Páginas vistas en total

martes, 7 de diciembre de 2010

el texto y la foto son de La Prensa con motivo de la "reconciliación cocaleros versus obispo Solari"

Polémica: El prelado cochabambino ofreció disculpas “si alguien se sintió ofendido o juzgado por mis palabras”, tras denunciar que niños del Chapare son usados por el narcotráfico.

El arzobispo de Cochabamba, monseñor Tito Solari, dijo ayer sentirse “apenado” por sus declaraciones en torno a que niños y jóvenes del Chapare estarían involucrados en el tráfico de drogas; no obstante, señaló que no fue su intención ofender a “algunas personas”.

Solari llegó de Cochabamba a La Paz y visitó la Cámara de Diputados para entregar a legisladores las observaciones de la Iglesia Católica al proyecto de Ley Avelino Siñani-Elizardo Pérez y aclaró que su ánimo era manifestar la preocupación de padres de familia y que sintió la necesidad de compartirla con la población.

“Frente a toda esta problemática que sin querer se ha suscitado por una declaración que hice hace bastante tiempo, he quedado adentro con una pena grande y la pena que tengo es que quizás alguna persona se ha sentido ofendida o se ha sentido juzgada por mis palabras. No era mi intención, eso yo quiero de veras disculparme y pedir a esas personas que mi ánimo no era esto”, señaló, según ANF.

“Construyamos el bien que necesita el país colaborándonos, no enfrentándonos”, manifestó, y pidió a los medios usar un mensaje que ayude a acercarnos, ver lo que hay de positivo de ambas partes para poder construir. “Eso haría un bien enorme y es nuestra voluntad”.

Las declaraciones de Solari provocaron la reacción del Gobierno, parlamentarios del MAS y pobladores del Chapare, que descalificaron sus declaraciones y lo declararon “persona no grata”. No obstante, el prelado se reunió anoche en Cochabamba con estos sectores para limar asperezas. La reunión terminó con un pacto para luchar juntos contra el narcotráfico.

La Asunta y Palos Blancos, con daños

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) ha elaborado cuatro estudios ambientales en la región de los Yungas de La Paz, que han revelado que existe un potencial de conservación de ecosistemas muy importante en la región, localizado principalmente en los municipios de La Asunta y Palos Blancos, a pesar de que en la región oeste de los Yungas se ha encontrado un daño ambiental severo ocasionado por prácticas de monocultivo de la hoja de coca. De acuerdo con la información de la agencia ANF, los estudios han sido elaborados por el proyecto F57 de la UNODC y presentados en forma conjunta por el Gobierno de Bolivia, la UNODC y USAID en las instalaciones del proyecto F57, que además está encargado de realizar el monitoreo del cultivo de coca en la región. A tiempo de presentar los estudios ambientales, el representante de la UNODC en Bolivia, Cesar Guedes, alertó sobre los riesgos del monocultivo y el mal uso del suelo en zonas de alta pendiente, que ocasionan erosión y pérdida de nutrientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad