Páginas vistas en total

domingo, 5 de julio de 2015

tras llegar a Quito, cuatro de la tarde de domingo, Francisco invitó a fomentar el diálogo y la participación, "afrontar desafíos, valorar las diferencias, para que los logros beneficien a todos"

El papa Francisco instó hoy a los ecuatorianos a fomentar el diálogo y la participación sin exclusiones en su discurso en el aeropuerto de Quito, primera etapa del viaje que le llevará también a Bolivia y Paraguay.

Tras citar a algunos santos del país, Francisco instó al país “a afrontar los desafíos actuales, valorando las diferencias, fomentando el dialogo y la participación sin exclusiones para que los logros en progreso y desarrollo que se están consiguiendo garanticen un futuro mejor para todos”.
Y aseguró al presidente de Ecuador, Rafael Correa, que para todo ello “podrá contar con el compromiso y la colaboración de la Iglesia”.
El papa Francisco pidió en Ecuador atender a los más frágiles y las minorías, labor que calificó como la gran deuda pendiente de América Latina.
Tras citar a algunos santos del país, Francisco instó al país “a afrontar los desafíos actuales, valorando las diferencias, fomentando el dialogo y la participación sin exclusiones para que los logros en progreso y desarrollo que se están consiguiendo garanticen un futuro mejor para todos”.
El jefe de la Iglesia católica volvió a romper el protocolo al saludar, uno por uno, a un grupo de niños de la comitiva de recepción, cuando se dirigía al estrado instalado en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito. Se estima que dos millones de personas se volcaron a las calles de la capital ecuatoriana para acompañar al pontífice.
“El trabajo por los más frágiles y las minorías es la gran deuda de América Latina”, observó el papa Francisco, cuya gira por Sudamérica continuará en Bolivia y Paraguay.
Antes, el presidente Rafael Correa pronunció un discurso en el que citó reflexiones del pontífice en su reciente encíclica Laudato si acerca del medio ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad