Páginas vistas en total

domingo, 7 de agosto de 2011

debe ser tan seria, tan evidente la penetración de la cocaína en la vida de todo bolivianos que el Cardenal habla de ello con toda claridad!

¿Dónde nos colocamos como patria, como Bolivia cuando se reconoce que el narcotráfico ha penetrado en tantas partes?, casi en todo el país. Cuando se reconoce que la inseguridad se campea pavoneándose constantemente delante de los mismo ciudadanos. ¿Dónde se coloca la iglesia y cada cristiano? Tiene que ser en un lugar que nos permita mirar y estar con el Señor y aceptar su invitación de tomarle la mano y poder salvarnos", afirmó Terrazas. 

Ante los acontecimientos de los festejos patrios que vive el país, el cardenal expresó su deseo que tengamos cada día una patria cada vez más libre y soberana además que podamos seguir repitiendo que es un deber y derecho construir un patria para todos.

"Ojala que podamos decir con más fuerza y decirle al Señor; verdaderamente tu eres el hijo de Dios no estamos buscando otros Dios y no aceptamos que Tú seas suplantado por otros, nosotros te reconocemos sólo a ti porque estas caminando con nosotros (…) No basta con que nos quedemos con las cosas bonitas y que digan que somos el grupo religioso más significativo del país el Señor nos manda que vayamos más allá y que nos acerquemos al que está lejos", afirmó el prelado. 

Asimismo destacó que la fiesta de San Lorenzo patrono de iglesia en Santa Cruz, de la arquidiócesis y el seminario de esa capital. Señaló que es una fecha en la que la iglesia tiene que movilizarse, en las actividades ya previstas en la capital oriental, para agradecer a Dios por los 50 años del congreso eucarístico y los retos que se tiene a futuro. 

Monseñor Terrazas En la reflexión de este domingo el Cardenal Julio Terrazas dijo que la misión del cristiano es cruzar la otra orilla y anunciar el misterio salvador de Cristo, un misterio que no puede quedarse solo entre unos cuantos "privilegiados" sino compartirlo con la gente que tiene hambre de Dios.

ANF

No hay comentarios:

Publicar un comentario

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad