Páginas vistas en total

sábado, 13 de octubre de 2012

horas más recibirá sepultura cristiana en sitio de honor, por disposición del gobierno municipal que tendrá a Gregorio entre los ilustres de la Villa. Gobernador le rinde pleitesía

El sacerdote oblato Gregorio Iriarte quien en vida fue considerado defensor de los oprimidos y marginados fue homenajeado ayer por el presidente de Bolivia, Evo Morales y el gobernador Edmundo Novillo. Igualmente, el pleno del Concejo Municipal aprobó una ordenanza que señala que sus restos descansen en un sitio de honor del Cementerio General.

Iriarte falleció la tarde del pasado jueves en la clínica San Vicente luego de ser internado a causa de una fibrosis pulmonar que terminó cegando su vida.

Sus restos serán velados hasta las 10:00 de hoy en el Arzobispado y luego, en la Catedral Metropolitana, se realizará una misa en su honor precidida por el monseñor Luis Sainz.

La mañana de ayer el pleno del Concejo Municipal instruyó que el cuerpo del sacerdote sea enterrado en un sitio de honor del Cementerio General al lado de intelectuales, escritores, poetas y otros próceres que marcaron la historia boliviana.

HOMENAJE El presidente Evo Morales rindió un minuto de silencio al sacerdote católico en un acto de celebración realizado ayer, en la ciudad de La Paz, por el Día de la Descolonización. Entre tanto el gobernador Novillo promulgó el Decreto gubernamental 196 que rinde homenaje al sacerdote católico por su contribución a la democracia y los derechos humanos. 

Iriarte escribió más de 30 libros y entre los más destacados está “Análisis de la Realidad”. En vida recibió diferentes distinciones y reconocimientos.

Canción

Luis Rico/cantautor

Junto a una delegación de estudiantes de la Universidad Tomás Frías de Potosí, conocí al padre Gregorio Iriarte en el mes de diciembre del año 1967 cuando el campamento minero de Siglo XX lloraba a sus masacrados en la Noche de San Juan. 

Nos alojó en la Radio Pío XII y bajo la lluvia, lloramos en la Plaza del Minero. Allá reafirmamos la necesidad de nuestro canto para acompañar las penas, las alegrías y las esperanzas del pueblo trabajador. 

Hoy nos sentimos huérfanos con la partida del padre de la comunicación en Bolivia.
A Gregorio Iriarte:
Los mineros le recuerdan en su altura desde donde se miraba el campamento la sirena que llamaba a las tres puntas de mineros protegiéndose del viento.
Los mineros le escuchaban de reojo cuando a Dios lo convocaba por un rato cuando se iba de paseo por la mina escuchaba la opinión del sindicato.
Tiempos malos con rebaja de salarios, tiempos duros de milicos y amenazas, tiempos malos de mineros masacrados en la fiesta de San Juan de la esperanza.
Todo el norte Potosí cantó en la radio Kalampiando su alegría y sus velorios dando palo al General en cada horario el Malako con su risa en auditorio.
Allá arriba se inició la gran cadena de emisoras sindicales solidarias dando clara la palabra de condena al Gobiernomilitar de las infamias.
Hoy la mina de coraje lo recuerda con tu misa solidaria y permanente. Hoy le lloran las comadres en su veta de ollas llenas de comida en Siglo XX.
Hoy se va Gregorio Iriarte a cielo abierto donde pronto rendirá todas sus cuentas y nosotros solitarios y en desvelo rezaremos con el “Tío” para que 
vuelva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad