Páginas vistas en total

viernes, 10 de agosto de 2012

ignora si un ciudadano es o no creyente, su pertenencia a la Iglesia, es tema vital en cualquier lugar del mundo menos en Bolivia, el censo se desentiende totalmente

La boleta del Censo de Población y Vivienda 2012 preguntará incluso la forma de botar la basura, pero no interrogará sobre la religión de los bolivianos. La exclusión no parece inocente, dada la larga cadena de ataques del gobierno de Evo Morales contra la Iglesia Católica y la evidente intención de promover una suerte de nuevo culto oficial pachamamista. Para un régimen que considera al cristianismo como un lastre colonial y que ha hecho de supuestos “cultos originarios” reinventados parte de su folclore político, el hecho de que más del 90% de los bolivianos se defina a favor de alguna confesión cristiana no deja de ser un obstáculo para la hegemonía ideológica. De ahí que, probablemente, la intención sea invisibilizar la realidad cultural y las tradiciones espirituales del país, allanando el camino para la promoción de la idolatría al Estado encarnado en el “hombre providencial”, Evo Morales, encargado de refundar la historia. Además, los enfrentamientos del presidente y sus funcionarios con la jerarquía católica frecuentemente se han producido a raíz de los cuestionamientos de esta última al creciente fenómeno del narcotráfico, críticas que en reiteradas ocasiones provocaron la furia de la burocracia gobernante. Entre otras “perlas”, Evo ha comparado a la Iglesia con el Chapulín Colorado, la acusó de “aliada de la oligarquía” y se declaró “decepcionado del Papa”, mientras su viceministro de descolonización, Félix Cárdenas, la tildaba de “fundamento del racismo”….

Fuente: eju.tv - La religión excluida del Censo
http://eju.tv/?p=225778

No hay comentarios:

Publicar un comentario

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad