Páginas vistas en total

lunes, 31 de marzo de 2014

Francisco se ha dirigido a los Obispos de Bolivia animándolos a buscar una sociedad más solidaria y llena de esperanza y que siempre hallarán la luz y la inspiración para edificar una sociedad más fraterna y justa.

Desde la sede de la Iglesia Católica en el Vaticano, Francisco levantó un mensaje de paz para el país y pidió bendición para cada hijo e hija de Bolivia. 

El papa Francisco se dirigió al país a través de una nota remitida a la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) con motivo de la 97 Asamblea Plenaria de esta institución representante de la Iglesia Católica. En sus palabras convoca a enfrentar las vicisitudes de la vida con fe y caridad para buscar una sociedad más solidaria y llena de esperanza. 



La información difundida por la cadena de medios católicos EWTN destaca el mensaje de Francisco a Bolivia y a los obispos que celebraron su asamblea la anterior semana en Cochabamba, expresando que el Evangelio es un espacio donde “siempre hallarán luz e inspiración para afrontar las vicisitudes cotidianas con fe y caridad”.

La carta fue firmada por el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, remarca la oración a la intercesión de María Santísima, en la que el Sumo Pontífice alega “que ayude a los pastores y fieles bolivianos a acoger con gozo el Evangelio de Jesucristo, en donde siempre hallarán luz e inspiración para afrontar las vicisitudes cotidianas con fe y caridad, así como para edificar una sociedad cada vez más fraterna y justa, más esperanzada y solidaria”.

La bendición del papa Francisco para todos los hijos e hijas de Bolivia cierra el mensaje.

El Vaticano designó el pasado jueves a dos nuevos obispos auxiliares para la Arquidiócesis de La Paz, cargos que recayeron en los monseñores Aurelio Pesoa y Jorge Saldías.

“El Santo Padre ha querido benévolamente manifestar su cercanía y solicitud a la Iglesia en Bolivia y, particularmente, a la Arquidiócesis de La Paz, concediendo al arzobispo monseñor Edmundo Abastoflor, dos obispos auxiliares”, citó el comunicado de la CEB.

Por su lado, la Iglesia Católica en Bolivia reflexionó ayer sobre la “dejadez” en la que muchos clérigos caen, olvidando su labor pastoral que influye en que los jóvenes de hoy no asuman los valores del Evangelio e incluso desconozcan a Cristo.

El presidente de la CEB, monseñor Óscar Aparicio, pidió a los obispos reconocer esa ceguera y pedir que Dios ilumine el camino con la luz de la palabra.

“Muchos niños y jóvenes no conocen a Cristo y no escuchan hablar de él en profundidad en su casa ni en el colegio, menos aún en el ambiente en que se mueven. Sin embargo, en las parroquias nos dedicamos a la pastoral sacramental sin insertarle verdaderos itinerarios de iniciación a la vida cristiana, procesos de formación en un verdadero discipulado cristiano y en el compromiso social de los laicos”, sostuvo.

En esa línea, advirtió que el país también está inmerso en una ceguera producida por males como el narcotráfico, la corrupción y la falta de respeto a la vida humana como es la polémica sobre el derecho o restricción al aborto.

“La sociedad boliviana camina también muchas veces a ciegas, sobre todo al valor de la vida. ¿No es caminar ciegos cuando no se ve más solución que el recurso a la muerte para resolver el problema de un embarazo no deseado? ¿No nos sume en tinieblas en hedonismo que se nos va metiendo, la búsqueda de placer y comodidad que no dejan ver que estamos hechos para amar?, ¿No es ceguera acaso el odio y la venganza?”, dijo según destaca la agencia católica ANF.

Tras el último impasse con las autoridades del Gobierno central, que criticaron a los clérigos por identificar esos males en la administración del Estado, monseñor Aparicio cuestionó: ¿No es ceguera la imposición de las propias ideas y la descalificación y el insulto a quien piensa diferente? ¿No es ceguera la intolerancia que crece en el país?, ¿Acaso no es ceguera el dedicarse a un negocio ilícito como el narcotráfico que se lucra con la muerte de las personas?, ¿No es ceguera aprovecharse de un cargo público para enriquecerse ilícitamente y perjudicar de cualquier forma a las personas humanas?”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad