Páginas vistas en total

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Gregorio Iriarte se refiere a las palabras de B.XVI cuando incita a los católicos a tomar partida en la lucha política desempeñando su propia vocación para santificar al mundo desde dentro

El Concilio Vaticano II se sirvió de la metáfora de la levadura para expresar muy apropiadamente la misión de laico cristiano en el mundo:

Los laicos/as “están llamados por Dios para que, desempeñando su propia vocación y guiados por el espíritu evangélico, contribuyan a la santificación del mundo como desde adentro, a modo de fermento” (L.G.n.31).

Esta transformación del mundo incluye, inevitablemente, el compromiso político, teniendo como horizonte el que siempre se defienda y se concretice el ideal del “bien común”.

Es de absoluta necesidad el impulsar, en forma sistemática, la formación de los laicos/as en su misión transformadora de la realidad.

Al respecto, dice el Documento de Aparecida:

Destacamos que la formación de los laicos y laicas debe contribuir, ante todo, a una actuación como discípulos en el mundo, en la perspectiva del diálogo y de la transformación de la sociedad. (D.A .n.300).

Todos sabemos que la fe no es un mero catálogo de verdades abstractas: es acontecimiento, es experiencia, es compromiso, es vida. Hay que articular, por lo tanto, la fe con la vida y la práctica de las virtudes personales con las virtudes sociales.

Sin embargo, hay corrientes de pensamiento dentro de algunos movimientos católicos que pretenden legitimar el “a-politicismo de los fieles cristianos”, en aras de una pretendida imparcialidad. 

La presencia de los católicos comprometidos en la vida socio-política ha perdido influencia, visibilidad y valentía en estos últimos años.

Vemos que actualmente también se da un repliegue de excelentes laicos y laicas en cuanto a su presencia en el área socio-política. Predominan las actitudes críticas, así como la de desconfianza y desconcierto. Existe, por otro lado, cierto temor a manifestarse con franqueza en lo que se piensa, en lo que se cree y en lo que se es en relación a su identidad católica. Las personas de auténtica formación cristiana presentes en la política y en importantes funciones del actual Gobierno mantienen una presencia tan discreta y tan timorata que no se les llega a sentir. Alguien los ha definido como “católicos vergonzantes”!!!

Años atrás existía una idea clara en la militancia política de los laicos cristianos. Actualmente se da, lamentablemente, una verdadera crisis de identidad católica con una notoria carencia de conocimientos religiosos y ausencia en la aplicación práctica de la Doctrina Social de la Iglesia. 

domingo, 25 de diciembre de 2011

La revista electrónica INFODECOM felicita a sus lectores


Queremos ser testigos y servidores de una Iglesia que hoy, más que nunca, lanza al mundo un mensaje de Vida y Esperanza

Ayer se nos informaba desde este portal del Encuentro de Evaluación y Formación que el Grupo Infodecom ha desarrollado esta semana en Santa Cruz de la Sierra. Es una cita anual -el año pasado fue en Cochabamba- que intentamos aprovechar para estrechar nuestra amistad, aprender a manejar mejor los recursos informáticos necesarios y evaluar cada año de andadura.

Nos consideramos una pequeña familia, empeñada en la noble tarea de informar noticias de Iglesia, no como su voz oficial, sino como testigos de los mensajes de nuestra Jerarquía y también de las pequeñas e importantes crónicas que surgen en parroquias, instituciones y comunidades.

Llevamos cinco años de andadura y queremos continuar en la brecha. Queremos ser testigos y servidores de una Iglesia que hoy, más que nunca, lanza al mundo un mensaje de Vida y Esperanza.

Por eso, deseamos a nuestros lectores, anunciantes, usuarios y amigos que puedan vivir los días festivos que llegan con gozo y desprendimiento. Ojalá que 2012 sea ocasión de encuentro fraterno, promoción humana y vivencia espiritual. Año de testimonio vivo de la Buena Noticia que, cual levadura en la masa, siga transformando nuestro entorno.

La estrella de Belén sigue iluminando la noche del mundo. Sólo es cuestión de mirarla y creer en ella.

¡Gracias a todos!

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Gregorio Iriarte el oblato boliviano español no deja de producir nuevas obras. Ahora mismo ha compilado las ponencias dentro de los 50 años del Vaticano II. Iglesia es pueblo de Dios

“50 años del Concilio Vaticano II”, es el libro presentado ayer por el padre Gregorio Iriarte, un compendio de las ponencias presentadas en la Semana Teológica en Cochabamba, celebrada del 11 al 14 de octubre de este año.
“Hace 50 años se convocó al Concilio Vaticano II que tuvo una importancia trascendental no sólo para la Iglesia sino para el mundo”; exaltó Iriarte a la reunión máxima de más de 3 mil autoridades y representantes de la Iglesia, convocados por el papa Juan XXIII. 

Iriarte destaca el análisis realizado en el encuentro y los cambios a lo largo de los 50 años de su pronunciamiento. Reflexiona acerca de la mentalidad de las personas sobre la definición de la Iglesia como “Pueblo de Dios”. “Muchos cristianos piensan que la Iglesia es la jerarquía, el cardenal, los obispos y sacerdotes, cuando más bien éstos están al servicio del Pueblo de Dios”.

Asimismo señala la independencia del Concilio a la supeditación de la política; explica que la separación de ambas instancias, deben estar en el marco de la colaboración para la construcción de una sociedad.

El autor destaca, entre otros temas, el respeto a todas las creencias espirituales, una situación que habría superado Bolivia con la aprobación de la Constitución Política del Estado (CPE), con la apertura a otras religiones, pero también a quienes no profesan ninguna fe cristiana.

martes, 13 de diciembre de 2011

Tito Solari arzobispo de Cochabamba distinguido por DDHH por promover su defensa. otras 6 personalidades fueron relievadas

El arzobispo de Cochabamba, monseñor Tito Solari, recibió una distinción de la Asamblea permanente de Derechos Humanos de Cochabamba (APDH), en el 63 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Junto a Solari, otras seis desatacadas personalidades que promueven la defensa de los Derechos Humanos en Cochabamba fueron distinguidas por su aporte a la sociedad.

El coordinador de Franciscans International en Bolivia, Ignacio Harding fue uno de los homenajeados, junto al cofundador de la APDH, el sacerdote jesuita Jaime Bartoli. 

También se reconoció a Humberto Ortiz Pozo, a la profesora Isabel Mena, a Guido Claros y al presidente de la subcentral del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) Fernando Vargas, quien no pudo llegar.

La distinción fue para personas que trabajaron no sólo en la defensa, sino también por la promoción de los derechos humanos. Los homenajeados coincidieron en señalar que se busca preparar e informar mejor a la población en todos los niveles para que la vigencia de los derechos humanos sea diaria.

Respecto a las quejas de que la Asamblea Permanente de Derechos Humanos atiende principalmente a pobres y no a los ricos, Harding dijo que eso se explica porque los ricos tienen abogados y pueden acceder a todos los espacios para su defensa. Por eso la APDH está para proteger los derechos de los más débiles, de los que no tienen a nadie.

El acto de reconocimiento se cumplió el viernes 9, en el salón Augusto Guzmán de la Casa de la Cultura, con la asistencia de los expresidentes de la Asamblea, entre ellos Gustavo Loza. 

La presidenta de la APDH, Rose Mary Irusta de Bellot, destacó el compromiso y trabajo desempeñado en la promoción, defensa y vigencia de los derechos humanos de las personalidades reconocidas.

Además de ese acto, se celebró una misa en la Catedral y el sábado hubo una feria en la que se presentaron las diferentes instituciones comprometidas con los derechos humanos, a las que se sumó el Defensor del Pueblo.

Harding explicó que los franciscanos luchan por proteger el Planeta, por la erradicación de la pobreza, la promoción para los derechos humanos y el financiamiento para el desarrollo.

El lema es dar espacio para la voz de los pobres en instancias internacionales. “No ser la voz de los pobres, sino hacer que ellos tengan su voz en todas las instancias internacionales de Derechos Humanos, especialmente en el alto Comisionado de Derechos Humanos en Bolivia y en la sede de Naciones Unidas”, señaló Harding.

Los franciscanos auspiciaron un taller para difundir el papel de las instituciones defensoras de los Derechos Humanos. (OPINION. edición digital)

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Gregorio Iriarte nos ofrece dos modelos de Iglesia post conciliar y preconciliar actualizando las dos visiones

Todos amamos a nuestra Iglesia católica y queremos serle fieles, pero nos damos cuenta de que tenemos distintas ideas sobre ella, aún en aspectos muy importantes. Eso hace que el enfoque pastoral sea muy diferente entre unas parroquias y otras, así como entre las distintas asociaciones y aún en los mismos sacerdotes. Simplificando un poco podemos decir que se dan entre nosotros dos modelos de Iglesia: uno que nace del Concilio Vat.II y otro que no ha logrado asumir los profundos cambios que impulsó ese universal e innovador Concilio. El papa Juan XXIII al convocar el Concilio dijo y repitió “Hay que abrir las ventanas para que a la Iglesia le entre aire fresco y renovador”… Vemos que en ciertos ambientes, en muchas parroquias y en la mayoría de los cristianos el Concilio sigue siendo desconocido, sin que haya logrado cambios relevantes en las estructuras de la Iglesia y en la mentalidad de sus fieles... Sin embargo, percibimos también que otros muchos dentro de la Iglesia se han sentido cuestionados, impulsados e ilusionados con los aires profundamente renovadores y optimitas del Concilio. Esquematizamos un poco estas dos diferentes mentalidades que se dan actualmente y que se expresan en dos diferentes modelos con la relación a lo que es o debe ser nuestra Iglesia. El primer modelo se basa en la tradición que ha sido trasmitida a todo el pueblo cristiano a través de la predicación y la catequesis a lo largo del último milenio. El segundo modelo se basa en las ideas renovadoras que nos transmitió el Concilio Vat.II en la relación a la Iglesia: Para unos la Iglesia sigue siendo una “sociedad perfecta” separada y contrapuesta al mundo. Sin embargo, otros la conciben como “Pueblo de Dios” y “comunidad de Creyentes”. Unos ven como positivo que la Iglesia esté centrada en el poder y unida al Estado. Otros la ven como una institución libre de todo compromiso con el Estado y con la política. Unos ven como positivo que esté totalmente centralizada y subordinada al poder de Roma, pero otros quieren que sea más sinodal y participativa. Un sector quiere que sea poderosa para bien de todos, pero otros la quieren como servicial y peregrina. Unos la ven como identificada con la Jerarquía, otros la ven como “pueblo Dios”. Unos la consideran como única “arca de salvación” para sus fieles, otros la perciben como sacramento de salvación para todo el Mundo. Unos la ven como comprometida con el poder, y otros la quieren ver como “Iglesia de los pobres” Unos ven a la Iglesia en contraposición al mundo, y otros la ven como signo visible de la misericordia de Dios para la salvación de todo el mundo.

domingo, 4 de diciembre de 2011

vuelve Cardenal Terrazas a rebajar las colinas de odio, tencor, insolencia. a levantar la pobreza, dolor y sufrimiento para que Dios nos haga iguales. Dios se acerca (navidad) para consolarnos

Así convoca el presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) y Arzobispo de Santa Cruz, cardenal Julio Terrazas, en la homilía de este segundo domingo de Adviento, en la Catedral Mayor de San Lorenzo.
Recurriendo a las enseñanzas del profeta Isaías "consuelen a mi pueblo", que es "sometido por otros pueblos o por grupos", señala que es la "preocupación de un Dios que se acerca para consolarnos".
Con la sentencia de que "hablen al corazón", el Cardenal puntualiza: "No griten sin sentido, no incentiven los griteríos de unos contra otros, no hagan de sus vidas una especie de parlantes que repiten cosas aprendidas de memoria y que nunca llevan a un encuentro auténtico y verdadero porque no escuchan la Palabra de Señor en el corazón".
"Seamos capaces de rebajar las colinas de odio, rencor, insolencia y seamos capaces de levantar los valles de la pobreza, del dolor y sufrimiento para que Dios nos haga a todos iguales y nos demuestre su amor a unos y otros. Eso no llueve, eso viene con el esfuerzo nuestro", remarca el Cardenal.
También pide que seamos capaces de la "sencillez que nos lleve a preparar cosas y acontecimientos que unan, que realmente", al insistir en que "hay que luchar y trabajar contra el mal, no hay que cruzar los brazos, no podemos decir que ya la costumbre y dejarnos seducir y llevar y re encantar por cosas que nos alejan cada vez más del Dios que abre nuestros corazones y nos hace escuchar toda clase de leyendas que nos alejan de la salvación".
El Presidente de la CEB pide atención para las personas discapacitadas, pobladores que "están golpeando a las puertas de la patria", esperando que "alguien les extienda la mano". Justo en esta época de preparación para la Navidad, la celebración de la venida del Señor.
"Tenemos que ser capaces de encontrarnos en la sencillez del pesebre con un Dios distinto de los dioses dominantes, de los dioses perversos, y encontrarnos con el hermano que sigue esperando de parte nuestra no regalos materiales, sino sobre todo el regalo del espíritu, el regalo de la vida, de la amistad, de la solidaridad que es lo que engrandece a la persona humana", señaló el cardenal.
"Abrir el corazón es escuchar a un Dios que no viene en son de guerra sino que viene con humildad y sencillez para levantarnos a nosotros", remarca el cardenal al señalar "dejemos que el Señor nos hable".  "Dejemos que hable a nuestro corazón, al corazón de esta Bolivia que necesita un corazón nuevo, que hable al corazón de todos los que buscan paz y justicia verdadera, que no se encierren esos conceptos en egoísmos renovados de manera cada vez más hostil, más llamativa, más provocativa", remarca.
Al pedir que "dejemos que el Señor hable al corazón", el Presidente de la CEB recuerda que "Él viene a traernos la salvación y que la salvación supone que tengamos paciencia" para no exigir que se realice en medio día o en una semana, "sino que es una salvación que requiere que repitamos en nosotros, la paciencia de Dios". Y, por tanto, "no nos dejemos sojuzgar por aquellos que andan buscando liberaciones fáciles".  El Presidente de la CEB pide "compartir con sencillez, mirando lo que nuestro pueblo necesita, hambre de paz y justicia, hambre de verdad, hambre de reconciliación, hambre de nuevos tiempos en los que sea posible abrazarse sin que lo cataloguen de este o aquel grupo".  Esto claman los discapacitados, las 800 pandillas que hay en nuestra ciudad, "ellos también están con hambre de amor y de comprensión y respeto de dignidad. Están cometiendo errores y delitos pero no están sometidos a una pérdida total de sus derechos humanos. A pesar del mal que percibimos tenemos que respetarlos y quererlos porque Dios así lo ha mandado".
Recurriendo al Evangelio de Pedro, el cardenal Terrazas señala que "delante del Señor un día es como mil años y mil años es como un día", por lo tanto, "nada de apresurarnos, nada de decirle al Señor termina con el mal, termina a los malvados, haz que se caigan aquellos que se creen dioses nuevos".
"No tengan miedo, es la palabra que se repite hoy. Y no tener miedo significa convertirnos en primer lugar. Tenemos que convertirnos mis hermanos, no basta cambiar el pesebre en nuestras casas, es bonito, es lindo, es hermoso. El Santo Padre acaba de calificar que todas esas manifestaciones navideñas que hay aquí y allá son como islas de la fe, como islas del silencio. Ese silencio que nos pone de rodilla delante de nuestro Dios".
Si "queremos edificar la montaña de la vida" con todos los hermanos, entonces "nos toca a todos hacer que realmente desaparezca todo lo que se opone al encuentro con el Señor y con los hermanos".
"Que nuestra Madre la Virgen siga acompañando al pueblo de Dios que peregrina", implora el Presidente de la CEB y Arzobispo de Santa Cruz. 

domingo, 27 de noviembre de 2011

no convertir a la Navidad en un suceso comercializado para malgastar dinero mientras subsisten dos millones de pobres. no podemos estar felices en una Bolivia sembrada de droga...Cardenal Terrazas

En su homilía de este primer domingo de adviento, el Cardenal el Cardenal Julio Terrazas exhortó a no permitir que la navidad se convierta en un espacio de alienación, recordando que “lo principal de la navidad es la sonrisa del niño Jesús, del Dios que siendo grande se hace pequeño”.
El prelado cuestionó el llamado ´espíritu de la navidad` que ofrece la sociedad de consumo, dijo ¿y qué es lo que entienden por espíritu de navidad? ¿Entienden el comercio, el consumo, la fuga de la realidad, entienden los egoísmos reconcentrados, entienden todo aquello que se opone justamente a la presencia de Dios en medio de nosotros? Ese no es el espíritu de la navidad, ese es el espíritu del mundo que si nos descuidamos un poco, es capaz también de destruir el espíritu de amor, entrega y generosidad que el Señor ha venido a entregarnos aquí en la tierra”.
El Cardenal Julio invitó a todos los bolivianos a dar a la navidad un ´rostro de sencillez` ya que “no podemos con sinceridad y tranquilidad, malgastar grandes cantidades de dinero “mientras se nos habla que en Bolivia hay más de dos millones  de pobres que no tienen lo necesario para vivir”. También dijo que no podemos estar tranquilos ni felices cuando existen índices alarmantes de violencia contra la mujer o “cuando se habla que Bolivia está sembrada  totalmente de droga y casi en manos de los narcotraficantes.
En presencia de la imagen de la Virgen de Cotoca que visita la catedral de Santa Cruz, días previos al inicio de su novena, el Cardenal Julio señaló el lema de la festividad este año -CON MARÍA HACIA CIELOS NUEVOS Y TIERRA NUEVA”- invitando a que con María “Pensemos  en cielos nuevos y en tierra nueva, en un momento en que todos piensan en desbaratar y destruir la tierra, en que muchos no les interesa guardar esta riqueza que el Señor ha dado para que pueda ser la fuente de vida de las generaciones actuales y de las venideras”.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Pedro Shimose escribe simplemente "El Cardenal" refiriéndose a ese hombre de Dios Julio Terrazas que lleva a sus espaldas la responsabilidad del pastor de la Grey de Cristo. Oraciones y Bendiciones

He vivido preocupado por la salud de mi amigo, el cardenal de Bolivia, aquejado de viejas dolencias (el corazón, la vista, la diabetes), golpeado por la incomprensión de muchos católicos sedicentes y acosado por la miseria espiritual de muchos políticos que se creen intérpretes y dueños del destino humano en nuestro país. Da que pensar cuando se afirma que Bolivia es un país católico y, sin embargo, vota masivamente a un gobierno que ataca a la Iglesia. 
Cuando alguien dice que es “católico no practicante”, a uno le entran ganas de revisar las nociones recibidas en tiempo de catequesis y preguntarse: ¿Hay católicos verdaderos que no sean practicantes? Y cuando algunos católicos traicionan a su cardenal asegurando que hay dos iglesias: la jerárquica y “la de base”, uno ya no sabe a qué atenerse.
En gran medida, el católico boliviano peca de ignorancia de su propia doctrina. He conocido líderes católicos, cuya fe no pongo en duda, que no han leído a San Agustín. Y otros que ni siquiera han hojeado la Biblia. Por lo tanto, uno infiere que el boliviano es un catolicismo litúrgico muy ceñido a las ceremonias, las procesiones, las novenas, los rosarios y las misas. No critico la importancia de los actos litúrgicos ni hablo de la gracia y de la fe popular, pero señalo la ausencia de rigor doctrinal en muchos intelectuales católicos. Por eso llama la atención el silencio de muchos de ellos ante las injurias proferidas por el Gobierno plurinacional contra el Cardenal y la Iglesia católica, a lo largo de estos años. Ante las acusaciones y falsedades levantadas en su contra he sentido ganas de volver a ser niño para poder rezar por este hombre nacido en Vallegrande, un 7 de marzo de 1936, en un hogar humilde y que, gracias a la Divina Providencia, ha llegado a lucir la púrpura.
Estas preocupaciones mías nada tienen que ver, desde luego, con la recia personalidad del cardenal Julio Terrazas, un hombre frágil transfigurado por su fe en Cristo, sostenido por la esperanza y animado por la caridad, cuya expresión suprema es la alegría. En el hondón de su alma y en los momentos más terribles de su vida, el cardenal debe sufrir muchísimo porque su Iglesia ha sido tentada por Satán, puesto que algunos sacerdotes y obispos se han visto incriminados en pecados nefandos, abominables y viles condenados por los Evangelios.
Es posible también que, de joven, apenas entreviera el sacrificio, el dolor y el sufrimiento que cada cura auténtico carga sobre sí como una cruz. A solas con su Dios, el cardenal se enfrenta, a cada instante, a sus propias flaquezas, pero cuando cree marchar en solitario, su corazón -ese su corazón fatigado- le susurra que toda la cristiandad lo está empujando por la espalda, pidiéndole que resista, que aguante y siga caminando hacia la perfección, predicando el diálogo y la concordia entre bolivianos, dando testimonio de su fe, perdonando a quienes le ofenden y pidiendo perdón a quienes él haya podido ofender de palabra u obra.
En homenaje a sus 75 años, su Iglesia le obsequió dos libros: Cardenal Julio Terrazas. Servidor de todos (La Paz, Conferencia Episcopal Boliviana, 2011) y Coloquios con el Cardenal Julio Terrazas, Servidor de todos (Cochabamba, Editorial Kipus, 2011). Léanlos, sean católicos o no. Así sabrán algo más de este hombre que habla en nombre del Espíritu Santo y hace repicar campanas para anunciar que Dios y su justicia existen.

martes, 22 de noviembre de 2011

Julio Caballero desde El Deber evoca a Francisco de Asís cuando ratifica el aporte de la Iglesia Católica a la marcha por el TIPNIS


Los ecologistas del siglo XXI consideran al fundador de los frailes Menores (OFM) Francisco, el santo nacido en el año 1182 en Asís Italia, como un activista de la defensa medioambiental por su profundo amor a la naturaleza y su fuerte devoción al creador de las maravillas que ella contiene. Su prédica fue inspiracional para muchos que seguimos sus enseñanzas cargadas con la “santa ingenuidad” con la que veía el mundo. Niko Kazantzakis lo retrata de cuerpo entero en su obra “El Pobre de Asís”. En su relato muestra a un hombre horrorizado por los efectos de las cruzadas y el alejamiento de los cristianos de las enseñanzas de Cristo, y la saña con que se actuaba contra los infieles en nombre de la cruz. Francisco inspiró no solo a los católicos a lo largo de la historia, diría yo sin saberlo, construyó un discurso contundente sobre la importancia de asumir que el amor por todo lo creado es la base de la sostenibilidad de los recursos que se depredan con el voraz paradigma del desarrollismo en el presente siglo.
Lupe Cajías en su columna de domingo, escribió sobre el papel de la iglesia Católica en la crisis del Tipnis, donde está claramente retratada por la periodista historiadora, la profunda relación entre el credo religioso de los marchistas, su conciencia ecológica que se transforma en un todo, junto a la iglesia Católica que mantuvo su activismo militante en defensa de los indígenas, lo que originó un par de ataques a los obispos de la Conferencia Episcopal. Hasta ahora los que promueven ese desarrollismo que contradice el “Vivir bien” no terminan de entender la base filosófica y vivencial de los indígenas de tierras bajas, su relación telúrica y mística de conservación de su hábitat que continúa amenazado por la fuerza colectiva que ejercen otros movimientos sociales que buscan expandir sus fronteras. Se ha denunciado desde la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia la organización de una marcha al Tipnis con la participación de los llamados interculturales que pretenden abrir una senda y consolidar una carretera de 62 kilómetros en el tramo II. Esto es sin duda un presagio de mayores tensiones entre movimientos sociales que seguirán en colisión frontal, en una segunda versión de la pulseada que está lejos de finalizar. La imagen que dio vuelta al mundo, de aquellos indígenas amazónicos que ascendieron a los Andes, mostrando su desamparo, su pobreza y humildad, vejados por el poder en la represión de su marcha, no se borrará fácilmente. Francisco en su cántico a las criaturas, deja una plegaria para la historia, “Alabado seas mi señor, por la madre tierra, la cual nos sostiene y gobierna, alabado seas por los que sufren enfermedad y tribulación, bienaventurados los que las sufren en paz.” Los historiadores religiosos y profanos, han aportado al conocimiento del mensaje y la obra del santo que sobrepasa el naturalismo como doctrina y se instala en la realidad de los hechos, que bien pueden aplicarse en escenarios como el que estamos viviendo en la defensa de valores superiores que se contraponen al pragmatismo político, conveniente para sus estratégicos fines.

 * Periodista y cientista político

viernes, 18 de noviembre de 2011

Benedicto XVI peregrina por pueblos del Africa y reflexiona sobre la necesidad de una predicación más sencilla y por una liturgia más participativa como la forma de evitar deserciones.

El papa Benedicto XVI expresó hoy su preocupación por el auge de la iglesias evangélicas y pentecostales en América Latina y África.
En el encuentro con los periodistas a bordo del avión que le traslada a Cotonú, la capital de Benin, el papa afirmó que frente a ese desafío la Iglesia católica tiene que ofrecer un mensaje sencillo simple, profundo y comprensible.
Aseguró que es muy importante que el cristianismo no se conciba como un sistema difícil sino como un mensaje universal.
Según Benedicto XVI, las iglesias evangélicas y pentecostales están creciendo porque exponen un mensaje aparentemente comprensivo y una liturgia participativa que, en realidad, es una "combinación del sincretismo de religiones". "Eso les garantiza un éxito pero también les implica poca estabilidad", subrayó el papa.
El Obispo de Roma agregó que muchas veces esos fieles se pasan de nuevo a la Iglesia católica o a otras Iglesias pentecostales.
Por ello, para que no se produzca esa huida de cristianos hacia esas iglesias, el mensaje de la Iglesia católica tiene que ser "simple, profundo y comprensible", un mensaje concreto, "de un Dios que nos conoce y nos ama", señaló..
También comentó que la instrucción no tiene que ser muy pesada, sino que hay dar un mensaje concreto y que la liturgia tiene que se participativa, pero no sentimental.
Benedicto XVI viaja a un continente donde las guerras continúan y que, como según dijo, "exige reconciliación, justicia y paz".
Y a este respecto, agregó en su encuentro con los periodistas que en las diferentes cumbres que ha habido sobre África para su pacificación, "muchas veces las palabras han sido más grandes que las intenciones, que la voluntad de realizar esos acuerdos".
Se preguntó por qué "la realidad no llega a las palabras", y pidió a los políticos y a los pueblos que "renuncien y vayan más allá del egoísmo" y que "se entreguen los unos a los otros".
Benedicto XVI recordó que África es un "gran pulmón espiritual para una humanidad en crisis de fe y esperanza".
En sus 50 ó 60 años que llevan de independencia, la mayoría de esos países han tenido que afrontar procesos muy rápidos de transformación, explicó.
A este respecto, recordó que si él piensa en su juventud, ve cómo el mundo "ha cambiado tantísimo" y que "hay veces que parece que vivo en otro planeta".
"La humanidad se encuentra en un proceso cada vez más rápido de transformación, y para los pueblos africanos es un proceso difícil, que exige la colaboración de todos", subrayó el papa.
Benedicto XVI sostuvo que África tiene mucho que enseñar, porque "en este continente hay frescura, hay un sí a la vida, una juventud llena de entusiasmo, unas caras alegres que ofrecen esperanza".
En África hay un "humanismo fresco" que se encuentra en el alma joven de los africanos, y a pesar de los problemas que tienen, hay "una reserva de vida y de futuro" que todos tenemos que tener en cuenta, resaltó.
El papa destacó que va a Benin porque es "un país que ha recuperado la democracia, en el que hay paz y libertad responsabilidad y justicia y las religiones conviven en medio de un respeto recíproco".
También viaja a Benin para rendir homenaje al cardenal Bernardin Gantin, fallecido en 2008 y muy amigo suyo, del que dijo: "Era un humanista, una hombre de fe y un gran obispo africano muy inteligente".

jueves, 17 de noviembre de 2011

sabia y prudente. firme y convincente la Iglesia se ha manifestado sobre los últimos acontecimientos de la vida pública. los obispos reclaman verdad. sinceridad. fraternidad. la pobreza, el narcotráfico y la familia en su documento

Es de esperar que las opiniones de los obispos sean tomadas en cuenta pues coinciden con las de gran parte del pueblo boliviano, católico y no católico
Como ya es una práctica habitual, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), cuya XCII asamblea se realizó en nuestra ciudad durante los pasados días, ha dedicado parte importante de su atención y sus reflexiones a los más acuciantes problemas de la actualidad, ha hecho un minucioso análisis de los mismos y ha concluido dirigiendo a gobernantes y gobernados un mensaje con el propósito de contribuir a la búsqueda de soluciones inspiradas en los principios y valores que sostiene y predica la Iglesia católica.
En esta oportunidad han sido dos los asuntos que más atención han merecido de los obispos de Bolivia: La necesidad de que el Órgano Electoral Plurinacional (OEP) haga cuanto sea necesario para despejar cualquier sombra de duda sobre los resultados de las elecciones judiciales realizadas el 16 de octubre, es uno de ellos, y la obligación que tiene el Gobierno central de “cumplir su palabra”, respetar la ley corta mediante la que se acordó atender las demandas de los pueblos que viven en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), el otro.
“Es de conocimiento público lo que diferentes medios de comunicación e instituciones han denunciado acerca de la manipulación del resultado de las últimas elecciones judiciales. De ahí que es necesario que se diga la verdad y se respete la voluntad del  pueblo”, indica el documento y exhorta a las autoridades electorales a que contribuyan a que la población boliviana recupere la confianza en la justicia, muy venida a menos, además, por “un sentimiento de frustración y desconfianza en muchos sectores de la población hacia la administración de la justicia, por los juicios pendientes de varios hechos de violencia en los que han sido involucradas instituciones del orden”.
En cuanto al peligro de que los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y los indígenas del Tipnis —después de largas y tensas negociaciones— sean revertidos por las presiones de algunos grupos que franca y abiertamente han expuesto su intención de desconocerlos, la opinión de la CEB ha sido también clara y categórica.
“Que nadie promueva iniciativas que pongan en discusión esos pactos, actitud que puede provocar divisiones y enfrentamientos”, dice el documento emitido por la CEB, y recuerda la obligación de que todos respeten los acuerdos alcanzados a favor de los indígenas que durante 66 días marcharon “con valor y sacrificio para defender el derecho a vivir en su territorio de acuerdo a su cultura y costumbres”.
En cuanto a temas cuya trascendencia va más allá de lo coyuntural, el narcotráfico, la pobreza y la familia volvieron a ser, como en ocasiones anteriores, los que desde el punto de vista de la jerarquía eclesiástica boliviana deben recibir mayor atención por parte de las autoridades gubernamentales y de la sociedad en general.
Como se puede recordar, en más de una ocasión reflexiones similares han dado lugar a reacciones poco receptivas de parte de quienes se han sentido interpelados por ellas e incluso alguna vez han recibido respuestas poco respetuosas. Es de esperar que eso no ocurra ahora, pues las inquietudes de los obispos coinciden en gran medida con las de gran parte del pueblo boliviano, católico y no católico.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Gonzalo del Castillo asistió a dos encuentros sobre Obispos Castrenses en representación de Bolivia. recogió importantes experiencias para aplicarlas en el ejercicio de su Ministerio.

Obispos y capellanes de las diócesis y ordinariatos castrenses sostuvieron en el mes de octubre dos encuentros internacionales de amplia convocatoria. El primero se realizó en Viena (Austria) del 17 al 19 de octubre.  Concluida esta cita la segunda convocatoria se concretó en Roma bajo el anuncio del VI congreso internacional de Obispados Castrenses.
Por Bolivia Monseñor Gonzalo del Castillo, obispo castrense participó en  ambos encuentros, a su regresó destaca los puntos fundamentales de ambos eventos.
Bajo la temática de:   “Opciones de la asistencia religiosa castrense en diferentes sistemas militares”  los obispos castrenses se encontraron en Viena para compartir experiencias sobre la atención espiritual a los militares.
“Hemos tenido la oportunidad de conocer el servicio que cada diócesis presta en el ámbito castrense y como iglesia de Bolivia también hemos presentado el trabajo que se realiza con particular énfasis en la religiosidad popular con la visita de las imágenes de la Virgen del Carmen y Copacabana en los cuarteles”, refirió  el obispo castrense.
Otro momento destacado en el encuentro de Viena fue la visita a la abadía cisterciense  de Heiligenkreuz  fundada el año 1133. Es una de las principales facultades para la formación de presbíteros de Alemania. En enero de 2007 el Papa Benedicto XVI ascendió la universidad al rango de Ateneo pontificio, lo que significa que la institución puede otorgar títulos de acuerdo con los privilegios de la Universidad de Roma.
Su comunidad llega a 80 monjes y es considerada como un centro de motivación y cuna de vocaciones a la vida contemplativa.
El encuentro en Viena y los temas abordados fueron una antesala  al congreso realizado   en Roma del 20 al 23 de octubre convocado por la congregación para los Obispos y el Consejo Pontificio “Justicia y Paz”
Este congreso celebró el vigésimo quinto aniversario de la constitución apostólica “Spirituali Militum Curae”, documento referido a la atención espiritual de los militares. Además se realizó el III curso internacional de formación de los capellanes militares católicos al Derecho Humanitario.
“En Roma hemos participado cerca a 80 representaciones de todo el mundo, hemos celebrado el aniversario del documento Militare Curae y conferencias sobre el tema de capellanes y derechos humanos”, comenta Mons. Del Castillo.
Dentro de las actividades del congreso destaca el rezo de los Laudes en la capilla Sixtina presidida por el Cardenal Nicolás de Jesús López, Arzobispo de Santo Domingo.
Finalizando el congreso los obispos participantes se encontraron en audiencia con el Papa Benedicto XVI.
En su mensaje el Pontífice  exhortó a desterrar de la mente y el corazón de la persona el concepto de guerra. Refirió también que las armas deben ser instrumentos para alcanzar la paz sin embargo no puede existir una verdadera paz si faltan actitudes sinceras de perdón y reconciliación.
La unidad como signo de fe es importante en la vida militar y es misión de los obispos castrenses el infundir este sentido de unidad como un signo de fe.
Antes de concluir el encuentro los participantes peregrinaron a la ciudad de Asís centro de la espiritualidad franciscana.

sábado, 5 de noviembre de 2011

más de dos años esperó el Cardenal alguna revelación sobre el atentado que pudo haberlo costado la vida y hasta hoy nada, por lo que ha desistido del juicio y dejado el asunto en manos de Dios

El cardenal Julio Terrazas le ha enviado un mensaje muy concreto a la justicia boliviana, relacionado con el atentado perpetrado contra su casa la madrugada del 15 de abril de 2009. El líder de la Iglesia le hizo llegar al juez que investiga el caso un memorial en el que manifiesta su decisión de no acusar a nadie, determinación que no le ha caído nada bien al fiscal de la causa, quien afirma que seguirá actuando de oficio a pesar del desistimiento. Esta acción no significa que el cardenal no tenga intensiones de conocer la verdad y de que se haga justicia. De hecho, el vocero del Arzobispado de Santa Cruz dijo que durante más de dos años y medio, han tratado de conocer el avance de las investigaciones, pero ni la Fiscalía ni el Juzgado a cargo del caso le informaron nada y tampoco tomaron en cuenta al arzobispo cruceño, pese a que este ha sido la única víctima de los supuestos terroristas que precisamente esperan el dictamen judicial. Nadie podría afirmar que el cardenal Terrazas carece de fe; sin embargo, es obvio que el mensaje hacia la justicia boliviana, y más precisamente a los que manejan el caso Rózsa, tiene que ver con la misma desconfianza que siente toda la población.

miércoles, 26 de octubre de 2011

la vuelta de la Cruz titula con acierto Emilio Martínez su nota que relata la sepultura de la whipala y el culto pachamamista que quiso imponer Evo a la fuerza


La Revolución del TIPNIS no sólo puso de manifiesto las contradicciones radicales entre la imagen que el régimen cocalero construyó for export ysu realidad práctica, sino que también desnudó el carácter artificial y partidario de elementos presentados por el evismo como parte de la “verdadera cultural pre-colonial”, como la whipala y el culto pachamamista.
En los más de dos meses de marcha indígena se vio la virtual evaporación de la whipala (sobre la cual ya pesaba una amplia polémica acerca de su carácter apócrifo), que fue sustituida por el pabellón tricolor y por la bandera blanca con el patujú, convertida en todo un símbolo de la no-violencia activa que le ha infligido a Evo Morales una de sus más graves derrotas políticas.
De igual manera, se disolvió el pachamamismo, el culto animista que el régimen quiso imponer como nueva religión oficial. Tras la brutal represión en Yucumo, los indígenas del Oriente buscaron refugio en la iglesia de San Borja, y su llegada a La Paz fue recibida por representantes eclesiásticos.
Finalmente, tras la promulgación de la Ley corta del TIPNIS, los marchistas celebraron participando en una misa en la catedral paceña, como preámbulo al retorno a sus regiones de origen.
Todo parece indicar que la identidad cultural boliviana que intentó ser deconstruida o desmontada por el proyecto “plurinacional” está más viva y fuerte que nunca, tanto en sus símbolos (la tricolor) como en sus tradiciones espirituales.
Fenómeno que, por una parte, da cuenta del profundo mestizaje que es constitutivo a la nacionalidad boliviana,y que al mismo tiempo revela la débil y superficial implantación de los elementos con los que se pretendió construir la hegemonía cultural del evismo.
Ésta representaba para el proyecto del MAS uno de los mecanismos fundamentales para la concentración yperpetuación en el poder, tanto por la posibilidad de control ideológico de la población como por la oportunidad de debilitar a estructuras que, como la iglesia, podían servir de contrapeso a las tentaciones totalitarias.
Lo cierto es que los ideólogos del régimen no entendieron la cultura profunda del país y se equivocaron radicalmente al creer que los pilares de la identidad nacional podían desecharse como meros atavismos del periodo colonial.
Entre las cenizas del proyecto de Estado Plurinacional se da un renacimiento simbólico de la identidad nacional, de la mano de la redescubierta unidad de los bolivianos, ejemplificada en el apoteósico recibimiento del pueblo paceño a los marchistas indígenas del Oriente…
notishots@gmail.com

viernes, 21 de octubre de 2011

"estoy libre del cáncer" aseguró Chávez tras volver de Cuba donde la aplicación resonancia magnética y tomografías computarizadas. peregrinó al Santo Cristo de La Grita para agradecer a Dios por su recuperación. OPINION


El presidente venezolano, Hugo Chávez, convirtió ayer su regreso a Venezuela en un acto religioso con una ceremonia ante el Santo Cristo de La Grita, un recorrido multitudinario y agradecimientos a Jesucristo por su recuperación cuatro meses después de su operación.

Vestido en uniforme militar, Chávez regresó ayer a Venezuela tras pasar cuatro días en Cuba, donde se sometió a nuevos análisis para conocer la evolución de su salud tras la operación a la que fue sometido en junio pasado para extraerle un tumor canceroso.

Decidió volver a su país a través de La Fría, una localidad en el estado Táchira, fronterizo con Colombia, desde donde se desplazó al santuario del Santo Cristo de La Grita para cumplir una promesa, según dijo, después de dar por superada la primera etapa de su proceso de recuperación.

"Vine a presentarme al jefe, al Comandante de los Comandantes, Cristo Redentor, yo cristiano, cada día más cristiano, cada día más amante de Cristo", indicó Chávez a su llegada.

El Presidente hizo alusiones a Jesucristo durante la jornada para defender el socialismo, convirtiendo una vez más al hijo de José y María en profeta de esta concepción económica, parafrasearlo para atacar a la oposición y agradecerle las buenas noticias que han dejado los últimos exámenes practicados en la isla.

"No existe ninguna actividad celular anormal", indicó Chávez, al asegurar que los análisis realizados en Cuba, entre ellos una tomografía axial computarizada con contrastes y una resonancia magnética, "permitieron verificar científicamente que no hay células malignas activas" en su cuerpo, según señaló.

SEGUIMIENTO "Estoy libre de enfermedad. Sin embargo, habrá que seguir monitoreando cada cuatro meses para verificar el buen ritmo y la buena evolución de lo que fue una enfermedad y lo que seguimos tratando", dijo en el día en que se cumplieron cuatro meses de su operación para extraerle un tumor canceroso.

El Presidente destacó que "ha concluido una etapa vital en el tratamiento de la enfermedad", con una estrategia combinada entre la cirugía y la quimioterapia, y que, afirmó, "concluyó de manera exitosa".

martes, 18 de octubre de 2011

también en Santa Cruz celebran al Señor de los Milagros. 10 mil devotos en una fiesta que crece a galope


Hace seis años, María René Salazar vivió en carne propia un  drama familiar, de cuyo episodio prefiere no dar detalles. Acudió a una tía en busca de ayuda pero ella le sugirió que  se haga una promesa al Señor de los Milagros. Lo hizo llena de fe y devoción y su problema se disolvió como un milagro.
Con testimonios similares al de María, miles de mujeres vestidas de morado con un cíngulo blanco, y hombres con escarapelas sobre el pecho, peregrinan por las calles de la ciudad cargados de devoción, agradecimiento y penitencia. Cada noche la romería se inicia desde la Catedral hasta la Iglesia Señor de los Milagros, ubicada en el barrio Urbarí. Algunas personas, al escuchar los testimonios y ver vidas transformadas gracias a la misericordia del Señor, comenzaron a convertirse en fieles seguidoras, no solo para conseguir algo, sino también por agradecimiento al tener salud, trabajo y bienestar.
Helio Ruiz publicó la foto de la celebración pasada 2010
Ana María Ibáñez, más conocida como "Niña" es la presidenta de la Hermandad y se convirtió en devota hace muchos años. Con el apoyo de la Hermandad y de feligreses del Club de Leones Urbarí, se construyó el templo que actualmente acoge a miles de feligreses. El próximo 23 de octubre se realizará una kermés, cuyos fondos serán destinados a las mejoras de la Iglesia.

Origen. Precisamente cada 18 de octubre se festeja la Fiesta del Señor de los Milagros, que para la Iglesia Universal se celebraba el Domingo Mundial de las Misiones. La tradición y penitencia de vestir hábito morado durante octubre, como promesa al Señor de los Milagros, tiene sus orígenes en Lima (Perú), a mediados del siglo XVII, cuando Antonia Lucía del Espíritu Santo, luego de enviudar joven, fundó un beatario de nazarenas. Debido a los muchos milagros atribuidos a dicha imagen de Cristo y a la difusión de los mismos en todo el mundo, es que se popularizó la devoción.
10 Mil devotos.
Es la cantidad de feligreses que hay aproximadamente en la ciudad, aunque la cifra cada año aumenta.
Alexander Terrazas
aterrazas@edadsa.com.bo

martes, 11 de octubre de 2011

hurra! hurra! habemus Arzobispo! Banedicto XVI ha nombrado arzobispo de Santa Cruz, la diócesis más grande de Bolivia a un sacerdote italiano con 32 años de servicio


Es italiano de origen y llegó hace 32 años a Bolivia. Tiene 66 años, cabellos y barba emblanquecidos por el tiempo, es alto, de  tez blanca, ojos claros, rostro apacible y de andar pausado. Lleva colgado sobre su pecho un crucifijo plateado, un reloj en su siniestra y un anillo en su diestra. Es el hombre que ha sido nombrado Arzobispo  Coadjutor de la Arquidiócesis de Santa Cruz por el Papa Benedicto XVI, con cuyo nombramiento se convierte prácticamente en el sucesor del cardenal Julio Terrazas.
Este domingo en la Basílica Menor de San Lorenzo (Catedral), se oficializará su nombramiento en una solemne celebración eucarística, que será presidirá por S.E. Cardenal Julio en presencia del Nuncio Apostólico de Su Santidad, monseñor Giambattista Diquattro.
Estamos hablando del Monseñor Sergio Alfredo Gualberti Calandrina, hasta ahora Obispo auxiliar de esa jurisdicción eclesial.   Es un hombre que lleva en la sangre la vocación religiosa porque antes de cumplir sus 11 años ingresó al Seminario Menor. Con un gesto cordial nos abrió las puertas del Arzobispado cruceño y con característico acento italiano accedió a conversar en exclusiva con El Día. Confesó que siente gratitud y temor por su nombramiento para asumir  la responsabilidad de la Arquidiócesis de Santa Cruz, la más grande de Bolivia. Dijo que como Iglesia no aceptan de ninguna manera la violencia como medio para solucionar los problemas, en referencia a la represión que hubo contra los indígenas que marchan en defensa del Tipnis. Le preocupa el fenómeno de la violencia en Santa Cruz y la decadencia de los valores de la sociedad.

P. El Papa Benedicto XVI lo ha nombrado como Arzobispo Coadjutor de la Arquidiócesis de Santa Cruz, con cuyo cargo sucederá al cardenal Julio Terrazas ¿Cómo ha recibido la noticia? 
M.S.G: Con sentimientos entre cruzados y con mucha gratitud al Santo Padre por haberse fijado en mi persona para este servicio. Creo que uno tiene que agradecer esa mirada paterna porque además expresa una mirada del Señor. Por otro lado, por la responsabilidad que el cargo lleva, también sentimientos de temor.

P. ¿Por qué dice que siente temor?

M.S.G: Por asumir una responsabilidad tan grande al ser responsable de una iglesia local. Por un lado, en el tema del pueblo de Dios, que es una responsabilidad grandísima. Además de ser ministro de la gracia, es decir, compartir la vida y la gracia del Señor y ser mensajeros de su palabra. Yo conozco bastante porque vivo hace 12 años y he acompañado muy de cerca al Cardenal y los oficios que me esperan.

P. A propósito ¿Cuáles serán los roles que desempeñará en su nuevo cargo eclesial?

M.S.G: Hasta el momento en que siga Su Eminencia el Cardenal Julio, seguimos prácticamente con el mismo servicio (Obispo Auxiliar). El momento en que el cargo quede vacante, asumiré directamente toda la responsabilidad de la Arquidiócesis. En estos momentos el Cardenal ya me encargará algunos aspectos para ir asumiendo de a poco la responsabilidad. Yo espero seguir colaborando al Cardenal un buen tiempo más.
 
P. En estos 32 años de estadía en Bolivia ¿Cuáles cree usted que son las principales fortalezas de la fe cristiana del pueblo?
M.S.G: Yo creo que una de las principales fortalezas es la gran piedad y religiosidad popular de nuestro pueblo, es decir una religiosidad que parte desde el mismo hogar. Muchas veces cuando uno entra a las familias encuentra muchos signos de expresión de fe, como los pequeños altarcitos. Otro elemento importante, es el sentido de comunidad que es muy fuerte, en algunas de nuestras culturas y la solidaridad para vivir como cristianos. El sentido de la presencia de Dios en la vida. Por ejemplo, si uno va Europa o Italia, difícilmente se escucha en un discurso levantar el nombre de Dios. Aquí todo es si Dios quiere y en nombre de Dios. Esa es otra fortaleza de fe.

P. ¿Usted cree que la Iglesia Católica está debilitada debido al crecimiento del número de fieles de otras religiones en el país?

M.S.G: Yo creo que más que apuntar a la cantidad, debemos apuntar a la calidad. Se nota un crecimiento de otros grupos religiosos y se debe a que todavía el ser cristiano – católico, no es siempre fruto de una opción personal. Muchas veces es parte de una convención social es decir la gente se siente católica pero no ha dado ese paso.
 
P.  Sentido ¿Cuáles son los principales desafíos para la Iglesia en Bolivia?
M.S.G:  El desafío que tenemos como Iglesia es formar a cristianos conscientes, adultos y que ellos mismos tomen esa opción. Que no sea solo por tradición porque yo creo que muchos hermanos que dejan la Iglesia no conocen la Iglesia. No han tenido una formación cabal, entonces dejan la Madre a veces para meterse a otros grupos que no tienen toda esa riqueza de la Iglesia desde hace 2.000 años, desde cuando Jesús lo ha fundado y que hemos caminado como comunidad de los discípulos y misioneros del señor.

P. Monseñor hay temas coyunturales en la agenda política que son difíciles de eludirlos ¿Qué opina usted sobre la violenta represión policial contra los indígenas que marchan en defensa del Tipnis?

M.S.G: Bueno no es mi opinión, creo que la Conferencia Episcopal Boliviana (que son todos los Obispos de Bolivia), hemos expresado un comunicado de nuestro parecer. No podemos aceptar de ninguna manera la violencia para solucionar los problemas. Lo que nosotros pedimos, mediante tres comunicados desde cuando se inició la marcha. Solo a través de un diálogo abierto y sincero con las cartas sobre la mesa se puede llegar a solucionar el problema. Es muy importante sentarse con una apertura de escucha y respeto hacia el hermano. Por lo tanto no podemos aceptar  de ninguna manera la violencia en sintonía con la CEB.

P. Pero a pesar de los tres comunicados emitidos por la Conferencia Episcopal Boliviana ni el Gobierno ni los indígenas se han sentado a dialogar para zanjar el problema…
 M.S.G: Bueno nosotros hemos ofrecido nuestra palabra y hemos ofrecido lo que nos parece que desde el evangelio debe ser el camino. Ahora los actores tienen la opción de tomarlo o no tomarlo. Yo creo sinceramente, si escucha la palabra se llegará de verdad a la paz, pero si se sigue con intransigencia y la violencia, no dará ningún resultado de bien y de vida, sino tendremos motivos de sufrimiento y de dolor en nuestro país.

P. Monseñor acabamos de utilizar la palabra violencia ¿A qué le atribuye usted el incremento del fenómeno de la violencia en Santa Cruz, convertido ya en el tema más preocupante para los habitantes? ¿Cómo debería hacerse frente? ¿Es una muestra de la decadencia de la sociedad?
M.S.G: Yo creo que el punto clave está en la falta de valores humanos y cristianos. Antes decía que una riqueza de fe es la piedad popular, pero muchas veces no influye en la vida. A veces tenemos una separación entre fe y vida. Por lo tanto estos grandes valores de respeto de la persona, de la dignidad, libertad, verdad, hermandad y solidaridad, no se los está viviendo y por eso llegamos a esta condición. 
Por otro lado, creo que todavía hay que tomar en cuenta que es una ciudad (Santa Cruz) que está creciendo muy rápido y no siempre puede ofrecer a todos las mismas oportunidades. Y estas desigualdades que existen crean reacciones de esta manera. Creo que debemos trabajar duramente para conseguir una sociedad más inclusiva y que ofrezca a todos oportunidades. Porque no es suficiente el tema de seguridad ciudadana, claro eso puede ayudar, pero nosotros tenemos que prevenir y para ello hay que crear las condiciones, las cuales deben estar basadas en los valores de la justicia y en compartir los bienes que el Señor nos da. En una ciudad como Santa Cruz que crece tan rápido es más fácil que se sufran estos problemas.
La sociedad nos impone un modelo que es feliz quien tiene. Tenemos que romper ese esquema. Se tiene que valorar que una persona sea feliz cuando se realice como persona
Yo creo que muchos hermanos que dejan la Iglesia no conocen la Iglesia (Católica). No han tenido una formación cabal, entonces dejan la Madre, a veces, para meterse a otros grupos que no tienen toda la riqueza
No podemos aceptar de ninguna manera la violencia para solucionar los problemas. Solo a través de un diálogo abierto y sincero con las cartas sobre la mesa se puede llegar a solucionar el problema.

La pobreza lo 'quiebra' y lo entristece ver la pobreza alrededor, las noticias de niños abandonados. sobre todo la pobreza moral que va acompañada con la material.


Alexander Terrazas
aterrazas@edadsa.com.bo