Páginas vistas en total

domingo, 27 de enero de 2013

ausente del púlpito habitual en la Catedral de SC, retomó la palabra Julio Cardenal de Bolivia. que el Censo no sea manipulado y que cada cual tome su parte en cuanto a frecuencia inaceptable de accidentes


Tras poco más de tres meses de ausencia de las misas dominicales por la hemorragia digestiva que tuvo que enfrentar, el cardenal Julio Terrazas retornó este domingo a la Catedral de Santa Cruz para encontrarse con el país y referirse a temas de coyuntura como el Censo, los accidentes de tránsito y el carnaval.
Poniendo siempre por delante la palabra de Dios, el cardenal inició su homilía con una evidente recuperación en su estado de salud, aunque optó por estar sentado para dirigirse hacia la gente que respondió con aplausos su retorno a su tradicional misa de domingo.
Fue en ese ambiente en el que se desenvolvió el cardenal, quien enfatizó en su homilía en los resultados del censo que fueron presentados el pasado miércoles por el Gobierno. La máxima autoridad eclesiástica pidió porque los resultados que deben estar llenos de espíritu de vida y de hermandad, no sean manipulados.
"Lo habíamos dicho ya antes, se acuerdan ustedes cuando animanos a que todo el pueblo vaya y participe del Censo y decíamos entonces y lo repito hoy ojalá que los resultados no sean manipulados, es esto lo que tenemos que seguir pidiendo, no es una condena a quienes han hecho o no han hecho mal el Censo, es un llamado a que poniendo nuestra mano en el corazón digamos no tanto mi interés personal o de grupo sino el interés de esta patria", expresó.
En esa línea dijo que es hora de que "todos se levanten" para construir la patria y que "no haya unos cuantos privilegiados que se creen dioses y quieren construirla a su gusto y manera".
Accidentes
Respecto a la serie de accidentes de tránsito que se suscitaron en los últimos días en diferentes carreteras del país y que dejaron aproximadamente 80 muertos, el cardenal pidió dejar de mirar los hechos de lejos y empezar a poner nuestro granito de arena para que los accidentes se eviten. Se preguntó además dónde se encuentran las autoridades cuando suceden estos siniestros.
"Nunca nos ponemos de frente para decir: ‘la carretera señores no es una pista para correr, es un espacio para llevar a la gente, al pueblo, para trasladarlos de un lado para otro’. No podemos hacer de nuestras carreteras, que son ya bastante  insignificantes, centros donde cada uno quiere demostrar que es el mejor piloto que existe en la región o en el país", cuestionó.
Tiempo de solidaridad
Terrazas, haciendo hincapié en que el espíritu de la vida se imponga siempre frente al dolor, invocó a la población a que en el carnaval también se viva un tiempo de solidaridad y alegría que pueda contagiarse de persona a persona.
"Estamos invitados a alegrarnos cuando se alegran algunos y entristecernos cuando se entristecen otros, estamos llamados a ser solidarios, en estos tiempos en que se derrocha, dicen, alegría, canciones y danzas nos corresponde mirar al que no puede alegrarse, aquel que no puede danzar, aquel que no puede disfrazarse, aquel que no puede gozar de bailes escondidos o públicos y quizá un sentimiento puede brotar en nuestros corazones para ayudar al otro, para que participe el otro", instó.
Terrazas concluyó indicando que la palabra de Cristo es espíritu y es vida, a la cual se debe acudir cuando enfrentamos pruebas difíciles a las que somos sometidos, no por Dios, sino por la "alcurnia y el poder que reinan tan maliciosamente en nuestros ambientes".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

invitación a comentar lo publicado. la única restricción está en un lenguaje pulcro, directo, sin insultos ni palabras soeces que dañen la dignidad