Páginas vistas en total

viernes, 12 de noviembre de 2010

jerarcas portavoces de la colonia, de los ricos, se olvidan de los pobres. vive Bolivia su mejor democracia responde Sacha a los Obispos"esa gente..."

Sacha Llorentty, ministro de Gobierno respondió a las últimas apreciaciones que hicieron los Obispos de la Iglesia Católica de Bolivia reunidos en Cochabamba, quienes mostraron su preocupación por el estado de la democracia en el país. La autoridad rechazó estos cuestionamientos que aseguró tienen “carácter político”.

“Lamentablemente algunos jerarcas de la Iglesia Católica se están convirtiendo nuevamente en portavoces de los intereses del Estado Colonial, en portavoces de los ricos, olvidándose la doctrina social de la Iglesia, que señala que tiene que haber una Iglesia Católica con los pobres”, dijo Llorentti a la prensa.

El ministro aseguró que contrariamente a lo que afirman los Obispos, en la actualidad Bolivia vive talvez el mejor momento de su democracia.

“De manera clara señalar que sin lugar a dudas Bolivia está ahora viviendo uno de sus momentos de mayor vigencia de los valores democráticos de su historia, no sólo por una participación plena, no solamente con mecanismos para que los propios bolivianos definamos no solamente nuestros representantes sino a las políticas públicas sino a través de una democracia económica con la redistribución de los recursos” señaló.

El ministro ve un resentimiento de parte de la Iglesia Católica hacia el Gobierno, por haber dado apertura al ejercicio de otros credos en el país.

“Probablemente nunca nos van a perdonar el hecho de que ahora todas las Iglesias son iguales en Bolivia, todas las fés se respetan a través de la nueva Constitución Política del Estado”.

“Como católico me duele profundamente la actitud de esta gente que está haciendo política, tienen todo el derecho de hacerlo, porque ahora que algunos de los partidos de la oposición están menguados aparecen algunos jerarcas para defender esos mismos intereses”, concluyó Sacha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad