Páginas vistas en total

miércoles, 27 de abril de 2011

el jefe de la Igesia Rusa Ortodoxa tan cerca del catolicismo celebró en Tchernovil el cuarto de siglo la terrible tragedia


El patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR), Kiril, afirmó hoy que la catástrofe en la central nuclear de Chernóbil fue producto de los pecados del hombre, en un servicio religioso con motivo del 25º aniversario del mayor desastre en la historia del uso pacífico de la energía atómica.
"El pecado, que ha entrado en la naturaleza del hombre, empuja a la gente a cometer errores en aras de la consecución de objetivos pecaminosos. Un terrible error causó la catástrofe de Chernóbil", dijo el cabeza de la IOR, citado por las agencia locales.
Ante los fieles congregados en Pechorska Lavra, el Monasterio de las Cuevas de Kiev, Kiril agregó que "Dios pudo haber detenido la mano del operario que dirigía el reactor y que cometió el terrible error, pero Dios dejó hacer". "Y mucha gente con su muerte hizo, quizás, su aporte en la expiación de los pecados", dijo.
Según el patriarca ortodoxo, el accidente de Chernóbil "estuvo presente la mano de Dios, pues la liquidación de las secuelas de esta catástrofe se convirtió en una gran hazaña moral para miles de personas".
Kiril señaló que catástrofes como la de Chernóbil "muestran que cuando el hombre adquiere un enorme poderío mediante su inteligencia, los avances de la ciencia y la creación de nuevas tecnologías, debe también crecer en su gran responsabilidad por los que le rodea, por el mundo de Dios, por la naturaleza".
Ucrania y todo el mundo recordaron ayer el aniversario del desastre de Chernóbil, catástrofe que el presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, calificó de "reto de magnitud planetaria" que solo la comunidad internacional unida está en condiciones de afrontar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad