Páginas vistas en total

domingo, 27 de noviembre de 2011

no convertir a la Navidad en un suceso comercializado para malgastar dinero mientras subsisten dos millones de pobres. no podemos estar felices en una Bolivia sembrada de droga...Cardenal Terrazas

En su homilía de este primer domingo de adviento, el Cardenal el Cardenal Julio Terrazas exhortó a no permitir que la navidad se convierta en un espacio de alienación, recordando que “lo principal de la navidad es la sonrisa del niño Jesús, del Dios que siendo grande se hace pequeño”.
El prelado cuestionó el llamado ´espíritu de la navidad` que ofrece la sociedad de consumo, dijo ¿y qué es lo que entienden por espíritu de navidad? ¿Entienden el comercio, el consumo, la fuga de la realidad, entienden los egoísmos reconcentrados, entienden todo aquello que se opone justamente a la presencia de Dios en medio de nosotros? Ese no es el espíritu de la navidad, ese es el espíritu del mundo que si nos descuidamos un poco, es capaz también de destruir el espíritu de amor, entrega y generosidad que el Señor ha venido a entregarnos aquí en la tierra”.
El Cardenal Julio invitó a todos los bolivianos a dar a la navidad un ´rostro de sencillez` ya que “no podemos con sinceridad y tranquilidad, malgastar grandes cantidades de dinero “mientras se nos habla que en Bolivia hay más de dos millones  de pobres que no tienen lo necesario para vivir”. También dijo que no podemos estar tranquilos ni felices cuando existen índices alarmantes de violencia contra la mujer o “cuando se habla que Bolivia está sembrada  totalmente de droga y casi en manos de los narcotraficantes.
En presencia de la imagen de la Virgen de Cotoca que visita la catedral de Santa Cruz, días previos al inicio de su novena, el Cardenal Julio señaló el lema de la festividad este año -CON MARÍA HACIA CIELOS NUEVOS Y TIERRA NUEVA”- invitando a que con María “Pensemos  en cielos nuevos y en tierra nueva, en un momento en que todos piensan en desbaratar y destruir la tierra, en que muchos no les interesa guardar esta riqueza que el Señor ha dado para que pueda ser la fuente de vida de las generaciones actuales y de las venideras”.

1 comentario:

  1. La Iglesia viven aún como en la Edad Media, asustando y sembrando dudas entre el pueblo. Ya no les dá el mismo resultado la Inquisición.

    ResponderEliminar

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad