Páginas vistas en total

jueves, 27 de marzo de 2014

obispos reunidos en Cochabamba expresaron "no podemos callar ante casos de corrupción y extorsión que nos dejan perplejos" con lo que se "desmorona la esperanza en un gobierno honesto". El Dia. SC

La Iglesia Católica de Bolivia afirmó hoy que no puede callar ante casos de corrupción y extorsión que dejan perplejos y se destapan en el país y consideró que se desmorona la esperanza en una forma de gobernar con honestidad.
"Es una verdadera pena que las esperanzas que tenía el pueblo boliviano en una forma diferente de gobernar con honestidad se vayan desmoronando poco a poco", afirmó el presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Oscar Aparicio, en su discurso de inauguración de una asamblea de los obispos de Bolivia.


Enfatizó que la sociedad, la prensa, las autoridades, los organismos de justicia y la misma Iglesia "no pueden quedar tranquilos ante una situación social de desconfianza y corrupción".
"Hemos de hacer todo lo que esté de nuestra parte para que brille la verdad, ya que como afirma el evangelista Juan: 'la verdad les hará libres'", sostuvo Aparicio.
A diario arrecian las denuncias de casos de supuesta corrupción y extorsiones principalmente en la administración de Justicia, a la que el Gobierno, la oposición y organismos internacionales critican frecuentemente porque no ha mejorado, pese a las promesas de cambio que hicieron los magistrados elegidos en las urnas en 2011.
En las últimas horas, la oposición acusó al vicepresidente del país, Álvaro García Linera, de un supuesto tráfico de influencias porque su cuñada firmó un contrato de cátering con la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BOA).
García Linera negó haber tenido conocimiento de esa contratación e instruyó que el acuerdo sea rescindido pese a que era legal.
Aparicio también dijo que hace votos para que este año en el que habrá elecciones generales "no sean los intereses partidarios, electorales e individualistas, los que marquen las decisiones de la contienda, sino el interés de todos los pobladores".
"Haremos un acto de confianza en que es posible que tengamos un año electoral en el que se busque el desarrollo verdadero y la justicia para nuestro pueblo. Un año en que seamos capaces de convivir respetando los derechos de los diferentes, aunque sean de la oposición", señaló el presidente de la CEB.
La Constitución boliviana permite sólo dos mandatos consecutivos, sin embargo, el presidente Evo Morales, que gobierna Bolivia desde 2006, buscará este año su tercer periodo hasta 2020, con el aval de una decisión del Tribunal Constitucional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad