Páginas vistas en total

domingo, 3 de octubre de 2010

dominico predicador el padre Oscar Uzín nos trae la propuesta evangélica de este domingo

Los últimos domingos del año en Bolivia son especiales no sólo por la preparación del nacimiento del Niño Jesús y la espera del Año Nuevo, sino también por el comienzo de una nueva historia en la vida personal de todos los mayores. La frase bien conocida “año nuevo, vida nueva, nuevo amor” no sólo es usada por los varones y mujeres con esperanzas en el corazón, sino también con la búsqueda del dinero.

Para muchos bolivianos sigue teniendo importancia el regalo a muchos de los amigos y amigas. Lo necesario es la suerte de conseguir el dinero para usarlo bien. Para lograrlo, varones y mujeres esperan mejorar todo en el trabajo y en la casa.

Nadie debe sentirse mal con esos deseos. Al fin y al cabo, el dinero es muy importante ya sea para lo positivo o para lo negativo según los esfuerzos de las diversas personas. Es interesante platicar con los “creyentes” que, cercanos a la llegada del dinero, desean el poder necesario para lograrlo. Cada persona tiene su forma propia de vivir.

Mucha gente tiene vergüenza de hablar del dinero, incluyendo a los que tienen la valentía de mencionarlo. Tal vez es un juego de niños crecidos. La gente, sin ninguna distinción, tiene la misma necesidad, sea para bien o para mal. Es algo para todos los que quieren ganar su vida.

Otros piensan que desear el dinero es un pecado. Lo cual es absurdo, porque el ser humano necesita dinero para vivir. Cómo lo desea cada persona es algo ya mencionado varias veces en este espacio. El ser humano es quien desea terminar su vida en la mejor forma posible, para ser feliz con otros y ser bueno con los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad