Páginas vistas en total

domingo, 6 de mayo de 2012

cuando el Evangelio nos recuerda al Buen Pastor, el Obispo Estanislao nos pide una respuesta justa, sincera ante la falta de entendimiento


En su homilía pronunciada desde la Catedral de esta ciudad, Monseñor Estanislao Dowlaszewicz expresó preocupación por la falta de entendimiento en el país y exhortó a los sectores movilizados para que junto a los responsables del país “busquen una respuesta justa, sincera, clara a través del diálogo serio, abierto con el deseo de llegar a la meta final y encontrar el bien común para todos”.

El Obispo pidió que la búsqueda de soluciones no sea “solamente palabras o promesas que a veces juegan a la pulseta, sino una respuesta que va producir frutos de bien, armonía, entendimiento y paz para nuestro país”.

A tiempo de solidarizarse moralmente con los indígenas del Parque Nacional Isiboro Sécure que se encuentran marchando en defensa de su habitad en medio de dificultades; lamentó que “hay algunos que no permitan el paso –de la marcha– por su comunidad, que impiden entrar a la Iglesia del pueblo que es la casa de Dios y la casa de todos, que es un lugar de encuentro con Dios y con los hermanos especialmente el día domingo, día del Señor, donde el Señor es el Buen Pastor que conoce, cuida, defiende y guía a todo su rebaño” afirmó.
En ese sentido, el prelado volvió a poner de manifiesto parte del último comunicado de la Conferencia Episcopal Boliviana donde los Obispos reafirman “los pueblos indígenas, como todos los sectores, tienen el derecho a expresar libremente y con medios pacíficos, como es una marcha, sus legítimas aspiraciones. Esperamos que se eviten iniciativas que buscan dividir a los mismos pueblos, provocar enfrentamientos y fundamentalmente falsear la verdad.”

Al referirse al evangelio del domingo dijo que “Las expresiones que repite Jesús son:” permanecer” y “dar fruto”. La imagen de la vid y los sarmientos muestran lo que significa ser Discípulo para los cristianos de todos los tiempos: estar unidos a Jesús, escuchar, actualizar y hacer vida su Palabra e implicarse en la realidad –esto trae como consecuencia- dar fruto. Actuar así, da gloria al Padre y sentido pleno y alegría profunda a la vida” manifestó.
Monseñor Estanislao invitó a todos los creyentes a permanecer en Cristo alimentándose de Él y sin apartarse de la verdad “Permanecer en la verdad es desenmascarar todas las mentiras y falsedades personales y sociales, en la familia, en casa, en la Iglesia y en la política” agregó.

Aseguró que si permanecemos en Cristo nuestra vida tiene sentido y produce frutos, compromiso y testimonio “El árbol bueno se reconoce por sus frutos buenos” resaltó.
“No puedo decir que soy verdadero discípulo de Cristo si los únicos frutos de mi vida son: la burla, la mentira, doble moral, explotación a otros, egoísmo, orgullo, desprecio a Dios, a la vida y a los hermanos, engaños, la drogadicción, alcoholismo y narcotráfico” finalizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad