Páginas vistas en total

miércoles, 15 de mayo de 2013

pastores de la Iglesia Católica piden buscar solución dialogada poniendo fin al conflicto por el bien de todos. justa y legítima una jubilación digna lograda en el marco pacífico.


La Iglesia Católica pide al Gobierno y a la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) deponer actitudes intransigentes para buscar una solución dialogada que atienda el derecho legítimo de una jubilación digna en el marco de las posibilidades reales del país,poniendo fin al conflicto que ya lleva diez días.
"Dejando de lado actitudes cerradas y arrogantes, flexibilizando posiciones y buscando una solución acorde a las posibilidades reales del país", el Gobierno y los trabajadores deben ponerse de acuerdo "por el bien de todos", señala el comunicado que emitió la Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB).
"Consideramos legítima y justa la aspiración de todos los trabajadores a una jubilación digna y suficiente, en consonancia con la Constitución Política del Estado Plurinacional, las instancias internacionales de Derechos Humanos y la Doctrina Social de la Iglesia. Sin embargo, este objetivo tiene que lograrse en el marco del bien común y por medios pacíficos", remarca el documento.
Al lamentar que el mecanismo para exigir atención a las demandas sea el conflicto y la confrontación de fuerzas, la Iglesia anima a la dirigencia laboral y a las autoridades "a esmerarse en un diálogo sincero y constructivo".
El secretario General Adjunto de la CEB, padre José Fuentes, leyó el comunicado en conferencia de prensa que brindaron con los Secretarios de Pastoral Social Caritas, Carlos Vásquez, y de Comunicación, José Rivera.
En cuanto a la posibilidad de una mediación, el padre Fuentes indicó que ni la COB ni el Gobierno han solicitado esto, si bien escucharon este planteamiento por parte de los trabajadores, pero no es un pedido oficial.
Además, dejó en claro, "yo creo que ambas partes son adultas" y deberán encontrar soluciones dialogadas, en un marco de actitudes constructivas para garantizar el cumplimiento de los acuerdos arribados.
Un diálogo sincero, flexibilizando posturas de uno y otro lado, permitirá encontrar soluciones pacíficas que serán cumplidas, puesto que "imponer soluciones falsas sólo conducirá a caminos de violencia", subrayó el secretario General Adjunto de la CEB.
"¡Que la racionalidad se imponga a la intransigencia y la violencia!", puesto que el conflicto y la confrontación "alimentan la espiral de violencia, hacen peligrar la paz social en el país y afectan el derecho al libre tránsito de todos los ciudadanos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad