Páginas vistas en total

martes, 21 de mayo de 2013

algo inédito. la imagen de la Virgen de Copacana está siendo transportada en procesión solemne desde El Alto a la basílica de San Fracisco. rogativa por la devolución de las Joyas de la Virgen que fueron robadas hace un mes.


Los vecinos de Copacabana, tres instituciones, y los residentes de esta población en La Paz, realizarán este martes en la ciudad sede de Gobierno una procesión desde el polifuncional de El Alto exigiendo que las autoridades policiales y el Ministerio Público agilicen la investigación del robo a las joyas de la imagen sagrada y se dé con los culpables para recuperar este patrimonio religioso y cultural.

miles de copacabeños acompañan la histórica imagen que llega a LP por única vez

 La procesión llegará hasta la Plaza San Francisco en la Plaza Mayor y la manifestación espera contar con el apoyo del pueblo católico de La Paz y de esta manera hacerse escuchar con las autoridades nacionales que a un mes del robo parecen haber dejado en el olvido la investigación y resolución del caso.

Francisco Quispe, dirigente gremial en Copacabana aseguró que con esta procesión se quiere llamar la atención de las autoridades “queremos que se dé celeridad a la investigación de este hecho porque a casi un mes no hay resultados, el objetivo es que la investigación se pueda acelerar y de una vez se puedan recuperar las joyas que nuestra Virgen ha perdido”, aseguró.

Los antisociales que robaron a la Virgen de Copacabana aprovecharon que la alarma de la Capilla que aloja a la imagen sagrada no estaba activada, usaron una escalera para trepar la pared e ingresar por una ventana situada a 8 metros de altura. La escalera fue robada de ENTEL, donde tampoco se percataron de su ausencia.

Lo más extraño del caso es que catorce personas, e incluso un policía, viven en la Iglesia que cobija a la Virgen de Copacabana y ninguna de ellas se percató del ingreso de los ladrones la madrugada del lunes 22 de abril.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad