Páginas vistas en total

martes, 3 de marzo de 2015

el templo ha quedado deslumbrante en pleno centro. Santa Teresa es un tesoro colonial que debe ser conservado. las visitas abundan. LTD.

Un concierto de música Góspel o religiosa afroamericana realzó ayer la reapertura oficial de la iglesia de Santa Teresa construida alrededor de 1760 por la orden Carmelitas Descalzas en devoción a la Virgen de El Carmen. La obra demandó una inversión de 130 mil dólares que fue financiada por el Fondo del Embajador para la Preservación Cultural de Estados Unidos.
En la ocasión, el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos, Peter Brennan, comprometió el financiamiento total de la restauración del convento de Santa Teresa con un monto de casi un millón de dólares. Con ello, el proyecto se convierte en el más grande de esta instancia a nivel mundial.
Las voces de la soprano Lynn Mackie, el tenor Samuel McKelton, la mezzo-soprano LaToya Lain y el bajo Stacey Robinson dirigidos por Wayne Barr, de Estados Unidos, acompañados por el niño José André Montaño, irrumpieron en la joya arquitectónica diseñada por el jesuita Santiago Cambiasso con una iglesia rectangular en medio de una polilobulada. Más de 500 asistentes emocionados aplaudieron de pie en varias oportunidades.
El arzobispo Oscar Aparicio y el obispo emérito Tito Solari y representantes de la Embajada Norteamericana participaron de la inauguración. Los trabajos de restauración rescataron el estilo neoclásico de la infraestructura.
Después de más de un año de restauración, el púlpito y cinco retablos laterales de estilo barroco mestizo tallado en madera lucen resplandecientes con láminas de pan de oro traído de Italia. En medio de cada altar, los lienzos pintados “al temple” que narran fragmentos bíblicos se encuentran mantenidos.


Entre tanto, los medallones de las tres virtudes teologales de la fe, esperanza y caridad que coronan cada altar, resplandecen por sus detalles refaccionados. Las piezas son consideradas únicas en la arquitectura religiosa de Bolivia. Otro de los atractivos radica en el piso de mármol de dos colores jamás visto.
Asimismo, la pared lateral este del templo resaltó por la restitución de una fila de cinco confesionarios tapiados que eran utilizados por las hermanas de claustro. Otro de los atractivos radica en las lámparas con cristales de roca importados desde Europa que desde ayer iluminan el recinto sacro. El patio de las flores y la sacristía también fueron refaccionados. En esta última, tres arcos de antaño fueron rehabilitados.
La restauración estuvo liderada por los arquitectos Mario Moscoso y el italiano Simone Rinaldi. Los religiosos de la Orden Carmelitas Descalzos Linton Guzmán y Armando Sejas supervisaron el proyecto. Adicionalmente los trabajos fueron encarados por un equipo de 50 especialistas en madera, pintura de caballete, pan de oro y otros provenientes de Cochabamba, Sucre y Potosí. Éstos emplearon materiales y técnicas antiguas, además de solventes suaves y químicos que devolvieron la belleza a las piezas, afectadas por la humedad, termitas y el tiempo.
Moscoso informó que entre los los trabajos de consolidación estructural más importantes resaltan la instalación de un sistema de ventilación por debajo de la estructura y los muros a fin de evitar la humedad.

Restauración del convento

El capellán de la iglesia de Santa Teresa, Linton Guzmán, informó que la restauración del convento demandará más de 954 mil dólares y demorará al menos dos años. Aseguró también que los recursos fueron garantizados por la embajada de Estados Unidos a través del Fondo del Embajador para la Preservación Cultural. El encargado de negocios de la embajada de EEUU Peter Brennan declaró: “es un regalo para Cochabamba y Bolivia”. Destacó el beneficio económico que generará la inversi{on a través del turismo religioso. Al respecto Guzmán señaló por día un promedio de 10 turistas entre nacionales e internacionales visitan el museo del convento. Tras la restauración, resaltó que la cifra podría duplicarse. Asimimo, instó a los directores de las unidades educativas visitar la estructura considerada “única”. Por otro lado, el religioso informó que la seguridad externa e interna de la iglesia y el convento está garantizada con la instalación de cámaras y sensores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad