Páginas vistas en total

martes, 11 de enero de 2011

en clara referencia a leyes sobre educación que quieren el monopolio para los gobiernos el Pontífice se mostró preocupado

Benedicto XVI considera “preocupante” que la educación en América Latina sea “puesta en peligro” u “obstaculizada” con leyes “que amenazan con crear una especie de monopolio estatal en materia escolástica”, aunque no mencionó a ningún país.

Sin embargo, según dijeron fuentes oficiales vaticanas, con esas palabras el Papa se refería de forma implícita a países como Venezuela y Bolivia, que han aprobado leyes educativas duramente criticadas por la Iglesia y otros sectores de la sociedad.

En Bolivia, el Gobierno promulgó la nueva Ley de Educación “Avelino Siñani-Elizardo Pérez” en diciembre del pasado año pese a la oposición de la Iglesia Católica, los sindicatos de maestros y la oposición, que consideran que la nueva ley discrimina a algunos sectores y que promueve el “adoctrinamiento político” de los estudiantes.

El Papa manifestó ayer esa preocupación ante los embajadores de los 178 países que tienen relaciones diplomáticas con la Santa Sede en el tradicional encuentro de principios de año.

El discurso del Papa se centró en la defensa de la libertad religiosa como camino fundamental para la construcción de la paz, y en esa línea dijo que reconocer la libertad religiosa “significa, además, garantizar que las comunidades religiosas puedan trabajar libremente en la sociedad, con iniciativas en el ámbito social, caritativo o educativo”.

“Es preocupante que este servicio que las comunidades religiosas ofrecen a toda la sociedad, en particular mediante la educación de las jóvenes generaciones, sea puesto en peligro u obstaculizado por proyectos de ley que amenazan con crear una especie de monopolio estatal en materia escolástica, como se puede constatar por ejemplo en algunos países de América Latina”, agregó.

Recordó que este año muchos de esos países celebran el bicentenario de su independencia, lo que consideró “una ocasión propicia para recordar la contribución de la Iglesia Católica en la formación de la identidad nacional”.

El Pontífice exhortó a todos los Gobiernos de esos países a promover sistemas educativos que respeten “el derecho primordial de las familias a decidir la educación de sus hijos, inspirándose en el principio de subsidiariedad, esencial para organizar una sociedad justa”.

En Venezuela, el Gobierno y la oposición están enfrentados por la nueva ley orgánica de educación, que el ejecutivo de Hugo Chávez defiende como una herramienta para la “construcción de la nueva sociedad socialista”, pero rechazada por la oposición porque la considera “ideologizante y excluyente”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad