Páginas vistas en total

jueves, 28 de mayo de 2015

el Francisco que viene, así titula El Deber, al anunciar que el papa, está mediando en los mayores conflictos del planeta. lo hace con valentía y rectitud. no hay problema grande donde no esté su mano, su intervención y su tremenda autoridad. bien por El Deber en puntualizar su rol pacificador.

El papa Francisco llegará a América Latina en julio para visitar Ecuador, Bolivia y Paraguay en lo que se anticipa será un viaje histórico para la región. El primer papa latinoamericano asumió el pontificado en marzo de 2013 y, desde entonces, no ha dejado de marcar la agenda internacional como uno de los líderes globales de mayor influencia en el concierto mundial.

El pontífice, que llegará a Bolivia entre el miércoles 8 y el viernes 10 de julio, ha puesto en marcha el más ambicioso proceso de reformas desde el Concilio Vaticano II ocurrido en los años 60 del siglo pasado. Francisco apunta, en este sentido, a que la Iglesia deje atrás los oropeles, el lujo y el verticalismo de las antiguas instituciones y se transforme en una entidad más cercana a los pobres, los jóvenes, los ancianos y los sectores más vulnerables de la sociedad. 

Más allá de la Iglesia, Francisco ha apostado por la paz en el mundo y ha intervenido en la mayor parte de los grandes conflictos internacionales. Su participación como mediador entre Cuba y Estados Unidos para el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países ha demostrado que el papa puede modificar el curso de la realidad global mucho más radicalmente de lo que muchos piensan. Fiel a este importante proceso, el papa Francisco estará en Estados Unidos y Cuba en septiembre donde brindará discursos y planteará líneas de acción de gran relevancia para América Latina.

El respaldo del papa Francisco a la histórica demanda de los palestinos a constituir un Estado soberano e independiente, que a su vez respete la existencia y convivencia con Israel, forma parte de este complejo proceso. Mucho más osada ha sido su acción sobre los otros conflictos desatados en Oriente Medio, en particular, Siria e Irak, donde el Estado Islámico está matando a cientos de civiles, muchos de los cuales son cristianos, en el marco de una guerra santa contra Occidente. 

Por momentos, pareciera que nada es imposible para la acción del papa en el mundo, incluso para tratar asuntos tan complejos como la demanda marítima boliviana que hoy divide a Bolivia y Chile. El Vaticano ha dicho que la visita será eminentemente pastoral y los analistas advierten que no se conocerá nada de aquellas gestiones hasta tanto no brinde un resultado tangible. Ese papa comprometido con las reformas en la Iglesia católica y con la paz mundial será el que nos visite en julio próximo para fortuna y bendición de todos los bolivianos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad