Páginas vistas en total

martes, 3 de mayo de 2011

el autor nos recuerda aquello de "buscad el Reino de Dios y su justicia y el resto se os dará por añadidura". un bello pensamiento

VIVIR EL PRESENTE
Jesús de Nazaret nos invita a vivir el presente como manifestación y presencia de Dios en la vida de cada uno de nosotros, y nos urge: “Buscad primero el Reino de Dios y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura. Así que no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio mal” (Mt 6,34).
La mayoría de las veces no vivimos el presente como una oportunidad para hacer el bien y para conseguir nuestra propia realización personal.
La mayor parte de las veces suspiramos por un futuro incierto y proyectamos todos nuestros deseos hacia ese mañana, que se nos manifiesta nublado, dejando que el presente pierda su resplandor. Y nos olvidamos que “la mejor manera de ser generosos con el futuro es entregárselo todo al presente” (Camus). Sólo el que vive el momento presente sin olvidarse del pasado no caerá en la nostalgia “inerte y sentimental”…. No seas nostálgico del pasado, pensando que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. No afirmes que “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”, encerrándote a lo que conoces como lo mejor que te ha podido suceder, porque la vida nos demuestra que cada situación engendra su propia preocupación y muchas experiencias nuevas pueden tener la llave para nuestra realización humana y pueden ser encuentros maravillosos con el “Dios siempre sorprendente”, que se manifiesta en el momento presente y en las personas que te rodean. Sólo el que vive el momento presente sin olvidarse del futuro no será un “iluso y evasivo”, porque “hablar del futuro sólo es útil si nos hace actuar ahora” (E. F. Schumacher).
Sólo el que vive la vida como si todo dependiera de ese momento encontrará razones para transitar en este mundo, porque “la vida te dará multiplicado lo que tú le des a ella” (J. Barrás).
¡Cuando estés al borde de la angustia y quisieras parar las horas del reloj en un acontecimiento feliz, susurra a tu corazón estas maravillosas palabras de Gabriel García Márquez, escritor colombiano, Premio Nobel de la Literatura: “No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió”!
Recuerda que “cuando la vida te presente mil razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para sonreír” (B.C.R); por eso mismo, “¡Aprovecha este día! Aprovéchalo porque es la esencia misma de tu vida” (Kalidasa).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad