Páginas vistas en total

domingo, 27 de noviembre de 2011

no convertir a la Navidad en un suceso comercializado para malgastar dinero mientras subsisten dos millones de pobres. no podemos estar felices en una Bolivia sembrada de droga...Cardenal Terrazas

En su homilía de este primer domingo de adviento, el Cardenal el Cardenal Julio Terrazas exhortó a no permitir que la navidad se convierta en un espacio de alienación, recordando que “lo principal de la navidad es la sonrisa del niño Jesús, del Dios que siendo grande se hace pequeño”.
El prelado cuestionó el llamado ´espíritu de la navidad` que ofrece la sociedad de consumo, dijo ¿y qué es lo que entienden por espíritu de navidad? ¿Entienden el comercio, el consumo, la fuga de la realidad, entienden los egoísmos reconcentrados, entienden todo aquello que se opone justamente a la presencia de Dios en medio de nosotros? Ese no es el espíritu de la navidad, ese es el espíritu del mundo que si nos descuidamos un poco, es capaz también de destruir el espíritu de amor, entrega y generosidad que el Señor ha venido a entregarnos aquí en la tierra”.
El Cardenal Julio invitó a todos los bolivianos a dar a la navidad un ´rostro de sencillez` ya que “no podemos con sinceridad y tranquilidad, malgastar grandes cantidades de dinero “mientras se nos habla que en Bolivia hay más de dos millones  de pobres que no tienen lo necesario para vivir”. También dijo que no podemos estar tranquilos ni felices cuando existen índices alarmantes de violencia contra la mujer o “cuando se habla que Bolivia está sembrada  totalmente de droga y casi en manos de los narcotraficantes.
En presencia de la imagen de la Virgen de Cotoca que visita la catedral de Santa Cruz, días previos al inicio de su novena, el Cardenal Julio señaló el lema de la festividad este año -CON MARÍA HACIA CIELOS NUEVOS Y TIERRA NUEVA”- invitando a que con María “Pensemos  en cielos nuevos y en tierra nueva, en un momento en que todos piensan en desbaratar y destruir la tierra, en que muchos no les interesa guardar esta riqueza que el Señor ha dado para que pueda ser la fuente de vida de las generaciones actuales y de las venideras”.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Pedro Shimose escribe simplemente "El Cardenal" refiriéndose a ese hombre de Dios Julio Terrazas que lleva a sus espaldas la responsabilidad del pastor de la Grey de Cristo. Oraciones y Bendiciones

He vivido preocupado por la salud de mi amigo, el cardenal de Bolivia, aquejado de viejas dolencias (el corazón, la vista, la diabetes), golpeado por la incomprensión de muchos católicos sedicentes y acosado por la miseria espiritual de muchos políticos que se creen intérpretes y dueños del destino humano en nuestro país. Da que pensar cuando se afirma que Bolivia es un país católico y, sin embargo, vota masivamente a un gobierno que ataca a la Iglesia. 
Cuando alguien dice que es “católico no practicante”, a uno le entran ganas de revisar las nociones recibidas en tiempo de catequesis y preguntarse: ¿Hay católicos verdaderos que no sean practicantes? Y cuando algunos católicos traicionan a su cardenal asegurando que hay dos iglesias: la jerárquica y “la de base”, uno ya no sabe a qué atenerse.
En gran medida, el católico boliviano peca de ignorancia de su propia doctrina. He conocido líderes católicos, cuya fe no pongo en duda, que no han leído a San Agustín. Y otros que ni siquiera han hojeado la Biblia. Por lo tanto, uno infiere que el boliviano es un catolicismo litúrgico muy ceñido a las ceremonias, las procesiones, las novenas, los rosarios y las misas. No critico la importancia de los actos litúrgicos ni hablo de la gracia y de la fe popular, pero señalo la ausencia de rigor doctrinal en muchos intelectuales católicos. Por eso llama la atención el silencio de muchos de ellos ante las injurias proferidas por el Gobierno plurinacional contra el Cardenal y la Iglesia católica, a lo largo de estos años. Ante las acusaciones y falsedades levantadas en su contra he sentido ganas de volver a ser niño para poder rezar por este hombre nacido en Vallegrande, un 7 de marzo de 1936, en un hogar humilde y que, gracias a la Divina Providencia, ha llegado a lucir la púrpura.
Estas preocupaciones mías nada tienen que ver, desde luego, con la recia personalidad del cardenal Julio Terrazas, un hombre frágil transfigurado por su fe en Cristo, sostenido por la esperanza y animado por la caridad, cuya expresión suprema es la alegría. En el hondón de su alma y en los momentos más terribles de su vida, el cardenal debe sufrir muchísimo porque su Iglesia ha sido tentada por Satán, puesto que algunos sacerdotes y obispos se han visto incriminados en pecados nefandos, abominables y viles condenados por los Evangelios.
Es posible también que, de joven, apenas entreviera el sacrificio, el dolor y el sufrimiento que cada cura auténtico carga sobre sí como una cruz. A solas con su Dios, el cardenal se enfrenta, a cada instante, a sus propias flaquezas, pero cuando cree marchar en solitario, su corazón -ese su corazón fatigado- le susurra que toda la cristiandad lo está empujando por la espalda, pidiéndole que resista, que aguante y siga caminando hacia la perfección, predicando el diálogo y la concordia entre bolivianos, dando testimonio de su fe, perdonando a quienes le ofenden y pidiendo perdón a quienes él haya podido ofender de palabra u obra.
En homenaje a sus 75 años, su Iglesia le obsequió dos libros: Cardenal Julio Terrazas. Servidor de todos (La Paz, Conferencia Episcopal Boliviana, 2011) y Coloquios con el Cardenal Julio Terrazas, Servidor de todos (Cochabamba, Editorial Kipus, 2011). Léanlos, sean católicos o no. Así sabrán algo más de este hombre que habla en nombre del Espíritu Santo y hace repicar campanas para anunciar que Dios y su justicia existen.

martes, 22 de noviembre de 2011

Julio Caballero desde El Deber evoca a Francisco de Asís cuando ratifica el aporte de la Iglesia Católica a la marcha por el TIPNIS


Los ecologistas del siglo XXI consideran al fundador de los frailes Menores (OFM) Francisco, el santo nacido en el año 1182 en Asís Italia, como un activista de la defensa medioambiental por su profundo amor a la naturaleza y su fuerte devoción al creador de las maravillas que ella contiene. Su prédica fue inspiracional para muchos que seguimos sus enseñanzas cargadas con la “santa ingenuidad” con la que veía el mundo. Niko Kazantzakis lo retrata de cuerpo entero en su obra “El Pobre de Asís”. En su relato muestra a un hombre horrorizado por los efectos de las cruzadas y el alejamiento de los cristianos de las enseñanzas de Cristo, y la saña con que se actuaba contra los infieles en nombre de la cruz. Francisco inspiró no solo a los católicos a lo largo de la historia, diría yo sin saberlo, construyó un discurso contundente sobre la importancia de asumir que el amor por todo lo creado es la base de la sostenibilidad de los recursos que se depredan con el voraz paradigma del desarrollismo en el presente siglo.
Lupe Cajías en su columna de domingo, escribió sobre el papel de la iglesia Católica en la crisis del Tipnis, donde está claramente retratada por la periodista historiadora, la profunda relación entre el credo religioso de los marchistas, su conciencia ecológica que se transforma en un todo, junto a la iglesia Católica que mantuvo su activismo militante en defensa de los indígenas, lo que originó un par de ataques a los obispos de la Conferencia Episcopal. Hasta ahora los que promueven ese desarrollismo que contradice el “Vivir bien” no terminan de entender la base filosófica y vivencial de los indígenas de tierras bajas, su relación telúrica y mística de conservación de su hábitat que continúa amenazado por la fuerza colectiva que ejercen otros movimientos sociales que buscan expandir sus fronteras. Se ha denunciado desde la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia la organización de una marcha al Tipnis con la participación de los llamados interculturales que pretenden abrir una senda y consolidar una carretera de 62 kilómetros en el tramo II. Esto es sin duda un presagio de mayores tensiones entre movimientos sociales que seguirán en colisión frontal, en una segunda versión de la pulseada que está lejos de finalizar. La imagen que dio vuelta al mundo, de aquellos indígenas amazónicos que ascendieron a los Andes, mostrando su desamparo, su pobreza y humildad, vejados por el poder en la represión de su marcha, no se borrará fácilmente. Francisco en su cántico a las criaturas, deja una plegaria para la historia, “Alabado seas mi señor, por la madre tierra, la cual nos sostiene y gobierna, alabado seas por los que sufren enfermedad y tribulación, bienaventurados los que las sufren en paz.” Los historiadores religiosos y profanos, han aportado al conocimiento del mensaje y la obra del santo que sobrepasa el naturalismo como doctrina y se instala en la realidad de los hechos, que bien pueden aplicarse en escenarios como el que estamos viviendo en la defensa de valores superiores que se contraponen al pragmatismo político, conveniente para sus estratégicos fines.

 * Periodista y cientista político

viernes, 18 de noviembre de 2011

Benedicto XVI peregrina por pueblos del Africa y reflexiona sobre la necesidad de una predicación más sencilla y por una liturgia más participativa como la forma de evitar deserciones.

El papa Benedicto XVI expresó hoy su preocupación por el auge de la iglesias evangélicas y pentecostales en América Latina y África.
En el encuentro con los periodistas a bordo del avión que le traslada a Cotonú, la capital de Benin, el papa afirmó que frente a ese desafío la Iglesia católica tiene que ofrecer un mensaje sencillo simple, profundo y comprensible.
Aseguró que es muy importante que el cristianismo no se conciba como un sistema difícil sino como un mensaje universal.
Según Benedicto XVI, las iglesias evangélicas y pentecostales están creciendo porque exponen un mensaje aparentemente comprensivo y una liturgia participativa que, en realidad, es una "combinación del sincretismo de religiones". "Eso les garantiza un éxito pero también les implica poca estabilidad", subrayó el papa.
El Obispo de Roma agregó que muchas veces esos fieles se pasan de nuevo a la Iglesia católica o a otras Iglesias pentecostales.
Por ello, para que no se produzca esa huida de cristianos hacia esas iglesias, el mensaje de la Iglesia católica tiene que ser "simple, profundo y comprensible", un mensaje concreto, "de un Dios que nos conoce y nos ama", señaló..
También comentó que la instrucción no tiene que ser muy pesada, sino que hay dar un mensaje concreto y que la liturgia tiene que se participativa, pero no sentimental.
Benedicto XVI viaja a un continente donde las guerras continúan y que, como según dijo, "exige reconciliación, justicia y paz".
Y a este respecto, agregó en su encuentro con los periodistas que en las diferentes cumbres que ha habido sobre África para su pacificación, "muchas veces las palabras han sido más grandes que las intenciones, que la voluntad de realizar esos acuerdos".
Se preguntó por qué "la realidad no llega a las palabras", y pidió a los políticos y a los pueblos que "renuncien y vayan más allá del egoísmo" y que "se entreguen los unos a los otros".
Benedicto XVI recordó que África es un "gran pulmón espiritual para una humanidad en crisis de fe y esperanza".
En sus 50 ó 60 años que llevan de independencia, la mayoría de esos países han tenido que afrontar procesos muy rápidos de transformación, explicó.
A este respecto, recordó que si él piensa en su juventud, ve cómo el mundo "ha cambiado tantísimo" y que "hay veces que parece que vivo en otro planeta".
"La humanidad se encuentra en un proceso cada vez más rápido de transformación, y para los pueblos africanos es un proceso difícil, que exige la colaboración de todos", subrayó el papa.
Benedicto XVI sostuvo que África tiene mucho que enseñar, porque "en este continente hay frescura, hay un sí a la vida, una juventud llena de entusiasmo, unas caras alegres que ofrecen esperanza".
En África hay un "humanismo fresco" que se encuentra en el alma joven de los africanos, y a pesar de los problemas que tienen, hay "una reserva de vida y de futuro" que todos tenemos que tener en cuenta, resaltó.
El papa destacó que va a Benin porque es "un país que ha recuperado la democracia, en el que hay paz y libertad responsabilidad y justicia y las religiones conviven en medio de un respeto recíproco".
También viaja a Benin para rendir homenaje al cardenal Bernardin Gantin, fallecido en 2008 y muy amigo suyo, del que dijo: "Era un humanista, una hombre de fe y un gran obispo africano muy inteligente".

jueves, 17 de noviembre de 2011

sabia y prudente. firme y convincente la Iglesia se ha manifestado sobre los últimos acontecimientos de la vida pública. los obispos reclaman verdad. sinceridad. fraternidad. la pobreza, el narcotráfico y la familia en su documento

Es de esperar que las opiniones de los obispos sean tomadas en cuenta pues coinciden con las de gran parte del pueblo boliviano, católico y no católico
Como ya es una práctica habitual, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), cuya XCII asamblea se realizó en nuestra ciudad durante los pasados días, ha dedicado parte importante de su atención y sus reflexiones a los más acuciantes problemas de la actualidad, ha hecho un minucioso análisis de los mismos y ha concluido dirigiendo a gobernantes y gobernados un mensaje con el propósito de contribuir a la búsqueda de soluciones inspiradas en los principios y valores que sostiene y predica la Iglesia católica.
En esta oportunidad han sido dos los asuntos que más atención han merecido de los obispos de Bolivia: La necesidad de que el Órgano Electoral Plurinacional (OEP) haga cuanto sea necesario para despejar cualquier sombra de duda sobre los resultados de las elecciones judiciales realizadas el 16 de octubre, es uno de ellos, y la obligación que tiene el Gobierno central de “cumplir su palabra”, respetar la ley corta mediante la que se acordó atender las demandas de los pueblos que viven en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), el otro.
“Es de conocimiento público lo que diferentes medios de comunicación e instituciones han denunciado acerca de la manipulación del resultado de las últimas elecciones judiciales. De ahí que es necesario que se diga la verdad y se respete la voluntad del  pueblo”, indica el documento y exhorta a las autoridades electorales a que contribuyan a que la población boliviana recupere la confianza en la justicia, muy venida a menos, además, por “un sentimiento de frustración y desconfianza en muchos sectores de la población hacia la administración de la justicia, por los juicios pendientes de varios hechos de violencia en los que han sido involucradas instituciones del orden”.
En cuanto al peligro de que los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y los indígenas del Tipnis —después de largas y tensas negociaciones— sean revertidos por las presiones de algunos grupos que franca y abiertamente han expuesto su intención de desconocerlos, la opinión de la CEB ha sido también clara y categórica.
“Que nadie promueva iniciativas que pongan en discusión esos pactos, actitud que puede provocar divisiones y enfrentamientos”, dice el documento emitido por la CEB, y recuerda la obligación de que todos respeten los acuerdos alcanzados a favor de los indígenas que durante 66 días marcharon “con valor y sacrificio para defender el derecho a vivir en su territorio de acuerdo a su cultura y costumbres”.
En cuanto a temas cuya trascendencia va más allá de lo coyuntural, el narcotráfico, la pobreza y la familia volvieron a ser, como en ocasiones anteriores, los que desde el punto de vista de la jerarquía eclesiástica boliviana deben recibir mayor atención por parte de las autoridades gubernamentales y de la sociedad en general.
Como se puede recordar, en más de una ocasión reflexiones similares han dado lugar a reacciones poco receptivas de parte de quienes se han sentido interpelados por ellas e incluso alguna vez han recibido respuestas poco respetuosas. Es de esperar que eso no ocurra ahora, pues las inquietudes de los obispos coinciden en gran medida con las de gran parte del pueblo boliviano, católico y no católico.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Gonzalo del Castillo asistió a dos encuentros sobre Obispos Castrenses en representación de Bolivia. recogió importantes experiencias para aplicarlas en el ejercicio de su Ministerio.

Obispos y capellanes de las diócesis y ordinariatos castrenses sostuvieron en el mes de octubre dos encuentros internacionales de amplia convocatoria. El primero se realizó en Viena (Austria) del 17 al 19 de octubre.  Concluida esta cita la segunda convocatoria se concretó en Roma bajo el anuncio del VI congreso internacional de Obispados Castrenses.
Por Bolivia Monseñor Gonzalo del Castillo, obispo castrense participó en  ambos encuentros, a su regresó destaca los puntos fundamentales de ambos eventos.
Bajo la temática de:   “Opciones de la asistencia religiosa castrense en diferentes sistemas militares”  los obispos castrenses se encontraron en Viena para compartir experiencias sobre la atención espiritual a los militares.
“Hemos tenido la oportunidad de conocer el servicio que cada diócesis presta en el ámbito castrense y como iglesia de Bolivia también hemos presentado el trabajo que se realiza con particular énfasis en la religiosidad popular con la visita de las imágenes de la Virgen del Carmen y Copacabana en los cuarteles”, refirió  el obispo castrense.
Otro momento destacado en el encuentro de Viena fue la visita a la abadía cisterciense  de Heiligenkreuz  fundada el año 1133. Es una de las principales facultades para la formación de presbíteros de Alemania. En enero de 2007 el Papa Benedicto XVI ascendió la universidad al rango de Ateneo pontificio, lo que significa que la institución puede otorgar títulos de acuerdo con los privilegios de la Universidad de Roma.
Su comunidad llega a 80 monjes y es considerada como un centro de motivación y cuna de vocaciones a la vida contemplativa.
El encuentro en Viena y los temas abordados fueron una antesala  al congreso realizado   en Roma del 20 al 23 de octubre convocado por la congregación para los Obispos y el Consejo Pontificio “Justicia y Paz”
Este congreso celebró el vigésimo quinto aniversario de la constitución apostólica “Spirituali Militum Curae”, documento referido a la atención espiritual de los militares. Además se realizó el III curso internacional de formación de los capellanes militares católicos al Derecho Humanitario.
“En Roma hemos participado cerca a 80 representaciones de todo el mundo, hemos celebrado el aniversario del documento Militare Curae y conferencias sobre el tema de capellanes y derechos humanos”, comenta Mons. Del Castillo.
Dentro de las actividades del congreso destaca el rezo de los Laudes en la capilla Sixtina presidida por el Cardenal Nicolás de Jesús López, Arzobispo de Santo Domingo.
Finalizando el congreso los obispos participantes se encontraron en audiencia con el Papa Benedicto XVI.
En su mensaje el Pontífice  exhortó a desterrar de la mente y el corazón de la persona el concepto de guerra. Refirió también que las armas deben ser instrumentos para alcanzar la paz sin embargo no puede existir una verdadera paz si faltan actitudes sinceras de perdón y reconciliación.
La unidad como signo de fe es importante en la vida militar y es misión de los obispos castrenses el infundir este sentido de unidad como un signo de fe.
Antes de concluir el encuentro los participantes peregrinaron a la ciudad de Asís centro de la espiritualidad franciscana.

sábado, 5 de noviembre de 2011

más de dos años esperó el Cardenal alguna revelación sobre el atentado que pudo haberlo costado la vida y hasta hoy nada, por lo que ha desistido del juicio y dejado el asunto en manos de Dios

El cardenal Julio Terrazas le ha enviado un mensaje muy concreto a la justicia boliviana, relacionado con el atentado perpetrado contra su casa la madrugada del 15 de abril de 2009. El líder de la Iglesia le hizo llegar al juez que investiga el caso un memorial en el que manifiesta su decisión de no acusar a nadie, determinación que no le ha caído nada bien al fiscal de la causa, quien afirma que seguirá actuando de oficio a pesar del desistimiento. Esta acción no significa que el cardenal no tenga intensiones de conocer la verdad y de que se haga justicia. De hecho, el vocero del Arzobispado de Santa Cruz dijo que durante más de dos años y medio, han tratado de conocer el avance de las investigaciones, pero ni la Fiscalía ni el Juzgado a cargo del caso le informaron nada y tampoco tomaron en cuenta al arzobispo cruceño, pese a que este ha sido la única víctima de los supuestos terroristas que precisamente esperan el dictamen judicial. Nadie podría afirmar que el cardenal Terrazas carece de fe; sin embargo, es obvio que el mensaje hacia la justicia boliviana, y más precisamente a los que manejan el caso Rózsa, tiene que ver con la misma desconfianza que siente toda la población.