los bienes de primera necesidad como la comida, el agua, las condiciones higiénicas, el trabajo, la posibilidad de desarrollo y de crecimiento cultural, señalan los obispos.
Consideran que una muestra de esta miseria se ha observado en los rostros sufridos de la población beniana, víctimas de las inundaciones e inclemencias del tiempo: "Como pastores nos solidarizamos con ellos. Nos conmueven y reconocemos, como signo de esperanza, las generosas muestras de solidaridad de parte de tantas personas e instituciones públicas, privadas y eclesiales. Confiamos que todos, en especial las autoridades responsables del bienestar de la población, apoyen la rehabilitación hasta que se repongan condiciones de vida digna para los damnificados".
Los obispos consideran que en el Beni y en los otros lugares afectados por las inundaciones es vital ayudar con semillas, ganado y otros insumos, además de encarar la reconstrucción de casas en el marco de un compromiso serio y duradero en el tiempo. Al mismo tiempo exhortan a que se promuevan acciones para un mayor cuidado de la naturaleza, que es un don de Dios, y se trabaje en la construcción de las infraestructuras necesarias para afrontar los fenómenos climatológicos cada vez más desafiantes.
Esperan que la reconocida bonanza macro económica de Bolivia sea siempre administrada con eficiencia, transparencia y equidad en proyectos a favor de todos los ciudadanos, especialmente de los más necesitados, priorizando obras de salud, educación e infraestructura, evitando todo lo que signifique ostentación, despilfarro y favoritismos partidarios.
Miseria espiritual
Asimismo, los Obispos señalaron que la miseria espiritual golpea a la población cuando nos alejamos de Dios y rechazamos su amor: "Si consideramos que no necesitamos a Dios, que en Cristo nos tiende la mano, porque pensamos que nos bastamos a nosotros mismos, nos encaminamos por un camino de fracaso. Dios es el único que verdaderamente salva y libera".
Lamentaron que en las relaciones personales, sociales, regionales y políticas se pretenda prescindir de Dios, por lo que rechazaron frente a los problemas que se recurra al uso de la fuerza, la violencia y el conflicto, descalificando el diálogo sincero y abierto.
Otra consecuencia de una vida sin Dios, señalaron, es el deterioro de los valores éticos y morales en la convivencia social con graves consecuencias. La inseguridad ciudadana, la violencia, el recurso a la justicia por manos propias, el alcoholismo, el abuso y explotación sexual de menores, la trata de personas, la insuficiente atención a niños y jóvenes en desventaja social, son los titulares que cada día ocupan los medios de comunicación.
Conversión
Ante este panorama sombrío que podría influir en el desánimo y la desconfianza, sentimientos que no tienen cabida en el corazón de los cristianos, los obispos plantean a la luz de la Pascua, que ilumina el camino cuaresmal, creer en la presencia confortadora de Cristo Resucitado, vencedor del mal y de la muerte, que ha revelado el rostro misericordioso del Padre y que nos llama a la conversión y a un decidido cambio en la vida personal y social.
"Todos somos pecadores e invitados a convertirnos, llevando la luz del Evangelio a la vida cotidiana para ser fieles a Cristo. Esto nos exige nuevas relaciones con los hermanos, como nos plantea el profeta Miqueas: "Tú sabes, oh hombre, lo que es bueno. Practica la justicia, el amor y la misericordia, y camina humildemente con tu Dios".
"En este humilde camino hacia la vida nueva, nuestra Iglesia se prepara a la celebración del Congreso Eucarístico Nacional de julio 2015 en la ciudad de Tarija. Es la oportunidad de profundizar nuestra conversión y crecimiento espiritual comunitario, a la luz del lema "Eucaristía: pan partido para la vida del mundo". El Congreso Eucarístico es una etapa importante de la Misión Permanente en la marcha de nuestra Iglesia, convocada a salir a las periferias materiales y morales para dar testimonio gozoso del Evangelio y de la Misericordia gratuita de Dios, señala el mensaje de los obispos.
Finalmente recordaron que el próximo 27 de abril, serán declarados santos los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II, testigos de la esperanza y del amor de Dios que han marcado profundamente no sólo la vida de la Iglesia sino de toda la humanidad.